Moncloa y Madrid vuelven a chocar en la estrategia contra el virus

La cadena de desencuentros entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid sobre las medidas a aplicar ante el coronavirus ha tenido este miércoles un nuevo capítulo. Mientras el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de una orden para hacer "efectivas" las restricciones de movilidad aprobadas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), el consejero madrileño de Sanidad se ha plantado contra estas nuevas limitaciones. (Fuente: EP/Imágenes cedidas)

Coronavirus España: Se rompe el acuerdo para luchar contra la COVID-19

No ha habido acuerdo en el Consejo Interterritorial de Salud, como deseaba el ministro Salvador Illa. Madrid, Andalucía, Galicia, Cataluña y Ceuta han votado en contra de la propuesta del Ministerio de Sanidad.

En rueda de prensa tras el Consejo Interterritorial, Salvador Illa ha anunciado que su departamento publicará en el BOE “los próximos días” una orden con la decisión colegiada del Consejo Interterritorial de Salud para aplicar nuevas restricciones en diez municipios de la Comunidad de Madrid, entre ellos, la capital.

Ha aseverado que esta normativa es de obligado cumplimiento y afecta a los municipios madrileños de Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles, Parla y Madrid, todos ellos con más de 100.000 habitantes.

Illa ha explicado que el acuerdo ha sido aprobado “con una amplia mayoría”: 13 votos a favor, una abstención y cinco votos en contra, Madrid, Cataluña, Andalucía, Galicia, Murcia y Ceuta, lo que supone un 70 % de la representación, por lo que es una decisión colegiada, ha dicho.

sanidad salvador illa
El ministro de Sanidad Salvador Illa. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El acuerdo contempla restricciones en la entrada y salida de personas en los municipios de más de 100.000 habitantes con incidencia acumulada de COVID superior a los 500 casos en 14 días, con un porcentaje de positividad en las pruebas diagnósticas superior al 10 % y que formen parte de una comunidad en la que la ocupación de camas en UCI por pacientes COVID sea superior al 35 %.

El ministro ha subrayado que el objetivo es tomar el control de la pandemia y doblegar la curva “unidos, como ya hicimos en marzo y lo vamos a hacer ahora”.

Ha remarcado que la situación en Madrid es “compleja y preocupante”, ya que acumula el 43,7 % de total de los nuevos diagnósticos, y ha advertido que “vienen semanas duras, muy duras”, en las que todos tienen que estar a la altura para doblegar la curva.

Nadie entiende el voto en contra de Madrid en el Consejo Interterritorial cuando ayer el Gobierno regional emitió un comunicado público en el que se mostraba satisfecho, ha manifestado Illa.

“La salud de Madrid es la salud de España”, ha añadido, y ha incidido en que el acuerdo es vinculante para Madrid y que no contempla otro escenario que no sea el de que todas las comunidades, también las que han votado en contra, apliquen las medidas contenidas en el acuerdo que, ha dicho, puede ser mejorado y completado en los próximos días.

Salvador Illa ha acentuado que el Gobierno trabaja “incansablemente” para lograr los consensos más amplios, que en esta ocasión no ha sido posible, y ha instado a actuar para tomar el control de la pandemia.

En cuanto a si uno de los aspectos por los que la Comunidad de Madrid no ha aceptado el documento es por las diferencias respecto al control de los pasajeros en Barajas mediante PCR, Illa ha explicado que los casos detectados en este aeropuerto desde el 11 de mayo están por debajo del 0,5 %.

Lo que no quiere decir -ha afirmado- que no haya que actuar, pero ha recordado que se está trabajando con los demás países de la Unión Europea en un sistema conjunto de control en aeropuertos.

Madrid replica que el acuerdo para restricciones no es válido jurídicamente

La Comunidad de Madrid considera que la decisión adoptada en el Consejo Interterritorial de Salud, que supondrá endurecer las restricciones de movilidad en 10 municipios de esta región, “jurídicamente no es válida” al no haber sido tomada por consenso.

