Paco Peinado: un referente para la Farmacia española

La triste pérdida de nuestro compañero Paco Peinado, quien hasta hace muy poco ha sido presidente de Colegio de Farmacéuticos de Huelva y secretario del Consejo Andaluz, nos ha dejado un incesante reguero de manifestaciones de dolor y apoyo procedentes de puntos de todo el país, que dejan entrever claramente la talla, la valía y la calidad humana y profesional de una persona cuyo papel no sólo ha sido trascendente para la farmacia onubense y andaluza, sino también para la española en su conjunto.

Sin pretenderlo, Paco Peinado fue un líder para toda su profesión. Su bondad, su nobleza, su afabilidad y su visión de futuro le convirtieron en un punto de referencia y un ejemplo a seguir en todos aquellos ámbitos en los que tuvo implicación y en los que siempre dejó huella. Así se han afanado en manifestarlo en estos últimos días multitud de personas que tuvieron la gran suerte de trabajar con él, ya fuera en su oficina de farmacia en Rociana del Condado, en su querido Colegio de Huelva –“su vida”, como él decía– o en el seno del Consejo Andaluz, donde ha dejado el listón muy alto como secretario y como impulsor de la Comisión de Servicios Profesionales, que capitaliza nuestra apuesta en el ámbito de la farmacia asistencial.

El compromiso de Paco Peinado

Muchos de los que le conocieron saben que convirtió en himno personal la popular canción Resistiré, con la que trataba invocar todas sus fuerzas para no sucumbir ante aquellos envites que le presentaba la vida, ya fueran en su propia salud o en la de su profesión, que, no olvidemos, ha tenido que sortear en estos años –y más en Andalucía– situaciones muy comprometidas.

Paco jamás se amedrentó ante nada y, mucho menos, pensó en tirar la toalla. En cada dificultad vio siempre resquicio para la esperanza y para seguir adelante, haciendo de la necesidad virtud. Así se explica su extraordinaria apuesta para encaminar a la profesión hacia nuevos horizontes.

Capitán del COF de Huelva

Desde su Colegio –a tener en cuenta, uno de los más pequeños de España– blandió la bandera de la farmacia asistencial cuando ésta aún era prácticamente una entelequia, siendo punta de lanza en iniciativas como el pilotaje de implantación del SPD en Andalucía o el de conSigue Implantación, auspiciando también jornadas profesionales que han venido concitando cada dos años un gran interés a nivel nacional –Farmaonuba– o proyectos de investigación, que lidera el grupo de Atención Farmacéutica de su COF, centrados en el farmacéutico como profesional sanitario de proximidad.

Su marcha ha dejado un profundo vacío en muchas personas, que sienten incluso un sentimiento de orfandad al haber perdido a alguien que era mucho más que un presidente, un jefe o un compañero. Ahora nos toca a nosotros suplir esa carencia, y la mejor manera de hacerlo es invocar su legado, sus enseñanzas, sus experiencias, su conocimiento, sus consejos, sus afectos… todo aquello cuanto nos regaló para ser mejores farmacéuticos y, por supuesto, mejores personas.

The post Paco Peinado: un referente para la Farmacia española appeared first on Correo Farmaceutico.

Publicado en Sin categoría

Revisar qué se prescribe y qué se financia, oportunidad para las farmacias

Revisar los criterios de financiación y de prescripción, que no siempre van unidos y no tienen por qué coincidir, pasando de criterios administrativos a criterios de valor terapéutico y fortaleciendo la información de los pacientes y la formación de farmacéuticos comunitarios y Enfermería fortalecería no sólo la sostenibilidad del sistema sino el espacio asistencial de las farmacias.

Hay coincidencia en este asunto en profesionales sanitarios expertos consultados por CF. Potenciar el consejo farmacéutico y la labor de apoyo de la Enfermería en síntomas menores y con mayor capacidad de dispensación agilizaría la Atención Primaria.

