Covid-19: “La calidad de los cuidados en el paciente crítico implica la diferencia entre su supervivencia o su muerte»

Profesión
aliciaserrano
En primera línea de coronavirus
Paciente en la UCI.
Paciente en la UCI.

La Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (Seeiuc) lleva años reivindicando el reconocimiento de la especialidad en España. Ahora, en esta crisis de salud pública sin precedentes, se está viendo que es más necesaria que nunca, y que hacen falta unos conocimientos y habilidades específicas para trabajar en las UCI y atender al paciente crítico que no se adquieren de manera adecuada en el grado de Enfermería.

Alicia San José, vocal de la Seeiuc, lamenta que enfermeras sin experiencia y sin estar formadas en el ámbito en el que están desempeñando su labor profesional, estén cuidando de los pacientes en todas las especialidades incluidas dentro del saco roto de enfermería médico-quirúrgica, como UCI y Urgencias.

-Pregunta: ¿Cuáles son los problemas (al margen de los que se han visto en esta pandemia) de que no haya suficientes enfermeros especialistas en cuidados intensivos?

-Respuesta: Los pacientes que ingresan en una unidad de cuidados críticos tienen una situación de salud muy grave y requieren cuidados altamente especializados, con personal entrenado específicamente para desarrollar un cuidado de calidad para las condiciones críticas de salud en las que se encuentra. Para ello, hacen falta conocimientos especializados, que solo es posible aprender en meses, mediante formación de posgrado. Ello requiere tiempo, experiencia, adquisición complementaria de conocimientos y acompañamiento de personas más experimentadas.

-P: ¿Cuál sería la ratio ideal enfermero-paciente en UCI y cuál es el actual?

-R: Según el Informe de Estándares y recomendaciones en Unidades de Cuidados Intensivos del Ministerio de Sanidad y Política Social del año 2010 elaborado dentro del marco del Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud  (no se puede encontrar uno más actualizado en la web ministerial), para mejorar la calidad asistencial se han de adecuar los recursos humanos a la necesidades de los servicios sanitarios. Los RRHH necesarios en enfermería se calculan mediante cuantificación de las cargas de trabajo y, según este informe, en una UCI de nivel asistencial III debe haber 1 paciente por enfermera.

En España solo una UCI tiene la ratio aconsejada por el Ministerio de Sanidad: un enfermero por paciente 

Sin embargo, según el estudio ASCyD -que se llevó a cabo en 158 UCI de toda España durante 2018- solo 1 unidad (0,6%) cumplía con la ratio 1:1, el 46,8% con la ratio 1:2, el 22,2% con la 1:3, el 2,5%con ratios entre 1:4 y 1:6, y el 27,9% con ratios variables en función del turno. Estos números son impresionantes, ya tan solo una UCI tiene la ratio aconsejada por el propio ministerio. Hay numerosos estudios que revelan que la mortalidad de los pacientes de UCI aumenta cuando la ratio enfermera-paciente aumenta.

-P: ¿Por qué es importante que se reconozca la especialidad de enfermería de cuidados críticos?

-R: La calidad de los cuidados en el paciente crítico implica en muchas ocasiones la diferencia entre su supervivencia o su muerte, y en otros casos la diferencia entre una buena calidad de vida o secuelas graves al salir de la UCI. Una formación adecuada proporciona los conocimientos y aptitudes necesarios al personal de enfermería para poder proporcionar cuidados de calidad no solo al paciente crítico, sino también a su familia.

Es importante diferenciar esta especialidad de otras porque requiere de conocimientos y aptitudes muy diferentes. Los hospitales cubren bajas y vacaciones con enfermeras de la bolsa de trabajo, por lo que las vacaciones se convierten en el periodo más peligroso para ser ingresado en una UCI, porque es muy posible encontrarse con que hay enfermeras sin experiencia cuidando pacientes críticos puesto que provienen de una bolsa de trabajo común. Es muy importante que esta bolsa de trabajo se diferencie de las otras y solo permita acceso a ella si se tiene la especialidad.

