Primer trasplante de corazón en España procedente de un fallecido por parada cardiorrespiratoria

El Hospital Puerta de Hierro Majadahonda ha realizado, por primera vez en España, un trasplante de corazón procedente de un fallecido por parada cardiorrespiratoria, que además se ha hecho con una técnica que permite recuperar otros órganos y tejidos del paciente.

España se convierte así en el quinto país del mundo en realizar este tipo de trasplante cardíaco, que ya se hacían en Australia, Bélgica, Reino Unido y Estados Unidos, y su novedad consiste además en que "el corazón del fallecido es recuperado antes de su extracción", ha dicho en rueda de prensa el doctor Alberto Forteza.

Hasta ahora las donaciones de corazón procedían solamente de pacientes con muerte encefálica, al considerarse que, tras una parada cardiorrespiratoria, "el corazón no era apto para la donación", explicó este lunes el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, junto al equipo médico y al paciente trasplantado, Jorge Washington.

Este trasplante supone "un hito sin precedentes, fruto de la extraordinaria labor" del equipo médico que ha realizado un trabajo "plurimultidisciplinar" en el que han intervenido una veintena de profesionales, dijo Escudero.

Esta técnica abre "una nueva vía para ampliar la disponibilidad de órganos" ante la creciente demanda, según la directora general de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez-Gil, que ha agradecido la generosidad de la familia que aceptó la donación y traslado del fallecido desde otro hospital.

En los últimos años se han hecho más de 120 trasplantes de corazón tras parada cardiorrespiratoria, pero en estos casos el órgano, una vez extraído, se recuperaba en una máquina de perfusión antes de implantarlo.

En el procedimiento empleado en el Puerta de Hierro el corazón es recuperado "antes de ser extraído, gracias a una máquina de circulación extracorpórea (ECMO) que mantiene el órgano oxigenado y en funcionamiento" dentro del cuerpo del fallecido.

Solamente tras confirmar con electrocardiogramas "la buena función, el corazón es extraído e implantado en el receptor", un proceso en el que "no deben transcurrir más de 25 minutos", por lo que es crucial la destreza y experiencia de todo el equipo. Además, durante la oxigenación por ECMO se han recuperado también el hígado, los riñones y tejidos del paciente fallecido.

El uso de la ECMO para recuperar el corazón puede suponer "un ahorro de costes" respecto a las técnicas utilizadas en otros países, además de permitir "una evaluación del corazón más completa. Este procedimiento se ha realizado con éxito previamente sólo en cuatro ocasiones en el resto del mundo", según Sanidad.

Jorge Washington, el paciente trasplantado, dijo encontrarse "bastante bien", aunque seguirá ingresado unas tres semanas más, y que en todo momento tuvo "confianza total" en el equipo médico pese a que le informaron de lo novedoso de la técnica.

Actualmente solo hay dos hospitales en España avalados para hacer trasplantes de "donación en asistolia controlada", el de Majadahonda y el de Bellvitge barcelonés.

El Puerta de Hierro, con 945 trasplantes cardíacos en los últimos 36 años, es líder en España en este tipo de implantes. El éxito de este trasplante pionero es fruto de la "estrecha colaboración" entre profesionales de la Coordinación de Trasplantes, Cirugía Cardíaca, Cardiología, Medicina Intensiva, Anestesia, Neurología y equipos de Enfermería.

Una resonancia ayuda a pronosticar la eficacia de una operación de epilepsia

Una resonancia magnética podría ayudar a pronosticar la eficacia de la intervención quirúrgica para tratar un tipo de epilepsia, según un estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), el Hospital de Bellvitge y la Universidad de Barcelona.

En un comunicado, el IDIBELL ha explicado este lunes que en algunos casos de epilepsia, los causados por esclerosis del hipocampo, la medicación no es suficiente y debe hacerse una intervención que en la mayoría de ocasiones comporta una mejora significativa, aunque un 30% de los pacientes siguen sufriendo episodios de crisis.

Ante esta situación, los investigadores compararon las imágenes de resonancias magnéticas previas de los pacientes que tras someterse a la intervención dejaron de tener crisis y pacientes que continuaban sufriendo episodios para definir ciertos parámetros que pudiesen pronosticar si la cirugía tendría un buen resultado.

