Los profesionales sanitarios suspenden a Sanidad y a las Consejerías por la gestión de la COVID-19

El informe lleva por título “Los profesionales sanitarios frente a la COVID-19. La reforma necesaria del Sistema Nacional de Salud”, y recoge las experiencias, evaluaciones y propuestas de casi 2.500 profesionales sanitarios sobre la crisis del coronavirus en España.

Datos centrales

La encuesta señala que el 31 % de los profesionales no dispuso de equipos de protección adecuados cuando los necesitó y el 71 % opina que no hubo recursos suficientes para identificar a los profesionales contagiados.

La tasa de contagio por COVID-19 entre los profesionales sanitarios estimada en esta encuesta es del 16,4 %, llegando al 26 % entre las enfermeras con atención directa a los pacientes.

fin estado alarma
Vecinos del barrio barcelonés de la Dreta de l’Eixample, cada viernes, tras los aplausos a los sanitarios, ponen música y animan a los ciudadanos a unirse a la fiesta desde sus casas. EFE/Marta Pérez

Según los encuestados, lo que mejor funcionó durante la crisis fue la actuación de los profesionales sanitarios suspendiendo la actuación del Ministerio de Sanidad y las consejerías de las CCAA, con un 3,6 y un 4,3 sobre 10, respectivamente.

Necesidad de reformar el Sistema Nacional de Salud

Este estudio pone de manifiesto la necesidad de reformar el Sistema Nacional de Salud (SNS) con los siguientes criterios: mayor autonomía de gestión de los profesionales sanitarios; enfoque de la atención a la salud comunitaria; y mayor coordinación del SNS.

El informe resalta que la pandemia ha sido una prueba de estrés para el sistema sanitario y ha desvelado importantes problemas en su estructura y funcionamiento.

Este trabajo, “Los Profesionales Sanitarios Frente a la COVID-19. La reforma del Sistema Nacional de Salud”, se ha presentado junto a  Funcas (Fundación de Cajas de Ahorro) en un seminario web.

Su objetivo es contribuir al debate para la reconstrucción social y económica impulsado por el presidente del Gobierno, aportando la visión de los verdaderos protagonistas: los profesionales sanitarios y los pacientes.

Falta de previsión y escasez de recursos

Los resultados de la encuesta ponen de manifiesto una gran falta de previsión, ausencia de recursos y una alta tasa de infección entre los profesionales sanitarios, sobretodo en enfermería.

El 86% de los profesionales sanitarios encuestados desconocía la existencia de un plan de contingencia contra pandemias en su centro sanitario.

premio princesa asturias
Fotografía de archivo (17/05/2020), de personal sanitario del hospital Huca de Oviedo agradeciendo los aplausos recibidos por su trabajo para atajar la pandemia del coronavirus. EFE/ Alberto Morante

El 31% de los profesionales no dispuso de equipos de protección suficientes cuando los necesitó. Del 69% restante, más de la mitad (54%) lo dispuso posteriormente a las dos semanas después del comienzo del estado de alarma, el 14 de marzo.

El 71% de los profesionales que participaron en el cuestionario opinan que no hubo recursos suficientes para identificar a los profesionales contagiados por COVID-19.

La tasa de contagio por COVID-19 entre los profesionales sanitarios estimada en esta encuesta es del 16,4%, alcanzando el 26% entre las enfermeras con atención directa a paciente con COVID-19.

El 73% de los profesionales opina que faltaron recursos para el diagnóstico de la COVID-19 en pacientes sospechosos.

Organización de la asistencia y limitación del esfuerzo terapéutico

El estudio muestra una gran capacidad de adaptación de los centros sanitarios, quienes elaboraron protocolos para evitar el contagio de los profesionales (71%) así como para el manejo de pacientes con sospecha de COVID-19 en colaboración con distintas unidades del centro (83%), aunque las medidas se tomaron ya avanzado el estado de alarma.

El  78 % de los profesionales afirma que se crearon protocolos de derivación desde atención primaria o urgencias a otros centros (el 61% posteriormente a las primeras semanas de la alarma), pero la derivación no incluyó a la Sanidad privada en el 58 % de las respuestas.

Otro hecho destacable es que el 57 % de los encuestados afirma que en sus centros de trabajo se establecieron criterios explícitos de limitar el esfuerzo terapéutico (no ventilación mecánica/cuidados intensivos) basados en la disponibilidad de recursos y las características del paciente (edad, comorbilidades, etc.). En la mayor parte de los casos no se contó con el Comité de Ética del centro o se desconocía este hecho.

Por último, cabe destacar el impulso de la utilización de la telemedicina (82 % de respuestas) y el trabajo en equipos multidisciplinares (68 porciento).

Valoración de los distintos niveles de responsabilidad

Una de las cuestiones que ha alcanzado mayor unanimidad entre los encuestados es señalar que lo que mejor ha funcionado durante la crisis ha sido la actuación de los profesionales sanitarios y el trabajo en equipo, mientras señalaban a las Consejerías de Salud y al Ministerio de Sanidad como “lo que peor ha funcionado”.

comisión reconstrucción social
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia ante la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica este jueves en el Congreso. EFE/ Mariscal

La respuesta del servicio o unidad asistencial ha sido valorada con 6,1, las Consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas obtuvieron una valoración promedio de 4,3 puntos y el Ministerio de Sanidad de 3,6, en una escala de 1 a 10.

Además, los profesionales consideran que actuaron con retraso (86 % de respuestas en el caso de las Consejerías y 92 % refiriéndose al Ministerio de Sanidad).