"Los hospitales cubren bajas y vacaciones con enfermeras de la bolsa de trabajo, por lo este periodo es el más peligroso para ser ingresado en una UCI"

-P: En esta crisis de salud pública sin precedentes se está viendo, más que nunca, que hace falta la especialidad. ¿Cree que servirá de acicate para desarrollarla? 

-R: Es evidente que se necesitan enfermeras especialistas en cuidados críticos, pero no es algo nuevo. La epidemia ha hecho que el público vea la necesidad, pero eso no quiere decir que los políticos lo hayan visto o reconozcan que lo han visto.

Durante la epidemia, muchas asociaciones de enfermería europeas se están movilizando para mejorar la calidad de los cuidados en la UCI, puesto que la epidemia ha puesto en evidencia las carencias que algunos países muestran en relación a la formación, dotación y experiencia de enfermeras en estas unidades. La Federación Europea de asociaciones nacionales de Enfermería ha hecho eco de las recomendaciones de la enfermería italiana de fijar la ratio enfermera-paciente en 1:1 y ante procedimientos de riesgo que requieren elevada concentración, incluso de 2:1. Es un asunto que sobrepasa nuestras fronteras y al que no pueden hacer oídos sordos.

La cantidad de enfermeras especialistas lo define el número de camas de UCI, los turnos a cubrir, las necesidades de formación de nuevas enfermeras, y la ratio, que debe ser 1:1.

Alicia San José, vocal de la junta directiva de la Seeiuc.
Alicia San José, vocal de la junta directiva de la Seeiuc.

-P: ¿Desde cuándo lleva su sociedad científica luchando para que se desarrolle la especialidad? ¿Cuáles son los escollos?

-R: La lucha por la especialidad de cuidados críticos en España está siendo muy larga, pero sobre todo ardua. El decreto 992/1987 creo 7 especialidades de enfermería, pero no hizo mención ninguna a la especialidad de cuidados críticos.

Pero lo peor estaba por llegar, porque el RD 450/2005 incluyó la especialidad de cuidados críticos en la macroespecialidad de enfermería médico-quirúrgica, aún pendiente de desarrollo por parte de la comisión nacional.

El único avance desde entonces consiste en la redacción de los Estándares y Recomendaciones de las Unidades de Cuidados Intensivos, un documento sin carácter normativo desarrollado en 2010 por el Ministerio de Sanidad. Pese a esto, seguimos sin ver la especialidad como algo factible.

La sensación es de frustración total. Hemos de negociar con gobiernos (sea del color que sea), que no quieren escuchar lo que tenemos que decir, aunque se les presenten pruebas irrefutables de la necesidad.

A nivel gubernamental, tan solo consideran importantes los problemas médicos, pero enfermería proporciona cuidado a todos esos pacientes enfermos, somos los que pasamos más tiempo con ellos, conocemos sus necesidades y no hay que olvidar que, sin enfermería, los médicos no podrían hacer su trabajo. Aun así, ni siquiera se ha planteado la creación de una especialidad en cuidados críticos.

-P: Por falta de estímulos laborales, son muchos los profesionales de enfermería que dejan la UCI y se pasan a la investigación y docencia?

-R: El sistema de reconocimiento de la experiencia en el ámbito de enfermería no proporciona alicientes suficientes como para fomentar la formación continua entre los profesionales. En muchos casos, los días de formación tienen que solicitarse en días libres, no se recompensa ni económicamente ni moralmente los años de experiencia y especialización. Cuando accedes a un puesto clínico en los hospitales españoles empiezas como enfermera y, si te jubilas en ese puesto, lo haces con el mismo grado. De hecho, si no fuese por los trienios, también lo harías con la misma paga.

Países como Inglaterra tienen un sistema en el que a medida que vas ganando experiencia en un área determinada, formándote y especializándote, el nivel de clasificación enfermera aumenta y con ello el sueldo, pudiendo llegar a igualar el sueldo de un residente de medicina.

Para acceder a un nivel más alto es necesario demostrar que se han adquirido experiencia, conocimientos, un mayor nivel de responsabilidad y superar un proceso de selección. Esto anima a los profesionales de enfermería a formarse cada vez más, a impartir cuidados de calidad basados en la evidencia y a comprometerse con un mayor desarrollo profesional.

