Salud ve «ridícula» la resolución que obliga a vacunar a policías y guardias civiles en Cataluña: «No tiene rigor»

“Ridículo”. Así ha calificado el doctor Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública de Cataluña, la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obliga a vacunar en los próximos 10 días a 4.500 policías nacionales y guardias civiles para equipararlos a los mossos. Argimon ha manifestado este martes que, tanto él como la doctora Carmen Cabezas, subdirectora general de Promoción de la Salud, son médicos y que como tales no discriminan a ningún colectivo: “Me importa un rábano cuál sea su profesión. A nosotros, médicos, nos han formado para dar cura y asistencia a todo el mundo”, ha dicho visiblemente indignado en rueda de prensa.

“Suficientemente complicado es todo esto -refiriéndose al proceso de vacunación- como para que ahora tengamos que adaptarnos también a criterios judiciales. Es ridículo; aquí quienes opinan son los jueces. A lo mejor también tendré que preguntarle al juez si hay que vacunar con Pfizer, Moderna o Janssen”, ha criticado Argimon, y ha añadido: “Esto es un tema de salud que se ha politizado y judicializado. Esta decisión, desde el punto de vista científico, es poco rigurosa y poco seria”.

Además, el secretario de Salud Pública ha informado de que, antes de que saliera esta sentencia del TSJC, ya le había llegado otra reclamación por parte de los Bomberos de la Generalitat para que se les vacunará a ellos también, y sin embargo no ha tenido la más mínima repercusión ni en la política, ni en los medios, ni tampoco en los tribunales. "Esto no se ha politizado ni judicializado", ha remarcado.

Si en semanas anteriores se había vacunado a personal esencial como Mossos d'Esquadra (así como a profesores o farmacéuticos), se debe a la medida -errónea a ojos de Argimon- del Ministerio de Sanidad que prohibía vacunar a menores de 55 años con AstraZeneca, por lo que se decidió vacunar a personal esencial menor de ese límite que edad. No obstante, ahora que se ha ampliado la edad para vacunar, se había vuelto a priorizar a las personas de mayor edad, independientemente de su profesión, porque la evidencia científica indica que este es un factor mucho más determinantes a la hora de sufrir una Covid-19 grave.

No obstante, la justicia prefiere igualar porcentajes entre agentes de diferentes cuerpos policiales. Así, la resolución judicial viene a entorpecer el plan de vacunación que busca priorizar según la edad de la población (factor de riesgo) antes que por profesión, y en los próximos 10 días Salut tendrá que destinar 4.500 dosis de vacunas a funcionarios de la Guardia Civil y Policía Nacional en lugar de otros colectivos que, bajo un criterio estrictamente científico, lo podrían requerir con mayor urgencia.

Revolución en la previsión del cáncer de mama: un nuevo modelo podrá prever el riesgo de desarrollarlo a 20 años vista

Por primera vez, será posible prever el riesgo que tiene cada mujer de desarrollar cáncer de mama hasta a veinte años vista, gracias a un modelo que han desarrollado médicos e investigadores del Hospital de Mar y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona. Hasta ahora, solo se podía predecir como máximo a dos, a cinco o a diez años el riesgo que una mujer desarrolle esta enfermedad.

La propuesta, presentada este jueves, tiene en cuenta la edad de las mujeres, los antecedentes familiares de cáncer de mama, antecedentes de lesiones benignas a la mama y patrones sospechosos en pruebas de imagen anteriores. El modelo tiene una capacidad de discriminación de hasta el 64%, a pesar de que los autores están analizando otra variable, la densidad de la mama, para incrementar su capacidad de predicción.

Esto puede permitir diseñar un seguimiento personalizado para cada tipo de paciente. De este modo, a las mujeres de más riesgo se les podría hacer chequeos con más frecuencia que a las que presentan un menor riesgo. A día de hoy, las pruebas se hacen cada dos años, indistintamente a todas las mujeres de entre 50 y 69 años.

"Actualmente, la criba de cáncer de mama trata igual a todas las mujeres de entre 50 y 69 años. Pero dentro de este colectivo hay mujeres que, en función de sus características, pueden tener más riesgo de sufrir la enfermedad que otras. Son variables que hay que tener en cuenta", apunta Javier Louro, matemático e investigador predoctoral del Grupo de investigación en Epidemiología y Evaluación de la IMIM-Hospital del Mar.