Propuestas para el futuro

Las propuestas de los profesionales sanitarios en relación con la asistencia actual apuntan exactamente en el sentido contrario de la respuesta del sistema a la crisis: en lugar de una asistencia centrada en el hospital enfocarla a la salud pública y comunitaria.

Además, reclaman una reorganización de la asistencia para atender distintos grupos de pacientes y la realización de test a sospechosos de contagio para la detección precoz de infectados, entre otros aspectos.

Las conclusiones del informe están en la línea de trabajos previos de la Fundación IMAS y las sociedades científicas (como los informes “Los Retos del Sistema Nacional de Salud” y “El Hospital del Futuro”).

Es necesario despolitizar la gestión de los servicios sanitarios e incluir a los profesionales y a los pacientes en el proceso de toma de decisiones sobre política sanitaria, dar a los centros sanitarios y a los equipos multidisciplinares mayor autonomía de gestión, potenciar la gestión por procesos asistenciales, mejorar la coordinación en el Sistema Nacional de Salud y entre la atención primaria y el hospital, prestar atención a la salud comunitaria y basar las decisiones sobre política sanitaria en la evidencia científica (medición y evaluación de resultados).

Perfil de los encuestados

El 71 % de los profesionales que han respondido a la encuesta son médicos (1.761) y el 17 % enfermeras.

El resto son, en su mayoría, técnicos de radiodiagnóstico y terapeutas ocupacionales.

El 70 % de los encuestados trabaja en hospital y el 15 % en centros de salud.

En la elaboración y difusión del cuestionario (abierto desde el 24 de abril al 31 de mayo) colaboraron un gran número de expertos y sociedades científicas: Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI); Colegio de Enfermería de Madrid; Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC); Sociedad Española de Cardiología (SEC); Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC); Sociedad Científica de Terapia Ocupacional (SOCINTO); Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (NEUMOMADRID); Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG); y Asociación Española de Técnicos en Radiología, Medicina Nuclear y Radioterapia (AETR).

 

La entrada Los profesionales sanitarios suspenden a Sanidad y a las Consejerías por la gestión de la COVID-19 se publicó primero en EfeSalud.

Simón: “Nos preocupan mucho los brotes de Lleida”

Simón ha valorado la decisión tomada el sábado por la Generalitat catalana de confinar a la comarca del Segrià, que incluye Lérida capital y afecta a más de 200.000 personas.

“Nos hubiera gustado que la decisión se hubiera tomado un poco antes”, ha observado.

El brote de Lleida

El Govern de Cataluña ha pedido hoy a los leridanos que reduzcan al máximo su actividad social.

Las autoridades sanitarias catalanas están buscando refuerzos sanitarios para el hospital de Lleida y los ambulatorios de la comarca del Segrià, confinada perimetralmente desde el sábado, porque los 14 brotes detectados, diez de ellos en empresas frutícolas y dos en geriátricos, se han convertido en transmisión comunitaria.

Ello significa que el virus vuelve a campar sin control en la comarca, aunque lo hace a una forma menos veloz y con menos virulencia -hay más casos leves y asintomáticos- que en el inicio de la pandemia.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha admitido que en la comarca del Segrià, que agrupa a 38 municipios donde viven unas 210.000 personas, hay “transmisión comunitaria”, y no ha descartado tener que alargar este confinamiento más de 14 días si no descienden los casos positivos.

Preocupación por Lleida

Tras mostrar su preocupación por el brote de Lleida, Simón ha señalado que el hospital de Lleida acoge un importante número de ingresos por este brote, ha añadido que no parece que tengan problemas y ha recordado la instalación de un hospital aledaño.

“En pocos días se valorará en Lleida si hay que ampliar el plazo de confinamiento de 15 días”, ha seguido comentando.

confinamiento lleida
El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de la Generalitat de Cataluña ha instalado este viernes un hospital de campaña, formado por tres módulos independientes , junto al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, ante los nuevos brotes de coronavirus surgidos en los últimos días en esta demarcación. EFE/ Ramón Gabriel

Fernando Simón ha pedido a la población responsabilidad individual y el seguimiento de las medidas de seguridad y pr0tección.

“En la mayor parte del territorio no hay brotes importantes. Ahora mismo no hay que pensar en acciones supracomunitarias donde tenga que intervenir el Estado”, ha dicho, pero ha advertido que si se supera el ámbito de una comunidad autónoma en un brote o se desconoce que está pasando, no se puede descartar “pensar en acciones más drásticas a nivel del Estado”.

Respecto al brote de A Mariña, en Lugo, donde se ha optado por un confinamiento de cinco días, ha señalado que corresponde a la Xunta decidir si se extiende o no.

El número de casos activos por infección del SARS-CoV-2 en A Mariña ha subido de los 99 de ayer a los 119 de este lunes, según figura en el último parte oficial de la Consellería de Sanidad.

¿Qué pasará en el futuro?, han preguntado a Simón

“Lo que pase, depende del control de los brotes en las CCAA y de los casos importados. Si controlamos unos y otros, a la vuelta del verano habrá una baja transmisión, pero no sabemos qué pasará en otoño o invierno”, ha señalado.

“Hay gente que ya se está yendo de vacaciones, pero hay que hacerlo manteniendo las medidas de seguridad y, en ningún caso, irte de vacaciones si tienes síntomas. Aquí se ve el grado de consciencia social”, ha manifestado Simón.

Los datos del hoy tras el paréntesis del fin de semana

Tras un fin de semana sin actualización de los datos de evolución de la epidemia, los facilitados hoy suman 78 nuevos contagios en las últimas 24 horas, aunque Simón ha cifrado los de viernes y sábado en más de 700 por los brotes detectados, especialmente del de Lleida.

El total de casos se eleva a 251.789, unos 1.250 más que los ofrecidos el pasado viernes.