-P: ¿Hay un techo de cristal en España? ¿Qué consecuencias tiene para e SNS?

-R: En España no es que exista un techo de cristal, se trata de un muro muy espeso y que se sostiene justo por encima de donde nos encontramos al salir del grado. Finalmente, los profesionales de enfermería buscan una salida profesional que les satisfaga fuera del ámbito clínico, que tenga mejores horarios, etcétera, y otros se van al extranjero.

Sí que es cierto que uno de los puntos en los que centra el esfuerzo en este plan de calidad es en promover la investigación aplicada a los servicios de salud, pero no sirve de nada invertir dinero en investigación si luego los resultados de esas investigaciones no se tienen en cuenta. Desde los hospitales se anima al personal de enfermería a realizar investigaciones, pero cuando se solicitan días para exponer los resultados en congresos se deniegan y se exigen que se cojan días de asuntos propios. Asimismo, la financiación para que enfermería acuda a los congresos es prácticamente inexistente.

Todo esto significa que enfermeras sin experiencia, sin estar formadas en el ámbito en el que están desempeñando su labor profesional, están cuidando de los pacientes, no solo en UCI, sino en todas las especialidades incluidas dentro del saco roto de enfermería médico-quirúrgica. Significa que no se están realizando investigaciones científicas que demuestren cuál es el mejor cuidado para los pacientes y, lo que es peor, cuando se hacen, no se permite a las enfermeras acudir a congresos para exponer los resultados.

-P: Ha trabajado en UCI del Reino Unido, donde está reconocida la especialidad. ¿Cuál ha sido su experiencia?

-R: Es muy comentado que las enfermeras españolas estamos muy bien valoradas en Europa, y es cierto. Somos resolutivas, eficaces, nuestra formación básica tiene un nivel altísimo y cuando acabamos la carrera estamos, profesionalmente, muy por encima de la mayoría de enfermeras de los países europeos. Sin embargo, no nos movemos de ahí, nos estancamos en el mismo momento que empieza la carrera profesional. Quizás sí, si te interesa la pediatría o la salud laboral, o quieres ser matrona, pero igualmente, una vez comienzas a trabajar como enfermera especialista, mueres en tu puesto de trabajo de la misma manera que cuando empezaste.

Todo lo contrario de lo que ocurre en otros países europeos, donde empiezan la carrera profesional de forma muy parecida a lo que en España consideramos la figura del auxiliar de enfermería, pero que pueden terminar su carrera con un grado de responsabilidad altísimo.

Como ejemplo comentamos el caso de Inglaterra. El mayor rango que una enfermera en Inglaterra puede llegar a tener es el de Chief Nurse Officer que es una enfermera muy experimentada tanto a nivel clínico como a nivel de gestión, que forma parte del Ejecutivo y es la principal portavoz de la enfermería.

Entre sus funciones destacan la toma de decisiones respecto a los estándares clínicos y del paciente, así como el desarrollo de políticas y procedimientos que afectan los niveles de personal. También es capaz de influir en la cultura de la organización de enfermería. La importancia de esta figura es enorme porque se hace escuchar en el Gobierno a la hora de tomar decisiones que implican a los pacientes, y ¿quién mejor para aconsejar sobre estas decisiones sino quién pasa más tiempo con ellos?

-P: ¿Cómo está la especialidad en Europa?

-R: En otros países de Europa, las especialidades proporcionan el conocimiento y la práctica para poder desarrollar completamente sus capacidades e impartir unos cuidados de excelente calidad que se recompensan con más responsabilidades, más reconocimiento profesional y más sueldo.

No se puede cubrir una plaza de UCI con un profesional de enfermería que no tenga la especialidad o al menos un año de experiencia en UCI. Si un profesional sin experiencia en UCI comienza a trabajar en este servicio, en la mayoría de países se realiza un periodo de tutorización, que por lo general dura 3 meses, antes de empezar a trabajar solos.

Imagínense la brutalidad de poner a trabajar en UCI a enfermeras que se les ha hecho una formación de uno o dos días.