El ibuprofeno, en algunas de sus presentaciones, requiere receta médica para ser dispensado. No es de ahora, es la norma de siempre, sólo que los COF han decidido impulsar una campaña para recordar en qué dosis se requiere receta y en cuáles no, y eso ha causado cierto revuelo.Tras Toledo, Pontevedra, Madrid y Guipúzcoa, los colegios de profesionales sanitarios de La Rioja en su campaña #NoSinMiReceta, intentan dejar claro que muchos medicamentos necesitan receta y señalan que los médicos, odontólogos o podólogos son los profesionales sanitarios que prescriben y los farmacéuticos quienes dispensan el medicamento e informan a la población de qué medicamentos necesitan receta: los envases incluyen unos símbolos informativos que aclaran que medicamentos la requieren.

Mucha demanda

Hay medicamentos de uso habitual, recuerdan, como el paracetamol o el ibuprofeno, que en dosis altas necesitan receta y también existen medicamentos no financiados, como algunas vacunas, que también requieren receta para su dispensación. La campaña aconseja a la población que evite la automedicación y que consulte a los profesionales sanitarios por seguridad y por salud. Y son precisamente estos dos fármacos, de alto consumo, los más demandados en las farmacias.

Según la consultora Iqvia, en 2017 de dispensaron mas de 44 millones de unidades de ibuprofeno, ocupando una cuota de mercado del 42,62 % (una ligera reducción de su consumo respecto al año anterior); y de paracetamol se dispensaron casi 60 millones de unidades con una cuota de mercado del 57,38 %. En 2018, las dispensaciones de estos fármacos aumentaron un 0,43 % en unidades de ibuprofeno y un 2,75 en unidades de paracetamol.

Presión asistencial

El recordatorio de los colegios ha puesto sobre la mesa la presión asistencial sobre las boticas, en las que se demandan esos medicamentos para síntomas menores y otros del mismo rango, y la exigencia de prescripción médica. Vicente Palop, miembro del Grupo de Trabajo en Utilización de Fármacos de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) y jefe de unidad en el Hospital de Denia, señala que España carece de una estrategia de uso racional de medicamentos, “se habla mucho de esto, pero no existe”, y defiende revisar los criterios de financiación y prescripción y los medicamentos afectados.

En este sentido está en línea con los informes de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) de los que CF ha venido informando, que defienden introducir criterios de coste efectividad, dar más peso al valor terapéutico y reformar el sistema de fijación de precios y financiación.

“Esta claro -dice Palop- que el farmacéutico comunitario, mejorando su formación y especializándose puede aumentar su rol asistencial y ganar espacio, como la Enfermería, que ya lo hace en muchos países europeos”.

Cristina Avendaño presidenta Sociedad Española de Farmacología Clínica y expresidenta de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), recuerda a CF que las decisiones sobre financiación de medicamentos en España han heredado criterios administrativos y burocráticos y probablemente “se necesitaría una revisión de los criterios y de las decisiones de financiación, dando más importancia al valor terapéutico y siempre con un mayor protagonismo en estas decisiones de sociedades clínicas y médicos y, por supuesto, se debería contar más con la Enfermería y con las farmacias”.

Laura Aliaga, secretaria del Grupo de Trabajo de Gestión del Medicamento, Inercia clínica y Seguridad del Paciente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) subraya que “la desfinanciación de medicamentos es necesaria, por motivos no sólo de sostenibilidad del sistema, sino también por motivos de seguridad y de eficacia.”.
Y añade que “si se realizan de forma consensuada con las sociedades científicas y asociaciones de pacientes, son eficaces; es muy importante evaluar el impacto sobre la salud de la desfinanciación y revisarla regularmente, con el objetivo de que no afecte, en ningún grado, a sintomatología considerada leve pero que, cuando aparece en patologías más complejas, se convierte en un síntoma mucho más relevante”. Fuentes colegiales señalan que el deber del farmacéutico es atenerse a la norma pero añaden que la farmacia está formada y preparada para orientar a los pacientes.

The post Revisar qué se prescribe y qué se financia, oportunidad para las farmacias appeared first on Correo Farmaceutico.