“El Gobierno de España tiene prisa por intervenir Madrid y no por luchar contra el virus”, ha dicho en rueda de prensa el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero.

Ruiz Escudero ha dicho que “es falso” que se haya adoptado una decisión “colegiada” en el Consejo Interterritorial sobre un documento que “atañe a todo el Sistema Nacional de Salud y, sobre todo, a derechos fundamentales y a la libertad de millones de personas”.

Enrique Ruiz Escudero
El consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, ofrece una rueda de prensa este miércoles, en la que consideró que la decisión adoptada en el Consejo Interterritorial de Salud, que supondrá endurecer las restricciones de movilidad en diez municipios de esta región, “jurídicamente no es válida” al no haber sido tomada por consenso. EFE/Kiko Huesca

La orden que ha anunciado el ministro de Sanidad que se va a publicar en el BOE no ha sido aprobada “por consenso”, como establece el artículo 14.1 del reglamento del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ha señalado.

Según este artículo, los acuerdos del Consejo Interterritorial se plasmarán a través de recomendaciones, que se aprobarán, en su caso, por consenso.

En esta ocasión, no ha habido consenso, porque la orden “solo ha tenido el apoyo de las comunidades gobernadas por el PSOE, por lo que jurídicamente no es válida”, ha explicado.

Para el consejero madrileño de Sanidad, el ministro Illa ha utilizado el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud “para imponer medidas que van en contra de la voluntad de muchos españoles”.

La Comunidad de Madrid, ha asegurado, siempre ha apostado por la mejora del documento, por el diálogo y por dar un respaldo técnico a este tipo de decisiones.

Ha apuntado que todos los indicadores reflejan que la situación epidemiológica empieza a estar controlada en la región madrileña, por lo que ha rechazado “el mensaje de alarma y de crispación que está trasladando el ministro de Sanidad y el Gobierno de España hacia Madrid”.

De las 45 zonas básicas de salud en las que se aplican restricciones a la movilidad en la región madrileña, 29 han mejorado sus datos, ha precisado.

“Todas estas medidas que quiere imponer el Gobierno de España sin siquiera haber escuchado a la Comunidad de Madrid en sus peticiones desde luego serían muy difíciles de entender por parte de los madrileños”, según el consejero.

En el caso de que se llegara a publicar la orden por parte del Ministerio de Sanidad, la Abogacía General de la Comunidad de Madrid determinaría el tipo de actuación que se llevará a cabo, ha anunciado.

La entrada Coronavirus España: Se rompe el acuerdo para luchar contra la COVID-19 se publicó primero en EfeSalud.

Navarra respalda «un marco compartido de medidas especiales» contra el Covid-19 pero pide «más indicadores»

Así, el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra ha planteado en el mismo la necesidad de contar con "más indicadores" además de la incidencia (más de 500 casos por 100.000 habitantes), el porcentaje de pruebas positivas (más del 10%) y el margen de respuesta del sistema sanitario en puestos de UCI (que no haya una ocupación superior al 35%) contemplados de salida en la propuesta ministerial que recibió el apoyo de la Comunidad foral, aunque con el compromiso de "seguir actualizándolo e incluyendo más parámetros para adoptar esas medidas".

En este sentido, la consejera Santos Induráin ha propuesto "tener en cuenta también el nivel de vinculación de casos a contactos o brotes (Navarra logra una trazabilidad del 70%), valorar la tasa de PCR por habitantes (la Comunidad foral es la que más pruebas realiza) y computar también la ocupación también de camas convencionales COVID-19 además de dejar siempre un margen para la adecuación de las medidas e indicadores a la realidad de cada localidad y zona con elementos también cualitativos", ha explicado en un comunicado el Ejecutivo foral.

Este esquema de abordaje ya se viene aplicando durante los últimos meses en Navarra en interrelación con el propio Ministerio y otras comunidades colindantes.

