Madrid se tiñe de rosa: más de 18.000 mujeres participan en la Carrera de la Mujer

Madrid ha vuelto a teñirse de rosa este domingo después de que 18.000 mujeres corrieran por las calles de Madrid en la celebración de la Carrera de la Mujer para lanzar un mensaje de ánimo y lucha contra el cáncer de mama.

La cifra de participantes ha sido algo inferior a la de años anteriores, ya que los organizadores decidieron limitar la participación a este número para garantizar los protocolos sanitarios.

Debido a las obras en la Plaza de España, el itinerario ha cambiado: partió de la calle en Serrano, junto a la Biblioteca Nacional, y concluyó, como es habitual, en el Paseo de Camoens, después de pasar por la Puerta de Alcalá, Cibeles y Plaza de Colón.

Tanto en la carrera física como en la virtual las participantes lucían el dorsal 016 para contribuir a la difusión del teléfono de atención a las víctimas de la violencia de género que no deja rastro en la factura.

En los prolegómenos de la carrera ha estado Carolina Marín, campeona olímpica y mundial de bádminton que, como embajadora del Banco Santander, ha querido apoyar la carrera rosa. La onubense continúa recuperándose de la grave lesión en la rodilla izquierda que le impidió defender su corona olímpica en Tokio 2020.

Entre las participantes estaban las integrantes del equipo 'Trainsplant', formado por 12 mujeres que han sufrido un trasplante o están en situación de recibirlo, y las proyecto 'Zapatillas solidarias', liderado por Javier Rosado, que apoyan a personas sin hogar o en riesgo de exclusión con el deporte como válvula de escape.

A lo largo de sus 16 años de historia, un total de 1.150.000 mujeres se han puesto el dorsal en este circuito de la 'Carrera de la Mujer', que ha recaudado más de un millón de euros para proyectos solidarios.

Entre los objetivos prioritarios del circuito de la 'Carrera de la mujer' se mantiene el esfuerzo por incorporar a las mujeres de todas las edades a la práctica habitual del deporte, luchar contra el cáncer de mama y concienciar sobre la prevención y mantenimiento de hábitos saludables para combatir la violencia de género y las desigualdades sociales y educativas.

La Marea Rosa mantiene su espíritu solidario con una donación a la Asociación Española Contra el Cáncer al final del circuito, así como con el apoyo económico a tres fundaciones centradas en proteger a las mujeres en distintos ámbitos: Wanawake Mujer, Pulseras Rosas y Clara Campoamor.

La Carrera de la Mujer de Madrid colabora también con el #retogema, liderado por la atleta Gema Hassen-Bey, que ha sido pionera en la esgrima paralímpica (logró la primera medalla en los Juegos de Barcelona'92 para España y actualmente se prepara para ser la primera mujer en silla de ruedas en culminar la cima del techo de África, El Kilimanjaro, de 5.895 metros).

La Marea Rosa inunda Madrid en la Carrera de la Mujer

La Carrera de la Mujer ha vuelto este domingo a Madrid tras un año en blanco por la pandemia de coronavirus con una Marea Rosa de 18.000 participantes que vestían camisetas de este color con el lema 'Por todas nosotras' y con el dorsal 016 para contribuir a la difusión del teléfono de atención a las víctimas de la violencia de género.

Así es ‘Ella’, la nueva canción de Vanesa Martín dedicada a las pacientes de cáncer de mama

Vanesa Martín presentó este martes Ella, una canción enmarcada en el Día Mundial contra el Cáncer de Mama que presentó en el acto CADENA 100 Por Ellas 2021.

La letra completa sirve para apoyar a las pacientes que padecen esta enfermedad, la cual afecta a una de cada diez mujeres en nuestro país. De hecho, el 30% de los cánceres diagnosticados en mujeres se originan en la mama, y en 2020 se detectaron 34.088 nuevos casos.

Por ello, la cantante ha querido definir su nuevo tema como "un canto a la esperanza en un camino de zarzas y luz también. Una canción que por supuesto nos transmite fuerza y ánimo".