Publicado en Sin categoría

Ni ‘hetero’ ni cisgénero: la sanidad tiene que pensar en la diversidad

Aunque España es de los países con mayor aceptación hacia el colectivo LGBT+ (unas siglas que van ampliándose para representar todas las formas de vivir la sexualidad que no se ajustan a lo heteronormativo), la sociedad tiene una asignatura pendiente: no asumir la heterosexualidad o la identificación con el sexo biológico. Una cuestión que también tiene sus efectos en sanidad, porque puede contribuir a un sentimiento de discriminación y, en consecuencia, desconfianza hacia los profesionales e invisibilización de cuestiones que contribuirían a mejorar su calidad de vida.

Toni Alba, coordinador de Salud Integral de la FELGTB, reconoce que “a veces se notan carencias en la formación en general sobre orientación e identidad de género, particularmente en áreas como Ginecología, Salud mental, adicciones, etc.”. Por ejemplo, en los hombres que tienen sexo con hombres (HSH), aparte del VIH, hay otras infecciones de trasmisión sexual (ITS) importantes como sífilis, gonorrea y el virus del papiloma humano, y también pueden tener problemas relativos a su imagen corporal.

Según un sondeo en EEUU, un 67% de los estudiantes de Medicina creen que su preparación en temas de interés para el colectivo es escasa

En las mujeres, el principal problema se presenta a la hora de ir al ginecólogo, señala Marta Fernández Herraiz, fundadora de Lesworking, una red profesional para lesbianas: “Si desde el principio supone que eres heterosexual, para muchas visibilizarnos ya es un reto. Hay quienes evitan la consulta y eso supone un riesgo. Otra cuestión preocupante es que entre lesbianas no se usa protección a la hora de mantener relaciones sexuales, porque no tenemos ningún método pensado para nosotras y porque muchas asumen que no hace falta”. Algunas asociaciones, como la Fundación Triángulo, han elaborado guías para llenar este aparente vacío.

Otro aspecto sería el trato de las lesbianas en los procesos de reproducción asistida; Lesworking ha colaborado junto al Instituto para la Experiencia del Paciente y Colorful Families en la primera guía de buenas prácticas para este tipo de pacientes. “Hay poca información sobre los procesos de donación anónima o el tratamiento hormonal, se mantienen documentos no adaptados a estas parejas…”, enumera Fernández Herraiz.

Además, Alba apunta que “sería muy positivo que las campañas de concienciación tuvieran en cuenta la diversidad sexual, para que lleguen mejor a estos ciudadanos”.

En la universidad

El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) comparte la impresión de que varios factores, como una cultura académica heteronormativa, la homofobia internalizada, el prejuicio y la discriminación y el miedo a la humillación, la ridiculización y el rechazo llevan a las personas LGBT+ a evitar acudir a la red sanitaria. “En consecuencia, buscan información sanitaria en otras fuentes menos fiables, como puede ser internet, revistas o amistades, y recurren a la automedicación”.

El CEEM está investigando la presencia de estos temas en las universidades españolas junto a la Iniciativa Sociosanitaria para la Cooperación y Equidad LGBT en España (Isósceles) y a la Federación Española de Asociaciones de Estudiantes de Medicina para la Cooperación Internacional (IFMSA-Spain). Según una encuesta realizada en EEUU, el 67,3% de una muestra de 4.262 estudiantes de Medicina cree que su formación en temas de interés para el colectivo es escasa: algunos se sentían más preparados para abordar cuestiones como el VIH y otras ITS, pero inseguros en procesos de cambio de sexo.

Francisco Camarelles, presidente del Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la Salud (PAPPS) de Semfyc, señala que según estudios realizados en EEUU, el colectivo presenta mayor propensión al consumo de alcohol y tabaco y a ciertas enfermedades crónicas o problemas de salud mental. “Son cuestiones provocadas sobre todo por el estrés social. El tema fundamental que más va a marcar la salud del colectivo va a ser los estilos de vida”, incide. Añade que en EEUU se han puesto en marcha campañas específicas, como una para prevenir el tabaco en jóvenes LGBT+.