El Gobierno foral ha destacado que "esta visión más apegada al territorio y situación concreta, traducida en este caso al concepto de 'zona básica'", se ha tenido en cuenta en las medidas adoptadas en Falces, Funes y Peralta, actuaciones que en esta última localidad se han renovado una semana más por orden foral.

Así pues, el Ejecutivo navarro entiende que las intervenciones extraordinarias planteadas ahora en la Interterritorial y sujetas a la regulación de indicadores "más homogéneos" son "coherentes con la línea que ya se venía desarrollando en la práctica en Navarra de forma selectiva, pero sin los requisitos relativos a capacidad asistencial, positividad, incidencia concreta o corte poblacional". Tres indicadores que "al menos con los datos actuales, no tienen un efecto inmediato o automático en el territorio foral ya que no hay ningún municipio en la Comunidad foral en el que este plan de coordinación lleve a aplicar este tipo de medidas de alta restricción de forma automática", ha subrayado.

Pamplona, que es el único municipio navarro con más de 100.000 habitantes, presentaba en el tramo de tiempo señalado por el documento una incidencia de 764 por 100.000 habitantes y una positividad del 11% -dos indicadores que superan los límites ahora establecidos- pero las UCIs navarras no han pasado del 17,9%.

No obstante, dentro de la estrategia de detección e intervención comunitaria de Navarra, el Departamento de Salud monitorizará con atención, no sólo la situación de Pamplona -especialmente de varios de sus barrios-, sino de toda la Comarca además de otras zonas de la Comunidad foral donde hay una incidencia alta y otros factores epidemiológicos de cara a "cortar de forma temprana focos de transmisión no controlada del virus".

Esta es la filosofía que subyace en el acuerdo del Consejo Interterritorial, que hace una recomendación de seguimiento e intervención también en localidades con menos de 100.000 en colaboración con sus respectivos ayuntamientos y agentes sociales. También se insta a reforzar las capacidades autonómicas de detección y respuesta asistencial, algo en lo que Navarra también está inmersa en relación a rastreo, test y red hospitalaria.

INDURÁIN APUESTA POR INTRODUCIR "MÁS INDICADORES"

Las actuaciones extraordinarias con medidas de obligado cumplimiento precisan, según el acuerdo, que se cumplan los tres requisitos de incidencia, positividad y ocupación de las UCI, aunque el Ministerio se ha comprometido a "ir enriqueciendo y consensuando el documento" con las aportaciones que ha recogido en la ronda de intervenciones de las respectivas consejerías y órganos técnicos.

En el turno de Navarra, Santos Induráin ha destacado la importancia de "dotarse de un marco general común y compartido" pero, por un lado, ha propuesto la introducción de "más indicadores cuantitativos" y, por otro, ha apostado por "dejar margen cualitativo en manos de los responsables del Salud Pública de cada gobierno para adecuar las intervenciones a cada realidad y circunstancia".

Dentro de la estrategia de respuesta temprana al COVID-19, el Departamento de Salud viene aplicando una serie de medidas especiales en diferentes localidades de la geografía foral en las que el efecto de los brotes, coincidentes con los periodos de las suspendidas fiestas patronales, han provocado en los últimos meses un "serio repunte" de la transmisión hasta situarse en una incidencia en 14 días de 681 casos/100.000 habitantes.

Sin embargo, el Gobierno foral ha destacado que, según los datos de ayer martes, Navarra "comienza a consolidar una meseta de casos que ronda los 300, al tiempo que se estabiliza la presión hospitalaria y se mantiene a la cabeza en realización de PCR y detección de casos (con más de 3.000 pruebas diarias) y en la mitad de la tabla (ayer bajó a 8%) de positivos por test realizados".

Estos indicadores han llevado al Instituto de Salud Pública a considerar que se cierra un verano de "circulación mantenida con un nivel de actividad bajo e incidencia estable con oscilaciones" y nivel "medio" en cuanto gravedad, según su último boletín, aunque desde el Departamento de Salud se trabaja y se insta a "aplanar la curva notablemente antes de introducirse en la temporada invernal en la que confluirán con otros virus como la gripe".

