Un estudio genético señala al anestesista Maeso como fuente probable del contagio masivo de hepatitis C

La datación del virus, que forma parte del análisis genético efectuado por dos peritos expertos en esta materia, indica además que Maeso podría haberse contagiado en junio de 1988, y sitúa el contagio de los 276 pacientes entre 1988 y 1997.La exposición de este análisis sobre la antigüedad de la afección, así como la celebración del resto de la prueba pericial genética, prevista para el miércoles, ha sido suspendida hasta el 12 de septiembre, ya que este documento adicional del informe fue entregado el día anterior por escrito a las partes, y el tribunal ha considerado que no ha habido suficiente tiempo para estudiarlo.Tras atender las alegaciones del Ministerio Fiscal y de la defensa, el presidente del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Valencia, que juzga al anestesista por estos hechos, ha admitido que la complejidad de este informe requiere un plazo mayor para su análisis pormenorizado.La comparecencia, aplazadaPor este motivo, y para preservar la unidad de la práctica de la prueba pericial genética, ha aplazado la comparecencia de los peritos hasta el próximo 12 de septiembre. No obstante, el letrado de la defensa, Francisco Davó, ha solicitado la inadmisión del estudio de la antigüedad del virus, ya que en su opinión, este informe debía determinar únicamente la edad del virus que padece Maeso, sin entrar en la datación del que padecen los afectados.En caso de que sea rechazada su solicitud, pide que se pueda estudiar "pormenorizadamente" durante el juicio cada uno de los 276 casos aportados por los genetistas, ya que, si no, se incurriría en una "vulneración del ejercicio de la tutela efectiva". El letrado Manuel Mata, que representa a un grupo de afectados, consideró que la datación del virus de Maeso constituye una prueba "determinante", ya que podría servir para imputarlo "no sólo por imprudencia, sino por un dolo eventual". "Si tenía el virus en un periodo anterior al inicio de los contagios, siendo médico y teniendo por tanto la posibilidad de optar por la curación y de utilizar medios preventivos, Maeso ha consentido que se produzcan estos contagios", afirmó Mata a los periodistas tras esta sesión del juicio, iniciado en septiembre de 2005. Según indicó, "epidemiológica, científica y racionalmente", la "fuente probable" del contagio masivo es el anestesista acusado, ya que, entre otras pruebas, "lo dice la Conselleria de Sanidad y lo dicen los peritos". Por el contrario, Davó aseguró que "el doctor Maeso no sabe cuándo contrajo el virus, diga lo que diga el informe", documento que admitió no haber leído.