A diferencia de la mayoría de estudios sobre este tipo de epilepsia, esta investigación se centró en examinar el hipocampo del otro hemisferio del cerebro, el que no está dañado, y, tras 5 años de seguimiento, los investigadores vieron que aquellos que seguían presentando episodios de crisis tenían un hipocampo menos íntegro y más desorganizado que los pacientes "curados".

Estos resultados indican que los pacientes que no superan los episodios de crisis después de la operación podrían presentar un daño más extenso en el cerebro y que la enfermedad podría haber evolucionado hasta el punto de no poder ser revertida por cirugía.

Tecnología española no invasiva contra los casos de epilepsia más complicados

Un sofisticado dispositivo tecnológico diseñado en España se abre camino en el mundo como una terapia alternativa contra los casos de epilepsia más complicados, aquellos que no responden a los tratamientos farmacológicos.

Es el primer paso en un campo, el de la estimulación craneal no invasiva y de alta definición, que se plantea como terapia cerebral personalizada y que en el futuro podría utilizarse para el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades neuronales o trastornos cognitivos.

Tras superar varias fases experimentales, la empresa española Neutronics cuenta ya con la autorización de la Administración de Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en sus siglas en inglés) para realizar un ensayo clínico con 140 pacientes y demostrar la eficacia de esta nueva tecnología para reducir las crisis epilépticas.

Ana Maiques, quien recibió el premio europeo de mujeres innovadoras de la Comisión Europea en el año 2014, es la directora ejecutiva de esta empresa, e insiste en que esto "no es ciencia ficción" pero también en que hay que saber gestionar las expectativas que cualquier avance médico genera entre los pacientes de cualquier enfermedad.

El mensaje, incide Maiques en una entrevista, es que un equipo de científicos e innovadores están desarrollando nuevas tecnologías para ayudar a pacientes con enfermedades neurológicas, pero que esas tecnologías tienen que pasar el mismo escrutinio que cualquier fármaco antes de que las agencias reguladoras comprueben su eficacia y lo aprueben.

Y su tecnología consiste en un "un gorro" capaz de inyectar a través de electrodos pequeñas corrientes eléctricas en el cerebro, un sistema que Ana Maiques define como "estimulación neuronal no invasiva" y que en los próximos años podría consolidarse como una nueva terapia contra determinadas enfermedades.

Ana Maiques ha estado en Madrid invitada por la Fundación Ramón Areces a participar en una jornada científica sobre "sensores biomiméticos", unos dispositivos que se pueden situar en el cerebro, bajo la piel e incluso ingerirse para explorar los tejidos de una forma continua y mínimamente invasiva, capaces además en muchos casos de camuflarse en el cuerpo para monitorizar algunas enfermedades y anticiparse a las posibles crisis.

La tecnología que ha desarrollado su empresa pretende, a través de esa estimulación craneal programada y aplicable durante veinte unos minutos diarios, reducir el número de crisis epilépticas sin necesidad de recurrir a la cirugía, algo que ya han contrastado y comprobado en un grupo reducido de pacientes.

Maiques fue seleccionada el pasado año para formar parte del primer grupo asesor del Consejo Europeo de Innovación (EIC, en inglés), un equipo formado por 22 personas seleccionadas entre más de 600 candidaturas.

La combinación de programas informáticos con la inteligencia artificial permite decidir cuántos electrodos y qué tipo de corriente utilizar en cada patología, ha explicado la científica, quien ha apuntado el interés que esta tecnología médica podría tener para el tratamiento de otras enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o la demencia.

Al tratarse de una terapia "cortical" que actúa sobre la corteza cerebral, esta no será eficaz para abordar otras enfermedades como el párkinson, localizadas en zonas "muy profundas" del cerebro, pero sí en aquellas patologías localizadas en la corteza, entre las que ha citado los trastornos cognitivos, la hiperactividad, el autismo o el déficit de atención.

La empresa que dirige participa además en un consorcio internacional del que forman parte empresas e instituciones académicas y científicas europeas que está investigando el desarrollo de modelos cerebrales avanzados, basados en las matemáticas y la física, para mejorar y personalizar el tratamiento de determinadas patologías.