En esta línea, la doctora Marta Román, investigadora principal del proyecto y miembro del Servicio de Epidemiología y Evaluación del Hospital de Mar, destaca que este estudio "proporciona información esencial en la hora de plantear seguimientos más personalizados de las mujeres participantes en el cribado mamográfico. A las mujeres de más riesgo se les podría ofrecer hacer una mamografía cada año o una resonancia magnética, que es más precisa, en lugar de una mamografía cada dos años. En cambio, a las participantes de menor riesgo, el tiempo entre estos se podría ampliar".

El trabajo, publicado en la revista PLOS-ONE, ha revisado datos de casi 122.000 mujeres, que se han sometido a una mamografía de control en el Hospital del Mar y en el Hospital de Sant Pau de Barcelona entre los años 1995 y 2015.

Así, los investigadores han podido analizar veinte años de datos de los programas de criba, con un seguimiento mediano de 7,5 años de las mujeres que pasaron por los programas. De las 122.000 mujeres que se sometieron a las pruebas de detección, 2.058 acabaron desarrollando un cáncer de mama.

El análisis revela que el riesgo más alto se detectaba en las que tenían antecedentes familiares de esta enfermedad, lesiones benignas proliferativas y calcificaciones activas.

El trabajo da continuidad a la línea de investigación de evaluación en cribado poblacional de cáncer de mama liderada por el doctor Xavier Castells, jefe del Servicio de Epidemiología y Evaluación del Hospital de Mar. Así mismo, sigue las líneas marcadas por la European Conference donde Personalized Early Detection and Prevention of Breast Cancer (ENVISION), para la personalización de los programas de criba y, además de abrir la puerta a modificar la frecuencia de las pruebas en función de las variables de riesgo de las pacientes, también puede permitir adaptar el tipo de prueba diagnóstica a cada caso.

Todo sobre la ‘rave’ de Llinars: ¿Quién la organizó? ¿Cómo les sancionarán? ¿Por qué la policía no desalojó antes?

El pasado sábado 2 de enero los Mossos d’Esquadra desalojaron una multitudinaria ‘rave’ de Fin de año que se celebraba en una nave abandonada de Llinars del Vallès (Barcelona), tras más de 40 horas de fiesta y congregar al menos a 300 personas. Todo ello en plena pandemia de la Covid-19 y cuando en Catalunya no se permiten reuniones de más de 10 personas y dos grupos burbuja.

El operativo policial se saldó con dos detenidos, cinco investigados y 215 personas identificadas. Los arrestados, acusados de organizar la 'rave', han pasado este lunes a disposición del juzgado de guardia de Granollers y han quedado en libertad con cargos.

Ambos tendrán que comparecer periódicamente en el juzgado. Los detenidos han contestado solo a las preguntas de sus abogados. Según la defensa, ellos han negado ser los organizadores de la fiesta ilegal y han denunciado que son "cabezas de turco".

En cuanto al resto de investigados, serán citados a declarar cuando se considere oportuno a medida que avance la instrucción, según ha apuntado el TSJC en un comunicado.

La patronal del ocio nocturno en Catalunya, Fecasarm, y la plataforma estatal de ocio nocturno y espectáculo Spain Nightlife han anunciado que se personarán como acusación popular en el proceso judicial. Según las patronales, "no se puede permitir que hechos como este queden sin el castigo más elevado que prevé la normativa".. Además, han avanzado que pedirán al Gobierno que impulse una reforma del Código Penal para tipificar como delito las conductas relacionadas con la propagación de enfermedades y epidemias.

A continuación, respondemos algunas dudas sobre el caso de la 'rave' de Llinars.

La ‘rave’ se celebró en una nave abandonada a las afueras de Llinars del Vallès (Barcelona). En ella se dispusieron dos escenarios, altavoces y todo el equipamiento DJ necesario para que la música no dejara de sonar. Como elemento decorativo, colocaron una gran calavera con gorro de Papá Noel.

