Emergencias Médicas de Cataluña activa un servicio de atención psicológica ante el aumento de la demanda

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de la Generalitat activa este jueves un servicio de atención psicológica con 90 especialistas que atenderán tanto a ciudadanos como a profesionales del sistema de salud, ante el aumento de la demanda de apoyo emocional por la pandemia de la Covid-19.

El SEM realizó 24.868 servicios de atención psicológica a la ciudadanía de marzo de 2020 al mismo mes de 2021, una cifra que supone un incremento del 65% respecto al año anterior.

Además, durante el mismo periodo se realizaron 3.254 intervenciones a profesionales del SEM, que necesitaron apoyo emocional.

Esta situación ha llevado al SEM a poner en marcha un equipo de 90 psicólogos que realizarán atención presencial y no presencial a ciudadanos y también a profesionales de las emergencias y de la red pública de salud.

La asistencia presencial se prestará en caso de accidentes mortales de tráfico, o casos de abusos o agresiones sexuales.

La no presencial se ofrecerá a ciudadanos y profesionales del sistema público de salud a través del teléfono 061 Salut Respon o de la aplicación web Gestioemocional.cat, entre otros canales.

El servicio se prestará en toda Cataluña las 24 horas del día y los 365 días del año.

Moderna asegura que su dosis de refuerzo es efectiva contra las variantes sudafricana y brasileña de la covid-19

La farmacéutica Moderna aseguró este miércoles que la dosis de refuerzo que está probando para hacer frente a las variantes del coronavirus de Sudáfrica y Brasil ha dado resultados prometedores, puesto que incrementa la presencia de anticuerpos que neutralizan esos virus mutantes.

Moderna hace referencia a un ensayo clínico que aun está llevando a cabo, en el que apunta que se ha utilizado una dosis de 50 microgramos de la vacuna en individuos que ya fueron inmunizados.

Además, la empresa señala que una dosis de refuerzo de otra vacuna que ha desarrollado, y que denomina mRNA-1273.351, generó una respuesta inmunitaria aún mejor que la de su vacuna actual ante la variante sudafricana.

Los resultados preliminares, que Moderna publicará en internet, aún no han sido revisados por otros científicos.

"Mientras buscamos derrotar la pandemia actual, seguimos comprometidos con seguir siendo activos según evoluciona el virus", dijo en un comunicado el director ejecutivo de Moderna, Stephane Bancel.

"Estos nuevos datos nos animan, lo que apoya nuestra confianza en que la estrategia de la dosis de refuerzo debería proteger contra estas variantes detectadas recientemente", agregó.

Moderna señaló asimismo que los efectos secundarios de este refuerzo son similares a los que se han visto después de la segunda dosis de su vacuna, entre los que se encuentran dolor en la zona de la inyección, fatiga, jaqueca y dolor muscular y de articulaciones.

La noticias de Moderna se produce poco después de que los científicos y las farmacéuticas hayan asegurado que es probable que la gente necesite una dosis de refuerzo o una vacuna anual contra el coronavirus, similar a la inyección contra la gripe que se ofrece todos los años.

Según un informe publicado por los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés), el país espera que los casos de covid-19 asciendan a lo largo del mes de mayo por la presencia de la variante del Reino Unido, antes de descender drásticamente para julio, cuando se espera que la colosal campaña de vacunación haga efecto.

"Estamos viendo que nuestras vacunas está protegiendo contra la contaminación de las variantes que circulan por el país. Sencillamente, cuantas más personas se vacunen lo antes posible, lo antes podremos volver a la normalidad", explicó la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, en una rueda de prensa.

«Los movimientos antivacunas son muy activos, con estrategias organizadas y al menos unos 60 millones de seguidores»

El movimiento antivacunas, que ha logrado gran visibilidad en medio de la mayor campaña de inmunización de la historia, está más organizado de lo que parece y tiene decenas de millones de seguidores, advierte el jefe de Salud del Foro Económico Mundial (WEF), Arnaud Bernaert.

El experto francés, con más de dos décadas de experiencia en la industria sanitaria y que antes trabajó en multinacionales como Baxter o Philips, señala que este movimiento opera "de manera similar a los ciberatacantes rusos que lucharon contra la verdad en las elecciones estadounidenses".

