Francia comenzará a vacunar el 15 de junio a todos los mayores de 18 años

Francia comenzará la vacunación contra el coronavirus a todos los adultos sin distinción de edad o estado de salud a partir del 15 de junio, anunció este viernes el presidente, Emmanuel Macron.

Las personas de 50 años o más podrán solicitar una cita a partir del 15 de mayo para vacunarse, mientras que las mayores de 18 años podrán hacerlo desde el 15 de junio, señaló a través de Twitter.

Este avisó llegó después de que este viernes se anunciara que aquellos entre 18 y 55 años con patologías crónicas, como cáncer, diabetes, insuficiencia cardíaca o renal, pero también con obesidad, podrán comenzar a vacunarse a partir de este sábado.

Estas nuevas fechas se divulgaron un día después de que Macron explicara el calendario de retirada progresiva de las medidas restrictivas que afectan a toda Francia y que se aplicará en distintas fases.

Según esa agenda, Francia volverá a la normalidad el 1 de julio, un día después de que desaparezca el toque de queda, tras ocho meses, y concluyan las limitaciones de aforo en los establecimientos públicos, siempre que la situación sanitaria lo permita.

Sin embargo, las medidas podrían volver de forma puntual a departamentos o regiones en caso de agravamientos locales de la pandemia.

El Gobierno francés ha explicado que la progresiva eliminación de las restricciones es posible por el avance de la campaña de vacunación. Actualmente, 15,2 millones de franceses han recibido al menos una dosis de vacuna, lo que supone el 22,7 % de la población total.

Más de la mitad de la población adulta de Baleares presenta sobrepeso u obesidad

Así lo recoge la Encuesta Europea de Salud 2020 publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística. El 44,6% de la población de 18 años y más presenta un IMC normal y el 3%, un peso insuficiente.

El sedentarismo aparece en el 50,2% de los encuestados. En el ámbito laboral, el 29% de los baleares pasa sentado la mayor parte del día, con un porcentaje superior en mujeres.

Además, un 7,9% no camina ningún día a la semana para desplazarse, y un 47,2% no realiza ejercicio físico durante su tiempo de ocio.

Los resultados de la encuesta revelan que Baleares es la región con mayor porcentaje de ciudadanos que valoran positivamente su salud (82,9%). Son los que menos acudieron a consultas médicas en 2020 (el 78,7% lo hizo), y a urgencias (13,8%), si bien los que más hospitalizaciones registran (13,2%). El 1,9% hizo uso de hospitales de día y el 56,2% fue al dentista.

EL 24% DE LOS FUMADORES DIARIOS CONSUME MÁS DE 20 CIGARRILLOS AL DÍA

Por otro lado, el 52% de los encuestados apunta que nunca ha fumado, porcentaje que es mayor entre mujeres (62,5%). Entre los fumadores diarios, el 44% consume entre 10 y 19 cigarrillos al día, y un 24,2% más de 20 cigarrillos al día.

Además, un 88,4% de los encuestados sostiene que está expuesto al tabaco más de cinco horas al día en lugares cerrados. Sólo un pequeño porcentaje, menos de un 2%, utiliza o ha utilizado alguna vez cigarrillos electrónicos.

BEBIDAS ALCOHÓLICAS

El 80% de los encuestados no ha realizado consumo intensivo de alcohol a lo largo de 2020. Se considera consumo intensivo más de 6 unidades de bebida estándar 60 g de alcohol puro en un intervalo de 4-6 horas en hombres, y más de 5 unidades de 50g en mujeres.

Un 0,6% de los hombres reconoce haber realizado este tipo de consumo a diario o casi a diario.

Descubren que un fármaco usado para tratar enfermedades cardiacas en humanos corrige la obesidad en ratones

Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han descubierto que un fármaco ya en uso en humanos e indicado para varias enfermedades cardíacas corrige la obesidad en ratones, que perdieron un 40% de peso comiendo incluso una dieta rica en grasas.

Según informó este jueves el centro de investigación, la obesidad es una enfermedad inflamatoria, es decir, una reacción defensiva crónica del organismo ante la agresión que le supone el exceso de nutrientes. Partiendo de este conocimiento, un grupo de investigadores dirigido por Nabil Djouder, jefe del Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrientes y Cáncer del CNIO decidió intentar combatir la obesidad evitando la inflamación.