En cuanto a las muertes, han pasado de 28.385 el viernes a 28.388 hoy, tres más, con 12 en la última semana.

En las UCI, ha dicho Simón, hay ingresados 181 pacientes.

Otros datos: 53 casos importados en la última semana y 60 nuevos sanitarios diagnosticados en los últimos siete días.

 

 

La entrada Simón: “Nos preocupan mucho los brotes de Lleida” se publicó primero en EfeSalud.

Médicos españoles, más quemados tras la pandemia COVID-19

La Fundación Ciencias de la Salud (FCS) ha presentado en un webinar el documento de opinión que han elaborado bajo el título Síndrome de quemarse por el trabajo (burnout) en los médicos de España.

Dicho trabajo ha sido realizado por el Área de Prevención y Educación Sanitaria de la FCS y dirigido por el doctor Pedro R. Gil-Monte, director de la Unidad de Investigación Psicosocial de la Conducta Organizacional de la Universidad de Valencia. En él han participado numerosos profesionales de la salud que han evaluado el desgaste psicológico de este colectivo, y de los médicos en particular.

En el encuentro online que han celebrado para su presentación, moderado por el doctor Emilio Bouza, patrón de la Fundación Ciencias de la Salud, han participado el doctor Gil-Monte; la doctora María Luisa Rodríguez de la Pinta, jefa del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid; el doctor Celso Arango, jefe del Servicio de Psiquiatría del Niño y del Adolescente del Hospital Gregorio Marañón y Presidente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología; y el doctor José María Molero, médico de familia del Servicio Madrileño de Salud.

“Llevamos a cabo este trabajo a lo largo del año pasado y tuvimos que posponer su presentación por el comienzo de la pandemia. Sin embargo, ahora mismo nos parece imposible hablar de salud mental de los profesionales de la salud sin hablar de lo que ha ocurrido, por eso vamos a combinar en este acto la situación del personal sanitario en España antes y después de la COVID-19”, expone el doctor Bouza.

Así afectaba el síndrome del burnout a los médicos antes de la pandemia

Como explica el doctor Gil-Montes, los estudios de prevalencia en relación al síndrome del trabajador quemado estaban en torno a un 30-40 % antes de la pandemia, en el caso de los médicos.

“Aproximadamente un 29 % de los profesionales de la medicina presentaban niveles altos o críticos de burnout y, dentro de ellos, para un 9,2 % se había convertido en un problema de salud susceptible de ser etiquetado como enfermedad profesional” apunta.

Una situación que, como expone, se ha visto agravada durante la pandemia.

Para el doctor, esta crisis ha tenido un gran impacto en el aspecto psicológico del personal sanitario y señala cinco condiciones de trabajo que han contribuido a ello:

“Las demandas emocionales, la sobrecarga de trabajo, la exposición a riesgos y peligros por la falta de equipos de protección, con el miedo que eso implica; la falta de apoyo social por parte de las instituciones (sensación de abandono) y, por último, la percepción de falta de justicia organizacional, ya que lo han dado todo a cambio de muy poco, algo que se ha visto por ejemplo con el tema de los contratos, que se han rescindido cuando ha pasado lo peor”, denuncia el doctor Gil-Montes.

En definitiva, habla de la sensación de impotencia, agotamiento, vulnerabilidad, e incluso de rechazo social en algunos casos.

Sin embargo, no todo ha sido negativo; el doctor Gil-Montes destaca el comportamiento ejemplar que ha tenido el colectivo y la calidad humana que han demostrado luchando en primera línea contra un virus que ponía en riesgo su integridad física y la de su entorno.

Los trastornos psiquiátricos que ha desencadenado la pandemia de COVID-19

“Cuando uno no sabe qué espera de su trabajo y tiene la sensación de falta de control, como ha ocurrido en este caso, es fácil quemarse. Nosotros trabajábamos cada día más horas que el anterior, y a al día siguiente lo que recibíamos a cambio eran más pacientes, más muertos y más desconcierto”.

Así explica el doctor Celso Arango el daño que ha provocado esta crisis en la salud mental de los sanitarios.

Tren en Santiago
Los síntomas del estrés postraumático pueden presentarse hasta años después de haber vivido la tragedia. EFE /Xoan Rey

Ahora, como advierte, nos encontramos en un momento crítico, ya que la demanda en los hospitales ha bajado, pero con ella también el pico de adrenalina que les impulsaba a seguir día a día. En su lugar ha quedado una gran desazón y una profunda sensación de agotamiento.

” Muchos tienen la sensación de que, si sucede algo parecido, no tendrán la capacidad de afrontarlo como lo hicieron hace 3 meses”.

En cuanto a los profesionales sanitarios que se han infectado -en torno al 20-22 %-, asegura que están observando en ellos un síndrome de pseudodepresión, apatía y cansancio que en muchas ocasiones les dificulta su trabajo.

Por otra parte, están los problemas de la población general, muy diferentes en función de las circunstancias personales. El doctor asegura que la depresión, la ansiedad, el estrés postraumático o los problemas del sueño pueden incrementarse en torno a un 5- 7 % y los que se van a ver más afectados son los más vulnerables.

¿Qué ha supuesto la carga de trabajo para los Servicios de Salud Laboral?

La encargada de responder a esta pregunta durante el encuentro virtual ha sido la doctora María Luisa Rodríguez de la Pinta, quien explica el aumento de la carga de trabajo y las graves dificultades para poder desarrollar su actividad laboral.

Al principio su trabajo se centró en identificar al personal especialmente vulnerable para apartarlo de su actividad o adaptar su trabajo; luego empezaron a hacer los test PCR, analizarlos e indicar el aislamiento en los casos positivos, sintomáticos o con un contacto estrecho.