“No creo que aporte nada registrar la orientación o la identidad en la historia, pero sí es importante hablar sin discriminar. Se puede incorporar alguna pregunta discreta, como por ejemplo preguntar si mantiene relaciones sexuales con hombres, mujeres o ambos”, observa. Reconoce que “los médicos necesitamos abordar mejor la sexualidad en general, pero es un aspecto que no es fácil por los tabúes y porque el propio profesional tiene que desarrollar una serie de habilidades y aptitudes y eliminar los prejuicios”.

“El tema fundamental que más va a marcar la salud del colectivo va a ser los estilos de vida”, incide Francisco Camarelles, presidente del PAPPS de Semfyc

Francisco Javier Bru, dermatólogo del programa de prevención de ETS y SIDA del Ayuntamiento de Madrid, cree que “desde el punto de vista médico, este colectivo tiene unas necesidades similares a las de la población general; no sería adecuado inferir que tienen una frecuencia elevada de ITS, eso depende de su comportamiento, no de su orientación sexual ni sexo sentido en sí”.

Alicia Comunión, coordinadora del Grupo de ETS de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), reconoce que estadísticamente hay mayor incidencia en algunas ITS (sobre las lesbianas dice que prevalencia es prácticamente cero). Pero en su opinión, no hay un problema de falta de conocimiento, sino que “no sabemos qué hacer con la prevención en general, no sólo para LGBT, y es algo que hay que abordar en primaria, si bien somos conscientes de que abordar la historia sexual es un tema difícil”.

Efectos de las hormonas

Uno de los retos más complejos dentro del colectivo LGBT+ es el abordaje de las personas transexuales. Antonio Becerra, coordinador de la Unidad de Identidad de Género (UIG) del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, apunta que con la aprobación de la Ley de Identidad y Expresión de Género de Madrid en 2016 se triplicaron las consultas que lleva la unidad.

Ratifica que, además de romper con los prejuicios (que afectan más a mujeres trans que a los hombres porque su transición es menos eficaz), es necesaria más formación, pero lamenta que no percibe interés ni en atención primaria ni en especialidades más implicadas, como Psiquiatría ni Endocrinología. “Y no hablo de transfobia, sino que para un paciente que puede pasar por la consulta, ni tiene que molestarse en estudiarlo”. Cree que la solución está en un plan conjunto entre Sanidad y Ciencia para abordar esto de forma estatal e impulsar la investigación en medicina transgénero.

Precisamente fuentes de COGAM apuntan que otra carencia es “la falta de evidencia científica acerca de los efectos secundarios y a largo plazo del tratamiento hormonal aparte de desarrollar una apariencia más femenina o masculina”.

Asimismo, defienden que es urgente la universalización de los protocolos de atención y tratamiento a las personas trans y que el cambio de nombre y sexo en el registro civil no dependa de un diagnóstico de disforia de género, sino que sea posible la autodeterminación de la identidad de género, binaria o no binaria.

The post Ni ‘hetero’ ni cisgénero: la sanidad tiene que pensar en la diversidad appeared first on Diariomedico.com.

Los medios de comunicación, invitados a participar en la 5ª edición de los Premios SUPERCUIDADORES

Este año se celebra la 5ª Edición de los Premios SUPERCUIDADORES con el objetivo de reconocer la labor de aquellos medios de comunicación que impulsen medidas y acciones comunicativas dirigidas a dar voz a la figura del cuidador, de las personas mayores, en situación de dependencia y/o discapacidad, así como a la difusión de las políticas de Responsabilidad Social.

Muere el primer socorrista del 11-S por un cáncer provocado por las sustancias que aspiró en el rescate

EFE

  • Tenía 53 años y se pasó tres meses buscando entre las ruinas de los edificios a supervivientes.

Luis Álvarez

Un detective retirado de la Policía de Nueva York de origen cubano, Luis Álvarez, murió este sábado por un cáncer relacionado con las sustancias que aspiró durante los tres meses que se pasó buscando víctimas entre los escombros de las Torres Gemelas tras el atentado del 11-S de 2001.

Álvarez, que tenía 53 años, testificó este mes de junio ante una comisión del Congreso de Estados Unidos sobre los fondos de compensación destinados a las personas que primero respondieron al ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 en el World Trade Center de Nueva York.

Varios medios locales informaron de que el agente falleció en el hospital de Rockville, en Nueva York.