Su trabajo, que se publica esta semana en 'Nature Metabolism', muestra que un fármaco ya en uso contra enfermedades cardiovasculares, la digoxina, reduce la inflamación y logra una pérdida de peso de un 40% en ratones obesos, sin efectos secundarios.

La digoxina llega a revertir por completo la obesidad: los ratones tratados alcanzan el mismo peso que los animales sanos no obesos. Los ratones también se curaron de los trastornos metabólicos asociados a la obesidad.

La digoxina actúa reduciendo la producción de una molécula llamada interleucina 17A o IL-17A, que generalmente provoca inflamación. El trabajo identificó así la IL-17A como elemento causal de la obesidad: “Cuando se inhibe la producción de IL-17A o la ruta de señalización que esta molécula activa no hay obesidad”, afirmó Djouder.

Los investigadores descubrieron que la IL-17A actúa directamente en el tejido adiposo, causando la obesidad y las alteraciones metabólicas graves asociadas al sobrepeso. Estas patologías forman parte del llamado síndrome metabólico y son, entre otras, la diabetes de tipo 2, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares. La obesidad aumenta también el riesgo de padecer cáncer.

“Dado que a día de hoy no hay tratamientos médicos eficaces contra la obesidad ni el síndrome metabólico, la digoxina puede representar una opción terapéutica efectiva”, escribieron en el trabajo publicado en 'Nature Metabolism'.

Los animales, obesos por estar sometidos a una alimentación hipercalórica, siguieron comiendo lo mismo a la vez que tomaban digoxina. Sin embargo, mostraron una activación del metabolismo basal, que genera un consumo del exceso de grasa y la pérdida de peso.

El grupo de Djouder en el CNIO observó pérdida de peso ya a las pocas semanas, sin efectos adversos. Los beneficios se mantuvieron durante al menos 8 meses, lo que sugiere que no se desarrollan mecanismos de resistencia.

“Es tentador proponer que los pacientes con obesidad podrían tomar digoxina durante un periodo corto, hasta estabilizar la pérdida de peso, y que después sigan una dieta saludable”, puntualizó Ana Teijeiro, primera firmante del trabajo. “El fármaco podría indicarse además contra patologías asociadas a la obesidad, como la hipercolesterolemia, la esteatosis hepática o la diabetes tipo 2”.

Un diabético de 59 años recorre los 4.600 kms que separan los parques temáticos de Disney de California y Florida

Un diabético insulinodependiente corrió unos 4.600 kilómetros entre los parques temáticos Disneyland, en California, y Walt Disney World, en Florida, para demostrar una vez más que su situación de salud no ha sido una barrera para hacer ejercicio.

Don Muchow, de 59 años, culminó este lunes la travesía entusiasmado porque ama correr y por "ser el primero" en proponerse dicha meta entre ambas atracciones.

La carrera entre los parques de Disney en Estados Unidos forma parte de una un poco más larga entre la costa pacífica estadounidense y la atlántica, de Newport Beach (California) a Indialantic Beach (Florida), que prevé terminar este miércoles.

El atleta cuenta en su blog que comenzó a correr en febrero de 2020, pero debido a la muerte de su padre y la pandemia interrumpió la travesía entre marzo y septiembre de ese año.

Muchow se ha consagrado como corredor de maratones y también de las modalidades de Iroman y Ultrarunner después de una vida sedentaria y llena de temores.

El deportista cuenta en su blog que en 2003, cuando tenía 42 años y 22 kilos de sobrepeso, se dio cuenta de que su profesor de gimnasia estaba equivocado al advertirle de que el ejercicio sería "demasiado peligroso" por su enfermedad.

Recordó que no era el más rápido o el más joven, pero supo que el "ejercicio era crucial para ayudar a los diabéticos tipo 1 a mantenerse sanos, controlar el azúcar en la sangre y minimizar las complicaciones".

Se queja de que los médicos no pudieron responder sus preguntas sobre cómo hacer malabarismos con el ejercicio, la insulina y la comida para evitar cambios peligrosos de azúcar en la sangre, "el miedo más profundo y oscuro de todos los diabéticos tipo 1".

Muchow expresó en una entrevista con News 6 que un amigo le sugirió que corriera de Disneyland a Walt Disney World.

"Una pequeña bombilla se encendió en mi cabeza y dije: 'No creo que nadie haya hecho eso, vamos a buscarlo', y nadie lo había hecho. Así que para mí fue especial, ayudarme a cumplir un sueño", expresó Muchow.

El diabético narra en su blog que empezó con carreras cortas y fue aumentando hasta correr grandes distancias.