"Proceden de la extrema derecha y son movimientos aún muy activos, gestionan cientos de páginas web y tienen estrategias muy organizadas, con al menos unos 60 millones de seguidores en la red", subraya.

Para Bernaert, el principal daño causado por este movimiento ha sido cuestionar la fiabilidad de las vacunas anticovid basadas en adenovirus (formas debilitadas del virus original), como las desarrolladas por AstraZeneca o Johnson & Johnson (Janssen).

"Se han apoyado en un número de casos de trombos ridículo en comparación con el beneficio de estas vacunas, y si éstas empiezan a verse desacreditadas esto dañará sobre todo a poblaciones donde las únicas disponibles son las de AstraZeneca o Johnson & Johnson", subraya.

Otros factores han contribuido a las dudas surgidas en torno a las vacunas, y así "desafortunadamente, algunos gobiernos han reaccionado muy rápido a pequeños incidentes, interrumpiendo su vacunación", subraya Bernaert.

En este sentido, el responsable de salud de WEF, entidad que organiza anualmente el encuentro de líderes de Davos, subraya que los gobiernos, a la hora de tomar decisiones sobre las vacunas, "deberían depender de agencias reguladoras como la EMA europea, la FDA estadounidense o la OMS, imponiendo los datos científicos antes que la precaución".

Pese a los baches que todo esto ha traído en la campaña de vacunación global, Bernaert, apoyado en los sondeos que realiza la WEF, defiende que el movimiento antivacunas "está perdiendo terreno", con aumentos de hasta el 20% en el apoyo de la opinión pública de muchos países a la vacunación.

Para convencer a los que aún dudan y combatir la propaganda antivacunas, el experto recomienda "simplemente mostrar los resultados, ser totalmente honesto y enseñar cómo baja la tasa de fallecimientos en países donde se ha vacunado a gran parte de la población, caso de Israel".

"La gente confía en los números, y basta con explicarles que hay formas de regresar a la normalidad, de poder volver a ver a sus familiares y disfrutar otra vez de la vida", declara.

En el otro lado de la balanza, Bernaert también advierte sobre la excesiva confianza en las vacunas, algo que puede haber sido un factor en el aumento de casos este año en países donde la inmunización progresaba con rapidez, como Chile o la India.

"Hay que ser realista y admitir que hasta que un importante porcentaje de una población esté vacunado, alrededor del 80%, hay que seguir aplicando la razón y la precaución, siendo muy cuidadoso en las interacciones sociales", subraya.

También recuerda que hay que seguir fomentando el desarrollo de tratamientos y diagnósticos para combatir la COVID-19, teniendo en cuenta de que "en muchas regiones la inmunidad de grupo tardará hasta dos años en lograrse", es el caso de África, donde las dosis llegan mucho más lentamente que en zonas como Europa o Norteamérica.

Bernaert espera que la pandemia impulse en el futuro la investigación de vacunas contra otras enfermedades, gracias a nuevas tecnologías como el ARN mensajero, usado en las vacunas anticovid de Pfizer-BioNTech y Moderna y cuyo desarrollo financia el propio Foro Económico Mundial desde 2016.

Entre los posibles virus de los que las vacunas del futuro nos podrían proteger, Bernaert remite a la lista de diez enfermedades víricas prioritarias que actualiza periódicamente la OMS, y que actualmente tiene, además de la COVID-19, al ébola, el SARS, el MERS, la fiebre de Lassa o el zika, entre otros.

"El objetivo es que puedan fabricarse vacunas contra estas enfermedades no en 300 días (como se ha logrado contra la COVID-19) sino en 100" mediante la información compartida entre laboratorios y farmacéuticas, vaticina el experto.

En este sentido, llama la atención que la humanidad haya logrado una vacuna contra un virus en apenas un año, mientras que otro que ha matado millones de personas en el último medio siglo, el VIH causante del sida, siga sin tener una.

"El VIH es más complejo, de la familia de los retrovirus, y muta mucho más rápido. Cada vez que se multiplica genera 20 mutaciones, y debido a su larga prevalencia hay unos 50 millones de variantes, por lo que unos anticuerpos pueden funcionar contra unas de ellas pero no contra otras", explica el experto de WEF.