El polvo, el humo, los productos químicos y tóxicos que emanaron de los escombros afectaron a bomberos, policías, obreros de la construcción y otros trabajadores de emergencia que actuaron tras lo ocurrido y muchos han sufrido, como consecuencia, problemas respiratorios, trastornos digestivos, cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer.

Álvarez estuvo tres meses buscando entre las ruinas de los edificios y las azoteas de los edificios cercanos a supervivientes y restos de sus compañeros muertos.

En un principio, se estableció un fondo de 7.000 millones de dólares, que se ha quedado pequeño debido a la cantidad de reclamaciones existentes y a que no existe ningún mecanismo para agregar más aportaciones.

Una iniciativa legal pretende que el Congreso garantice fondos para las personas que acudieron a participar en el rescate para los próximos 70 años.

Tras una sentida intervención ante el comité, sus miembros aprobaron el proyecto de ley y se espera que el próximo agosto llegue a la Cámara baja del Parlamento para ser discutido.

La biología sintética, en la fase de Gutenberg

Si Mary Shelley escribiera hoy y no en 1818 su conocido libro, el doctor Victor Frankenstein sería un biólogo sintético, escribía el año pasado en The Conversation Ian Haydon, bioquímico de la Universidad de Washington.

Poco después de deletrear el genoma humano, a comienzos de este siglo, algunos biólogos se apresuraron a reescribir genomas sencillos.

En el año 2000 Science informó de la síntesis del virus de la hepatitis C. En 2002 se sintetizó el poliovirus, con 7.741 pares de bases. En 2003, el genoma de 5.386 pares de bases del bacteriófago Phi X 174 se ensambló en dos semanas. En 2006, el equipo de Craig Venter, pionero de la secuenciación y padre privado del Proyecto Genoma Humano, construyó y patentó un genoma sintético de la bacteria Mycoplasma laboratorium a partir del Mycoplasma genitalium. Los 482 genes de este organismo los redujeron a 382, que teóricamente representarían el genoma mínimo.

Poco después de deletrear el genoma humano, a comienzos de este siglo, algunos biólogos se apresuraron a reescribir genomas sencillos

En 2010 sintetizaron el genoma de M. mycoides, de 1,08 millones de pares de bases y lo insertaron en una célula de Mycoplasma capricolum a la que se le había extraído el ADN. La nueva bacteria se llamó JCVI-syn1.0 o Synthia.

Experimentos adicionales para identificar el conjunto más pequeño de genes que originarían un organismo funcional condujeron en 2016 al JCVI-syn3.0, con 473 genes, 149 de los cuales tenían una función desconocida. El JCVI-syn3.0 se considera el primer organismo verdaderamente sintético.

El mismo año se publicó en Science el diseño de un genoma de Escherichia coli, organismo más eficiente que el Mycoplasma para manipulaciones biológicas.

Aquel diseño se ha encarnado ahora, según publicaba Nature el pasado mayo, en el genoma más recodificado hasta la fecha de E. coli, con 4 millones de pares de bases, a cargo del laboratorio de Jason Chin en el Medical Research Council de Cambridge (Gran Bretaña).

El proceso, claro está, lo han denominado Genesis. Han utilizado un esquema de recodificación más sencillo que el que emplea la propia naturaleza: por ejemplo, el aminoácido serina puede construirse con los codones TCA, AGT, AGC, TCT, TCC y TCG; los británicos solo usaron los codones AGC y AGT.

Chin ha llamado Syn61 a su E. coli, por el número de codones que utiliza. “La recodificación desafía la fórmula de la vida”, ha dicho Tom Ellis, del Imperial College de Londres en la web Stat News.Al liberar algunos codones, los científicos pueden darles una nueva función. Con un genoma recodificado, una célula podría sintetizar nuevas enzimas y proteínas y fabricar nuevos productos químicos “para la medicina, la alimentación y la industria”. Los genomas reprogramados podrían ser además impermeables al ataque de los virus.