"Para mi sorpresa, no morí ni terminé en la sala de emergencias. Comencé a creer que todo era posible, si me preocupaba por los detalles de T1 (la diabetes Tipo 1)", dijo Muchow.

"Muchos de nosotros queremos estar activos, queremos estar sanos, queremos evitar complicaciones, pero hay complicaciones para evitar complicaciones, y quería ayudar a las personas que vivían con la enfermedad a ver que hay formas seguras para hacer incluso cosas épicas", dijo a News 6.

Coágulos sanguíneos y covid-19: cinco factores de riesgo

En los últimos días ha habido una gran preocupación en torno a los coágulos sanguíneos, especialmente después de conocer una alerta de Alemania sobre personas que han sufrido trombosis en las venas cerebrales –un coágulo sanguíneo en el cerebro– después de recibir la vacuna de AstraZeneca. Otros países europeos han expresado su preocupación por el posible aumento del riesgo de embolias pulmonares y trombosis venosa profunda tras la vacunación.

Sin embargo, AstraZeneca afirma que actualmente no hay pruebas de que los episodios registrados estén asociados a la vacuna, y que el número de coágulos sanguíneos notificados después de recibir la vacuna no es mayor de lo que ocurriría normalmente.

La coagulación, una función extremadamente importante en el cuerpo humano, ayuda a prevenir la pérdida excesiva de sangre tanto dentro como fuera del cuerpo cuando se daña nuestra piel, los órganos internos o los vasos sanguíneos.

Pero aunque puede ser un proceso normal y esencial, si un coágulo se desprende de donde se formó, puede resultar peligroso, sobre todo si se aloja en un órgano o en una arteria demasiado estrecha. Esto es lo que se conoce como un émbolo y puede bloquear el flujo sanguíneo arterial, que es esencial para los órganos vitales y puede derivar en una embolia pulmonar (coágulo de sangre en los pulmones), un accidente cerebrovascular isquémico (coágulo en el cerebro) o un ataque cardíaco. También puede bloquear las venas, como una trombosis venosa profunda en las piernas, conocida como trombo.

Hay muchos factores que pueden aumentar la probabilidad de que una persona desarrolle un coágulo de sangre. Destacaremos cinco:

Las personas obesas tienen más del doble de probabilidades de desarrollar un trombo (coágulo de sangre en la pierna) en comparación con las personas de peso normal. Esto se debe a que la obesidad provoca una inflamación crónica y una reducción de la fibrinólisis (capacidad de descomponer los coágulos).

La inflamación crónica también se produce como resultado de tener menos óxido nítrico en el cuerpo. El óxido nítrico es una molécula que protege el endotelio especializado (el revestimiento de los vasos sanguíneos) y evita que las células se adhieran a la superficie endotelial. Incluso a una edad temprana, las personas obesas tienen niveles significativamente más bajos de óxido nítrico.

Es esta cantidad reducida de óxido nítrico en las personas obesas la que aumenta el daño en el revestimiento de los vasos sanguíneos, aumentando a su vez el riesgo de formación de coágulos.

Fumar aumenta el riesgo de formación de coágulos hasta el triple.

Al igual que en el caso de la obesidad, el tabaquismo reduce la cantidad de óxido nítrico en el cuerpo y favorece que la sangre se pegue para formar coágulos. Este proceso es impulsado en parte por el aumento significativo de los niveles de fibrinógeno, un componente importante en la coagulación, presente en la sangre de los fumadores.

Las sustancias químicas de los cigarrillos también hacen que las plaquetas de la sangre se peguen. Juntos, estos factores hacen que la sangre sea más espesa, lo que dificulta el bombeo del corazón por el cuerpo, dañando a su vez el revestimiento interno de los vasos sanguíneos.

Viajar largas distancias en avión o estar inmovilizado durante un largo periodo después de una intervención quirúrgica importante pueden aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos en forma de trombosis venosa profunda (TVP), es decir, coágulos sanguíneos en las piernas. La incidencia típica de este tipo de trombosis es de una por cada 1.000, pero se multiplica por tres en los vuelos de más de tres horas.

Como la sangre no fluye tanto, las células y proteínas de la sangre se asientan y forman grumos. Cuando la persona vuelve a moverse, estos coágulos pueden desplazarse por el cuerpo y bloquear un vaso sanguíneo si no se deshacen. Un mayor índice de masa corporal, la edad y el tabaquismo aumentan el riesgo de desarrollar una trombosis venosa profunda por inactividad o en los vuelos.