LIMITACIONES EN MOVILIDAD, GRUPOS Y ACTIVIDADES

El documento ministerial -que en el actual contexto estadístico no tiene efectos prácticos en la Comunidad- incluye una serie de limitaciones mínimas por diferentes ámbitos. Así, en lo que tiene que ver con la movilidad, procedería (si coinciden los tres requisitos o los que se fijen más adelante) restringir la entrada y salida de personas de los municipios salvo desplazamientos, adecuadamente justificados por diferentes motivos básicos (educación, salud, trabajo, retorno a residencia habitual, atención de dependientes, trámites administrativos inaplazables, causas de fuerza mayor, etc.).

No se recorta en cambio la circulación dentro del municipio, donde sí rigen las correspondientes medidas de protección individual y colectiva. También se fija, como ya se está aplicando en esas localidades de Navarra, en seis personas (salvo que sean convivientes o sea un espacio laboral-administrativo) el máximo por grupo tanto en el ámbito público como privado.

Respecto a otras situaciones o ámbitos, se reducirían los márgenes de aforos y horarios en muchos espacios como lugares de culto (1/3 de aforo), velatorios (15 personas al aire libre y comitivas/entierros y 10 dentro); comercios (50% de aforo y cierre a las 22.00 horas); hostelería (50% de aforo, sin consumo en barra con mesas de 6 personas y cierre efectivo a las 23 horas sin clientes a partir de una hora antes), instalaciones deportivas (50% de aforo y grupos de 6 personas). Estas medidas son las que serían preceptivas como se ha indicado en caso de aplicarse el sistema aprobado en el foro interterritorial.

Illa: «Hay una orden en el BOE y tiene que hacerse efectiva»

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que, para las medidas de restricción de movilidad aprobadas por la mayoría de las Comunidades en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), "hay ya una orden que se va a publicar en el Boletín Oficial del Estado, que es fruto de una decisión colegiada, y que tiene que hacerse efectiva". (Fuente: La Moncloa)

Qué se puede hacer y qué no en las 10 ciudades de Madrid afectadas por las restricciones establecidas por Sanidad

Las medidas para tratar de poner freno a la segunda ola de la pandemia que ha establecido el Gobierno incluyen confinamientos perimetrales y limitaciones de la movilidad y aforo dentro de las localidades afectadas.

Las restricciones, que han sido publicadas este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), serán "de obligado cumplimiento" por parte de las administraciones autonómicas en todas sus localidades de más de 100.000 habitantes que cumplan tres criterios epidemiológicos y sanitarios.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, envió la noche de este miércoles la orden para aplicar las restricciones. Por su parte, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, llevará el asunto a los tribunales, aunque ha aclarado que aplicarán las órdenes porque la Comunidad "no está en rebeldía".

En primer lugar, la incidencia deberá ser superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Por otra parte, el porcentaje de test realizados que den un resultado positivo tendrá que ser también superior a un 10%. Finalmente, el porcentaje de ocupación de camas de UCI por pacientes de Covid-19 deberá ser superior al 35% de la dotación existente antes de la pandemia.

Solo 10 localidades cumplen con estos criterios, todas ellas ubicadas en la Comunidad de Madrid. Además de la propia capital, que será confinada íntegramente –actualmente las restricciones solo afectan a algunos distritos— el resto de localidades madrileñas que se verán afectadas son Fuenlabrada, Parla, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Getafe, Alcorcón, Leganés, Móstoles y Alcalá de Henares.

Otras ciudades, fuera de la Comunidad de Madrid, están cerca de superar el umbral de los criterios de Sanidad y podrían verse también sujetas a las restricciones próximamente, como es el caso de Pamplona, Valladolid, León o Girona.

Las comunidades tendrán un plazo máximo de 48 horas desde que se tenga conocimiento de la concurrencia de estos requisitos para aplicar las medidas y tendrán que ser prorrogadas semanalmente, en función de la evolución de los factores establecidos como criterios por Sanidad. Ese plazo, para la Comunidad de Madrid, se cumpliría la noche de este viernes, pues la notificación fue enviada la noche de este miércoles por el ministro Illa a las 22.48 horas.

