Carla Suárez comienza el tratamiento contra el cáncer «con valor y esperanza»

Carla Suárez ha comenzado la batalla contra el cáncer. La tenista canaria afrontaba su última temporada como profesional cuando fue diagnosticada con un linfoma de Hodgkin y señaló que se encuentra "preparada para comenzar los meses de tratamiento".

"Preparada para comenzar los meses de tratamiento. Con valor y esperanza para lo que venga. Les agradezco de corazón el apoyo", afirmó la deportista a través de las redes sociales.

La jugadora de 31 años acompañó el texto con una foto tomada en un centro hospitalario en el mismo momento en el que se somete a la primera sesión del tratamiento que le han asignado.

Suárez comunicó en septiembre la "aparición de un linfoma de Hodgkin" en su cuerpo, en un comunicado en el que confirmaba que la detección había sido temprana.

En aquella publicación Carla explicó que seguiría un tratamiento de quimioterapia durante los próximos seis meses, un tratamiento que ya ha comenzado.

Mijas muestra su apoyo a AFAM y se suma al Día Mundial del Alzheimer

"Queremos estar al lado de un colectivo que nos necesita, que realiza una labor tácita, ayudando de forma voluntaria a los enfermos que padecen alzhéimer y a sus familias", ha señalado el regidor, al tiempo que ha añadido que "es una enfermedad cruel que en nuestro país afecta a alrededor de un millón de personas y se calcula que cada año se diagnostican unos 40.000 nuevos casos de alzhéimer".

De igual modo, ha incidido en que "el compromiso con AFAM desde el Ayuntamiento es total, ya que no solo colaboramos con dotación económica, sino que a través Servicios Sociales nos interesamos por sus necesidades, más aún ahora cuando mantienen su centro de día cerrado debido al COVID-19 o mediando con la Junta de Andalucía, para que la concertación de plazas llegue lo antes posible y garantice la viabilidad de este colectivo".

Por su parte, Zapico ha destacado que desde el Área de Servicios Sociales, "mantenemos una línea de subvenciones abierta de una cuantía sustancial, además, de facilitarles todo lo que necesiten en sus locales".

Asimismo, la concejala de Sanidad, María del Carmen González, ha agregado que en un día como hoy "quiero lanzar un reconocimiento, no solo a la fantástica labor que realizan las asociaciones, sino al papel indispensable de los cuidadores".

"Cuando una persona pierde su memoria, deja de saber quién es y de saber hacer las cosas que todos hacemos rutinariamente y necesita a alguien que acabe siendo sus pies y sus manos, ese alguien termina convirtiéndose en dependiente del dependiente porque está sujeto a unos horarios y unas rutinas estrictas. Para todos ellos va hoy mi ánimo y mi admiración por su esfuerzo", ha apuntado, destacando que "a parte de la importancia que tiene un diagnóstico precoz de la enfermedad, es esencial que cada vez antes se reconozca la dependencia y no haya que esperar a un grado muy avanzado para ello".

Este año, el lema escogido por la Confederación Española de Alzheimer con motivo del Día Mundial del Alzheimer 2020 es 'La Dependencia fuera de la Ley'.

¿Qué es el síndrome mano-pie? Síntomas, causas y tratamiento

El síndrome mano-pie o eritrodisestesia palmoplantar es una afección que se caracteriza por la presencia de dolor, hinchazón, adormecimiento, cosquilleo o enrojecimiento tanto de las manos como de los pies, tal y como describen desde el Instituto Nacional del Cáncer. Este síndrome se da, en ocasiones, como un efecto secundario de ciertos medicamentos contra el cáncer.

De hecho, un equipo de investigadores españoles del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha descubierto los factores genéticos que contribuyen a que algunos pacientes oncológicos que son tratados capecitabina desarrollen el mencionado síndrome.

Además de la capecitabina, hay otros medicamentos que también pueden causar el síndrome mano-pie: doxorubicin, fluorouracil, liposomal doxorubicin o cytarabine, entre otros, tal y como indica desde el Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSK).

Los síntomas de esta afección que afecta a las manos y los pies suelen aparecer entre las 3 y 6 semanas después de comenzar el tratamiento de quimioterapia.

Según el tratamiento de quimioterapia que se le esté aplicando al paciente, este puede presentar los siguientes síntomas en las palmas de las manos y las plantas de los pies:

Estos síntomas pueden variar de una molestia leve a una sensación de dolor que puede impedir a la persona afectada realizar sus actividades diarias. De hecho, en algunos casos, a algunas personas les cuesta caminar.

Estos síntomas desaparecen cuando se reduce la dosis de quimioterapia o se suspende el tratamiento. La piel comenzará a sanar después de algunas semanas.