El proyecto, financiado por la Unión Europea con 10 millones de euros, avala -mantiene Ana Maiques en la entrevista- que la ciencia y tecnología que están desarrollando "tiene futuro", e insiste en la importancia de que este tipo de tecnologías y terapias salten del laboratorio -cuando superen todos los aspectos regulatorios y exámenes clínicos- al domicilio de los pacientes que los necesiten.

En ese momento el debate se centrará, ha adelantado, en cómo financiar ese tipo de terapias para que sean accesibles a todos los pacientes.

Ella considera un logro que la FDA estadounidense respalde un ensayo clínico para comprobar la eficacia de la estimulación eléctrica no invasiva para pacientes con epilepsia que no responden a la medicación y aspira a convertir su empresa en la primera a nivel mundial con autorización para utilizar esta tecnología como terapia .

El reto, después, será conseguir que esa tecnología se pueda utilizar de forma masiva a nivel domiciliario para tratar la epilepsia u otras enfermedades neurodegenerativas, pero reconoce también lo difícil que es incorporar terapias en un campo tan complejo como el del cerebro; primero por las dificultades y complejidades científicas, después por los aspectos regulatorios que es necesario superar; y por último por el acceso al mercado que implican esas nuevas terapias.

«Comer sano para vivir mejor», mantra de una estrella Michelin tras un cáncer

"Comer sano para vivir mejor" es el mantra que predica el cocinero Ignacio Echapresto con una estrella Michelín, a partir de propuestas gastronómicas en las que no falta el producto de temporada para lograr una dieta saludable que permita prevenir enfermedades como el cáncer, una dura experiencia que él vivió con apenas 18 años.

Tras superar un linfoma, se refugió en la cocina del restaurante familiar para pasar la convalecencia, pero esas horas compartidas con su madre entre fogones despertaron una vocación inesperada que le ha encumbrado en el mundo de la gastronomía y ha puesto en el mapa el pequeño pueblo de Daroca de Rioja (Logroño), donde se ubica La venta de Moncalvillo.

Aparte de las secuelas físicas del cáncer y los efectos del tratamiento en el cuerpo, reconoce que experimentó también cambios psicológicos, ya que en plena juventud su escala de valores cambió y comenzó a dar importancia a lo que realmente merece la pena: "Las personas, la amistad y los pequeños momentos vividos con intensidad".

Tras considerar su cáncer durante muchos años como un tema "tabú", más de dos décadas después por fin se atreve a hablar en público de su enfermedad, porque cree que su experiencia puede "hacer de espejo" para ayudar a otras personas que ahora pasan por esa situación.

Cuando su familia puso en marcha el restaurante, Ignacio estaba llamado a ser el jefe de sala, mientras su hermano Carlos era quien se afanaría en la cocina.

El período de recuperación del cáncer de Ignacio obligó a Carlos a salir a sala, lo que orientó su profesión hacia el mundo del vino y, providencialmente, este sumiller comenzó a brillar en su nuevo oficio, gracias al cual logró en 2016 el Premio Nacional de Gastronomía.

"Un paciente con cáncer no tiene mucho apetito", ha recordado, por lo que él aboga por dejar al enfermo decidir en qué momentos del día hace las cinco comidas necesarias para recuperarse, siempre bajo la supervisión de sus médicos.

Ha recalcado que no se debe hacer caso de todos los "bulos" que se difunden sobre cómo frenar el cáncer con determinados alimentos "mágicos", porque la única solución la tiene la medicina.

"Hablar de cocina y cáncer es muy complejo", ha reconocido, porque cada tipo de cáncer requiere una alimentación diferente, de modo que él recomienda recurrir a entidades especializadas, como la Fundación Alícia de Sant Fruitós de Bages (Barcelona), que cuenta con publicaciones muy especializadas en esta enfermedad.

Como vecino de un municipio de apenas 60 habitantes, siempre ha defendido que "en los pueblos se come muy bien, porque sus huertas ofrecen producto de cercanía, de temporada, con un mínimo tratamiento y muy sanos".