Hasta una de cada cuatro personas que han sufrido un traumatismo importante, que provoca daños en los vasos sanguíneos –por ejemplo, si se han roto huesos grandes– desarrollan coágulos. En estos casos, la formación de coágulos está relacionada tanto con las lesiones de los propios vasos sanguíneos como con el reposo en la cama, a menudo prolongado, asociado al tratamiento y la recuperación.

Asimismo, las personas con cáncer tienen entre cinco y siete veces más probabilidades de desarrollar coágulos. Esto se debe a que algunos cánceres producen cantidades crecientes de factores de coagulación. El cáncer también daña los tejidos sanos, lo que hace que se hinchen y coagulen.

Se ha comprobado que las mujeres que toman la píldora anticonceptiva oral combinada, que contiene estrógenos y progesterona, tienen un ligero aumento de riesgo de sufrir coágulos. Otros anticonceptivos orales muestran niveles de aumento similares, con aproximadamente 6-17 eventos adicionales por cada 10.000 mujeres tratadas, dependiendo del fármaco utilizado, en comparación con las mujeres que no toman el anticonceptivo oral.

Los ingredientes de los anticonceptivos aumentan los niveles de varios factores de coagulación que circulan en la sangre, lo que aumenta las probabilidades de que se formen coágulos en las venas.

La investigación también muestra que los pacientes de covid-19 tienen niveles significativamente elevados de una molécula que se forma cuando hay coágulos presentes.

Esto se debe a que la covid-19 ataca las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos, lo que provoca un aumento de los coágulos en todo el cuerpo y se presenta como una enfermedad vascular.

Un estudio también descubrió que entre el 2 % y el 9 % de los pacientes con covid-19 desarrollan émbolos pulmonares. Y tienen entre tres y seis veces más probabilidades de desarrollar coágulos en las venas en comparación con el resto de la población. Otros factores –como el reposo en cama y la edad– pueden aumentar el riesgo de coágulos en estos pacientes.

Pero, aunque muchos factores pueden aumentar el riesgo de que una persona sufra coágulos sanguíneos, todavía no hay pruebas que sugieran una relación directa entre estos y la vacuna de AstraZeneca.

Artículo traducido gracias a la colaboración con Fundación Lilly.

Jameela Jamil pide que se investiguen a fondo «las muertes por obesidad»: «Su malestar es ignorado por los médicos»

La actriz Jameela Jamil ha reflexionado este lunes sobre la obesidad y la discriminación que sufren las personas que la padecen, pues considera que la sociedad está desinformada sobre esta enfermedad. "No podemos tener una conversación justa sobre cualquier problema de salud o muerte relacionado con el sobrepeso", ha expresado en sus redes sociales.

La modelo y presentadora ha compartido un texto en el que denuncia que "montones de personas" con obesidad fallecen porque hay sanitarios que fijan una relación directa entre sus síntomas y su peso: "Hay personas que enferman seriamente porque su malestar es ignorado por los médicos". Según Jamil, el ámbito de la salud "no investiga su bienestar con profundidad".

La intérprete británica cree que hay pacientes con "cáncer, quistes, enfermedades respiratorias, tumores cerebrales y problemas ginecológicos potencialmente mortales" que "los médicos pasan por alto a menudo". "No pueden ver más allá de su fobia a las grasas", lamenta.

"Hasta que las personas más grandes que el 'promedio' no sean tratadas por igual por los médicos, y no descartadas y deshumanizadas de manera generalizada y frecuente, no podremos tener una conversación justa sobre cualquier problema de salud o muerte relacionado con la obesidad", ha zanjado.

¿Blanca, beige o marrón? No toda la grasa corporal es mala

The Conversation

Cuando pensamos en el tejido adiposo, inevitablemente nos vienen a la mente los impopulares "michelines", que a día de hoy percibimos como un problema. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la capacidad de almacenar como depósitos de grasa el excedente de energía ingerida ha permitido la supervivencia de nuestra especie. Osea, que hay mucho que agradecerle.

El principal reservorio de grasa en nuestro cuerpo es el tejido adiposo blanco, pero existe también un tejido adiposo marrón. Este último tiene una función opuesta, ya que nos permite “quemar” la grasa almacenada, disipando la energía como calor. Eso lo convierte en una interesante diana en la lucha contra la obesidad y sus complicaciones.