Sin embargo, pueden ayudar los medicamentos antiinflamatorios tópicos, tales como cremas corticoesteroides. Además, es posible que el médico tome la decisión de suspender la quimioterapia durante un tiempo, tal y como indican desde Cancer.net. Se pueden utilizar las siguientes opciones para el tratamiento del síndrome mano-pie:

El 79,5% de los trabajadores valencianos definen sus hábitos de alimentación como «algo y nada saludables», según SEEDO

Este análisis, llevado a cabo a nivel nacional sobre una muestra de 2.000 trabajadores, indica que un 45,5% de los encuestados asegura que su trabajo es básicamente sedentario, "pasando la mayor parte del tiempo sentado y caminando poco".

Además, señala que el 79,5% de los trabajadores valencianos califican sus hábitos alimentarios como "algo o nada saludables" y tan solo el 20,5% los califica como "muy saludables", ha explicado SEEDO en un comunicado.

El especialista en Endocrinologia y Nutrición del Hospital Universitario Infanta Leonor y de la Fundación Jiménez Díaz y miembro de la SEEDO, Manuel Gargallo, ha destacado, a raíz de estas cifras que "es fundamental" concienciar a la sociedad sobre "la importancia de mantener buenos hábitos a nivel nutricional en el trabajo, donde pasamos gran parte de nuestro día a día".

El experto ha recordado, además, los "llamativos" índices de obesidad en España y ha incidido en que "está comprobado que es un factor claro de riesgo para determinadas patologías, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, entre otras muchas, incluida la Covid19".

ENGORDAR EN EL CONFINAMIENTO

Según datos de la propia SEEDO, un 44% de la población engordó entre uno y tres kilos durante el confinamiento. "El aumento del teletrabajo, el uso de mascarillas y el distanciamiento social ya son parte de nuestro día a día y claves para cuidar la salud de todos. Pero, además, los hábitos y recomendaciones para cuidar de nuestra salud nutricional y evitar sobrepeso siguen invariables y debemos tenerlos muy en cuenta en este atípico regreso al trabajo", ha señalado el experto.

El doctor ha explicado que "gran parte de nuestro consumo diario de alimentos y bebidas lo realizamos en el entorno laboral", donde pasamos una media de 8,5 horas al día. Es en este ámbito donde llevamos a cabo gran parte de nuestro consumo diario de alimentos y bebidas, destacando el hecho de desayunar o tomar café, almorzar, comer o picar algo e incluso merendar, según la encuesta.

"Los hábitos que tengamos, por tanto, en el contexto laboral, serán determinantes para tener un peso adecuado y una buena salud a nivel nutricional y general", ha puntualizado el doctor Gargallo.

CAFÉ Y FRUTA, LOS MÁS CONSUMIDOS

En cuanto a los alimentos que más se consumen durante el horario de trabajo, destacan el café la infusión o el té; seguido de fruta; comida que llevamos desde casa o bocadillos; lácteos o frutos secos; y comida de restaurante o snacks salados.

Respecto al tipo de bebidas que se suelen tomar durante la jornada laboral, destaca el agua, seguido del café y los refrescos.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR GANAR PESO EN LA OFICINA

A raíz de este análisis, un grupo de expertos de la SEEDO, liderado por el Dr. Gargallo, ha elaborado la guía 'Recomendaciones para prevenir la Obesidad en el Ámbito Laboral', un documento que contiene datos y consejos que todos podemos poner en práctica en el regreso al trabajo.

"Para realizar esta recopilación de recomendaciones y consejos hemos tenido en cuenta la importancia del conjunto de hábitos saludables, desde la actividad física, hasta la alimentación y, por supuesto, también el descanso y el bienestar mental de los trabajadores", ha expuesto el especialista.

Entre las principales recomendaciones está ir andando al trabajo o bájarse una parada antes en el transporte público; utilizar las escaleras en lugar del ascensor; comer cereales integrales, fruta, verdura y legumbres y, en el descanso de media mañana, priorizar el consumo de fruta natural o lácteos como el yogur o también frutos secos,

También aconsejan beber entre uno y dos litros diarios de agua y, en la medida de lo posible, evitar los turnos de noche y hacer deporte, entre otras cuestiones.

CERVEZA SIN

El estudio destaca la importancia de contar una correcta hidratación durante el horario laboral y recalca que el agua debe ser la fuente de hidratación prioritaria y su consumo debe ser de uno a dos litros diarios.

Además, señala que existen "otras alternativas interesantes"como la cerveza sin alcohol, "dado su bajo contenido calórico y sus ingredientes y su elaboración en base al proceso de fermentación".

"La cerveza sin alcohol es una bebida fermentada con muy pocas calorías (22 kcal/100ml), así que, si te gusta y te apetece, puede ser una buena opción durante la jornada laboral", ha explicado Manuel Gargallo.