Más adelante, colaboraron en los estudios de seroprevalencia, y ahora están reincorporando a los trabajadores que estaban en su domicilio por ser especialmente sensibles.

“Sin duda, la gran dificultad para hacer nuestro trabajo ha sido la falta de equipos de protección individual. En un servicio cuya misión fundamental es proteger al trabajador, nos encontramos sin ese material que resultaba imprescindible. Además muchos de ellos no traían la documentación requerida y desconocíamos si cumplían la normativa o no; de hecho algunos tuvieron que retirarse por ese motivo”, denuncia la doctora Rodríguez de la Pinta.

Burnout en los médicos de Atención primaria: así han vivido la crisis

La Atención Primaria es una de las especialidades que más sufre el desgaste profesional. De ello ha hablado el doctor José María Molero. 

“Nosotros partíamos ya con un handicap, y es que nuestra situación era deficitaria. Fue uno de los servicios más castigados por la crisis económica y las políticas de austeridad, y los niveles de desgaste estaban en niveles muy altos, por encima del 65 %”, destaca.

Denuncia que durante los dos primeros meses la Atención Primaria ha sido invisible para los políticos, los medios de comunicación y la población general. A pesar de que, según un estudio de la Comunidad de Madrid, durante los dos primeros meses de la pandemia, de los 320.000 casos que se atendieron con sospecha de COVID-19, el 87 % tuvieron su primer contacto con Primaria.

“Además, seguimos atendiendo al resto de pacientes, y es muy frustrante ver que no puedes hacer todo lo que te gustaría porque no tienes ni tiempo ni recursos suficientes”, lamenta.

Recuerda que la mayoría, más del 50 % de los sanitarios infectados, han sido médicos de atención primaria y asegura: “No nos hemos sentido en ningún momento valorados por nuestros gestores, ya no durante la crisis, sino después”.

Sin embargo, no todo han sido sombras; también destaca algunas luces. “Hemos demostrado una enorme capacidad de adaptación y se ha revitalizado la sensación de pertenencia a un grupo, algo que en Atención Primaria se estaba perdiendo, y se han mejorado las relaciones con la población”, expone el doctor Molero.

 

La entrada Médicos españoles, más quemados tras la pandemia COVID-19 se publicó primero en EfeSalud.

Nueve muertos y 99 casos de coronavirus en España en 24 horas

Las muertes de los últimos siete días por efecto de la COVID-19 son 20 en España, 0cho en Madrid, tres en Castilla-La Mancha y dos, respectivamente, en Cataluña y Castilla y León. La cifra total de fallecimientos se sitúa en 28.355.

En cuanto a los casos nuevos, han sido 99 en las últimas 24 horas, 15 más que ayer, hasta sumar un total de 249.271. De estos nuevos contagios, 29 son en Madrid, 26 en Cataluña y 10 en Aragón.

Las hospitalizaciones registradas en la última semana son 153, 51 en Madrid, 19 en Castilla y León, 17 en Castilla-La Mancha, 14 en Aragón y 12 en Cataluña. En las unidades de cuidados intensivos han ingresado en los últimos siete días, 11 pacientes.

54 casos importados por el virus del 22 al 28 de junio

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha cifrado en 54 los casos positivos de coronavirus importados detectados desde el 22 al 28 de junio.

Illa ha ofrecido estos datos en el pleno del Senado en una respuesta a la parlamentaria del PNV Almudena Otaola, quien ha mostrado su preocupación por las medidas de control sanitario que puedan adoptarse en las fronteras y que debe garantizar la protección de los derechos humanos.

Durante su respuesta, el titular de Sanidad se ha referido a la decisión de la Unión Europea de abrir a partir de mañana, 1 de julio, las fronteras a catorce países considerados “seguros”. La inclusión de China dependerá de si otorga reciprocidad a los ciudadanos europeos.

Se trata de Australia, Argelia, Canadá, Corea del Sur, Georgia, Japón, Marruecos, Montenegro, Nueva Zelanda, Serbia, Tailandia, Túnez, Uruguay y Ruanda.

Illa ha explicado que son países con una incidencia del virus de 16 por cada 100.000 habitantes, que es la media de los países comunitarios.

salvaldor illa tabaco
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista con la Agencia EFE. EFE/Javier Lizón.

La lista se revisará cada quince días y en el caso de España, la decisión entrará en vigor el 2 o el 3 de julio una vez se publique la orden correspondiente. Mientras, se prorrogará la actual de prohibición.

Como ocurre ahora, los viajeros de esos quince países que lleguen a España tendrán que pasar tres filtros de seguridad: rellenar un documento en el que declaren si han pasado el coronavirus y dónde localizarlos, un control de temperatura y una inspección visual.

Si algún visitante no supera alguno de estos controles, el viajero pasará a ser atendido por un médico de Sanidad Exterior que, según el diagnóstico, podrá derivar al paciente al servicio sanitario español.

La entrada Nueve muertos y 99 casos de coronavirus en España en 24 horas se publicó primero en EfeSalud.

Aumentan los brotes de contagio una semana después del fin del estado de alarma

La epidemia sigue controlada, según el Ministerio de Sanidad, que notificó este sábado tres fallecidos más en un día, hasta 28.341 en total, y 191 contagiados nuevos, con 248.469 casos diganosticados hasta ahora.

Después de tres meses y medio, España vive el primer fin de semana completo de libertad absoluta de circulación entre municipios, provincias y regiones, con las fronteras reabiertas parcialmente, tiempo caluroso en gran parte y a punto de iniciarse las vacaciones de verano, la temporada turística más importante del año.