Los alimentos contienen nutrientes que nos proporcionan la energía (calorías) que nuestro cuerpo necesita para funcionar. Si ingerimos más calorías de las que gastamos no las desaprovechamos, sino que las convertimos muy eficientemente en grasa (triacilglicéridos) que almacenamos en unas células, los adipocitos, que forman el tejido adiposo blanco.

Este reservorio de grasa queda disponible para hacer frente a situaciones de escasez de alimentos, en las que podemos movilizar los triacilglicéridos almacenados para obtener la energía que necesitamos. Por eso la grasa aporta una ventaja evolutiva. O más bien la aportaba hasta hace poco. Porque en la época actual, y a diferencia de lo que ha venido ocurriendo a lo largo de miles de años de evolución, nos encontramos frente a una situación bastante diferente.

En estos momentos, la mayoría de individuos de nuestra especie tiene a su disposición una amplia oferta de alimentos, algunos excesivamente calóricos. Si a los frigoríficos y despensas a rebosar le sumamos que nuestro estilo de vida es cada vez más sedentario, la consecuencia inmediata es que acumulamos grasa en exceso y engordamos.

La grasa subcutánea –esto es, la de los michelines– más característica de las mujeres, es la menos problemática. El mayor riesgo para la salud se asocia a la grasa visceral, que es la que se deposita rodeando a órganos como el hígado, corazón o los intestinos.

Es importante resaltar también que el tejido adiposo no solo sirve como reservorio de energía. Los adipocitos blancos son capaces de producir y liberar a la sangre sustancias bioactivas conocidas como adipocitoquinas, con una importante función reguladora del metabolismo. El problema viene cuando acumulamos demasiada grasa en nuestros adipocitos, porque en ese momento la producción de adipocitoquinas se desregula. Como consecuencia, aumentan los procesos inflamatorios y la resistencia a la insulina, que son el detonante de diversas patologías.

Resumiendo, el acúmulo de grasa corporal en forma de sobrepeso u obesidad ha alcanzado a día de hoy dimensiones de pandemia, y van asociado a enfermedades cardiovasculares y a una larga lista de patologías, incluyendo diferentes tipos de cáncer e, incluso, un mayor riesgo de daño cognitivo.

Si bien el tejido adiposo blanco es el más abundante, existe otro tipo de tejido adiposo, el marrón. Se distingue porque, en respuesta al frío y otros estímulos, moviliza las reservas grasas y libera energía en forma de calor. El proceso se conoce como termogénesis adaptativa, y resulta muy útil para mantener la temperatura corporal en animales, incluidos los hibernantes. Además, en pequeños mamíferos, la termogénesis adaptativa se pone en marcha también frente a la ingesta de dietas ricas en calorías, lo cual les ayuda a mantener el peso corporal.

En el caso de los humanos, durante muchos años se pensó que el tejido adiposo marrón era importante en recién nacidos para regular la temperatura corporal, pero que desaparecía en adultos. La sorpresa surgió hace poco más de una década, cuando se describió que los humanos mantenemos tejido adiposo marrón en edad adulta que es capaz de activarse para generar calor, utilizando ácidos grasos y glucosa.

Este descubrimiento potenció la aparición de proyectos encaminados a identificar diferentes formas de activar la termogénesis en el tejido adiposo marrón para perder peso, mejorar la salud cardiovascular y pararle los pies a la diabetes. Uno de ellos fue el proyecto europeo DIABAT, que se desarrolló entre el 2011 y el 2015, en el que participaron centros de investigación de 12 países europeos, incluido nuestro grupo de Nutrigenómica y Obesidad de la Universidad de las Islas Baleares.

Las investigaciones continúan avanzando, y son múltiples las evidencias que apuntan a los beneficios de la grasa marrón. Por ejemplo, recientemente se ha publicado que la presencia de tejido adiposo marrón está relacionada con un menor riesgo cardiovascular. Y que podría mitigar las complicaciones asociadas a la obesidad, como la diabetes, hipertensión o niveles de lípidos elevados en sangre.

Aunque lo ideal es no acumular grasa en exceso, la buena noticia es que los depósitos de grasa blanca pueden convertirse en lo que ha venido a considerar un tercer tipo de grasa, la grasa beige.

La transformación forma parte de un proceso conocido como marronización. Resulta interesante porque los adipocitos beige son un tipo de células similares a los adipocitos marrones. Como ellos, expresan la proteína UCP1 o termogenina, y por lo tanto pueden realizar termogénesis. Eso sí, están localizados dentro del tejido adiposo blanco.