Esta pandemia ha puesto de relieve que hace falta, más que nunca, una especialidad enfermera en cuidados críticos, que ahora está incluida en la macroespecialidad de Enfermería Médico-Quirúrgica, aún pendiente de desarrollo. coronavirus Off Alicia Serrano Profesión Off

La vacunación de los sanitarios, un cordón de seguridad para todos

Autocuidado
Redaccion
Inmunización
Ilustración vacunas
Las vacunas son un cordón de seguridad ante la sociedad

Una vacuna frente a la Covid-19 se presume como una salida a la pesadilla que vive el mundo en estos momentos casi distópicos y, sin embargo, los profesionales sanitarios tienen a su disposición otras vacunas a las que dan la espalda mucho más de lo deseable. “Su inmunización es un ejercicio de ética, responsabilidad y ejemplaridad”, clama Federico Martinón, coordinador de la Unidad de Investigación en Vacunas y el Grupo de Genética, Vacunas, Infecciones y Pediatría (Genvip) del Instituto de Investigación de Santiago.

Las razones fundamentales son que tienen un elevado riesgo de contraer una de estas enfermedades prevenibles y que las vacunas no sólo significan su protección, sino también la de sus compañeros, sus pacientes y sus familias. “Es un cordón de seguridad ante la población más vulnerable y en general toda la sociedad”, enfatiza este investigador clínico.

Los datos de cobertura en personal sanitario que mejor se conocen son los correspondientes a la vacuna de la gripe, muy lejos del objetivo marcado por la Organización Mundial de la Salud del 75%. El Gripómetro de este año indica que fue del 41,8%, lo que implica un aumento importante con respecto a años anteriores, siempre por debajo del 35%.

Un estudio reciente en Cataluña (Vaccine 2020 Feb 13: pii: S0264-410X(20)30118-3) mostraba que sólo el 70% de los trabajadores sanitarios estudiados tenía protección frente a la difteria y en los mayores de 55 años sólo alcanzaba el 30%. Asimismo, se ha observado que con frecuencia los nuevos brotes de sarampión se extienden primariamente en los profesionales que atienden a estos pacientes. Está claro, por tanto, que la vacunación de los sanitarios tiene todavía mucho recorrido.

Algunos factores determinantes son la baja percepción del riesgo, o incluso la falsa sensación de inmunidad, un conocimiento insuficiente de los beneficios y la pobre organización de las políticas de vacunación: “Hay muchos motivos, una información, sensibilización y formación inadecuadas, dejación por parte de las autoridades sanitarias y colegios profesionales, y una falta de ética y de compromiso del profesional con los pacientes”, opina Martinón.

Vacunarse es un ejercicio de ética y responsabilidad

Que los profesionales sanitarios tienen mayor probabilidad de infectarse por estar en contacto con pacientes o con material potencialmente infeccioso es una realidad, pero además deben tener en cuenta que pueden desarrollar una infección leve o asintomática con capacidad para transmitirla a los demás. Otro argumento a favor de la inmunización y que no es baladí es el de predicar con el ejemplo. Está demostrado que la confianza de los profesionales de la salud en la vacunación influye en la concienciación de la población.

El profesional ha de tener su calendario vacunal completo y al día, aunque la recomendación del Ministerio de Sanidad es que todo el personal sanitario se vacune frente a la gripe, sarampión, rubeola y parotiditis (triple vírica), tétanos y difteria, hepatitis B y varicela.

Por otro lado, están las vacunas indicadas en ciertas situaciones, que son las de la poliomielitis, enfermedad menigocócica invasora, tosferina, hepatitis A y fiebre tifoidea. Son situaciones condicionadas por la situación epidemiológico o el riesgo inherente al puesto de trabajo y el grado de exposición; la vacuna frente a enfermedad meningocócica, por ejemplo, está exclusivamente indicada para profesionales con alto riesgo de exposición, fundamentalmente aquellos que trabajan o están en contacto con microorganismos, como es el caso del personal de laboratorio.

Gripe, triple vírica, tétanos y difteria, hepatitis B y varicela, las principales vacunas del sanitario

Como soluciones, los expertos plantean mejorar el conocimiento desde etapas tempranas de la formación, aumentar la formación continuada en vacunas o incrementar los programas vacunales específicos para los sanitarios. Federico Martinón habla de asociar la inmunización a incentivos e incluso medidas regulatorias y disciplinares.