Son dos días seguidos de descanso laboral que muchos aprovechan para trasladarse a cientos de kilómetros con el ansia de reencontrarse con familiares y amigos, disfrutar de segundas residencias y lugares de esparcimiento. Y con ello crece el riesgo de que el virus también “viaje” y aumenten las infecciones.

La mayor movilidad se notó tanto el viernes como hoy en una gran intensidad del tránsito de automóviles en la salida de algunas grandes ciudades.

En los destinos costeros, muy demandados en esta época por españoles y extranjeros, los ayuntamientos impusieron normas de uso de las playas para limitar el contacto social y evitar el contagio, aunque no siempre respetadas por el público.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido “disfrutar de la normalidad recuperada”, pero sin “bajar la guardia” pues ni la epidemia ni la COVID-19 son algo pasado y es necesaria la cautela hasta que haya vacuna o remedio terapéutico.

Muy atentos a los brotes

En esta situación, las autoridades sanitarias se mantienen vigilantes y preocupadas por las celebraciones y las aglomeraciones públicas sin guardar la distancia interpersonal mínima de un metro y medio ni llevar mascarilla, obligatoria en tal caso, y reclaman responsabilidad en las relaciones sociales, sobre todo de adolescentes y jóvenes.

También se afanan en detectar de manera temprana cualquier nuevo punto de transmisión, rastrear el origen, localizar y aislar a los contagiados rápidamente para impedir que la enfermedad pueda causar otra grave crisis sanitaria en España, uno de los países más perjudicados por la pandemia.

Uno de los focos más importantes en este momento, pero “controlado”, es el de los 89 contagiados en un centro de acogida de Cruz Roja en Málaga (Andalucía).

aragón brotes
Personal sanitario trabaja en Urgencias del Centro de Salud de Fraga (Huesca), el pasado miércoles. Las comarcas de La Litera, Bajo Cinca, Cinca Medio y Bajo Aragón Caspe están afectadas por las medidas especiales en materia de salud pública para la contención de brotes epidémicos de la COVID-19. EFE/Javier Cebollada

“Brotes como éste los vamos a tener con frecuencia” a medida que aumente el movimiento de personas, vaticinó hoy el presidente de la comunidad de Andalucía, Juan Manuel Moreno.

En cuatro comarcas de la comunidad de Aragón, Bajo Cinca, Cinca Medio, La Litera y Bajo Aragón Caspe, continúa activo el otro brote más importante, con unos 300 casos positivos. Cuatro comarcas que retornaron esta semana a la fase 2 de la desescalada.

Turismo sí, pero seguro

El estado de alarma, declarado el 14 de marzo, duró prácticamente cien días en España, hasta el sábado pasado. El Gobierno impuso restricciones muy severas de movimiento de la población y de las actividades socieconómicas para frenar la infección, con innumerables empresas cerradas temporalmente, muchas del importantísimo sector turístico.

Miles de personas se concentraron hoy en varias ciudades españolas convocadas por los sindicatos principales para reclamar una “reconstrucción social”, tras el duro impacto económico y laboral de la epidemia, basada en el pacto político y no la confrontación entre partidos.

El Gobierno ha emprendido campañas nacionales e internacionales para presentar a España como un destino seguro, pero con el reto de detectar en los aeropuertos la llegada de personas contagiadas.

También las cadenas hoteleras buscan reforzar la percepción de seguridad en sus instalaciones, con el apoyo de certificadoras internacionales, y completan su oferta con servicios médicos novedosos.

La entrada Aumentan los brotes de contagio una semana después del fin del estado de alarma se publicó primero en EfeSalud.

La sanidad privada ha atendido al 16 por ciento de los pacientes con COVID-19

El informe monográfico “Sanidad Privada. Aportando Valor. Especial COVID-19“, que analiza la contribución de este sector en la lucha contra la pandemia de coronavirus en España, ha sido promovido y elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación Idis),  la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), Farmaindustria, la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA) y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin).

Según los datos de ASPE, los hospitales privados han atendido a 19.289 infectados por el virus (16 %) y 1.536 pacientes en UCI (14 por ciento).

“Desde los comienzos de la crisis -señala el comunicado que informa de este estudio monográfico- la disponibilidad del sector sanitario privado, en todas sus áreas de actividad para colaborar con las administraciones públicas, ha dejado patente un compromiso claro y un ingente esfuerzo para poner freno a las consecuencias de la enfermedad”.

Según datos de Farmaindustria, que recoge el informe, España es el cuarto país del mundo y primero en Europa con más ensayos clínicos frente a la COVID-19.

“El sector farmacéutico -se acentúa- sigue inmerso en una intensa búsqueda de un tratamiento eficaz o una vacuna para combatir la pandemia, con más de 100 ensayos clínicos en vacunas y 130 en el ámbito farmacológico frente al virus, acelerando las etapas clínicas y preclínicas”.

El informe destaca los 38 millones de euros destinados a un seguro contratado por UNESPA en nombre de 109 aseguradoras para dar cobertura a 700.000 profesionales de la sanidad pública y privada, incluido el personal sanitario de residencias de mayores afectado por la pandemia.

Las empresas tecnológicas, bajo las directrices de Fenin, han aportado tecnología y material imprescindible para la gestión adecuada de la crisis y han traído casi 700 toneladas de productos sanitarios a través de corredores aéreos.

El sector de la tecnología sanitaria ha desempeñado un “papel esencial”, afirma este documento, en la consecución de productos sanitarios como mascarillas, equipos de protección y respiradores, así como en la la realización de pruebas diagnósticas.