La artista malagueña presentó Ella en el programa ¡Buenos días, Javi y Mar!, el próximo 23 de octubre la cantará en el Wizink Center de Madrid, en un concierto que reunirá a algunas de las voces más aplaudidas del panorama musical.

Malú, Melendi, Pablo López, Antonio Orozco, Conchita, James Blunt, Álvaro de Luna, Sergio Dalma y Efecto Pegatina son algunos de los artistas y bandas que acompañarán a la cantante sobre el escenario.

El mensaje de Terelu sobre el cáncer de mama: «Por las que lo superaron, las que se fueron y las que lo siguen batallando»

Este martes 19 de octubre, Telecinco emitió Secret Story: cuenta atrás, presentado por Carlos Sobera. En el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, no faltaron en el formato ni menciones a la enfermedad ni mensajes de apoyo para sus víctimas.

En su línea secreta de la vida, Cristina Porta desveló que, dos semanas antes de que comenzara el reality, se enteró de que su madre tenía cáncer de mama. Entre lágrimas, la joven contó también que fue esa misma la enfermedad que se llevó a su tía, aunque recalcó que estaba tranquila y confiaba tanto en la fortaleza como en la positivdad de su madre.

Después, Porta se encontró en la sala contigua con su madre, con la que se deshizo en muestras de cariño y preguntas sobre la familia y sobre si estaba todo bien en el exterior. El emotivo momento tuvo su respuesta en plató, donde Terelu Campos aprovechó para lanzar un mensaje al respecto.

"Solo quiero que tengamos un pensamiento por todas las que se nos fueron, las que lo han superado y por todas las que lo están batallando en este momento", dijo, emocionada. Carlos Sobera suscribió el mensaje entre aplausos y le dio un beso a la comunicadora en señal de apoyo.

Pero Mediaset no fue el único lugar en el que Campos, curada de la enfermedad, se manifestó al respecto. En su Instagrám, la periodista dejó un mensaje algo más extenso al respecto, y recordó la importancia de realizarse revisiones ginecológicas anuales para detectar lo antes posible una enfermedad que, en 2020, fue la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres españolas.

Nacho Llovet y su madre se abren en el Día contra el cáncer de mama y demuestran que la ACB es más que baloncesto

Nacho Llovet, jugador del MoraBanc Andorra de la liga ACB, y su madre Ana Camp han protagonizado un emotivo vídeo con una charla entre ambos en la que tratan un episodio que marcó sus vidas. Coincidiendo con el día contra el cáncer de mama, el jugador y su madre cuentan su historia y mandan un mensaje a los que hayan pasado por una situación similar con la enfermedad o estén en ello.

"Hoy no os vengo a hablar de mí, sino que os vengo a presentar a una persona muy especial para mí, que es mi madre, y que tiene una historia que contaros". Así introduce Nacho Llovet una charla en la que Ana relata como la encontraron un cáncer de mama en una revisión rutinaria. "¡Ay! Hay un bulto. Hay que hacer un biopsia. Yo dije, 'no puede ser. Debe ser una tontería. Y así empecé el viacrucis de cómo solucionar el problema'", recuerda la madre del jugador.

El propio Llovet explica el momento en el que le dieron la noticia y la forma en la que afrontaron juntos la situación. "Nunca crees que te va a pasar a ti, que te va a pasar en tu familia", comenta. "Por una parte me daba tranquilidad saber cómo es mi madre, que es de la filosofía que luego he heredado yo de '¿cómo salimos de aquí?'".

Claramente emocionada, Ana puso sobre la mesa todo el proceso que debe llevar a cabo una mujer que se encuentre con el mismo problema por el que pasó ella. "Es muy importante y agradezco mucho que los hijos estuvieran allí, pero que no miraran con cara de pena como 'ay pobrecita, está enferma'. Eso no tiene que ser porque entonces te hace sentir peor".