"Hay unas 25 clases de virus, de las que conocemos razonablemente bien unas 15", añade Bernaert, quien espera que la crisis sanitaria ayude al mundo a entender mejor la necesidad de investigarlos, de inmunizar a poblaciones contra ellos y, en suma, de fortalecer la inversión en sanidad.

"Fortalecer y perfeccionar los sistemas necesarios es como invertir en defensa militar, es otra forma de proteger a la población, y espero que las sociedades y sus líderes entiendan que es toda una cuestión de soberanía", concluye el experto.

Los contagios por coronavirus en Reino Unido descienden a niveles de antes del verano

Las infecciones por coronavirus en el Reino Unido se sitúan de nuevo en los niveles registrados a finales del pasado verano, con alrededor de una de cada 1.000 personas infectadas, según informó este viernes la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

En la semana que terminó el pasado 24 de abril, los contagios de covid-19 bajaron en las cuatro naciones del Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- y fueron 20 veces menores que el pasado enero, conforme a estos datos oficiales.

Este organismo, que llevó a cabo una selección aleatoria de miles de personas, estimó que unos 66.000 ciudadanos en el Reino Unido habrían dado positivo a mediados de abril, una cifra menor que la calculada para la semana previa y mucho menor que la de 1,25 millones infectados en el momento álgido de la segunda ola, el pasado enero.

Entre los datos revelados hoy, figura asimismo que en la semana que finalizó el pasado día 24, 1 de cada 1.010 personas en Inglaterra se infectó con el virus, frente a 1 de 610 que lo hizo la semana previa; mientras que en Gales, 1 de cada 1.570 se infectó, comparado con 1 de cada 840 la semana previa.

En Irlanda del Norte, según esto, 1 de cada 940 se infectó durante ese periodo, frente a 1 de 660 la semana previa, y en Escocia, 1 de cada 640 se infectó en esa semana, frente a 1 de 560 la semana previa.

En el caso de Inglaterra, se trata de la cifra más baja registrada desde la semana que terminó el pasado 5 de septiembre -cuando se estimó que se infectó 1 de cada 1.400 personas mientras que también es la más baja para Gales, desde el 10 de septiembre.

Paul Hunter, profesor de medicina de la Universidad de East Anglia, valoró hoy que estos datos confirman el declive de casos diarios detectado en todo el Reino Unido y representan una evidencia de que la reciente relajación de las normas de restricción no ha tenido un impacto negativo.

"No ha habido, de hecho, ninguna evidencia de un incremento en el riesgo de transmisión y da seguridad que, al menos por ahora, parece que la actual hoja de ruta continúa como objetivo", señaló Hunter.

Otros expertos, en cambio, son más cautelosos al advertir de que se debe tener en cuenta la posible propagación de nuevas variantes.

El número R -de transmisión del virus- en Inglaterra se sitúa ahora entre el 0,8 y el 1,1, de acuerdo con las últimas cifras oficiales proporcionadas por el gobierno.

Por encima de 1 se considera que un brote puede crecer de manera exponencial y, en cambio, por debajo de ese número significa que la epidemia está disminuyendo.

La información de la ONS se conoce al tiempo que un nuevo estudio difundido en este país encontrara que muy pocas personas fueron ingresadas en un hospital a causa del virus varias semanas después de haberse inoculado la primera dosis de la vacuna.

Más de la mitad de toda la población británica ha recibido ya la primera inyección de la vacuna.

400 voluntarios ya han sido vacunados en el ensayo de AstraZeneca y Pfizer

Los 400 participantes del ensayo clínico del Instituto de Salud Carlos III, que estudia la eficacia de administrar Pfizer a menores de 60 años que previamente han recibido una dosis de AstraZeneca, ya han sido inoculados con el suero de la farmacéutica alemana.

Según ha informado el Ministerio de Sanidad, este jueves terminó el reclutamiento de las 600 personas que participan en el ensayo clínico 'CombiVacs', y el grupo de intervención, de 400, ya ha recibido la vacuna de Pfizer.

Los otros 200 no serán inoculados con ninguna vacuna a la espera de los resultados y si estos lo aconsejan se les pondrá Pfizer a los 28 días.

Para participar en el ensayo clínico, los voluntarios tienen que tener menos de 60 años, haber recibido ya la primera dosis de AstraZeneca y pasado un mínimo de ocho semanas desde su inoculación.