No. El acceso era gratuito y cada asistente se encargaba de traer su propio alcohol, drogas y comida. Los participantes dormían en sus propios vehículos (coches, furgonetas y autocaravanas), que estaban aparcados en los alrededores de la nave.

Los Mossos están investigando cómo se realizó la convocatoria del evento. Todo apunta a que se anunció a través de panfletos o ‘flyers’ y por mensajes entre ellos.

En el dispositivo intervinieron 200 agentes. En total, fueron diez equipos de la Brigada Móvil de los Mossos, nueve equipos de ARRO, diez patrullas de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Granollers, Trànsit, efectivos de Investigación, de Mediación y Comunicación, entre otros. También había efectivos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

En la operación, retiraron con una excavadora las vallas de piedra que broqueaban el acceso a la nave y los agentes rodearon a los participantes de la rave y les identificaron. Los Mossos ya habían anunciado el viernes por la noche que desalojarían a los asistentes si no se marchaban por su propio pie.

El operativo finalizó con 215 personas identificadas, dos detenidos y cinco investigados.

A pesar de que se vivieron momentos de tensión, el desalojo finalizó sin ninguna incidencia destacable. "Hacemos un balance positivo", explicó el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero.

Los Mossos recibieron el primer aviso de la ‘rave’ alrededor de las 22.00 horas del jueves 31 de diciembre, debido al colapso de turismos, furgonetas y autocaravanas en la carretera C-251 a Llinars para acceder a la nave. No obstante, el desalojo no se inició hasta el sábado 2 de enero a las 12.00 horas.

Josep Lluís Trapero subrayó que el contexto de pandemia hizo que se tuvieran que tener presentes otros criterios más allá del orden público y policial. Por ello, el día 1 de enero los Mossos pidieron a la Conselleria de Salud de la Generalitat un protocolo a seguir.

Además, el dispositivo se aplazó porque no se disponía de efectivos suficientes, dado que se había activado el dispositivo extraordinario de Fin de año, y actuar antes no habría tenido “garantías” ni para los agentes ni para los asistentes, según fuentes policiales. Así mismo, tampoco se disponía de información sobre el lugar y las personas que participaban en la fiesta.

Ninguno de los asistentes fue sometido a prueba PCR ni ningún otro test para detectar posibles casos de coronavirus. Tampoco había constancia de la presencia de ningún positivo en la fiesta.

El conseller de interior, Miquel Sàmper, apuntó que durante el desalojo sí se efectuaron 61 tests de alcoholemia a los conductores, antes de que abandonaran el recinto con sus vehículos. Todos dieron negativo, aunque sí hubo un positivo en el drogotest.

Los presuntos organizadores, que fueron detenidos y ya han pasado a disposición judicial, son una mujer de 29 años holandesa y con vecindad en Ámsterdam, y un hombre de 22 años, de nacionalidad española y con domicilio en Tarragona.

A ambos se les acusa de un delito de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, ya que se negaron a poner punto y final a la macrofiesta. Los organizadores tendrán que enfrentarse a sanciones de hasta 600.000 euros. Según han informado los Mossos a la agencia ACN, no se tiene constancia de antecedentes en ninguno de los dos acusados.

En el desalojo de la nave se identificó a 215 personas, que serán denunciadas por vulnerar la normativa vinculada a las restricciones sanitarias con sanciones de 3.000 euros. También hay cinco personas investigadas por presunto delito de desobediencia.

Entre los identificados había 100 españoles, 35 franceses, 10 italianos y 10 andorranos, además de personas procedentes de Austria, Holanda y Luxemburgo. En el caso de los extranjeros, las multas podrían no llegar a afectarles nunca. Además, la policía apunta que muchos de los participantes se podrían haber marchado antes del operativo, que se realizó cuando la fiesta llevaba 40 horas en marcha.

Barcelona refuerza la atención psicológica pública ante la «pandemia emocional» que sufre la ciudad

"Tenemos una crisis de salud mental en nuestra ciudad". Así de contundente se ha mostrado la concejala de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Gemma Tarafa, sobre los efectos psicológicos de la Covid-19 en la ciudadanía, en una rueda de prensa este martes.