En Moncloa y con 7 CCAA: Sánchez da máximo rango a la donación por Amancio Ortega de equipos contra el cáncer

Frente a los recelos y hasta críticas que suscitan en algunos sectores las donaciones de Amancio Ortega, de equipos para diagnosticar y tratar el cáncer, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha escatimado este miércoles para dar relevancia a la firma de un convenio de colaboración con su fundación por la que el dueño de Inditex donará 10 equipos de alta tecnología para el tratamiento del cáncer por medio de protonterapia por valor de 280 millones de euros. En estos momentos, solo hay dos en España, en hospitales privados, y la aportación de Ortega supondrá incorporar por primera vez una decena al Sistema Nacional de Salud, un hecho al que Sánchez ha querido dar la máxima importancia con una firma en La Moncloa y junto a representantes de las siete comunidades donde se instalarán los equipos.

El presidente ha agradecido "de corazón" la donación de Amancio Ortega, que "a buen seguro será muy bien valorada por profesionales sanitarios y compatriotas" y que, ha dicho, "es un ejemplo de de cómo el refuerzo del Estado del Bienestar es un objetivo compartido por el conjunto de la sociedad y que requiere de la participación de los distintos agentes sociales".

La elección del día para firmar el convenio tampoco ha estado exenta de significado. Este miércoles es el Día de Cáncer de Mama, una dolencia para la que, como en otros tipos de cánceres, puede ser muy efectiva la protonterapia, una técnica de precisión que evita dañar tejidos sanos y que en muchas ocasiones se convierte en la alternativa para mejorar el tratamiento, la calidad de vida y para suplir operaciones cuando la cirugía no es posible.

Todos estos beneficios los ha destacado Sánchez en un discurso en el que ha agradecido a la Fundación Amancio Ortega una donación que permitirá comprar 10 equipos de esta tecnología puntera. Según ha explicado, el Ministerio de Sanidad adelantará a largo de cuatro ejercicios el coste total de 280 millones y la Fundación del creador de Inditex irá reponiendo las cantidades a medida que el Gobierno las vaya desembolsando. "El coste total será cero euros gracias al compromiso de la Fundación", ha dicho el presidente.

Aunque el desembolso inicial y el reintegro posterior ascienden en total a 280 millones, en 2022 el Gobierno solo tiene previsto licitar contratos de compra de estos equipos por valor de 28 millones. Así queda consignado en el capítulo de Sanidad del proyecto de ley de Presupuestos que el Gobierno acaba de llevar al Congreso, donde hay una partida de 28 millones de euros para un "Plan de implantación de la protonterapia en el Sistema Nacional de Salud" que tiene su base en la donación de la Fundación Amancio Ortega que se ha formalizado en La Moncloa este miércoles.

"Celebramos como una gran ocasión la firma del convenio de colaboración con la Fundación Amancio Ortega", ha indicado Sánchez, que ha recordado que la donación de los 10 equipos de protonterapia "no es el primer paso" y que la colaboración de Ortega con la sanidad pública "viene de lejos", ya que hasta ahora "todas las comunidades han suscrito convenios por más de 300 millones para alrededor de 450 equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer".

Además de Sánchez y los dos vicepresidentes de la Fundación Amancio Ortega -Flora Pérez y José Arnau-, en la firma del convenio de este miércoles han estado presentes la ministra y la secretaria de Estado de Sanidad, Carolina Darias y Silvia Calzón, y los consejeros de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunitat Valenciana, Galicia y País Vasco, así como la consejera de Agricultura de Canarias, en representación del responsable de Sanidad del archipiélago.

Los siete representan los territorios donde se instalarán los 10 equipos. Según ha anunciado Sánchez, se distribuirán entre Madrid (dos en la capital), Barcelona (otros dos), Sevilla, Málaga, Valencia, A Coruña, Vizcaya y Gran Canaria, siguiendo tres criterios: la existencia de profesionales que puedan aplicar esta tecnología, el tamaño de la población que podrá ser atendida y la accesibilidad geográfica.

"Hará posible dar respuesta a necesidades presentes y futuras y agilizar la investigación clínica, el desarrollo de tecnologías relacionadas con estos tratamientos y organizar de manera más racional la oferta de un tratamiento clave para curación de muchos tipo de cáncer y mejorar la calidad de vida de muchos compatriotas", ha dicho Sánchez.