Para hacer frente a la pandemia, indica el informe, se realizó una ampliación de plantillas con un incremento del 10 por ciento; la reprogramación de la actividad para centrarse en la atención de la infección, aplazando consultas o intervenciones no urgentes o preferentes; el refuerzo del parque tecnológico; y la creación de nuevos espacios sanitarios para la acogida y atención de pacientes.

El informe resalta que el 61 % de las inversiones realizadas durante la crisis se destinaron a la adquisición de equipamiento sanitario, con la apuesta por el impulso y desarrollo de los servicios de telemedicina y teleconsulta.

Las compañías farmacéuticas asociadas a Farmaindustria, se subraya, “han puesto todos sus esfuerzos” para garantizar el suministro tanto de los medicamentos necesarios contra la COVID-19 como en lo relativo a otras patologías.

Pacto de Estado

Juan Abarca
El doctor Juan Abarca, nuevo presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS)/Foto cedida por el IDIS

El presidente de la Fundación IDIS, Juan Abarca, subraya: “La pandemia COVID-19 ha ofrecido numerosas enseñanzas y certezas, y una de las más importantes es la necesidad de que nuestro sistema sanitario trabaje al unísono en beneficio de todos”.

“Es fundamental -valora Abarca- entrar en un proceso de reforma, a través de un Pacto de Estado por la Sanidad y la Innovación, un pacto inclusivo e integrador en el que todos los agentes implicados, públicos y privados, podamos aportar. Si algo ha quedado patente es que la cooperación entre la sanidad de titularidad pública y privada ha sido ejemplar”.

Para el presidente de la Fundación IDIS, “solo sumando esfuerzos, buscando sinergias, generando estrategias conjuntas y ofreciendo cada cual lo mejor de sí mismo es como seremos capaces de hacer frente a los inmensos retos que nos ofrece el presente y, especialmente, el futuro”.

 

 

La entrada La sanidad privada ha atendido al 16 por ciento de los pacientes con COVID-19 se publicó primero en EfeSalud.

Simón: brotes de Aragón y Málaga, los dos que más preocupan

Las cuatro comarcas de Aragón afectadas en el sudeste de la comunidad son tres en Huesca, Bajo Cinca, Cinca Medio y La Litera, y una en Zaragoza, Bajo Aragón-Caspe.

En el caso de Málaga, el brote se sitúa en el Centro de Acogida, Emergencia y Derivación de Cruz Roja.

Además de estos dos brotes, los más preocupantes según ha señalado Simón, hay otros en Castilla y León, País Vasco, Andalucía, Canarias, o brotes familiares en Cataluña, Cantabria o Galicia, hasta una docena en la actualidad.

“Lo importante no es el número de brotes, sino cuáles son de riesgo”, ha precisado el epidemiólogo en rueda de prensa.

Por volumen, preocupan los de Aragón y Málaga, pero las comunidades están haciendo un buen trabajo para su control, ha añadido.

Hablar de rebrotes significa que no hay transmisión comunitaria

“Que hablemos de rebrotes y no de transmisión comunitaria quiere decir que vamos bien. Los brotes están identificados y controlados. Son en personas jóvenes, más leves, y muchos asintomáticos, que trasmiten menos. Ahora podemos trabajar específicamente los brotes. La mala noticia es que alguno se pueda escapar, pero esperemos que no”, ha señalado.

“Si no nos enteramos de casos y se escapan brotes, el riesgo sigue estando ahí, pero se está trabajando a un muy alto nivel para evitarlo. Si al principio tardábamos 15 días en poder hacer un diagnóstico, ahora es entre 24 y 48 horas. Si al principio nuestra capacidad diagnóstica era limitada, ahora no lo es. Ahora tenemos capacidad de reacción, detectamos muchos casos, pero no el 100 por 100”, ha agregado.

¿Puede haber más brotes en julio”, han preguntado los periodistas.

“No estoy seguro. Si entran casos importados que no detectamos en un tiempo, podría pasar, pero no lo sé. En nuestra evolución de casos, la tendencia no ha repuntado, está estabilizada. Nos mantenemos bien”, ha contestado.

Acceso al Centro de Salud de Binéfar (Huesca). Las comarcas de La Litera, Bajo Cinca, Cinca Medio y Bajo Aragón Caspe están afectadas por brotes epidémicos de COVID-19. EFE/Javier Cebollada

Simón ha reiterado que el ministerio de Sanidad trabaja en un documento sobre la preparación y respuesta ante el incremento de la transmisión del virus, con acciones de prevención y actuación a nivel local, en el territorio de la comunidad autónoma y a escala nacional.

¿Quién puede confinar?

Sobre la posibilidad de poner en marcha confinamientos parciales o territoriales, Simón ha dicho que sin estado de alarma, el Gobierno no tiene capacidad para decretar confinamientos, pero sí hay herramientas para que decidan las CCAA, como la ley general de sanidad y la ley de medidas especiales de salud pública, que se pueden aplicar.

“Se pueden utilizar -ha proseguido- para confinamientos de grupos concretos si hay una justificación clara.

¿Hay blindaje frente al virus?, ha sido otra pregunta.

“No, ninguno. Hay personas que pueden tener anticuerpos, y parece que protegen un año, pero no lo sabemos, pueden ser tres meses, y la protección puede no ser del todo”, ha comentado.

En cuanto a hacerse una prueba por cuenta propia, ha dicho: “Hay que pensarlo varias veces. Si da negativo no garantiza un contagio al día siguiente, y si da positivo, depende del tipo de test, y en ese caso, si hay infección, hay que pasar al aislamiento, el control de los contactos, un tratamiento adecuado. Sin prescripción médica puede llegar a ser contraproducente”, ha advertido.

“Hacernos pruebas para is a visitar a familiares algo ayuda, pero no aporta todo lo que la gente se piensa”, ha considerado.