Según datos del consistorio, el 48,9% de los barceloneses vivieron como "duro" o "muy duro" el confinamiento domiciliario, y el 15,1% de lo hicieron en soledad, en muchos casos involuntaria. A parte, el 90% de la población admite preocupación frente a la situación actual y el 60% de los jóvenes creen que el virus afectará negativamente en sus vidas.

Ante esta situación, el Ayuntamiento ha optado por reforzar el Plan de Choque de Salud Mental, que ya impulsó el pasado mes de mayo a causa de la pandemia, con un presupuesto de 1,5 millones de euros. Este plan de choque se sitúa en el marco del Plan de Salud Mental que Barcelona puso en marcha en 2016, lo que la convirtió en la primera ciudad española en tener uno.

Así, el plan se ha fortalecido con tres iniciativas, que cuentan con la colaboración del Colegio de Psicología de Cataluña: la creación de grupos de acompañamiento al duelo, grupos de apoyo emocional y el incremento de espacios para las consultas dedicadas a la atención psicológica de los jóvenes.

Los grupos de acompañamiento al duelo se podrán en marcha a partir de este miércoles, 4 de noviembre, con reuniones en Ciutat Vella, Eixample y Nou Barris, en espacios adaptados para evitar contagios en el exterior de las bibliotecas. Tanto psicólogos como Ayuntamiento consideran necesaria la medida debido a que en la primera ola de la pandemia hubo un "exceso de mortalidad" en la ciudad de Barcelona, con más de 3.500 fallecidos. "Muchísimas personas no pudieron vivir el duelo como habrían deseado. Ya es duro que muera un ser querido, pero aún más que no le podamos despedir ni gestionar el duelo", ha apuntado Tarafa.

En cuanto a los grupos de apoyo emocional, se iniciarán el 13 de noviembre en distintos puntos de la ciudad repartidos entre Sant Martí, Sant Andreu, Nou Barris y Ciutat Vella, y estarán abiertos al conjunto de los barceloneses, igual que el anterior.

El refuerzo de espacios de consulta para jóvenes de 12 a 22 años, se realizará de tal forma que a finales de año habrá uno en cada distrito, todos ellos con la presencia de psiquiatras y psicólogos que acompañarán a los usuarios, quienes podrán acudir sin cita previa. Esto se ha anunciado un día después de presentar la Encuesta a la Juventud de Barcelona 2020, que refleja las dificultades económicas, educativas y la negatividad de cara al futuro que sufre esta parte de la población.

"Somos conscientes de cómo están los vecinos y vecinas de nuestra ciudad. En la primera ola teníamos sensación de miedo e incertidumbre. Ahora, a estas sensaciones sumamos angustia, rabia, enfado y tristeza". "El primer paso es visibilizar que ésta es la situación para poder acompañarlo", ha explicado la concejala.

El decano del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, Guillermo Mattioli, ha celebrado la estrecha relación entre los profesionales y el consistorio, y ha señalado la importancia de esta labor: "Ahora es el momento de la respuesta profesional. Los psicólogos saben que un sufrimiento que dura demasiado puede convertirse en un cuatro clínico", ha dicho.

"La distancia física necesaria se convertirá en distancia relacional y el miedo a hacer daño me hará actuar como una bomba humana involuntaria" ha apuntado el experto, no sin matizar que esto no tiene nada que ver con lo que defienden los negacioncitas, quienes asegura "explican todo con una terrorífica simplificación".

Salud tilda de «deficientes» e «intrusivas» las medidas anti-Covid que propone el Gobierno para las grandes ciudades

El secretario general de Salud en Cataluña, Marc Ramentol, ha calificado como "deficientes" e "intrusivas" las medidas contra la Covid-19 que el Ministerio de Sanidad propone para las ciudades de más de 100.000 habitantes.

En rueda de prensa, Ramentol ha informado de que las medidas del Ministerio ya se aplican en Cataluña, y además "en ciudades con indicadores mucho mejores" que los que proponen desde Madrid, porque el Departamento de Salud de la Generalitat considera que "la lógica en una epidemia es avanzarse y no ir a remolque".

En esta línea, Ramentol ha aseverado que las medidas que del Ministerio "van a remolque de la epidemia, con una incidencia acumulada que no tiene ningún municipio de más de 100.000 habitantes en Cataluña", y ha explicado que lo correcto es todo lo contrario: "Se trata de ir un paso por delante de la epidemia, y no de poner medidas cuando la transmisión comunitaria es desaforada y el impacto asistencial es muy grave".