Además, el experto ha recordado que esta bebida está compuesta poragua en un 90%. "La cerveza es una bebida fermentada con una cantidad baja en sodio, con una composición nutricional interesante y con bajo aporte de calorías. Además, tiene efectos positivos en el organismo regulando la flora intestinal y mejorando el control de la glucemia", ha expuesto.

El doctor ha añadido que "incluso podría tener efectos protectores para prevenir la degeneración neuronal y el deterioro de lasfunciones cerebrales", ha añadido.

El 54,9% de los trabajadores vascos ve su trabajo sedentario y un 73,7% tiene hábitos algo o nada saludables

El análisis, llevado a cabo a nivel estatal sobre una muestra de 2.000 trabajadores, aborda los hábitos alimentarios en el trabajo, un ámbito en el que se pasa una media de 8,2 horas y, por ello, "los hábitos que tengamos en el contexto laboral serán determinantes para tener un peso adecuado y una buena salud a nivel nutricional y general", según ha advertido Manuel Gargallo, especialista en Endocrinologia y Nutrición del Hospital Universitario Infanta Leonor y de la Fundación Jiménez Díaz y miembro de la SEEDO.

En el caso de Euskadi, el estudio señala que un 54,9% de los encuestados asegura que su trabajo es básicamente sedentario, de manera que pasa la mayor parte del tiempo sentado y camina poco. Además, el 73,7% de los trabajadores vascos califican sus hábitos alimentarios como algo o nada saludables, frente al 26,3% que los describe como muy saludables.

Manuel Gargallo ha recordado, además, los "llamativos" índices de obesidad en España, "un factor claro de riesgo para determinadas patologías, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, entre otras muchas, incluida la Covid19". En este sentido, ha advertido de que, durante el confinamiento, según datos de la propia SEEDO, un 44% de la población engordó entre uno y tres kilos.

"El aumento del teletrabajo, el uso de mascarillas y el distanciamiento social ya son parte de nuestro día a día y claves para cuidar la salud de todos. Pero, además, los hábitos y recomendaciones para cuidar de nuestra salud nutricional y evitar sobrepeso siguen invariables y debemos tenerlos muy en cuenta en este atípico regreso al trabajo", ha indicado el especialista.

Según el estudio, el café, la infusión o el té son los productos que más se consumen durante el horario de trabajo, seguidos de fruta, comida que se lleva desde casa o bocadillos, lácteos o frutos secos y comida de restaurante o snacks salados. En el caso de las bebidas que se suelen tomar durante la jornada laboral, destaca el agua, seguido del café y los refrescos.

A raíz de este análisis, un grupo de expertos de la SEEDO, liderado por Gargallo, ha elaborado una guía 'Recomendaciones para prevenir la Obesidad en el Ámbito Laboral', con datos y consejos para poner en práctica en el regreso al trabajo.

ANDAR

Entre sus principales recomendaciones, se encuentra ir andando al trabajo o bajarsee una parada si se va en transporte público, además de utilizar las escaleras en lugar del ascensor. Asimismo, aconseja comer cereales integrales, fruta, verdura y legumbres y en el descanso de media mañana priorizar el consumo de fruta natural o lácteos como el yogur o también frutos secos.

Por otro lado, incluye la recomendación de beber entre uno y dos litros de agua y considera que la cerveza 'sin' puede ser "una opción interesante" ya que, según el experto de la SEEDO, se trata de "una bebida fermentada con muy pocas calorías (22 kcal/100ml), regula la flora intestinal, mejora el control de la glucemia y podría tener efectos protectores para prevenir la degeneración neuronal".

Evitar los turnos de noche, hacer deporte, un "aporte adecuado de líquidos" y dormir las horas necesarias son otros de los consejos de esta guía.

Finalmente, el doctor Manuel Gargallo ha advertido que no se deben olvidar "aspectos que hoy en día son fundamentales en nuestra rutina para cuidar de nuestra salud y la de los que nos rodean: utilizar las mascarillas, lavarse las manos con frecuencia, mantener la distancia social y cumplir las indicaciones señaladas en cada lugar de trabajo.

El 44% de los trabajadores navarros califican su trabajo como «sedentario»

El trabajo analiza cómo son las costumbres en el contexto laboral. Se ha realizado a nivel nacional sobre una muestra de 2.000 trabajadores. Un 44% de los navarros asegura que su trabajo es básicamente sedentario, "pasando la mayor parte del tiempo sentado y caminando poco". Además, el 76% de los trabajadores navarros califican sus hábitos alimentarios como "algo o nada saludables" y tan solo el 24% los califica como "muy saludables".