Por su parte, el vicepresidente segundo de la Fundación ha indicado que la donación de esta "tecnología de vanguardia" responde a su objetivo de contribuir a la renovación de equipos que "suelen tener elevados costes y un rápido ritmo de obsolescencia" y, como es el caso de la protonterapia, "no siempre" están disponible en el sistema público.

"Nuestra fundación decidió destinar parte de sus recursos para modernizar determinados servicios mediante la incorporación de nuevas tecnologías y elegimos la lucha contra el cáncer por tratarse de una dolencia que afecta a muchos ciudadanos y a todas las familias y es una de las principales causa de muerte" en España, ha dicho Arnau, que ha agradecido a Sánchez el "entusiasmo que ha puesto en la firma de e este convenio".

‘Te invito a un mojito’, la realidad del cáncer de mama contada en primera persona por Mabel Lozano y Paka Díaz

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres de nuestro país por delante del cáncer colorrectal, de útero, de pulmón y de ovario. Según los últimos datos aportados por el Sistema Europeo de Información del Cáncer (ECIS), en 2020 se diagnosticaron un total de 34.088 nuevos casos. El 30% de los cánceres diagnosticados en mujeres se originan en la mama. Urge hablar y concienciar sobre ello, y una de las formas de hacerlo es escuchando a quienes lo viven, o lo han vivido, muy de cerca.

"Hay miedo y mucho estigma con la palabra cáncer. No tenemos que olvidarnos de autoexplorarnos. Debemos ser responsables, cuidarnos", avisa la guionista y directora de cine social Mabel Lozano, que, junto con la periodista y también guionista Paka Díaz, ha publicado Te invito a un mojito (Catedral), un libro en el que ambas cuentan su experiencia como supervivientes del cáncer de mama.

Las autoras de Te invito a un mojito presentan este trabajo como "un relato humano, muy útil y con sentido del humor sobre el cáncer de mama", y en sus páginas incluyen información valiosa para las pacientes y sus acompañantes. Así, más allá de sus vivencias con la enfermedad -que afecta a una de cada diez mujeres en España-, Lozano y Díaz plasman el resultado de sus investigaciones sobre cómo afrontar el tratamiento -en la consulta y fuera de ella-, y abordan cuestiones como la alimentación, el sexo y los (auto)cuidados.

"Hace muchos años hice un corto sobre el cáncer de mama y nunca pensé iba a hacer este recorrido. Nunca imaginé tener cáncer de mama. Nunca imaginé mi vida sin mí. Nunca imaginé no estar, no existir. Yo pensaba que era inmortal", explica Lozano. En la presentación del libro la acompaña Díaz, amiga y compañera fiel; una mujer que, tras una charla telefónica, le "salvó la vida".

"Hace unos años Paka entró en mi vida. Es una de las periodistas que más me ha apoyado y me ha seguido en mi trabajo con la trata. Un día descubrí en Instagram que ella había tenido cáncer de mama. Precisamente una semana antes me había entrevistado y no me lo había contado. La llamé y le pregunté, y en esa conversación sorora me dijo: '¿Tú te autoexploras?'. Hice el acto de fe de tocarme y me encontré una cosita", cuenta la productora.

La publicación a la que se refiere la activista la publicó Díaz el 16 de marzo de 2020. "Hoy ha sido un día muy especial, me siento como si fuera mi cumpleaños. Hoy ha sido mi último día de radioterapia", rezaban las primeras línas. Cinco meses atrás le habían diagnosticado un carcinoma. "Aquel día Mabel me llamó, hablamos un montón de rato y le pregunté si se había autoexplorado. Al día o a los dos días me volvió a llamar. Le había pasado lo mismo que a mí. Aquella semana hablamos de nuestra experiencia. Yo ya la viví con mi hermana como acompañante y es un escenario muy duro", apunta la comunicadora.