Por otro lado, Ramentol ha apuntado que la propuesta del Ministerio es "políticamente intrusiva", porque "afecta a la capacidad organizativa que ya tiene el Instituto Público de Salud". "Tenemos nuestros protocolos, nuestros comités de expertos y nuestra red asistencial que desarrolla las tareas de diagnóstico, seguimiento y vigilancia epidemiológica", ha dicho.

En este sentido, Ramentol ha explicado que en Cataluña "tenemos muy clara la manera de actuar: una manera que ha conseguido estabilizar un primer rebrote que hubo en el mes de julio en el Segrià, donde a raíz de la aplicación de nuestras medidas hemos conseguido estabilizar la epidemia". Así, ha recordado que para lograr el objetivo de doblegar la curva de contagios "lo primero que hay que hacer es aplanarla".

Salud recomienda tener sexo en espacios abiertos para prevenir el coronavirus

La Agencia de Salud Pública de Barcelona ha publicado recientemente una serie de recomendaciones para practicar sexo seguro en tiempos de pandemia. Si antes ya era necesario tomar precauciones para evitar las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), parece que el coronavirus se ha sumado a la lista de problemas a prevenir durante el acto.

No hay evidencia científica de que la enfermedad de la Covid-19 se transmita a través del sexo. No obstante, sí se contagia por vía respiratoria, y durante el acto es fácil exponerse a la respiración o saliva de la pareja, que sí transmiten el virus. Por ello la Agencia de Salud recomienda "no besar ni intercambiar saliva con personas con quien no se convive".

Si bien el consejo de no dar besos durante las relaciones sexuales ya resulta llamativo, el siguiente causa todavía más: hacer el amor en espacios abiertos para prevenir los contagios. Según la información publicada por la Agencia de Salud Publica, "hay menos riesgo si las relaciones se mantienen en espacios grandes, abiertos, y bien ventilados".

Parece que las personas sin pareja estable tienen complicado practicar sexo de la forma convencional sin correr riesgos. Además de no besar a los no convivientes, Salud dice que, si no se practica, mejor que mejor: "Se recomienda reducir al mínimo las relaciones sexuales con personas no convivientes", expone.

Como alternativa, la Agencia de Salud apunta una serie de prácticas sexuales "seguras", sin contacto físico con otras personas. Se trata de la masturbación personal, el visionado de vídeos eróticos, el 'sexting' o las reuniones virtuales.

En el caso de que se vaya a tener contacto directo con otra persona, Salud recomienda, como ya estamos acostumbrados, extremar las medidas de higiene. Así, aconseja "ducharse o lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes y después del sexo, lavar con agua y jabón los juguetes sexuales en caso de utilizarse, y desinfectar los teclados y las pantallas si se comparten con alguien".

Sobre este tipo de recomendaciones anti-Covid en el sexo, el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital Vall d'Hebron, Benito Almirante, aseveró que si tomamos medidas como no besarnos ya "no estaríamos hablando de una relación afectiva".

En declaraciones a 20 Minutos, el doctor apuntó que "estas recomendaciones no pueden entrar en las casas de las personas" y que "no tener afectividad podría hacernos salir de esta crisis con más daños".

Salud advierte: la pandemia en Cataluña se encuentra “en estabilidad peligrosa”

La situación epidemiológica de la Covid-19 en Cataluña continúa estable, como ya venía anunciando el Departamento de Salud las últimas semanas. Eso sí, el coordinador de la unidad de seguimiento de la Covid-19, Jacobo Meriondoz, ha advertido de que se trata de una “estabilidad peligrosa”, ya que la media actual de mil casos diarios “no es poca cosa” y que un incremento de esta cifra podría situarnos rápidamente en “niveles realmente preocupantes”, ha explicado en rueda de prensa.

“Mil casos diarios ya tensiona la parte sanitaria y comporta una serie de problemas para residencias y colegios. Con el doble o el triple de casos, las cosas podrían complicarse mucho”, ha dicho. Por ello, insiste en la importancia de tomar las medidas de seguridad que conocemos (distancia, manos, mascarilla). “No es estabilidad de estar tranquilos, sino de estar atentos y tomar al máximo las medidas de autorresponsabilidad”, ha dicho.