El coordinador de Genvip reconoce que la especialización en este campo es compleja y requiere dedicación, lo que contrasta con “la cantidad de charlatanes y opinadores que hablan con pseudoautoridad sobre estos temas”. En este sentido, subraya que ni twitter ni los blogs ni las revistas de opinión son fuentes de evidencia científica, “pero el daño que algunos malos profesionales hacen desde estas plataformas es abominable”, ante lo que califica de “dejadez” de las autoridades científicas y los colegios profesionales.

La inmunización frente a enfermedades prevenibles es un acto de responsabilidad que no deben eludir los profesionales. Por el bien de todos. Off María R. Lagoa Autocuidado Off
Publicado en Sin categoría

Las cinco lesiones de la piel más comunes en los pacientes con Covid-19

Erupciones similares a sabañones en zonas acrales (19%), erupciones vesiculosas (9%), lesiones urticariformes (19%), erupciones máculo-pápulosas (47%) y livedo-reticularis o necrosis (6%), según ha puesto de manifiesto el estudio 'Covid-Piel', puesto en marcha hace tres semanas por un grupo de dermatólogos españoles, y en el que, por ahora, se han analizado 375 casos.

Según este trabajo, cuyos resultados han sido publicados en la revista 'British Journal of Dermatology' y que ha recibido el apoyo de la Academia Española de Dermatología y Venereología, las manifestaciones cutáneas se pueden clasificar en estos cinco patrones asociados a un pronóstico específico de la infección por Covid-19.

En concreto, las erupciones acrales similares a sabañones (manos y pies) aparecían como áreas de eritema o violáceas, vesículas y pústulas. Este tipo de lesiones se detectó en el 19 por ciento de los casos, en pacientes más jóvenes, en las etapas tardías del proceso COVID-19, con una duración de 12,7 días y estaban asociados a un pronóstico menos grave.

Las erupciones vesiculosas, detectadas en el 9 por ciento de los casos, se han visto principalmente en el tronco. Consistían en pequeñas vesículas monomórficas (lesiones muy similares entre ellas) a diferencia de las que aparecen en la varicela que son polimórficas. En ocasiones asentaban en las extremidades y podían tener contenido hemorrágico, agrandarse o diseminarse. El estudio ha mostrado que este tipo de manifestación se asocia a una gravedad intermedia y es más frecuente en pacientes de edad media. De hecho, suelen durar unos diez días y aparecer junto con los síntomas generales, en ocasiones antes que ellos.

Las lesiones urticariformes, el tercer tipo de patrón, se han registrado en el 19 por ciento de los casos, se han visto principalmente en el tronco o dispersas por el cuerpo, en algún caso en las palmas de las manos. Su duración media es de 6,8 días, suelen producir intenso picor y se han observado en pacientes más graves y con más frecuencia han aparecido al mismo tiempo que otros síntomas vinculados a la Covid-19.

Máculo-pápulas, las manifestaciones más frecuentes, fueron detectadas en el 47 por ciento de los casos, el cuadro dermatológico es con frecuencia similar al de otras infecciones víricas. En ocasiones muestras patrones específicos, cómo la distribución peri-folicular, o similar a pitiriasis rosada o eritema multiforme. Duran 8 o 9 días de media y también se han visto en pacientes más graves.

Por último, las lesiones que orientan a obstrucción vascular, cómo la livedo-reticularis y la necrosis, se han encontrado en el 6 por ciento de los casos. Se trata de unas marcas en la piel que recuerdan a una red, antes eran típicas por el uso de braseros, y que han aparecido en los pacientes de más edad y más graves (en este grupo se registró un 10% de mortalidad). Los pacientes mostraron grados diferentes de afectación, incluyendo áreas de isquemia acral o en el tronco.

"Lo que hemos visto, además de categorizar las manifestaciones cutáneas en cinco grupos, es un gradiente de enfermedad, de menos grave en los casos donde había pseudo-sabañones a más graves en pacientes con lesiones livedo-reticularis, que presentaban más casos de neumonía, ingresos hospitalarios y necesidad de atención en cuidados intensivos", ha explicado el director de la Unidad de Investigación de la AEDV, Ignacio García-Doval.