Aunque actualmente la gente pretende comer mejor, "cada vez se cocina menos en las casas y se recurre más a los alimentos procesados y precocinados", lo que es "un error" para este cocinero, quien aboga por hacer la compra en los mercados tradicionales.

Científicos de dos países experimentan en humanos una vacuna más eficaz contra la neumonía

Una nueva vacuna contra la neumonía, desarrollada por científicos brasileños y estadounidenses, y que según los expertos brinda mayor efectividad contra la enfermedad a un precio menor, ha comenzado a ser experimentada en humanos, según han informado fuentes científicas este viernes.

De acuerdo con la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Fapesp), la vacuna sería capaz de proteger contra todos los serotipos de la bacteria Streptococcus pneumoniae, que ocasiona la enfermedad.

Tras 10 años de investigaciones, científicos del Instituto Butantan (Brasil) y del Boston Children's Hospital, de la Universidad de Harvard, han conseguido llegar a la nueva vacuna celular, que ya fue probada en humanos en el continente africano.

"Adoptamos una estrategia diferente para activar la respuesta inmune. En lugar de apuntar a los polisacáridos presentes en la cápsula bacteriana, como lo hacen las vacunas disponibles en la actualidad, optamos por proteínas comunes a todos los serotipos del microorganismo", ha dicho Luciana Cezar de Cerqueira Leite, investigadora del Laboratorio Especial de Desarrollo de Vacunas del Instituto Butantan, citada en un comunicado de la Fapesp.

Según la científica, durante una década se investigaron proteínas que podrían ser utilizadas como objetivo.

"En el camino surgió la propuesta de vacuna celular. Desarrollamos entonces un proceso de producción, cambiamos el 'ayudante' (sustancia capaz de potenciar la respuesta inmune) y hasta la forma de administración porque pretendíamos que fuera por la vía nasal, pero percibimos que el producto sería más eficiente por la vía intramuscular", explica Cerqueira.

La parte inicial de la investigación, coordinada por Cerqueira Leite, fue apoyada por la Fapesp. Ya los ensayos clínicos de las fases 1 y 2 se llevaron a cabo en África bajo la coordinación del equipo de la Universidad de Harvard, con el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates y por el Programa de Tecnologías Apropiadas en Salud (Path, por sus siglas en ingles), una organización estadounidense sin fines de lucro.

La fase 3, que todavía no tiene fecha de inicio, incluirá un numero mayor de personas y medirá la eficacia de la vacuna comparando una población inmunizada con otra que tomó placebo.

Se estima que en el mundo existen más de 90 serotipos de Streptococcus pneumoniae, que, además de la neumonía, causan enfermedades como meningitis, otitis y sinusitis.

Los serotipos se definen en función de la combinación de polisacáridos presentes en la cápsula que cubre el microorganismo.

En las vacunas convencionales, esta combinación de moléculas determinará el antígeno que, cuando se introduce en el organismo, induce la formación de anticuerpos.

La nueva vacuna es capaz de activar la respuesta inmune independientemente del serotipo bacteriano.

Para la científica, además, es importante desarrollar una vacuna contra la neumonía que sea asequible y que funcione para todos los serotipos de la enfermedad, algo que se logra con la vacuna celular desarrollada en la Universidad de Butantan.

Según Cerqueira, se estima que el precio de la vacuna puede llegar a ser de unos 2 dólares (1,8 euros).

Cesado el número dos de un hospital murciano por eliminar 825 pacientes de las listas de espera

La Consejería de Salud de Murcia ha destituido al director médico del Hospital de la Vega Lorenzo Guirao, de Cieza, Luis Manuel Aguirán, después de que fueran eliminados de las listas de espera para rehabilitación 805 pacientes, así como otra veintena de las de aparato digestivo. Así lo han confirmado este viernes fuentes de ese departamento del Gobierno autonómico y de la Asociación de Usuarios de la Sanidad de esa región.

Mientras el Ejecutivo regional señala que "se ha puesto en marcha una investigación interna para impedir que estos errores vuelvan a suceder", la segunda atribuye la responsabilidad al director gerente, Carlos Alberto Arenas, y exige su destitución.