Cataluña ha registrado este jueves 1.589 nuevos casos positivos y seis fallecidos más que en las anteriores 24 horas, según el último balance de Salud. Hasta ahora en la comunidad se han contado 134.185 casos acumulados de coronavirus y 13.051, muertes.

En estos momentos, la zona que más preocupa es la del Camp de Tarragona, especialmente su capital: "Tarragona ciudad empieza a ir hacia arriba", ha informado el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon.

Salud ha observado que medidas extraordinarias como el confinamiento del Segrià “tienen un claro impacto en la reducción de los contagios” y que el descenso de las curvas se notan entre los siete y los 14 días después de aplicarlas. De todas formas, Mendioroz ha matizado que aplicar restricciones extra no es la medida por la que apuestan primeramente, aunque sí “como último recurso”.

En el caso concreto de Lleida, por ejemplo, Mendioroz ha explicado que tras el confinamiento general, la ciudad incrementó el número de casos de Covid-19 en una cantidad importante, con un crecimiento que “hacía pensar que se doblarían cada semana”. Por ello se procedió al confinamiento perimetral, “Para evitar escampar el virus por el resto de la región”, a la vez que se aplicaron también medidas internas que aún daban cierta movilidad. 14 días después, la curva "empezó a aplanarse", pero todavía no era suficiente; por lo que se impusieron medidas todavía más restrictivas. Dos semanas después de esto, se ha observado cómo el impacto del virus, por fin, "empieza a descender”. Así mismo, cuando volvieron a relajar las medidas, los datos apuntan una ligera subida de casos.

Los resultados del confinamiento de Lleida también indican que, en el momento en que en un territorio existe transmisión comunitaria, el virus llega a espacios delicados como residencias o, ahora en septiembre, a los colegios. “Podemos ver que cuando hay muchos casos en la ciudad, también paralelamente se producen pequeños brotes en las residencias como efecto de la transmisión comunitaria de la ciudad”, ha expuesto Meriondoz.

En cuanto a la parte hospitalaria, los datos indicarían que las restricciones del Segrià "no se aplicaron a tiempo" para impedir la saturación de su único hospital, el Arnau de Vilanova de Lleida, que a día de hoy continúa con “muchas camas ocupadas con pacientes, también en la UCI”.

Este estudio que Salud está realizando sobre el impacto de las restricciones para evitar la propagación del coronavirus viene por la intención de la Unión Europea de plantear fases y medidas comunas para todos los países de la comunidad, ya que "todavía no existe una definición de a partir de en qué momento hay que aplicar restricciones de movilidad e interacción social", y actualmente cada país aplica normas distintas a su criterio.

En este sentido, el Departamento de Salud ha anunciado que se seguirá analizando “qué tipo de medidas aplicar y cuál es el mejor momento para hacerlo”, para conseguir "adaptarlas para evitar los efectos nocivos” que tienen en la sociedad.

Salud hará cribajes masivos y sistemáticos en las residencias catalanas a partir de la próxima semana

Salud hará cribajes masivos de Covid-19 en las residencias de ancianos de toda Cataluña a partir de la próxima semana. Está previsto que se realicen de forma sistemática y prolongados en el tiempo, "cada 15 días o tres semanas”, según ha informado el secretario de Salud Publica, Josep Maria Argimon, en rueda de prensa. Los cribados “funcionarán como los de abril y mayo”, dado que la transmisión del virus es comunitaria y las residencias son un entorno donde se considera fácil su propagación.

Argimon ha apuntado que la pandemia del coronavirus en Cataluña se encuentra en “situación estable” desde hace dos semanas, a pesar de que eso no es un indicador positivo: “No estamos bien. No necesitamos estabilidad, sino que la curva descienda”, ha aseverado este martes, por lo que ha pedido una vez más reducir la interacción social para detener la circulación del virus, ya que esto afectará tanto a la apertura de las escuelas como a la seguridad en las residencias. “En cada encuentro que hagamos con amigos o familia tenemos que pensar si es estrictamente necesario”, ha añadido el coordinador de la unidad de seguimiento de la Covid-19 en Cataluña, Jacobo Meriondoz.