La marronización del tejido adiposo blanco se puede inducir con estímulos adecuados, como la exposición al frío. Pero también con fármacos, con determinados nutrientes, e incluso con el ejercicio físico. Esta posibilidad es interesante porque con la conversión de grasa blanca en grasa beige se potenciaría la eliminación de los lípidos y glucosa circulantes. Y al incrementar de esta forma el gasto energético contribuiríamos a mantener el peso corporal y la salud metabólica.

Parece indiscutible que estamos ante un arma muy poderosa para combatir la epidemia mundial de obesidad y de diabetes.

Paula Oliver Vara, Catedrática de Bioquímica y Biología Molecular. UIB, CIBEROBN, IdISBa, Universitat de les Illes Balears

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Alicia Fernández: «La cantidad de comida que damos a nuestros perros y gatos no debe ser al azar ni por demanda»

La obesidad no es una epidemia que afecte solo a los humanos, sino que afecta también en gran parte a nuestras mascotas. De hecho, la prevalencia de la obesidad canina se encuentra entre el 22 y el 50%, y la de los felinos entre el 19 y el 52%. Al igual que ocurre en nuestro caso, un exceso de peso en perros y gatos puede tener repercusiones negativas para su salud a largo plazo, por lo que evitar la obesidad deber ser una prioridad entre los dueños de mascotas.

Alicia Fernández Vitali, especialista en nutrición canina y felina de AniCura Abros Hospital Veterinario, nos da algunas indicaciones de cómo hacerlo en esta entrevista.

La obesidad entre perros y gatos es bastante elevada. ¿A qué se deben estas cifras?

En general, dichos datos se deben a hábitos equívocos, por parte de los propietarios, en la mayoría de los casos por no tener conocimiento de que están alimentando a su mascota inapropiadamente y a que es muy complicado que las mascotas hagan ejercicio si no salen de casa.

El momento de darles la comida muchas veces se emplea como una expresión de cariño hacia los perros o los gatos. Los cuidadores piensan que están haciendo feliz a su amigo por ofrecerles lo que les gusta y en la cantidad que demandan, pero lo que logran inconscientemente de esta manera es sobrealimentarlos y provocar una patología tan importante como la obesidad.

Si bien existen otros factores que favorecen el sobrepeso como son la edad, la raza, la esterilización y determinados medicamentos o enfermedades, no debemos olvidar que la vida, cada vez más estresante y absorbida por el trabajo, hace que se les dedique, a nuestras queridas mascotas, menos tiempo para el ejercicio y el juego.

O sea, que les damos de comer demasiado a nuestras mascotas y hacen poco ejercicio…

Sí, ambas cosas se combinan de una forma increíblemente negativa para hacerles perder su peso ideal, su estado de salud y, en definitiva, acortarles su esperanza de vida. El riesgo de sufrir obesidad es inversamente proporcional a la cantidad de ejercicio realizado.

Si hablamos de los perros, es más fácil organizar juegos y sacarlos a pasear o a correr. Para los canes glotones existen comederos slow eat e interactivos, que ayudan a comer más despacio, de ese modo se sentirán más saciados y tendrán una mejor digestión.

En el caso de los gatos que salen al exterior no suelen tener problema con la comida y saben administrarse, pero en los gatos “indoor”, los cuidadores deberán enriquecer el ambiente. Esto se logra teniendo en casa lugares en altura donde el gato pueda acceder y encontrar un pequeño comedero o algún juguete de su gusto. Necesitamos que se mueva y lo hará solo si algo lo motiva. Existen también para los gatos juguetes y comederos interactivos que los entretienen mucho y los obligan a moverse y a comer más despacio. Así mismo, se les puede motivar a hacer ejercicio saltando para atrapar una pluma, un ratoncito o una pelota con cascabeles… ¡Suelen encantarles!

¿Qué consecuencias tiene para la salud de nuestras mascotas tener obesidad?

Existen enfermedades asociadas a la obesidad, como la diabetes mellitus, la osteoartritis, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, la infertilidad, la hiperlipidemia, las enfermedades dermatológicas, renales y urinarias, las afecciones respiratorias, el cáncer y la intolerancia al ejercicio físico y al calor; sin olvidarnos que los riesgos quirúrgicos y anestésicos son mayores si el perro o el gato sufre sobrepeso u obesidad al momento de la cirugía.