Según la asociación, el también gerente del área de salud 9, que incluye a los municipios de Cieza, Abarán y Blanca, que tienen como referencia Hospital de la Vega Lorenzo Guirao, confirmó el pasado enero estos datos en una reunión del Consejo de Salud de esa zona, en el que participan la administración autonómica, los sindicatos, los representantes de los usuarios y los ayuntamientos, entre otros.

Desde la Consejería se niegan a hacer declaraciones sobre el asunto y hablan de "un error en la introducción y tratamiento de los últimos datos" de las listas de espera de rehabilitación en el área de la Vega Alta del Segura, que, tras ser "verificado", ha dado lugar al cese este viernes por la mañana.

Aducen que "el sistema de publicación de listas de espera de la Región de Murcia es uno de los más transparentes de España y ya se ha procedido a introducir en el sistema de información esas solicitudes y se está citando a los pacientes".

Según la Asociación de Usuarios de la Sanidad, se está dando cita ahora a enfermos que deberían haber sido atendidos en agosto y septiembre pasados.

Amplían el periodo de incubación del coronavirus: puede ser de hasta 24 días

El periodo de incubación del coronavirus puede llegar a ser de hasta 24 días, y no 14 como se pensaba previamente, según un estudio realizado por 37 investigadores de hospitales y escuelas médicas chinas, entre ellos el reputado epidemiólogo Zhong Nanshan.

El portal de noticias privado Caixin informó este martes de las conclusiones del último borrador de la investigación, en las que se muestra que la fiebre —hasta ahora considerada uno de los primeros síntomas— se manifestó en un 43,8% de los pacientes en el momento de su primera visita al médico, aunque se terminó desarrollando en el 87,9% tras su ingreso hospitalario. "La ausencia de fiebre", explica el texto, "es más frecuente (entre los pacientes estudiados) que con el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), por lo que puede que no se diagnostique a esos pacientes si la vigilancia para determinar los casos se centra sobre todo en la detección de fiebre".

Lo mismo sucede con las pruebas del escáner de tomografía, que solo detectó síntomas de una posible infección en la mitad de los casos analizados, pero —apunta Caixin— "dada la creciente preocupación de que los análisis de ácido nucleico están dando muchos falsos negativos, algunos médicos propusieron la inclusión de los escáneres de tomografía para el proceso de diagnóstico".

La muestra se realizó sobre 1.099 pacientes con infección de coronavirus diagnosticada hasta el 29 de enero en 552 hospitales de 31 regiones de China, con una media de edad de 47 años y de los cuales el 41,9% eran mujeres. Entre los pacientes —el 26% no había viajado a Wuhan, epicentro de la epidemia, o estado en contacto con gente de allí recientemente—, el periodo medio de incubación del virus fue de tres días y no de 5,2, como se había concluido en anteriores investigaciones, aunque los casos estudiados indican alguna incubación de hasta 24 días.

Asimismo, el estudio muestra que el coronavirus "tiene una tasa de letalidad relativamente menor que el SARS y el MERS", como también apuntó en una reciente entrevista con corresponsales radicados en China el prestigioso epidemiólogo Ian Lipkin, director del Centro de Infecciones e inmunidad de la universidad estadounidense de Columbia y a cargo del equipo de respuesta al SARS en China en 2002 y 2003.

"Hay una mortalidad aproximada del 2% (de los pacientes infectados de coronavirus). El SARS tuvo una tasa de mortalidad de casi el 10%, mientras que la del MERS fue de en torno al 35%", afirmó Lipkin.

"Cuando lo comparas con la gripe —continuó el epidemiólogo—, de la que hay hasta 1.000 millones de casos al año en todo el mundo, con entre 350.000 y 650.000 muertes, aunque es una tasa de mortalidad del 0,1%, es un número mucho mayor".

El experto indicó que, en vistas de cómo evoluciona la epidemia y el probable número total de casos a conocerse en el futuro, la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus será posiblemente menor del 2% calculado hasta la fecha y se atrevió a pronosticar que "será mucho menor del 1%".

Lipkin destacó la facilidad de la transmisión, por lo que no descartó que hubiera brotes futuros de esta epidemia.

