La vacunación irregular en Murcia apunta a un experto que diseñó el plan de inmunización del Ministerio de Sanidad

La vacunación irregular de cuatro centenares de trabajadores y allegados de la Consejería de Sanidad de Murcia no solo provocó este miércoles la dimisión de su responsable, el ya exconsejero Manuel Villegas, sino que también apunta a una de las personas que mejor conoce la estrategia de vacunación diseñada entre el Gobierno central y las comunidades autónomas. Uno de los expertos que ha colaborado para ello con el Ministerio de Sanidad es el subdirector general de Prevención, Promoción de la Salud y Adicciones de la Consejería, Jaime Jesús Pérez Martín, de quien la oposición en Murcia no duda de que se incluye entre los altos cargos de la Consejería que han recibido una dosis.

De momento, ni el PSOE ni Cs han logrado que el Gobierno de Murcia les facilite la lista de las alrededor de 400 personas -entre trabajadores y allegados- que han recibido la primera dosis de vacuna sin corresponderles. No obstante, ambos partidos tienen claro que, como subdirector general, Pérez Martín figura entre los "altos cargos" de la Consejería que, empezando por el ya exconsejero, accedieron a la vacuna sin que todavía sea su turno.

Por otra parte, Pérez Martín no ha salido a la palestra para negar este extremo y ha rehusado atender las llamadas y los correos electrónicos de este periódico para conocer su situación.

"Tiene todas las papeletas", afirman en Ciudadanos, seguros de que también se ha vacunado, de acuerdo con las directrices que se dieron en la Consejería de Murcia, en base a un criterio que llevó a que también la mujer del exconsejero de Sanidad recibiera su primera dosis.

En ese caso, el oprobio no consistiría solamente en que un alto cargo encargado de gestionar la vacunación en Murcia haya pasado por delante de los grupos prioritarios. También, porque Pérez Martín no solo es el portavoz del comité Covid del Gobierno murciano, sino uno de los expertos autonómicos que ha colaborado con el Ministerio de Sanidad para elaborar la estrategia estatal de vacunación que, entre otras cuestiones, ha establecido los grupos de riesgo y el orden en el que debe inmunizarse la población española.

Es también Jefe de Servicio de Salud Pública de Lorca, un puesto que no es "asistencial", es decir, no implica el contacto directo con los pacientes.

Su nombre aparece entre los nueve especialistas de otras tantas comunidades autónomas que forman parte de la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones, dentro del Grupo de trabajo técnico de vacunación COVID-19 que Gobierno y comunidades crearon para proceder a la vacunación de la ciudadanía. Desde la oposición al Gobierno de Murcia se afirma que "no puede alegar desconocimiento" de quién debía vacunarse ahora y quién después.

Como miembro de este grupo, Pérez Martín ha participado en la identificación de los 15 grupos de población que progresivamente irán recibiendo la vacuna, atendiendo a su exposición al virus y al riesgo de padecer la enfermedad y fallecer como consecuencia de ella.

En la fase actual, la vacunación todavía no ha terminado entre los cuatro grupos prioritarios, dado que una vez que se ha terminado prácticamente de suministrar las dosis en las residencias de ancianos y grandes dependientes, las comunidades siguen todavía vacunando a personal sanitario de primera línea y a grandes dependientes no institucionalizados.

Es más, ante la dramática evolución de la tercera ola y en vista de las "complicaciones" que se están experimentando con el suministro de vacunas por parte de las farmacéuticas, Sanidad ha actualizado este viernes la estrategia de vacunación para reorganizar el orden, pedir las comunidades que empiecen cuanto antes a vacunar a las personas mayores de 80 años, a costa de "recomendar" que el personal sanitario de primera línea que ya haya pasado la Covid -y que, por tanto, tenga anticuerpos- esperen hasta seis meses antes de recibir unas dosis que de momento siguen llegando a cuenta gotas.