Es una pena ver, en los gatos con mucho sobrepeso, como dejan de acicalarse al no poder hacerlo, algo que les gusta y lo necesitan, ya que son extremadamente limpios. Esta es una situación que les estresa mucho. Por eso generalmente notamos en estos gatos que su piel y su pelo ya no lucen tan bonitos.

En los perros, incluso jóvenes, nos damos cuenta cómo su actividad física se ve menguada por el sobrepeso, su respiración se nota realmente afectada y la interacción con la familia es mucho más pasiva.

¿Qué podemos hacer para evitar estas cifras?

Está claro que si los cuidadores de mascotas alimentan correctamente a su mascota y el ejercicio forma parte de su rutina diaria, estas altas cifras se evitarían. Mi recomendación es recurrir al veterinario. Nadie como él sabrá orientar a los cuidadores en los pasos a seguir en esta tarea que requiere concienciación, dedicación y paciencia. No solo basta con la voluntad por parte de los propietarios, sino que también es importante el consejo apropiado y el seguimiento adecuado por parte del profesional ya que cada mascota es única al igual que su dueño, por lo que los profesionales adaptarán los consejos, las pruebas, la dietas, los ejercicios, en cada caso de la manera más conveniente tanto para prevenir como para curar la obesidad.

¿Cómo calculamos la cantidad de comida que damos a nuestras mascotas?

La cantidad de alimento que damos a nuestras mascotas no debe ser dada al azar ni por demanda. Detrás de los sacos de pienso o en las etiquetas de los alimentos húmedos vienen indicadas las cantidades sugeridas por el fabricante para el peso del animal. Ahora bien, no todos los piensos vienen con esa diversidad. Cuanto más baja sea la gama del alimento, menos variedad tendremos y por lo tanto las sugerencias del saco serán muy generalistas.

Además, hay alimentos industriales que se elaboran según el tamaño, la edad o el estado fisiológico de la mascota. Es aconsejable guiarse por esa tabla y proporcionarle la cantidad que corresponde para el peso ideal del perro o del gato, pero… ¿cómo sabemos si nuestra mascota está en su peso óptimo? Para esto el veterinario es el mejor aliado, es la persona en la que confiamos la salud de nuestro querido amigo, ¿quién mejor que él para orientarnos? Nadie va a ser más objetivo

Lo importante es medir o pesar la cantidad diaria del alimento que le corresponde al animal y saber que debemos incluir en esa cantidad el 10% de kcal en premios, si es que se les dan. En todo caso, siempre es recomendable controlar el peso de la mascota dos o tres veces al año.

¿Cuántas veces deberían comer al día?

Los perros adultos y senior deberían comer dos o tres veces al día. Aunque hay determinadas patologías que requieren que se ingieran más tomas diarias y más pequeñas para facilitar la digestión y el metabolismo.

Si hablamos de cachorros, tendremos que adaptar la cantidad de tomas según los días o meses que tengan. Cuanto más pequeños necesitarán comer más a menudo.

En los perros no es recomendable dejar la comida para que coman a voluntad salvo en los casos de las madres que están amamantando a sus cachorros. De esta manera también se estará afirmando quién es el amo y por lo tanto quién impone las pautas.

En los gatos lo aconsejable es que tengan siempre pienso en sus comederos, puede estresarse mucho si no es así. Su hábito natural es ir a comer al menos veinte veces al día, a esto lo han heredado de sus ancestros…alimentarse de a poco y cazando pequeñas presas, por eso les gusta tanto que su comida no esté tan al alcance de la mano, les encanta “cazar” … ¡Su excelente olfato e instinto les permitirá no morirse de hambre!

¿Es mejor darles comida cuando piden o con un horario y cantidades fijas?

Horario y cantidad, ambas cosas son fundamentales no solo para su salud, sino también, como he dicho anteriormente, para su educación.

¿En qué casos debemos dar fórmulas especiales, más ligeras…?

Con la cantidad, variedad y oferta de alimentos que existen en el mercado es muy fácil no poder centrarse en qué es lo mejor para alimentar a nuestro amigo y qué calidad estoy comprando. Si nos referimos a fórmulas especiales light, debemos diferenciarlas de las hipocalóricas, las cuales tienen aún menos kilocalorías y son dietas que deben prescribir los veterinarios.

Si nuestra mascota no sobrepasa el 15% de su peso ideal, podemos darle una dieta light en la cantidad indicada por el fabricante para su peso óptimo, no para el que tiene, si no la mantendríamos en ese sobrepeso. Pero si el porcentaje es mayor lo recomendable sería darle una dieta con menos kilocalorías, la cual suele tener incrementada la cantidad de fibra y de proteína para otorgarle más saciedad.