Cataluña ha registrado hasta este martes 131.863 casos confirmados acumulados de coronavirus, 793 más que en el recuento del lunes, según el último balance de Salud. La cifra de fallecidos totales asciende a 13.033, 12 más que los registrados el lunes. En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 700, lo que supone un aumento de uno respecto al lunes.

La tasa de rebrote se mantiene alta en la comunidad y este martes se sitúa en 190,74. Se trata de una cifra similar a la de mediados de abril; no obstante, Argimon ha matizado que la situación no es la misma: “Durante el mes de abril las PCR eran de gente con sintomatología y, en muchos casos, llevaban al ingreso. Ahora intentamos hacer una búsqueda más activa, cribajes masivos de asintomáticos, búsqueda de contactos… El hecho de buscar más hace que encontremos más casos e incrementa el riesgo de rebrote”, ha explicado.

La última semana Salud ha realizado 17.000 pruebas en distintos municipios catalanes. Para los próximos días, están programados tests masivos en Lleida, Hospitalet de Llobregat, Badalona, Sant Boi de Llobregat y Salt. En estos momentos el porcentaje de PCR positivas en Cataluña es de un 7,1%, una cifra que habría que reducir por debajo del 5% para situarla en el estándar óptimo que indica la OMS.

La doctora Clara Prats se ha referido a los tests masivos como una “medida de choque” útil en aquellas zonas con alta incidencia de casos para detectar asintomáticos y retirarlos de la circulación de la epidemia, así como a sus contactos. De esta forma vamos “cortando cadenas invisibles y reducimos momentáneamente la circulación del virus”. Así mismo, ha puntualizado que esta que no es la solución del problema, dado que los cribajes no suponen una caída drástica de los casos, sino un ligero descenso en la mayoría de los casos. “El virus sigue estando”, recuerda, e insiste en la importancia de cumplir las medidas de higiene y distancia social que ya conocemos.

Sobre la aplicación 'Radar Covid' que ya funciona en otras comunidades y está previsto integrar también en Cataluña, Argimon ha apuntado que desde Salud se intentará “que el máximo de gente posible la baje”, y ha recordado que es voluntaria y anónima.

La ‘app’ informará al usuario mediante un mensaje de que ha tenido contacto estrecho con un caso positivo, algo de lo que “no se enterará”, si no la tiene instalada. “Será una ayuda”, ha dicho, no sin puntualizar que igualmente hay que seguir “fortaleciendo el actual sistema de rastreo”.

Salud hará 9.000 PCR en Sabadell, Terrassa y Ripollet a partir del miércoles

Salud realizará 9.000 tests en Sabadell, Terrassa y Ripollet entre el miércoles por la tarde y el sábado para detectar posibles casos positivos de Covid-19 y romper las cadenas de transmisión. Lo ha anunciado este martes el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, en rueda de prensa, acompañado del coordinador de la unidad de seguimiento del Covid-19 en Cataluña, Jacobo Medioroz.

En el caso de Ripollet, la actuación se realizará “puerta a puerta y comercio a comercio” a partir del miércoles por la tarde, con el soporte de mediadores y agentes cívicos del Ayuntamiento. La decisión de llevar a cabo esta estrategia se debe a que las zonas donde se está transmitiendo el virus están “claramente delimitadas”. En esta localidad se prevé realizar 2.000 PCR Los 2.000 tests previstos se realizarán en una carpa del SEM.

Por el contrario, en el caso de Sabadell y Terrassa, al no tener tan claramente delimitadas las zonas de contagio se utilizará una estrategia de detección distinta. Por ello, se colocarán dos carpas en dos zonas donde se ha visto que hay más incidencia de casos. En el caso de Sabadell, se trata de la zona sur del municipio y la Creu de Barberà.

En ambos casos las carpas se colocarán en zonas de paso, donde se cree que podría haber contacto comunitario. La previsión es hacer unas 4.000 en Sabadell y 3.000 en Terrassa.