Lozano supo que tenía cáncer de mama en plena cuarentena de la Covid-19, por lo que contó su situación a muy pocas personas, y una de ellas era Díaz. Con ella coincide en la importancia de los cuidados y de tejer una red para dar y recibir apoyo. "Mabel y yo dijimos que teníamos que convertir esto en un libro porque hay muchas mujeres a las que no les llega la información. De algún modo, había que dar luz. Hay temas sobre el cáncer de los que no se habla porque dan mucho coraje. Las mujeres tenemos que compartir nuestro conocimiento". "En el libro hablamos de cosas de las que nadie suele hablar", añade la documentalista.

Las autoras insisten en que Te invito a un mojito tiene toques de humor, pero no banaliza la enfermedad. "Hay muchos libros que cuentan cosas interesantes, pero son oscuros", dice Díaz, que define el cáncer de mama como "una plaga" que hay que tratar desde una visión feminista. Y es que ambas destacan que la medicina debe aplicarse desde una perspectiva de género, pues, como ellas, muchas mujeres se ven obligadas a insistir para que les hagan pruebas -Díaz tuvo que pelear y encararse con la doctora para conseguir una mamografía-.

En este sentido, Lozano también mantiene que hay que luchar contra los estereotipos y hablar de la enfermedad con responsabilidad, empatía y profesionalidad en la esfera pública -donde entran los medios de comunicación- y privada -en el entorno cercano-: "El cáncer es una mierda y te marca de por vida. No lo estamos banalizando, pero es que es lo que te toca. Y ya que te ha tocado, lo tienes que afrontar como puedas. Y hay que dar luz hablando de cómo hemos vivido nosotras este enfermedad llamándola por su nombre desde el minuto uno".

"Hay que decir: 'Tengo cáncer de mama, soy una enferma oncológica. Yo ya no lo tengo, y Paka tampoco. Ya no somos enfermas. Hemos sobrevivido al cáncer, y precisamente desde ese escenario queremos tender la mano a otras mujeres para ayudarlas en este camino tan tortuoso, duro y largo, porque da mucho miedo", aporta la directora, que añade: "Me encuentro con amigos que me preguntan cosas como 'oye, Mabel, ¿y tú qué tal estás de lo tuyo?'. Y yo les digo: '¿De qué? ¿Del cáncer? Bien, bien'. Todavía hay mucho estigma".

Díaz y Lozano subrayan que hay que derribar el tono bélico a la hora de hablar del cáncer, ya que no les hace ningún favor a los pacientes. "¿Cuando una mujer muere es una perdedora?", preguntan antes de lanzar una nueva queja: "También muchas veces se te exige estar contentísima. 'Así no te vas a curar'". "El buen humor a prueba de tumores no te cura. Cuando hacen responsable a la gente de su tristeza, pones la culpa en la enferma", aclara la creadora de PornoXplotación.

"Esperamos que el libro sirva para que las personas acompañantes entiendan cómo hay que estar cerca de una persona enferma con cáncer. No hay que empujar ni quedarse atrás. Hay que estar al lado, acompañando. Es importante saber cómo hacerlo", zanja Díaz, que mira cómplice y sonriente a Lozano. Ambas resaltan que "por un cáncer nunca se pasa de puntillas".

Plataformas genómicas en cáncer de mama, un aliado para predecir riesgos

Estas plataformas genómicas son efectivas en los tumores iniciales, no metastásicos, susceptibles de ser operados y analizados.

Y, aunque no todos los subtipos de cáncer de mama son candidatos, sí lo son aquellos con receptores de hormonas (luminal), el 75-80% de todos los tumores de mama, quedando excluidos los HER2 positivos y los triple negativo al carecer, precisamente, de genes de expresión de hormonas.

Se trata de una prueba habitual en las consultas de oncología para ese amplio colectivo de pacientes y ha cambiado la práctica clínica al poder determinar, sobre todo, qué mujeres tienen mayor riesgo de recaída y si se pueden beneficiar de la quimioterapia.

En la gran mayoría de los cánceres dependientes de hormonas la terapia hormonal es clave para reducir la recaída y, por tanto, para aumentar la supervivencia.