Sin embargo, sigue sin quedar claro cuándo entrarán en vigor exactamente. En buena medida, depende de las consecuencias que tenga la presentación del recurso anunciado por Ayuso, que puede retrasarlo todo.

La movilidad en entrada y salida de los municipios afectados por las restricciones se limitará a desplazamientos, adecuadamente justificados, para ir a trabajar o estudiar, a centros sanitarios, bancos, órganos públicos o para el cuidado de personas mayores.

También se permitirá el regreso a la residencia habitual a aquellas personas que se encuentren fuera de la localidad en el momento de la aplicación de las restricciones y se deja un espacio para otras circunstancias bajo el apartado "por causa de fuerza mayor o situación de necesidad".

Además, será posible la circulación por carreteras que transcurran o atraviesen los municipios afectados, siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo.

Dentro de los municipios, se permitirá la libre circulación de sus residentes, pero no podrán salir sin justificación una vez que entren en vigor las medidas. Por ejemplo, un residente en Madrid capital no podría salir a la sierra de paseo, pero sí podría ir a alguna de las localidades de la sierra a cuidar a un familiar enfermo.

Todo depende también de cuándo entren en vigor. Se puede salir libremente de Madrid capital o Fuenlabrada antes de que comiencen oficialmente las restricciones y regresar después, pues se garantiza el regreso a la residencia habitual.

La agrupación de personas para el desarrollo de cualquier tipo de actividad tanto en la vía pública como en viviendas y espacios públicos se reducirá a un número máximo de seis.

Sanidad ha establecido ciertas excepciones como la realización de actividades laborales e institucionales o en aquellas en las que se establezcan límites o medidas específicas, entre las que se incluirían las manifestaciones.

Aunque en un primer momento el borrador de Sanidad contemplaba el cierre de parques infantiles, finalmente la resolución publicada este jueves no los incluye.

Más allá del ocio nocturno, que actualmente ya se encuentra cerrado en todo el país, ninguna nueva actividad será vetada en las localidades afectadas por las restricciones. Las actividades se verán, eso sí, sometidas a limitaciones de aforo y horario.

Las tiendas y los locales de servicios abiertos al público, como gimnasios, peluquerías y lavanderías, tendrán que establecer un límite de aforo del 50% y cerrar, como máximo, a las 22.00 horas.

Los establecimientos de hostelería y las casas de apuestas tendrán la misma limitación de aforo en sus espacios interiores y del 60% en terraza. El consumo en barra no estará permitido y deberán cerrar a las 23.00 horas, aunque ya no podrán admitirse nuevos clientes a partir de las 22.00 horas.

La participación en la comitiva fúnebre en el entierro o la cremación de los fallecidos tendrá un límite de 15 personas, al igual que los velatorios al aire libre. El límite se reducirá a 10 en espacios cerrados.

También los lugares de culto tendrán que limitar el máximo de asistentes, en este caso a un 30% de aforo.

Además del citado límite de aforo del 50% en interiores y del 60% en terraza, los bares en las localidades afectadas no podrán dar servicio en las barras.

Además, las mesas o agrupaciones de mesas deberán guardar una distancia de, al menos, 1,5 metros respecto a las sillas asignadas a las demás mesas tanto en el interior como en las terrazas.

En cada mesa, se permitirá un máximo de seis personas y no podrán admitirse nuevos clientes a partir de las 22.00 horas. La hora máxima de cierre no podrá superar las 23.00 horas, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio.

Las instalaciones deportivas de interior, tendrán también una limitación de aforo del 50% y, en las que estén al aire libre, del 60% . Además, la práctica deportiva en grupos se reducirá a un máximo de seis personas.

La excepción sería para las competiciones oficiales, para las que será de aplicación el Protocolo de actuación establecido por el Consejo Superior de Deportes.