UME, Ejército, Protección Civil y el centro de Adif en Atocha: el paseo de Sánchez por los centros de gestión de Filomena

De puertas para dentro, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha estado presidiendo Comité Estatal de Coordinación y Dirección del sistema nacional de Protección Civil (CECOD) desde el domingo pasado, tres días después de que empezara a nevar, unas reuniones a las que en los últimos días ha añadido visitas bien documentadas gráficamente a puntos clave en los dispositivos para paliar los efectos del temporal Filomena.

Tras las reuniones del CECOD han sido los ministros de Interior, de Transportes o de Defensa -o los tres a la vez- los que han informado en rueda de prensa de la evolución del temporal y el avance de las tareas para normalizar la situación. Si en estas ocasiones Sánchez no se ha dejado ver en público, sí lo lleva haciendo desde el miércoles, cuando empezó a reunirse con los mandos de los distintos dispositivos e instituciones que trabajan en las calles.

Todo ello, en medio de críticas cruzadas, del PP al presidente por estar "desaparecido" durante el temporal y del Gobierno a Pablo Casado, a quien recriminó actos "de cara a la galería", por haberse fotografiado el domingo retirando nieve con una pala.

Este jueves ha sido el turno del Centro de Regulación de Circulación (CRC) de Adif en la estación de Atocha, el lugar donde confluyen las líneas de alta velocidad. Sánchez ha acudido junto al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, para conocer de primera mano la situación ferrorivaria.

Este miércoles fueron dos visitas. Por la mañana, acudió junto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a la Dirección General de Protección Civil, que coordina el el despliegue de 28.000 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, 2.000 de las Fuerzas Armadas, 685 de la Dirección General de Tráfico, 3.000 operarios del Ministerio de Transportes, Movilidad.

Por la tarde, también hubo una fotografía y vídeo del almuerzo de Sánchez y la ministra de Defensa, Margarita Robles, con los altos mandos del Ejército, que también está desplegado para las tareas de normalización tras el Filomena.

Un día antes, había visitado la base de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Torrejón de Ardoz, donde les trasladó un mensaje de "gratitud y orgullo" por la labor que están desarrollando estos días, unidos a la que han desplegado durante los meses de pandemia.

"Lo estáis dando todo y por eso la sociedad os lo agradece todo", les dijo.

El Congreso rechaza el dictamen de Política Social y aprueba los de Sanidad, Economía y UE para la ‘reconstrucción’

El Congreso ha aprobado este miércoles tres de los cuatro dictámenes de los que constan las conclusiones de la 'comisión de reconstrucción' que durante dos meses y medio a escuchado a responsables políticos y expertos sobre la crisis que ha dejado la pandemia y la manera de salir adelante. PSOE y Unidas Podemos han visto cómo el resto de grupos han aprobado las conclusiones sobre Sanidad y Salud Pública, sobre Reactivación Económica y sobre la UE. El relativo a la Política Social no ha tenido un apoyo suficiente. Tal y como había anunciado esta mañana, el PP ha votado solo a favor de los planteamientos sobre Sanidad y UE. Tras la inclusión de algunas de las enmiendas que han presentado los grupos, el logro más tangible es el compromiso para crear una Agencia de Estatal de Salud Pública y Calidad Asistencial.

Finalmente, el PP solo ha apoyado dos de los cuatro dictámenes de la 'comisión de reconstrucción' mientras que Ciudadanos ha votado a favor de todos menos del texto sobre Política Social, el que no ha salido adelante, debido a la negativa del PSOE a dar ayudas públicas a la educación concertada. Dentro de la clasificación de los apoyos, ERC, uno de los socios preferentes del Gobierno, solo ha votado sí a los documentos sobre economía y política social, ha rechazado Sanidad y se ha abstenido en el de la UE.

Por su parte, PNV, Bildu, JxCAT y BNG habían pactado con el PSOE incluir una enmienda relativa a la "gobernanza" que “huir de mecanismos de imposición centralizada” o que suponga una “injerencia” en las competencias autonómicas. Así, en el texto final quedará claro que se respetará la distribución de competencias, en sanidad y en servicios sociales, y que todas las propuestas sobre organización y gestión de la actividad sanitaria serán debatidas entre las comunidades y toda las medidas que adopte el Gobierno central dentro de sus competencias tendrá su propia partida en los Presupuestos, es decir, no supondrá más gasto a las autonomías.