La Región de Murcia registra dos fallecidos por coronavirus tras dos días consecutivos sin decesos

Desde las 21.00 horas del miércoles han fallecido dos personas en la Región por coronavirus; mientras que el número de curados aumenta de 1.202 a 1.229 (+27), doblando el número de activos.

Los casos de personas afectadas actualmente son 599, 37 más que en el último balance publicado el miércoles (la cifra total de afectados desde que comenzó la crisis es de 1.960 -66 más que el día anterior-). De ellos, 19 se encuentran ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Además, 528 se encuentran en aislamiento domiciliario, 35 más que en el anterior balance; y los ingresados ascienden hasta los 71 (+2).

En total, la Consejería ha realizado 29.399 analíticas, de las que 21.545 son PCR (+627) y 7.854 de anticuerpos (+1.538).

Detenido en Santiago de Alcántara con droga en el coche durante un control de movilidad

La detención tuvo lugar sobre las 23,00 horas del pasado día 28 de abril, cuando agentes de Seguridad Ciudadana, pertenecientes al Puesto deSantiago de Alcántara (Cáceres), con motivo de los dispositivos de control establecidos para verificar el cumplimiento de las medidas decretadas por la actual situación de estado de alarma, interceptaron un vehículo en el camino vecinal que une esta localidad con la de Herrera de Alcántara (Cáceres).

En el mismo viajaba este joven cuya actitud "nerviosa" y el "sensible olor a marihuana" que desprendía el turismo que conducía, dio lugar a que los agentes realizaran un exhaustivo registro del interior.

Como resultado de este registro, fueron hallados 71 gramos de hachís, seis de marihuana y 440 euros en billetes de diverso valor, hechos quemotivaron la detención de su conductor, como supuesto autor de un delitocontra la salud pública, por tráfico de drogas.

Tras la instrucción de las diligencias policiales correspondientes, el detenido, junto con la droga intervenida, han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Valencia de Alcántara (Cáceres).

Portugal comienza su desescalada el próximo lunes con un plan específico por sectores

El Primer Ministro portugués, António Costa ha resaltado que son conscientes de que "hasta que haya una vacuna disponible en el mercado debemos seguir viviendo con COVID-19" y ha añadido que "mientras haya COVID, nuestras vidas no pueden ser normales". Así lo anunciaba en una rueda de prensa en la que también ha detallado el plan de desescalada con el que pretende poner en marcha la economía del país en un mes. A partir del lunes, Portugal pasará de estado de emergencia al estado de calamidad y el 4 de mayo comienza la primera de las tres fases de desescalada. Portugal cuenta con 25.000 infectados en todo el país y roza los 1.000 fallecidos con coronavirus. 



Ver vídeo

Ayuso desoye a los críticos y mantendrá los menús de Telepizza, Rodilla y Viena hasta que finalice el periodo lectivo

La Comunidad de Madrid mantendrá los menús de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes para los niños con beca de comedor por pertenecer a familias perceptoras de Renta Mínima de Inserción (RMI) hasta que finalice el periodo lectivo, y ha señalado que "han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas".

El Gobierno regional puso en marcha esta medida tras el cierre de los centros escolares y la suspensión del servicio de comedor el pasado 18 de marzo, después de conseguir la autorización del Ministerio de Sanidad para que las familias pudieran acudir a los locales de estas cadena a recoger sus menús diarios pese al estado de alarma.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, defendió este miércoles durante su comparecencia en el Pleno de la Asamblea de Madrid los menús elaborados por dichas cadenas para los niños con beca de comedor frente a las críticas de los grupos de la oposición, que los califican de comida "basura", y un día después fuentes de la Consejería han indicado que se prevé mantenerlos hasta que finalice el calendario lectivo, el 19 de junio para Infantil y Primaria y el 23 para Secundaria.

"El servicio continuará vigente hasta que se considere que se ha finalizado con esa urgencia. Los menús han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas y no solo se ha tenido en cuenta las calorías, sino otros aspectos como la fibra, vitaminas y minerales necesarios que aportan", han agregado desde la Consejería.