En cuanto a los últimos datos, en su informe de este martes, la Comisión Nacional de Sanidad de China indicó que hay registradas 1.016 muertes y 42.638 contagios por coronavirus en la China continental. Las cifras oficiales muestran una desaceleración en el número de nuevos casos detectados desde el pasado 5 de febrero.

Un niño de 7 años que tuvo contacto con un infectado, nuevo posible caso de coronavirus en Mallorca

Un niño de siete años que ha tenido contacto con un infectado por coronavirus es investigado por las autoridades sanitarias como nuevo posible caso. El menor se encuentra internado en el hospital balear de Son Espases. El menor ha tenido contacto con el afectado en Mallorca, un turista británico. Ha dado positivo en gripe tipo B y presenta fiebre, según han indicado las autoridades sanitarias baleares.

El paciente ingresado en La Gomera por coronavirus confirma el negativo y recibe el alta hospitalaria

Las muertes por el coronavirus COVID-19 en toda China aumentaron este viernes en 121 hasta alcanzar los 1.380 fallecidos, registrándose asimismo 5.090 nuevos contagios, que elevan a 63.581 los casos detectados. Estas cifras suponen una ralentización, tras haberse disparado el jueves el número de muertos y contagiados (se informó de más de 15.000 nuevos infectados y 254 fallecidos en un solo día). Fuera de China, hasta ahora solo se había producido un deceso, pero este jueves Japón confirmó su primera muerte.

En España, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha informado este viernes de que el paciente que permanecía ingresado por coronavirus en el Hospital General de La Gomera ha recibido el alta hospitalaria, según establece el protocolo, tras dar por segunda vez un resultado negativo a las muestras que le han sido tomadas.

El Mobile restringe la asistencia y realizará controles de temperatura

GSMA, la organizadora del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, no permitirá el acceso a la feria de los viajeros que procedan de la provincia china de Hubei, todos los que lleguen del país asiático deberán demostrar que han estado fuera 14 días antes, y realizará controles de temperaturas.

Estas son algunas de las nuevas medidas que ha tomado la patronal de los operadores móviles para garantizar al máximo posible la seguridad durante el Mobile, tras la renuncia de algunas compañías a asistir por miedo a la propagación del coronavirus.

Pese a la decisión de cuatro compañías (LG, Ericsson, Nvidia y desde este domingo, Amazon) de no acudir a este evento, que se celebrará en Barcelona del 24 al 27 de febrero, GSMA ha asegurado que más de 2.800 expositores mantienen su presencia en el evento tecnológico.

Tras agradecer las medidas "preventivas" tomadas por las compañías chinas que tienen previsto viajar a Barcelona, en especial ZTE y Huawei, la asociación ha asegurado que se ha decidido introducir nuevas acciones para que los asistentes y exhibidores vean que "su salud y seguridad son nuestra principal preocupación".

Así, todos los viajeros procedentes de la provincia de Hubei (cuya capital es Wuhan —el epicentro de la epidemia—) no podrán acceder a la feria y aquellos que vengan de China deberán demostrar con un certificado de salud o con su pasaporte que han estado fuera del país catorce días antes del inicio del Mobile.

Además se realizarán controles de temperatura y los asistentes al Mobile deberán certificar que no han estado en contacto con nadie infectado.

La patronal ha añadido que continuará "monitorizando" la situación y "adaptará sus planes" en función de las recomendaciones que se les hagan llegar.

Al mismo tiempo, recuerda que ya se han redoblado las medidas preventivas y que, por ejemplo, se incrementarán los programas de desinfección y limpieza por toda la zona expositora, así como habrá un mayor apoyo sanitario y se llevarán a cabo campañas de sensibilización e información para evitar la propagación o el contagio del virus.

GSMA destaca que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que el sistema de salud catalán está preparado para detectar y tratar el coronavirus y para dar "la respuesta más adecuada", mientras que Cataluña no se encuentra en estos momentos en ninguna situación "excepcional".

GSMA es consciente de que la crisis del coronavirus ha impactado en las empresas que tienen previsto mostrar sus productos en el MWC, incluidos los 5.000 o 6.000 que suelen llegar de China, y ha mostrado su solidaridad con todos los afectados.