“Hay un subgrupo dentro de estos tumores hormonodependientes que tienen un beneficio adicional al añadir quimioterapia a ese tratamiento hormonal y así reducir más el riesgo de recaída y de mortalidad”, explica a EFEsalud el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el oncólogo especialista en cáncer de mama Álvaro Rodríguez-Lescure.

“Hasta que salieron las plataformas -señala- nos tuvimos que guiar por una serie de factores pronóstico de riesgo que no eran de una gran exactitud. Para beneficiar a unas pacientes teníamos que tratar con quimioterapia a otras muchas que realmente no la necesitaban”.

Por lo tanto, estos test genómicos permiten seleccionar a las pacientes que realmente precisan quimioterapia de aquellas en las que no tendría un beneficio añadido a la terapia hormonal.

plataformas genómicas
EFE/Alejandro García

Las plataformas genómicas en ocho claves

Para saber qué son y cómo funcionan estas pruebas genómicas, la secretaria científica de SEOM y oncóloga del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid Isabel Echavarría lo explica en ocho claves:

  • ¿Qué son las plataformas genómicas?

Las plataformas genómicas para el cáncer de mama son unas pruebas que se realizan sobre la muestra tumoral y en las que se analiza la expresión de un grupo de genes, que junto con las variables clínicas del tumor (tamaño, afectación ganglionar…), nos permite caracterizar de forma más precisa el tumor, su biología y su riesgo de recidiva.

  • ¿Qué aportan en el pronóstico y tratamiento de este tumor?

Nos dan una estimación pronóstica más ajustada que los factores histopatológicos clásicos (tamaño, grado, índice proliferativo…), clasifica los tumores según su riesgo (riesgo alto/bajo o alto/intermedio/bajo, según la plataforma), calculan el peligro de recaída, y nos dan asimismo datos predictivos de beneficio con la quimioterapia.

  • Pueden evitar en determinados casos la quimioterapia

Sí, las plataformas genómicas permiten seleccionar de forma más precisa a las pacientes que se beneficiarán de la quimioterapia al estimar de forma más precisa el pronóstico y riesgo de recaída. Gracias a estas plataformas podemos evitar de forma segura la quimioterapia, o, por el contrario, indicar el tratamiento con quimioterapia en pacientes con tumores de alto riesgo.

  • ¿En qué consiste esta prueba?

Es una prueba que se realiza sobre el tumor de la paciente, ya sea sobre la biopsia inicial, o sobre la pieza de la cirugía. Sobre esta muestra se analiza la expresión de un panel de genes, además de tener en cuenta otras variables como el tamaño tumoral o la afectación ganglionar.

  • ¿Evalúan también las mutaciones genéticas?

Las plataformas genómicas evalúan en el tumor los niveles de expresión de unos genes en concreto pero no evalúan mutaciones genéticas de predisposición al cáncer (como las BRCA1y BRCA2) en línea germinal, es decir, en todas las células del individuo.

  • ¿Estas herramientas están implantadas en el Sistema Nacional de Salud?

Sí, están incluidas en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, aunque puede haber diferencias en los criterios de indicación en las distintas comunidades autónomas.

  • ¿Cuáles son las plataformas genómicas utilizadas en la sanidad pública?

Hay cuatro plataformas fundamentales: Oncotype (21genes), Mammaprint (70 genes), Prosigna (50 genes) y Endopredict (12 genes). Cada centro o comunidad autónoma utiliza unas u otras y, aunque cada una de ellas analiza un panel distinto de genes, de forma general ofrecen resultados similares.

  • ¿Las pacientes conocen la utilidad de estas pruebas?

Sí, a aquellas pacientes para las que las plataformas genómicas sean útiles para obtener más información pronóstica del tumor y tomar decisiones sobre el tratamiento se les informa de la posibilidad de solicitar el estudio, en qué consiste y cómo nos puede ayudar en la toma de decisiones.

Unas pruebas en constante revisión

El Real Decreto 1030/2006, de 15 de septiembre, por el que se establece la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud y el procedimiento para su actualización recoge el contenido de la “cartera de genética”.

