Alimentación, retraso en la primera gestación y estrés elevan el riesgo de cáncer de mama

EUROPA PRESS

  • Hay más casos en países industrializados por la alimentación y el estrés.
  • Cada año se identifican 27.000 nuevos casos en España, pero la mortalidad ha bajado por el diagnóstico precoz y los tratamientos personalizados.
  • Solo en el 30% de casos es necesaria la mastectomía.

Mamografía

El cáncer de mama es una enfermedad curable. Éste ha sido el lema de un encuentro celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) sobre esta enfermedad. Una cita en la que también se han recordado factores que elevan el riesgo de sufrir un cáncer de mama: el retraso de la primera gestación, la alimentación y el estrés.

Una de cada diez mujeres españolas desarrollará este tipo de cáncer. Según el presidente de la Fundación de Estudios Mastológicos (FEMA), José Díaz-Faes, el aumento del número de casos en los países industrializados puede deberse a los "hábitos reproductivos" actuales, ya que "los muchos años que pasan desde la primera menstruación de la mujer y la edad a la que tienen el primer hijo es un factor que influye".

En la misma línea, Díaz-Faes recalcó que se dan más casos de este tipo de dolencia en los países industrializados, debido a la alimentación, con el uso de fertilizantes y plaguicidas en la industria alimentaria, o el estrés, con la vida laboral que se lleva "hoy día".

Cada año se identifican 27.000 nuevos casos de cáncer de mama en España. El director del Centro de Patología de la Mama y presidente de la Fundación Tejerina, Armando Tejerina, hace hincapié en el "descenso de la mortalidad" gracias a que los diagnósticos son "más precoces" y a la aplicación de tratamientos "más personalizados" en base a la biología molecular del tumor.

En el ámbito de la detección, destaca la introducción de la tomosíntesis, una técnica radiológica en tres dimensiones, que permite realizar diagnósticos con un 20% más de precisión que la ofrecida por la mamografía digital.

En cuanto a los tratamientos, actualmente el 70% de las cirugías se ejecutan con una técnica conservadora y solo en el 30% restante de casos es necesaria la mastectomía, la mayoría de las cuales, según Tejerina, "pueden reconstruirse en la misma operación".

Finalmente, el director del Aula de Estudios Avanzados, Fernando Bandrés Moya, aboga por abordar el cáncer de mama desde un "modelo sanitario" que debe incluir a enfermos, familiares, profesionales sanitarios e instituciones.

"El futuro del cáncer de mama tiene que ver no solo con desarrollar el diagnóstico y el tratamiento sino también con la medicina predictiva", apunta el doctor. En su opinión, podría alcanzarse la "curación o la cronificación" del cáncer de mama en "unos veinte o treinta años".

La hepatitis C, la llamada enfermedad silenciosa, afecta a un 2% de los españoles

20MINUTOS.ES/CONSUMER

  • Apenas tiene síntomas y puede tardar mucho tiempo en dar la cara.
  • La hepatitis A y E, se curan pero la hepatitis B y C son formas crónicas.
  • En España, una de cada 38 personas tiene anticuerpos de la C y lo desconoce.

Virus de la hepatitis

Este sábado 28 de julio se celebra, bajo el lema "Está más cerca de lo que crees", el Día Mundial de la Hepatitis, para llamar la atención sobre esta enfermedad. La hepatitis C es una infección viral del hígado que hace que este se inflame y que no funcione correctamente, pudiendo provocar, en sus fases más avanzadas, cirrosis, insuficiencia hepática e incluso cáncer.

La hepatitis es prácticamente asintomática y puede tardar mucho tiempo en dar la cara, de ahí que se le denomine "la enfermedad silenciosa". La padecen en torno a 130-170 millones en todo el mundo y entre 480.000 y 760.000 en España (2% de la población española).

Como repasa Consumer, en el mundo hay unos 170 millones de personas infectadas por el VHC y una de cada 12 lo está por el VHC o el VHB. Y, en España, una de cada 38 personas tiene los anticuerpos del VHC y no lo sabe. Además, la hepatitis B afecta al 0,5% de los españoles.

Los casos relacionados con los viajes, los denominados A y E, se curan; inluso para la primera ya hay una vacuna. En cambio, las originadas por el virus de la hepatitis B (VHB) y, sobre todo, el de la hepatitis C (VHC) son formas crónicas.

En el periodo 2005-2009 el virus de la hepatitis C fue responsable en España de 43.217 episodios de cirrosis, 12.900 hepatocarcinomas, 1.632 trasplantes y 27.871 muertes.

Cómo se pueden contraer

Las hepatitis A y E son de transmisión oro-fecal y se pueden contraer al tomar un zumo, fruta o ensalada mal lavados y contaminados con estos virus, informa Forns.

Las hepatitis B y C se contraen por vía sanguínea. De hecho, la primera causa de contagio de la hepatitis C en las personas mayores ha sido la recepción de una transfusión antes de 1990. Pero también hay otros motivos, como la inyección de drogas por vía parenteral y compartir las jeringuillas, realizarse tatuajes o piercing con material que no esté bien esterilizado o tener una actividad sexual promiscua sin tomar las debidas precauciones, aclara Forns.

Cómo tratarlas

La hepatitis B responde muy bien al tratamiento con nuevos medicamentos que, prácticamente, no dan efectos secundarios. Son entecavir y tenofovir. Ambos se deben tomar de por vida.

En cambio, la medicación para la hepatitis C dura entre seis meses o un año; los nuevos fármacos han permitido mejorar las perspectivas de curación de los pacientes. En 2011, se introdujeron dos, de la familia inhibidores de la proteasa (telapravir y voceprevir) que, asociados a la terapia estándar (consistente en interferón pegilado y rivabirina), aumentan las posibilidades de curación o de erradicación del virus de un 40%-50% a un 70%.

Pero la crisis económica limita su administración, según los propios aquejados por esta dolencia, quienes también denuncian la falta de información por parte de las autoridades sanitarias.