En el ensayo, presentado el pasado 19 de abril, participan cinco hospitales: La Paz y Clínico San Carlos de Madrid; Vall d'Hebron y Clínic, de Barcelona, y Cruces en Vizcaya.

El Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, que ha contado con la asesoría científica de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, actúa como laboratorio central del ensayo y responsable del análisis e interpretación de las cifras de anticuerpos.

Trasladados a Tenerife 20 inmigrantes de cayuco interceptado por Salvamento

Una embarcación de Salvamento Marítimo ha trasladado este jueves a Tenerife a los 20 ocupantes de un cayuco interceptado a unas 13 millas al sur de Tenerife, ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 112 del Gobierno de Canarias.

Los 20 ocupantes de la embarcación llegaron en buen estado de salud al puerto de Los Cristianos, en el municipio tinerfeño de Arona, y son todos de origen subsahariano, indicaron las fuentes.

Cruz Roja ha indicado que hacia las 19.56 horas del miércoles se recibió una aviso de Salvamento Marítimo para alertar de la llegada de estas personas, que fueron atendidas pasada la medianoche.

El fumador pasivo podría tener un 51% más de riesgo de padecer cáncer oral

Las personas no fumadoras, pero que están expuestas al humo del tabaco, podrían tener un 51 % más de riesgo de desarrollar cáncer oral, según sugiere un estudio que publica hoy Tobacco Control del grupo British Medical Journal.

La investigación, efectuada por un equipo internacional, es un metaanálisis sobre cinco estudios previos relevantes para este aspecto, en el que participaron 6.977 personas (3.452 estaban expuestas al llamado "humo de segunda mano" y 3.525 no), que se realizaron en Asia, Europa, América del Norte y América Latina.

Concluyó que la duración de la exposición de más de diez o quince años aumentó el riesgo de cáncer oral a más del doble, en comparación con los individuos no enfrentados a ese humo.

Los cánceres orales (labio, cavidad oral y orofaringe) representan 447.751 nuevos casos y 228.389 muertes al año en todo el mundo.

El humo del tabaco constituye la mayor exposición de los seres humanos a los carcinógenos químicos y causa una de cada cinco muertes relacionadas con el cáncer en el mundo.

Sin embargo, no sólo afecta a los fumadores activos, ya que, según datos de 192 países, el 33 % de los hombres no fumadores, el 35% de las mujeres no fumadoras y el 40 % de los niños estuvieron expuestos al tabaquismo involuntario durante un año al inhalar el humo de tabaco ajeno.

Los autores indicaron que su análisis solo incluye un pequeño número de estudios, pero varias de las investigaciones originales ya habían agrupado muchos estudios individuales, por lo que el número total de casos y controles era elevado.

Esta revisión sistemática "apoya una asociación causal entre la exposición al humo de segunda mano y el cáncer oral", indica el estudio.

La identificación de los efectos nocivos de la exposición al humo del tabaco ajeno puede servir de orientación a los profesionales de la salud pública, a los investigadores y a los responsables políticos a la hora de elaborar y ejecutar programas eficaces de prevención, consideran los autores.

Los fabricantes de Sputnik V aseguran que la segunda dosis de la vacuna puede inocularse hasta tres meses después

La segunda dosis de la vacuna rusa anticovid Sputnik V puede administrarse hasta tres meses después de la inoculación del primer componente frente a los 21 días estipulados inicialmente, informó hoy Alexander Gintsburg, director del Centro Gamaleya, desarrollador del preparado.

"Consideramos posible incrementar el intervalo mínimo entre la aplicación del primer y segundo componente de la vacuna de los 21 días previamente aprobados hasta 3 meses", señaló Gintsburg en un comunicado difundido por la cuenta en Twitter de la vacuna rusa. El preparado ruso utiliza como vector dos adenovirus humanos, uno distinto en cada dosis.

El doctor y profesor señaló que incrementar el plazo entre la inyección de la primera y la segunda dosis "no influirá en la intensidad de la respuesta inmune inducida por nuestra vacuna, y en algunos casos la aumentará y prolongará".

Según Gintsburg, los desarrolladores de la vacuna rusa han llegado a esta conclusión a raíz de la experiencia adquirida en el uso de vacunas basadas en una plataforma idéntica de adenovirus, así como en la campaña de vacunación masiva de la población en Rusia y en "un gran número" de otros países.