El pasado año se publicó el primer genoma generado por computadora, que representa un gran paso hacia la creación de moléculas medicinales y completamente sintéticas

En otro experimento de biología sintética, un equipo de la Universidad Politécnica de Zúrich publicó el pasado abril en Proceedings of the National Academy of Sciences el primer genoma generado por computadora. Llamado Caulobacter ethensis-2.0, se creó limpiando y simplificando el código de la bacteria Caulobacter crescentus.

Por ahora, no existe como organismo vivo, pero sus diseñadores dicen que es un gran paso hacia la creación de moléculas medicinales y completamente sintéticas. Este trabajo se basa en el que hizo Venter con el Mycoplasma, pero si aquella síntesis era un remake digital de un organismo real, el nuevo proyecto es un remix: se coge lo que funciona del original y se ajusta para que sea más eficiente. De los 4.000 genes del C. crescentus, vieron que solo 680 bastan para mantener vivas las bacterias en el laboratorio. “Hemos reescrito por completo el genoma en una nueva secuencia de ADN que ya no se asemeja a la original”, explicaba Beat Christen, coautor del estudio. “Sin embargo, la función biológica sigue siendo la misma”.

En esta ambiciosa reingeniería biológica, el proyecto internacional Sc2.0 continúa trabajando en la síntesis de los 16 cromosomas de la levadura Saccharomyces cerevisiae: ya han completado seis de ellos. Y algo más lejano, el Genome Project-Write (GP-Write), que dirigen Jef Boeke y George Church, dos pesos pesados de la genética mundial, pretende sintetizar en diez años todos los cromosomas humanos.

Jef Boeke, director del Instituto de Genética de Sistemas de Langone matiza que la biología sintética “aún está en la fase de Gutenberg” 

Jef Boeke, director fundador del Instituto de Genética de Sistemas en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, matiza que la biología sintética “aún está en la fase de Gutenberg”: los tipos móviles del vocabulario genético hay que unirlos con cuidado.

Pero promete desde árboles resistentes al fuego a microbios intestinales que eliminan invasores dañinos y órganos de reemplazo compatibles, según un informe presentado la semana pasada en Nueva York por el Engineering Biology Research Consortium, una entidad público-privada financiada en parte por la National Science Foundation de Estados Unidos.

Coordinada desde la Universidad de California en Berkeley, agrupa a más de 80 científicos e ingenieros de diversas disciplinas, que representan a 30 universidades y una docena de empresas. “El objetivo -según Emily Aurand, que dirige el plan de ruta- es abordar cómo las aplicaciones de la ciencia pueden expandirse para resolver los desafíos sociales, imaginar cómo los sistemas biológicos pueden hacer del mundo un lugar mejor, más limpio y más emocionante”.

Como aperitivos, el informe cita manzanas que no se decoloran, cultivos resistentes a la sequía y la salinidad, células sanguíneas e inmunes artificiales, microorganismos devoradores de petróleo y plásticos, microbiomas de rumiantes que generen menos metano, un fármaco antimalárico producido por bacterias, maíz que produce su propio insecticida, carne y textiles de laboratorio… Tras el dominio de la física y de la química, ha llegado la hora de la biología, anuncian con orgullo.

Alta Charo, profesora de bioética, compara la ingeniería genética
con el fuego en la prehistoria: “Podríamos haber decidido no jugar con él”, puede iluminar la biología o causar incendios

El fantasma de Frankenstein acecha sin embargo detrás de estas manipulaciones. Pioneros de la edición genética como Kevin Esvelt, del MIT, y Jennifer Doudna y Feng Zhang, dos de los padres de la técnica CRISPR, han pedido cautelas y moratorias sobre todo en lo referente a los genes humanos. Y Alta Charo, profesora de derecho y bioética en la Universidad de Wisconsin, comentaba en Chemical and Engineering News que la probabilidad de resultados positivos debe compararse con las posibles consecuencias no deseadas o los usos imprevistos de la escritura del genoma.

Charo recurre a la metáfora del fuego en la prehistoria: “Podríamos haber decidido no jugar con él”. De igual modo, la ingeniería genética puede iluminar la biología y conducir a hallazgos maravillosos o bien causar incendios devastadores.

The post La biología sintética, en la fase de Gutenberg appeared first on Diariomedico.com.