Casos importados

Fernando Simón ha informado de que en el resto del mundo la epidemia no se reduce y ha indicado que “esto nos pone en situación de riesgo; en las próximas semanas habrá una entrada importante de viajeros y habrá que tener con ellos cuidado particular”.

Del total de los casos detectados en España en la última semana, el 20 por ciento, 54, han sido importados.

Residencias

Respecto a la situación de las residencias, Simón ha señalado que son grupos de alto riesgo y ha destacado el importante esfuerzo realizado por las CCAA para intentar blindarlas y reducir riesgos, aunque no se pueden evitar al 100 %.

“Se está considerando brote la detección de un solo caso, aunque sea asintomático. Cualquier acción para reducir los riesgos en las residencias es bienvenida”, ha valorado.

Los datos de hoy

En cuanto a los datos de hoy, se han registrado 39 menos contagios que el día anterior en las últimas 24 horas, 157 frente a 196, que elevan la cifra total de infectados a 247.486. Estos casos son 49 en Aragón, 39 en Madrid y 32 en Andalucía.

Los fallecidos en las últimas 24 horas son 3, y en la última semana, 11, hasta una cifra total de 28.330.

 

rebrotes
Los rebrotes del virus en España a 25 de junio/EFE

La entrada Simón: brotes de Aragón y Málaga, los dos que más preocupan se publicó primero en EfeSalud.

Salvador Illa defiende el decreto de nueva normalidad: el virus sigue ahí

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido las medidas contenidas en el decreto de nueva normalidad porque “el peligro sigue ahí” y hay que seguir manteniendo todas las precauciones para contener la epidemia del coronavirus.

Durante su defensa del decreto para la nueva normalidad, cuya convalidación ha sido aprobada en el Congreso, Illa ha considerado “positivo” que el decreto pueda mejorarse con aportaciones de los grupos en su tramitación como proyecto de ley, un procedimiento para el que ha pedido el menor tiempo posible.

“La sociedad merece que seamos capaces de un amplio acuerdo” con este decreto, ha dicho el ministro al pedir el apoyo de todos los grupos de la Cámara Baja a esta norma que estará vigente hasta que el Gobierno declare de forma motivada el final de la emergencia sanitaria.

Illa ha subrayado además que el decreto ya se ha elaborado con un amplio grado de consenso porque ha contado con las aportaciones de las comunidades autónomas.

El titular de Sanidad, recibido con el aplauso en pie de la bancada socialista, ha insistido en que este decreto es “esencial” para articular la respuesta frente a la COVID-19 y seguir manteniendo todas las medidas de precaución necesaria para evitar la propagación de la enfermedad.

nueva normalidad illa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su intervención en el pleno. EFE/ Chema Moya

Ha explicado que la norma tiene dos objetivos: dotarnos de las medidas de prevención necesarias en esta fase de “nueva normalidad” y establecer los instrumentos legales y operativos que permitan la “respuesta común y coordinada” de todas las autoridades sanitarias.

Ha recordado el ministro a las víctimas de la pandemia y a quienes siguen enfermos; ha subrayado la labor de los profesionales sanitarios, los responsables de servicios esenciales y las fuerzas de seguridad; y ha agradecido también el trabajo y la “lealtad institucional” de las comunidades autónomas.

Han sido “meses muy duros y de gran dolor” en los que ha habido que enfrentarse al virus y al “enorme impacto” económico y social que ha provocado, pero también han mostrado la “gran capacidad” de salir adelante.

“Gracias a este esfuerzo colectivo superamos los peores momentos de la pandemia y logramos doblegar la curva y frenar la transmisión del virus”, lo que “no significa que el virus haya desaparecido”, ha insistido el ministro, quien por eso ha subrayado la necesidad de seguir tomando, tras el estado de alarma, todas las precauciones y medidas necesarias.

El PP apoya el “exiguo” decreto de nueva normalidad

El Partido Popular ha justificado su voto afirmativo al decreto de nueva normalidad por la posibilidad que tendrá el Congreso de mejorarlo en su tramitación como proyecto de ley, ya que considera que el texto es “exiguo” y debe completarse.

Lo ha explicado la vicepresidenta segunda de la Cámara, Ana Pastor, al defender la posición de su partido, en una intervención en la que ha agradecido el trabajo del Ministerio de Sanidad y su titular, Salvador Illa, aunque ha subrayado los múltiples “errores” cometidos y ha pedido al Gobierno que los admita.

ana pastor
La vicepresidenta segunda de la Cámara Baja, diputada del PP y ex minsitra de Sanidad Ana Pastor, en una de sus intervenciones durante la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica en el Congreso. EFE/ Mariscal

Entre los cambios que reclaman los populares, ha dicho Pastor, está el de que se tramiten “medidas imprescindibles” que no contiene el decreto, como que el Ministerio “siga asumiendo que es la autoridad máxima de salud pública”.

En este sentido ha lamentado a Illa que se “quite de en medio” y le “pase todo a las comunidades autónomas” en esta nueva etapa.

La ex ministra de Sanidad ha considerado que el departamento que dirige Illa “minimizó las alertas internacionales” y tuvo una estrategia “equivocada”, y también ha señalado que es “evidente” que “no funcionó” ni el sistema de alertas ni el propio Ministerio.

Además ha lamentado que durante esta crisis se hayan ido cambiando criterios “cada dos por tres” y “se haya hecho una cosa y luego la contraria” con “consecuencias dramáticas”.

“Hay que reconocer lo que no se ha hecho bien”, ha insistido la diputada del PP, quien también ha dicho que ha habido en realidad “más de 40.000” víctimas -y no los más de 28.300 fallecidos oficiales-.