El director del Centro Gamaleya afirmó que reguladores independientes ya se han pronunciado sobre la extensión del intervalo de las vacunas y además esta recomendación permitirá "acelerar significativamente la inmunización de la población" ante la demanda "extremadamente alta" de la Sputnik V.

"Consideramos que cada regulador nacional puede decidir de forma independiente si mantener el intervalo entre inyecciones en 21 días o extenderlo hasta 3 meses", sostuvo.

La Sputnik V ha sido registrada hasta el momento en 61 países y tiene una eficacia del 97,6%, según los datos recogidos por sus desarrolladores en base a la tasa de infección registrada en aquellos que se han vacunado en Rusia con ambos componentes entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021.

Hasta el momento, en Rusia 7,5 millones de personas han completado la pauta, en tanto que 11,9 millones están a la espera de recibir la segunda dosis, indicó hoy la viceprimera ministra Tatiana Golíkova, encargada de la lucha contra el coronavirus.

Instó de nuevo a los rusos a vacunarse, dado que el Gobierno quiere alcanzar la inmunidad de rebaño en otoño, que se alcanzaría con 69 millones de rusos vacunados, recordó.

En Rusia se han registrado desde el inicio de la pandemia 4,77 millones de casos de coronavirus y 108.588 muertes, aunque acorde a datos de principios de mes de la agencia federal de estadísticas, Rosstat, hubo 223.905 muertes de personas con coronavirus desde principios de 2020.

Diseñan el primer fármaco con inteligencia artificial para tratar la enfermedad de Huntington

La colaboración entre la compañía catalana Chemotargets, con sede en el Parque Científico de Barcelona, y la emergente norteamericana Galyan Bio, ubicada en Berkeley (California), ha generado el primer candidato clínico diseñado con Inteligencia Artificial (IA) para tratar la enfermedad de Huntington.

Se trata de un fármaco "first-in-class" (con un mecanismo de acción totalmente innovador) para tratar esta enfermedad neurodegenerativa, cuyos ensayos clínicos está previsto que se inicien en 2022.

Según ha informado Chemotargets en un comunicado, en colaboración con Galyan Bio, han empleado sus métodos de diseño 'de novo' de fármacos basados en IA para crear en menos de doce meses nuevas moléculas capaces de modular la actividad de dianas que previamente no se contemplaban como farmacológicamente tratables.

La enfermedad de Huntington es un trastorno neurodegenerativo de origen genético que afecta a miles de pacientes en todo el mundo y que no tiene cura, aunque hay terapias para paliar sus síntomas, algunas con procedimientos muy invasivos.

El nuevo tratamiento oral diseñado por Chemotargets y Galyan Bio pretende retardar la patología en los pacientes sintomáticos y retrasar la manifestación en los portadores del gen sin síntomas.

"El desarrollo de nuevas moléculas mediante la química médica siempre ha sido un proceso laborioso y costoso. Hemos utilizado las plataformas de descubrimiento de fármacos de Chemotargets para acelerar considerablemente este proceso", ha explicado el director general de Galyan Bio, Marius Galyan.

"En base a diseños de novo impulsados por IA, Chemotargets realizó una selección de moléculas, 49 de las cuales Galyan Bio probó experimentalmente y nuestras expectativas se superaron con creces, puesto que identificamos seis compuestos que podían unirse realmente a nuestra diana farmacológica", ha detallado Galyan.

La optimización de uno de estos compuestos ha dado lugar a un candidato a fármaco preclínico para la enfermedad de Huntingon.

"Estamos absolutamente encantados de haber contribuido eficazmente a la obtención de un candidato a fármaco innovador para la enfermedad de Huntington. Esto significa que nuestra plataforma "in silico" está preparada para abordar otras proteínas diana nuevas y difíciles, para las cuales no existen modalidades terapéuticas", ha apuntado el fundador y actual director científico de Chemotargets, Jordi Mestres.

"Al utilizar la IA para ayudar a tomar decisiones para diseñar y desarrollar nuevas terapias, nuestra misión será siempre facilitar el desarrollo de terapias más seguras y eficaces en menos tiempo y con un coste inferior al del pasado. Nos complace que, en el caso de los pacientes con la enfermedad de Huntington, hayamos podido demostrar este potencial", ha añadido Scott Boyer, director general de la empresa catalana.