Según fuentes del Ministerio de Sanidad consultadas por EFEsalud, “la citada norma no detalla cada una de las pruebas concretas que se incluyen en la cartera común de servicios, si bien establece los tipos de análisis genéticos que forman parte de la misma (análisis genéticos diagnósticos, presintomáticos, de portadores, para diagnóstico prenatal, diagnóstico genético preimplantacional y farmacogenética y farmacogenómica)”

El presidente de SEOM y jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario de Elche (Alicante) indica que, actualmente, estas pruebas genómicas concretas para el cáncer de mama “son un recurso accesible” en España y que, al existir cuatro plataformas, es posible que unas comunidades autónomas utilicen más unas que otras.

Desde la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), su presidenta, Antonia Gimón, considera que estas pruebas beneficiosas para las pacientes deberían estar implantadas en todas las comunidades autónomas por igual y pide que sea un un acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para que sea vinculante.

Según el Ministerio de Sanidad, para garantizar “un acceso más homogéneo” al área de la genética se ha puesto en marcha un grupo de trabajo para su concreción y actualización en el seno de la Comisión de Prestaciones, Aseguramiento y Financiación, dependiente del citado Consejo Interterritorial.

“Dado los constantes avances en el área de la genómica, es necesario contar con un procedimiento ágil de revisión e incorporación de nuevas pruebas genéticas” basado en la evidencia científica, concluye.

La entrada Plataformas genómicas en cáncer de mama, un aliado para predecir riesgos se publicó primero en EfeSalud.

¿A qué edad es recomendable hacerse una mamografía?

Este martes 19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, una fecha para concienciar a la sociedad y para visibilizar esta enfermedad, primera causa de mortalidad entre las mujeres. De hecho, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), una de cada ocho mujeres en España tiene riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

En este sentido, uno de los aspectos clave para la curación y la supervivencia es la detección precoz a través de exploraciones periódicas en mujeres con más riesgo. No obstante, no todas las mujeres tienen acceso a las herramientas de prevención y diagnóstico, y desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) reivindican una necesaria transformación para lograr la equidad a la hora de prevenir, vivir y tratar el cáncer de mama.

La mamografía es la técnica más eficaz para el diagnóstico temprano del cáncer de mama. Como detallan en la AECC, se trata de una herramienta de fácil realización capaz de detectar los tumores antes de que aparezcan los síntomas y consiste en una radiografía especial de las mamas con un dispositivo de rayos X.

Pero, ¿quién debería hacerse esta prueba? ¿A qué edad se recomienda? La AECC aconseja la realización de esta prueba a las mujeres en edad de riesgo, esto es, entre 50 y 65 años, de forma periódica cada dos años. "Todas las mujeres deben acudir aunque no tengan síntomas", advierten.

Asimismo, en algunas comunidades también hay campañas de cribado para la detección del cáncer de mama en mujeres de entre 45 y 49 años y 66 a 69 años. En el caso de mujeres menores de 40 años, se recomienda la realización de una mamografía si tienen riesgo elevado de padecer un tumor por antecedentes familiares o alteraciones genéticas. En todo caso, cualquier mujer que tenga síntomas compatibles debe realizarse esta prueba diagnóstica, independientemente de la edad.

Se trata de una prueba sencilla, no invasiva y que no es dolorosa. A través de radiografías de las mamas y empleando una dosis mínima de radiación, se podrá comprobar su estado.

"Mediante una placa plástica transparente, se presiona la mama gradualmente contra la plataforma. Se aplica presión durante unos pocos segundos para expandir el tejido mamario", explican los especialistas de la Clínica Mayo. De tal manera que se tiene que presionar la mama para permitir que los rayos X penetren en el tejido y evitar que las imágenes salgan borrosas por el movimiento.

La mamografía permite detectar lesiones en los senos hasta dos años antes de que sean visibles o de que aparezcan síntomas. De ahí su importancia en la detección. "Si el tumor se diagnostica antes de que se haga invasivo las posibilidades de curación son prácticamente del 100%", subraya la AECC.