El dictamen sobre la UE ha sido el que más apoyo ha concitado ha sido el de la UE -276 votos a favor, 59 en contra y 13 abstenciones- y en segundo puesto ha quedado el documento de Sanidad, que ha salido adelante con el apoyo de PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos. El logro más concreto será la creación de una Agencia Estatal de Salud Pública y Calidad Asistencial, para “fomentar mecanismo de cooperación entre los servicios asistenciales y de salud pública de las comunidades autónomas”.

No ha sido la única enmienda en el ámbito sanitario que los socialistas han aceptado al PP. En las conclusiones finales figuran también la propuesta popular en favor de “una política de recursos humanos” que tenga en cuenta “aspectos como cobertura de zonas de difícil acceso, retribuciones, acceso a la especialidad MIR o un número de plazas necesarias”, de médicos o de enfermeras.

También para “reforzar la Estrategia de Cronicidad” por parte de los servicios de Atención Primaria con protocolos de atención, monitorización a domicilio o consultas a distancia y “elaborar junto a las comunidades autónomas planes de contingencia para establecimientos sanitarios y sociosanitarios”.

PSOE y PP han pactado asimismo “crear una verdadera red de laboratorios de microbiología”, potenciar programas de información y prevención de enfermedades ante la ciudadanía o preparar el sistema sanitario para las campañas de vacunación, con adquisición del material necesario, que se recuerda que es una competencia autonómica.

El dictamen sobre reactivación económica ha salido adelante por muy poco. Han sido 169 votos a favor 168 en contra, entre ellos los del PP. En este caso, el PSOE ha mirado hacia Ciudadanos y sobre todo JxCAT para introducir enmiendas esta misma mañana. Aún así, los independentistas solo se han abstenido como "gesto" por las enmiendas aceptadas. Es en este texto donde el PSOE y Unidas Podemos acordaron, tras un intenso día de negociaciones, descafeinar lo máximo posible la propuesta fiscal que llevará el Gobierno en sus Presupuestos para 2021. No se concreta ninguna subida de impuestos y se excluyó el impuesto sobre las grandes fortunas que exigía Unidas Podemos y que ERC no ha abandonado ni en el periodo de enmiendas, aunque sin éxito.

A iniciativa de los naranjas, el texto apuesta por una contratación pública que sea "social y medioambientalmente responsables" y por "nuevas medidas de prevención y lucha contra la corrupción" y mecanismos de evaluación y seguimiento de políticas de empleo.

A propuesta de JxCAT se ha añadido la mención a un "régimen sancionador" para evitar el incumplimiento de los plazos legales de pago a las pymes, que se reconozca y se aporten "recursos" a las empresas en su papel de formador en la FP dual o dar "estímulos" para que jóvenes sin empleo ni cualificación vuelvan al sistema educativo, También, medidas para reforzar medidas para mantenimiento y continuidad de empresas culturales, tan dañadas por la Covid y culminar proyectos ferroviarios descentralizados como el Corredor Mediterráneo.

El partido del presidente de la Generalitat, Quim Torra, también ha 'colado' una enmienda para "defender la neutralidad de la red para que todo el trafico d Internet sea tratado de la misma manera".

El dictamen sobre Políticas Sociales, el único rechazado -por 172 votos a favor y 175 en contra-, se donde el PSOE había admitido más enmiendas de ERC y de otros partidos de la izquierda. Los socialistas pactaron con ERC "fortalecer la educación pública” y "avanzar" en medidas de conciliación laboral y familiar encaminadas a reducir la brecha de laboral y salarial entre hombres y mujeres. Además, ERC y PSOE habían pactado que el 0,7% de la recaudación por el Impuesto de Sociedades se destine a financiar organizaciones del Tercer Sector.

Con Ciudadanos, crear un “plan de refuerzo” educativo para paliar la brecha que ha provocado la pandemia en algunos alumnos e incorporar en los curriculum las llamadas “competencias emocionales”.