La covid-19 aumenta un 50% el riesgo de complicaciones en el embarazo y no se transmite a través de la leche materna

La covid-19 aumenta un 50% el riesgo de complicaciones durante el embarazo para las madres y los bebés, un peligro más grande del que se había constatado al inicio de la pandemia, según un estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics en el que han participado 100 investigadores de 43 hospitales de 18 países, entre ellos, el Vall d'Hebron y el Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.

El estudio internacional INTERCOVID, coordinado desde la Universidad de Oxford (Reino Unido) y en el que han participado 2.100 embarazadas y un centenar de investigadores de 43 hospitales de 18 países, concluye que las mujeres contagiadas tienen un 50% más de probabilidades de presentar complicaciones durante la gestación, como parto prematuro, preeclampsia (hipertensión arterial) o ingreso en la UCI.

En declaraciones a Efe, la investigadora del grupo de Medicina Materna y Fetal del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR) Nerea Maiz ha señalado que los resultados son "sorprendentes", ya que al principio de la pandemia los estudios preliminares apuntaban que la covid no generaba complicaciones a las embarazadas, aunque luego se empezó a ver que sí aparecían algunas.

Este estudio, ha explicado la doctora, ha permitido comprobar la "magnitud" de las complicaciones relacionadas con la covid y confirmar que las embarazadas son "un grupo vulnerable", al que se tiene que tratar como tal en las políticas de prevención, entre ellas la vacunación.

La investigación demuestra que las mujeres contagiadas con el coronavirus tienen un 50% más de probabilidades de presentar complicaciones durante el embarazo, siendo la preeclampsia (hipertensión arterial durante la gestación) la más habitual. También es frecuente el parto prematuro, en la mayoría de casos vinculado a la preeclampsia, ya que si esta dolencia se complica puede obligar a inducir el parto antes del plazo. Asimismo, el riesgo de las embarazas infectadas de acabar en las UCI se puede multiplicar hasta por cinco, según Maiz.

Las complicaciones dependen de la severidad de la covid: los investigadores han observado que contra más grave ha sido la enfermedad del coronavirus en una paciente, mayor riesgo de tener problemas con el embarazo, mientras que en las gestantes asintomáticas apenas se ha detectado variación respecto a mujeres no embarazadas sin sintomatología.

El estudio también apunta que los recién nacidos de mujeres infectadas tienen casi tres veces más riesgo de complicaciones médicas graves y de acabar ingresados en la UCI neonatal, principalmente debido al incremento de los partos prematuros.

Si bien como norma general no se produce transmisión del coronavirus de la gestante al feto, el estudio ha observado que uno de cada diez recién nacidos de madres infectadas dieron positivo durante los primeros días, seguramente, según los investigadores, por un contagio producido después de nacer.

Según el estudio, el parto por cesárea podría estar asociado con un mayor riesgo de tener un recién nacido infectado, pero lo que sí que se ha confirmado es que el coronavirus no se transmite a través de la leche materna. "Esto es muy importante y tranquilizador, porque las madres infectadas pueden seguir dando el pecho", ha subrayado Maiz.

Este estudio sitúa a las embarazadas como un grupo vulnerable, al que se tiene que hacer un seguimiento, tanto a la madre como el bebé, en caso de infección por coronavirus, según la investigadora.

En cuanto a las vacunas, estudios preliminares apuntan que serían seguras para embarazadas y fetos, algo que, de confirmarse en otros ensayos aún en marcha, situaría a las gestantes como grupo prioritario en la inmunización, ha señalado Maiz. En estos momentos, las embarazadas no se están vacunando de forma generalizada contra la covid, pues están en una edad que aún no se está inmunizando y solo se pinchan a las que están expuestas por su trabajo a posibles contagios o que tienen factores de riesgo, pero todo indica que esta vacuna acabará siendo recomendada en caso de embarazo, como ya pasa con la de la gripe.

Si bien esta investigación arroja algo de luz sobre posibles daños de la covid en la gestación, queda todavía camino por recorrer, pues falta aún por observar si, como sucede en algunos virus, la infección en el primer trimestre de embarazo puede conllevar riesgos -la mayoría de participantes en este estudio eran de tercer trimestre- y examinar los efectos a largo plazo, en madres y niños.