“Para honrar su memoria hay que reconocerlas a todas y cada una de ellas”, ha dicho.

Ana Pastor ha señalado que “merece la pena” que este decreto “casi inexistente” incluya medidas  como la oficina de atención de víctimas y ha pedido también al resto de grupos, incluidos quienes siempre batallan por las competencias, que “sean generosos por una vez y doten al Ministerio de sanidad de instrumentos necesarios para hacer una verdadera política de sanidad” para todo el país.

La entrada Salvador Illa defiende el decreto de nueva normalidad: el virus sigue ahí se publicó primero en EfeSalud.

108 contagios en España en las últimas 24 horas, casi la mitad en Aragón

Las muertes en la última semana han sido 14 y en las últimas 24 horas, una víctima mortal.  El número total oficial de fallecidos es de 28.325 desde el inicio de la epidemia.

Los contagios en el cómputo total ascienden a 246.752. De los 108 casos nuevos, además de los 45 de Aragón, se contabilizan 25 en Madrid y 15 en Cataluña.

Las hospitalizaciones en la última semana han sido 151, 72 de ellas en Madrid. Y en las unidades de cuidados intensivos (UCI) han ingresado en la última semana 13 pacientes, seis de ellos en Madrid.

Desde que comenzó la epidemia, 124.925 personas han estado hospitalizadas, más de la mitad del total de casos. Por la UCI han pasado 11.643 infectados.

Ayer, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien desde esta semana comparece ante los medios los lunes y los jueves, desde el ministerio de Sanidad y con presencia física de periodistas, cifró en menos de 2.000 los pacientes hospitalizados y en unos 300 los que se encuentran en las unidades de cuidados intensivos.

 

coronavirus sanidad privada
Un paciente sale por la puerta tras recibir el alta en el hotel Sarria de Barcelona, que aloja 150 pacientes que están en cuarentena después de pasar por hospitales y centros de salud de la zona. EFE/Alejandro García

La entrada 108 contagios en España en las últimas 24 horas, casi la mitad en Aragón se publicó primero en EfeSalud.

España registra 125 contagios en 24 horas y 21 muertes en la última semana

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha ofrecido hoy la rueda de prensa habitual de evolución de la pandemia desde el ministerio de Sanidad, no desde Moncloa, donde ha comparecido durante todo el estado de alarma. Además, hoy ha habido asistencia presencial de periodistas.

A partir de esta semana, Simón no comparecerá a diario, lo hará dos días a la semana.

Hoy, numerosas preguntas se han centrado el brote registrado en el sudeste de Huesca, en Aragón, en una zona limítrofe a LLeida (Cataluña).

“Se han detectado 36 brotes en diferentes CCAA, y al menos 11 permanecen activos. Este de Aragón tiene cierta relevancia; está asociado a empresas hortofrutícolas, a trabajadores temporeros y residentes de la zona, que ha generado brotes familiares. La Comunidad de Aragón está haciendo un importante trabajo por controlarlo”, ha señalado.

“La nueva normalidad implica preocupación tanto por brotes locales, como este, y por casos importados -ha proseguido-. El brote de Huesca es limítrofe con Lleida, y existe riesgo de que se traslade allí. Las dos comunidades (Aragón y Cataluña) están trabajando coordinadamente. De momento, no tenemos certeza de que el brote se haya extendido a Lleida”, ha añadido.

Mantener las medidas de protección y seguridad

fernando simón
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ofrece una rueda de prensa para informar de la situación de la COVID-19 en la sede del Ministerio de Sanidad en Madrid, este lunes. EFE/Mariscal

Sobre las verbenas, como las de las fiestas de San Juan, Simón ha dicho: “Las personas con síntomas, aunque sean leves, deben permanecer en sus casas. Y el resto mantener las medidas de precaución, distancia física, uso de mascarilla, lavado de manos, con el objetivo de evitar riesgos. Venimos de una epidemia muy importante, el riesgo cero no existe”.

“Ahora estamos mejor preparados que al principio, pero eso no quiere decir que no puedan pasar cosas, aunque es más difícil que pasen. Aunque se produzcan brotes, es difícil que la intensidad de la transmisión sea la misma”, ha valorado.

Fernando Simón ha seguido evaluando la situación de la epidemia: “El perfil de los casos es ahora mucho más leve, en personas más jóvenes y sanas. Estamos protegiendo a los más vulnerables. La mayoría de casos como el brote de Huesca son temporeros, trabajadores sanos, con cuadros leves. La edad media está bajando, si hace un mes era de 61 o 62 años. ahora es de 50”.

El epidemiólogo ha vinculado la explosión del virus en Europa con su llegada a Italia: “Sin lo de Italia, no me hubiera esperado lo sucedido. Las cosas cambiaron cuando el virus empezó a impactar en Italia”.

Simón ha defendido refuerzos para los sistemas de salud públicas en comunidades autónomas y ayuntamientos, consultorios y hospitales.

“La salud pública ha sido la hermana pobre del sistema nacional de salud. Hay mucho trabajo por hacer. Hay que llegar más a los mayores para que tengan una salud mejor. y avanzar hacia una sociedad que se ponga menos veces enferma”, ha sostenido.

Con los datos de hoy, el número de contagios se eleva a 246.504 y los fallecidos a 28.324.

Sobre la suspensión de la Operación Paso del Estrecho este verano por parte de Marruecos, una acción que aglomera en Algeciras a miles y miles de personas con destino a territorio marroquí, Simón ha dicho: “La suspensión es una medida muy prudente de Marruecos que nos beneficia”.

 

La entrada España registra 125 contagios en 24 horas y 21 muertes en la última semana se publicó primero en EfeSalud.