"Hasta el momento se han ofrecido más de 100.000 menús y desde la Comunidad de Madrid consideramos que se trata de la mejor solución adoptada dado la urgencia para resolver el problema de la realización y distribución de la comida a 11.500 alumnos de todas las localidades de la región", han apostillado.

Prohíben una manifestación de Falange prevista para el 2 de mayo para «evitar la difusión» del coronavirus

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado el recurso presentado por La Falange contra la resolución de la Delegación del Gobierno que prohibió a esta entidad manifestarse el próximo 2 de mayo frente al Ministerio de Sanidad y lo ha decidido así al entender que hay que evitar la propagación del coronavirus.

Según ha informado este jueves el TSJM, los magistrados han avalado la decisión de la delegación del Gobierno que, como recuerdan, no está sustentada en la aplicación del decreto del estado de alarma, sino en la "necesidad de evitar la difusión de la pandemia con sus secuelas de contagios, fallecimientos y enfermos".

De esta manera, la Sala de lo Contencioso ha considerado que, en las circunstancias actuales, el derecho de reunión choca con los valores constitucionales de salud pública e integridad física, que deben prevalecer frente a la manifestación, como así lo estipulan el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Constitución Española.

Por ello, los jueces han concluido que la decisión de la Delegación del Gobierno de prohibir la concentración que iba a tener lugar en la Plaza de la Lealtad a las doce del mediodía para luego dirigirse a la sede del Ministerio de Sanidad busca proteger la salud pública de los ciudadanos ante la pandemia.

Además, desde el tribunal han especificado que no existe "otra medida más moderada" que permita salvaguardar la salud de los ciudadanos frente a la crisis del coronavirus, por lo que ha dictaminado que hay "más beneficios para el interés general que perjuicios".

Sanidade destina 600.000 euros a la compra de portátiles y equipos para que profesionales trabajen desde casa

En concreto, el departamento autonómico adquirirá, por el trámite de emergencia, entre otros productos, equipos portátiles, pantallas de PC, teclados, lectores de tarjeta, ratones y adaptadores de red para los portátiles, equipos de electrónica de comunicaciones y servidores.

Asimismo, en su reunión semanal, el Gobierno gallego también ha aprobado destinar más de 94.000 euros a la adquisición de materiales para la realización de análisis de muestras biológicas con potencial infección de COVID-19

La Administración autonómica ha explicado que estos materiales son necesarios para la colaboración del Laboratorio Sanidade Animal eProdución Animal (Lasapaga) de la Consellería de Medio Rural en las actividades diagnósticas de COVID-19.

En concreto, el pasado 25 de marzo las Consellería de Sanidade e Medio Rural suscribieron un acuerdo de colaboración por el que Lasapaga podía asumir distintas fases del proceso de detección del COVID-19 mediante la técnica PCR como la recepción y preparación de la muestra, la extracción de ácidos nucleicos o la fase de amplificación.

Entre el material adquirido hay todo lo necesario para realizar 2.768 extracciones y 4.000 ampliaciones por un importe total de 71.862 euros, material fungible para extracciones por valor de 12.303 euros, además de otros productos como puntas de pipetas estériles, bolsas de esterilización y hojas de acetato para placas, entre otros.

MÁS EQUIPOS DE PROTECCIÓN Y TEST

Por último, el Ejecutivo autonómico también ha aprobado la contratación, por el trámite de emergencia, de diversos materiales de protección destinados a profesionales y pacientes, medios de transporte para virus y test de detención. A ello, la Administración autonómica destinará 1.587.944 euros.

La Xunta ha destacado que este expediente es la sexta compra de materiales considerados imprescindibles. En concreto, se comprarán 3.200.000 batas protectoras de un solo uso; 242.400 mascarillas quirúrgicas; 640 garrafas de 5 litros de solución desinfectante superficies; 341.400 pares de guantes; 2.500 medios de transporte para virus; 103.100 test de detección del virus; 300.000 calzas de un solo uso; 200.000 gorros de un solo uso, así como otro material por importe de 2.790 euros.