A pesar de que no existirá una prohibición formal de desplazamiento dentro de las localidades afectadas, Sanidad señala que se realizará una recomendación explícita de "evitar todo movimiento o desplazamiento innecesario" y recomienda a las comunidades que aprueben planes especiales de actuación para controlar la expansión de los contagios.

La Junta se muestra a favor de la unidad entre Gobierno y CCAA y se suma a las nuevas propuestas del CISNS

Con esta actualización y ampliación de criterios y medidas adoptados por la Autoridad sanitaria estatal en el marco de sus competencias reflejadas en la Ley 16/2003, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, se pretende reforzar, ante la complicada evolución epidemiológica registrada en las últimas semanas y el aumento continuado de la incidencia de casos, la capacidad de detección, de control de la transmisión comunitaria y del refuerzo asistencial frente a la pandemia.

En este sentido, la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado Vicente, ha reiterado la necesidad de disponer de mecanismos especiales de intervención que, adoptando criterios epidemiológicos y recursos administrativos y jurídicos, faciliten asimismo una respuesta rápida y efectiva para controlar contagios en municipios por debajo de esa población.

Para la responsable sanitaria de Castilla y León, el documento ahora aprobado es un texto "de mínimos" que queda abierto a introducir nuevos indicadores que faciliten una unidad de acción y criterios comunes.

Castilla y León ha trasladado al Ministerio ya sus propuestas en este sentido, basadas en las aportaciones del comité autonómico de expertos que asesora al Gobierno de la Comunidad en la gestión de la pandemia por la COVID-19.

Verónica Casado ha insistido, durante el Interterritorial de hoy, en la necesidad de contar con niveles epidemiológicos identificables, con indicadores y estándares bien definidos que permitan, para el conjunto del Sistema Nacional de Salud, pasar de un nivel a otro, con las correspondientes actuaciones, cuando así sea necesario para la contención de la pandemia también en municipios con poblaciones por debajo de los 100.000 habitantes.

REDUCIR LA EXPANSIÓN

Las medidas que se han abordado en el CISNS suponen la adopción de estándares mínimos para el conjunto español con el objetivo de minimizar el riesgo de expansión de situaciones epidemiológicas graves entre territorios, no sólo en cada comunidad autónoma, sino también entre comunidades, han informado a Europa Press fuentes del Gobierno autonómico.

La asunción de estas acciones responde "a la necesaria coordinación, en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, de actuaciones de control homogéneas, suficientes y efectivas que eviten que una evolución extrema de la pandemia en una zona del territorio español pueda tener efectos negativos en otro territorio", ha agregado la Junta.

Por ello, "y sin perder de vista la necesaria implementación de medidas preventivas y de contención social con independencia del tamaño de las poblaciones", el Ministerio de Sanidad ha propuesto actuaciones con especial atención para con núcleos de población importantes, por encima de los 100.000 habitantes, que se incorporan a la Declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública para responder a la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por la COVID-19.

La propuesta ministerial expresa, como criterios generales para la toma de decisiones en esos municipios con importante peso demográfico, una incidencia de 500 casos de la COVID-19 o más por cada 100.000 habitantes; un 10 por ciento de positividad respecto al número de test PCR realizados; y un rango de ocupación UCI por encima del 35 por ciento, ha apuntado la Junta.

La nueva Declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública para responder a la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por la COVID-19, con la incorporación de los nuevos criterios aprobados por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, se estructura a través once medidas de control y respuesta y dos recomendaciones, con el fin de controlar la expansión de la enfermedad y reducir la presión asistencial sobre el sistema sanitario.

Entre los aspectos en los que inciden estas actuaciones coordinadas, en lo referido a la limitación del contacto social entre personas que residen en diferentes municipios, al tratarse de una medida de urgencia para romper la cadena de transmisión del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y su expansión, se pretende disminuir la probabilidad de transmisión entre zonas con distinta situación epidemiológica.