En los cribados masivos de las cocapitales vallesanas intervendrá personal de los Hospitales Parc Taulí, Mutua de Terrassa y Consorci Sanitari de Terrassa, además de personal de Atención Primaria, el SEM y los Ayuntamientos podrán a su disposición agentes cívicos y mediadores.

En todos los casos, la realización de la prueba será voluntaria y se hará indistintamente en población de todas las edades que residan en la zona.

Argimon ha señalado que la situación en la comarca del Vallès Occidental preocupa por ser una zona muy poblada y donde ha incrementado rápidamente el riesgo de rebrote.

En el conjunto de Cataluña, el secreatio de Salud Pública ha apuntado que la situación epidemiológica "va mejorando", aunque todavía queda mucho trabajo por hacer. Argimon ha explicado que la tasa de reproducción está a 1, pero que hay que reducirla todavía más, y que el porcentaje de PCR positivas sigue siendo “demasiado alto”: del 8,1%. “Tenemos que intentar que esté por debajo del 5%”, ha dicho.

En cuanto a la polémica celebración por parte de la afición del Sabadell por su ascenso a segunda división, Argimon ha reconocido que se han llegado a preguntar si aquello podría tener alguna relación con el auge de casos de Covid-19 en la ciudad. No obstante, ha dicho que “a priori” no creen que tenga nada que ver, y que esperan que así sea, ya que la situación se complicaría todavía más: “Una infección por aglomeración es un gran problema, cuando personas que no tienen nada en común se van luego cada uno a su casa, con su familia, sus amigos, sus trabajos… A partir de aquí es cuando empezamos a tener un problema serio de verdad”, ha dicho.

En este sentido, ha lanzado un aviso para los aficionados de otros clubes de fútbol, especialmente del Barça, de cara a la celebración de otras posibles victorias, poniéndose a él mismo como ejemplo: “Yo, si el Barça gana la Champions, tendré que reprimirme. No lo veo muy claro que gane, pero si lo hace tendremos que hacer una llamada previa, porque la explosión de gozo puede ser mucha y luego el dolor del coronavirus mucho mayor”, ha alertado.

Sobre este asunto, Meriondoz también ha apuntado que “No parece que haya habido contagio masivo porque, si no, el aumento de casos sería brutal” y que, por suerte, la celebración no se llevó a cabo en una zona de la ciudad con transmisión comunitaria. De todas formas, ha avisado de que “este tipo de celebraciones en una época de epidemia tienen un riesgo importante”.

Salud evitará «a toda costa» otro confinamiento en Cataluña

El Departamento de Salud de la Generalitat tiene como objetivo “evitar a toda costa el confinamiento”. Así lo ha dicho el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, en rueda de prensa, acompañado del director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Adrià Comella y el coordinador de la unidad de seguimiento del covid-19 en Catalunya, Jacobo Medioroz.

Según ha explicado Argimon, aunque sabemos que el confinamiento es el tratamiento para evitar los contagios, “es agresivo y con efectos secundarios”. De hecho, según una encuesta de Salud en la que han participado 37.819 personas residentes en Cataluña, el confinamiento hizo que se tripicasen los síntomas de depresión y que se multiplicaran por cuatro los síntomas relacionados con la ansiedad.

Estos síntomas afectan sobretodo a la población joven, de entre 15 y 44 años, y a personas con situaciones laborales frágiles. Además, durante la cuarentena aumentó considerablemente el consumo de hipnóticos y sedantes, especialmente de los no prescritos por profesionales médicos.

Ante estos indicadores, Argimon ha insistido en que hay que evitar obsesionarse con cuándo va a llegar un nuevo confinamiento, y centrarnos en ser evitar que que esto ocurra. “Solo llegaremos a este punto cuando realmente tengamos problemas asistenciales muy importantes, de no poder dar respuesta a los casos”. Por eso, ha insistido en la importancia de tomar las medidas de precaución que ya conocemos -distancia, higiene de manos y mascarilla- para que no sea necesario imponer la drástica medida.

A día de hoy, el secretario de Salud Pública ha descartado un confinamiento con la situación epidemiológica actual, dado que en estos momentos los contagios en Cataluña se están estabilizando y que “en poblaciones que han sido focos importantes vamos mejorando, pero no podemos bajar la guardia”, ha dicho.