Está claro que siempre querremos lo mejor para nuestros amigos porque se lo merecen, pero… ¡Qué responsabilidad tan grande tenemos en nuestras manos! Nada más y nada menos que su salud.

Bulgaria suspende la vacunación con Astrazeneca al morir una mujer vacunada con patologías previas

La suspensión en Bulgaria del fármaco contra la covid de AstraZeneca se debe a la muerte de una mujer con patologías previas de 57 años horas después de ser vacunada, aunque no se debió a la formación de trombos.

El Gobierno búlgaro anunció este viernes que dejará de vacunar con AstraZeneca hasta que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) garantice que no hay riesgo en su uso.

"La decisión de suspender la vacunación con AstraZeneca es por la muerte de una mujer de 57 años con varias patologías. Estamos a la espera de la conclusión de los análisis forenses. Definitivamente no se ha diagnosticado la formación de trombos", explicó a la prensa el ministro de Sanidad, Kostadin Angelov.

Varios países europeos han suspendido el uso de esta vacuna tras registrarse casos graves de trombos o problemas de coagulación en personas que la habían recibido.

El ministro y los responsables médicos búlgaros señalaron que era precipitado establecer un vínculo directo entre la vacunación y el fallecimiento y que se debía esperar al resultado final de las investigaciones.

La muerte fue causada por una insuficiencia cardiovascular aguda con edema pulmonar. El ministro aseguró que la fallecida tenía varias patologías previas, entre ellas cardíacas, y presentaba también sobrepeso.

La vacunación se produjo en la tarde del jueves, tras el examen de un cardiólogo que dio el visto bueno. La mujer no tuvo problemas inmediatos tras la vacuna pero esta madrugada falleció antes de que llegaran los servicios de urgencia.

Los resultados de las pruebas realizadas a la fallecida saldrán en una semana, y hasta entonces, al menos, se suspende la vacunación con ese fármaco. Entretanto se espera que la EMA también ofrezca una recomendación, añadió Angelov.

La suspensión del uso de AstraZeneca es especialmente problemática en Bulgaria, un país que ha apostado principalmente por este fármaco y al que los problemas de distribución, junto al escepticismo de la población, le han convertido en una de las naciones que más lentamente está inmunizando.

Hasta el momento, sólo el 4,45 % de la población ha recibido al menos una dosis, menos de la mitad que la media de la Unión Europea.

Dinamarca y Noruega han suspendido temporalmente la vacunación con este medicamento, mientras que países como Italia, Austria o Luxemburgo han dejado en suspenso el uso de algunos lotes concretos.

Los padres de dos adolescentes pierden su custodia por el sobrepeso que presentaban los menores

Dos adolescentes de Sussex (Inglaterra) han sido retirados del cuidado de sus padres después de que los servicios sociales plantearan preocupaciones sobre su sobrepeso ante la justicia. Así, la jueza, Gillian Ellis, ha dictaminado que los padres perderán la custodia de los menores y estos serán llevados a hogares de acogida a largo plazo, informa el diario The Guardian.

El personal de servicios sociales del consejo del condado de West Sussex fue quien alertó a un juez de la corte de familia sobre las condiciones de los jóvenes. Para lo que se le facilitó a la familia tanto Fitbits (rastreadores de ejercicios) como la tarifa del gimnasio, así como la inscripción en Weight Watchers, una empresa especializada en la pérdida de peso.

Sin embargo, meses después de que comenzaran los procedimientos de la corte de familia, no hubo reducción en el peso de los niños. Además, los padres no proporcionaron las grabaciones de sus Fitbits, ni asistieron a las citas de Weight Watchers de manera constante.

La magistrada mantiene que los padres de los niños no parecían comprender la seriedad de las preocupaciones planteadas por el personal de servicios sociales, por lo que no habían establecido límites ni promovían la alimentación saludable y el ejercicio. Asimismo, señaló que los niños necesitaban la oportunidad de "aprender formas de vivir de manera más saludable" y mejorar su salud al perder peso.

“Todos están de acuerdo en que este es un caso muy triste e inusual, de una familia amorosa, donde los padres satisfacen muchas de las necesidades básicas de los niños, pero en el que la autoridad local se ha preocupado de que los padres no estén satisfaciendo las necesidades de salud de los niños”, dijo la jueza en su fallo.