MENOR CONTACTO

Por otra parte, sobre la reducción a seis personas de la participación en grupos sociales, salvo entre convivientes, la evidencia empírica referida al ámbito de ocurrencia de los brotes existentes señala que, en su mayoría, éstos tienen un carácter social, relacionado con reuniones familiares y amigos; en este sentido, esta medida pretende disminuir esta interacción en personas no convivientes.

La limitación de aforos en distintos ámbitos y sectores pretende garantizar un distanciamiento interpersonal en los espacios en los que se concurra, siendo esta medida una de las más eficaces para evitar la transmisión, junto con la higiene de manos y el uso de la mascarilla.

El horario de cierre de establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público forma parte también de las medidas preventivas de contención incorporadas a las actuaciones coordinadas y persigue reducir el riesgo de transmisión, evitando o limitando la posibilidad de contagio en contextos y situaciones sociales que han demostrado ser importantes focos de transmisión.

La nueva redacción de la Declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública para responder a la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por la COVID-19 valora como "indispensables" para afrontar la actual situación de urgencia las capacidades para la detección precoz y del control de la enfermedad, así como las asistenciales en el ámbito de la atención sanitaria.

Para ello, estas capacidades implementan una estructura sólida que dé respuesta a escenarios de mayor transmisión, capaz de intervenir precozmente ante casos y sus contactos, desde la coordinación entre los diferentes sectores y que garantice recursos humanos sanitarios y sociales junto a otros dispositivos, hoteleros o de estancia, para personas que no dispongan de medios materiales válidos, proporcionando una respuesta adecuada que contribuya al control de la transmisión pandémica.

Se trata de mantener un control suficiente de la transmisión del SARS-CoV-2 en el conjunto del territorio nacional que evite la necesidad de adoptar restricciones de mayor impacto, con el consiguiente efecto negativo en la sociedad y la economía del país.

Coronavirus España: Más de 11.000 nuevos casos, cerca de la mitad en Madrid

Los datos de la evolución de la epidemia aumentan de manera inexorable día a día.

Hoy 11.016 contagios más, casi la mitad en Madrid. Son 1.110 más que ayer. Madrid suma 4.810 más.

Los casos notificados en las últimas 24 horas son 3.897 (ayer 2.586), con Madrid cifrando 1.586 de ellos.

Los fallecimientos aumentan en 177 y se llega a los 31.791. En una semana han muerto 486 personas por la COVID-19, 172 en Madrid.

Los casos a 14 días, sin embargo, bajan, suman 133.604 (ayer 138.277) y a una semana también descienden, hoy 56.509 (ayer 60.178).

La incidencia acumulada (IA) baja igualmente, con una media nacional de 284,11 contagios por cada 100.000 habitantes, frente a 294, 04 ayer.

En Madrid la IA cae de 784,71 ayer a 735,05 hoy.

Los ingresos en hospitales por coronavirus en la última semana son similares. Hoy 2.264 (ayer, 2.271), y lo mismo sucede con los ingresos en UCI. hoy 168 (ayer, 179).

El total de pacientes ingresados en hospitales por el virus desciende levemente, ya que hoy registra 10.855, y ayer 10.941. Madrid suma 3.683 de estos ingresos, una tercera parte.

El porcentaje de camas ocupadas por pacientes infectados a nivel nacional es hoy del 9,28 % en España, frente al 9,41 de ayer, prácticamente igual. Y en Madrid sucede lo mismo, de 24,22 % hoy a 24,92 % ayer.

El total de pacientes COVID en UCI es 1.539 (ayer, 1.535), con Madrid a la cabeza con 487.

El porcentaje de camas UCI ocupadas por pacientes con el virus SARS-CoV-2 a nivel nacional es del 17, 93 (ayer, 17,98), con Madrid alcanzando hoy un 41,70 % frente al 41,87 % ayer.

Las altas en las últimas 24 horas, como sucedió ayer, superan a los ingresos. 1.310 altas frente a 1.241 ingresos.

La entrada Coronavirus España: Más de 11.000 nuevos casos, cerca de la mitad en Madrid se publicó primero en EfeSalud.