"Llama la atención el alto número de trabajadores navarros que califica su trabajo como sedentario y, además, considera que sus hábitos son algo o nada saludables, por lo que es fundamental que concienciemos a la sociedad sobre la importancia de mantener buenos hábitos a nivel nutricional en el trabajo, donde pasamos gran parte de nuestro día a día", explica el doctor Manuel Gargallo, especialista en Endocrinologia y Nutrición del Hospital Universitario Infanta Leonor y de la Fundación Jiménez Díaz, y miembro de la SEEDO.

El experto destaca, además, los "llamativos" índices de obesidad que tenemos en España y señala que "está comprobado que es un factor claro de riesgo para determinadas patologías como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, entre otras muchas, incluida la Covid-19".

El especialista subraya que, durante el confinamiento, según datos de la propia SEEDO, un 44% de la población engordó entre uno y tres kilos. "El aumento del teletrabajo, el uso de mascarillas y el distanciamiento social ya son parte de nuestro día a día y claves para cuidar la salud de todos. Pero, además, los hábitos y recomendaciones para cuidar de nuestra salud nutricional y evitar sobrepeso siguen invariables y debemos tenerlos muy en cuenta en este atípico regreso al trabajo", señala.

Los trabajadores pasa una media de 8,5 horas al día en el lugar de trabajo y es en este ámbito donde llevan a cabo gran parte de su consumo diario de alimentos y bebidas, destacando el hecho de desayunar o tomar café, almorzar, comer o picar algo e incluso merendar, según la citada encuesta. "Los hábitos que tengamos, por tanto, en el contexto laboral, serán determinantes para tener un peso adecuado y una buena salud a nivel nutricional y general", puntualiza el doctor Gargallo.

En cuanto a los alimentos que más se consumen durante el horario de trabajo, destacan el café, la infusión o el té; seguido de fruta; comida llevada desde casa o bocadillos; lácteos o frutos secos; y comida de restaurante o snacks salados. Respecto al tipo de bebidas que se suelen tomar durante la jornada laboral, destaca el agua, seguido del café y los refrescos.

A raíz de este análisis, un grupo de expertos de la SEEDO, liderado por el doctor Gargallo, ha elaborado la guía 'Recomendaciones para prevenir la obesidad en el ámbito laboral', un documento que contiene datos y consejos que se pueden poner en práctica en el regreso al trabajo.

"Para realizar esta recopilación de recomendaciones y consejos hemos tenido en cuenta la importancia del conjunto de hábitos saludables, desde la actividad física, hasta la alimentación y, por supuesto, también el descanso y el bienestar mental de los trabajadores", sostiene el doctor Gargallo.

Entre estas recomendaciones se encuentra ir andando al trabajo o bajarse una parada antes en el transporte público; utilizar las escaleras en lugar del ascensor; comer cereales integrales, fruta, verdura y legumbres; para el descanso de media mañana, priorizar el consumo de fruta natural o lácteos como el yogur o también frutos secos; y beber agua, entre uno y dos litros diarios. También se plantea que la cerveza sin alcohol es una bebida fermentada con muy pocas calorías, así que puede ser una opción "interesante" para considerar durante la jornada laboral.

Entre otros consejos, se señala, en la medida de lo posible, evitar los turnos de noche; hacer deporte y tomar el aporte adecuado de líquidos, y dormir las horas necesarias.

"Además, no debemos olvidar agregar aspectos que hoy en día son fundamentales en nuestra rutina para cuidar de nuestra salud y la de los que nos rodean: utilizar las mascarillas; lavarse las manos con frecuencia; mantener la distancia social; y cumplir las indicaciones señaladas en cada lugar de trabajo", precisa el doctor Gargallo.

El documento destaca la importancia de contar una correcta hidratación durante el horario laboral y recalca que el agua debe ser la fuente de hidratación prioritaria y su consumo debe ser de uno a dos litros diarios. Además, señala que existen otras alternativas "interesantes", como la cerveza sin dado su bajo contenido calórico y sus ingredientes y su elaboración en base al proceso de fermentación.

Manuel Gargallo señala que "la cerveza sin alcohol es una bebida fermentada con muy pocas calorías (22 kcal/100ml), así que, si te gusta y te apetece, puede ser una buena opción durante la jornada laboral". Además, el experto apunta que esta bebida está compuesta por agua en un 90%.

"La cerveza es una bebida fermentada con una cantidad baja en sodio, con una composición nutricional interesante y con bajo aporte de calorías. Además, tiene efectos positivos en el organismo regulando la flora intestinal y mejorando el control de la glucemia. Incluso podría tener efectos protectores para prevenir la degeneración neuronal y el deterioro de las funcionescerebrales", añade.

Desarrollan un nuevo método diagnóstico precoz del alzhéimer a través de la retina

Investigadores del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) han desarrollado un nuevo método diagnóstico precoz del alzhéimer a través de la observación de la retina, una parte accesible del sistema nervioso central que sufre los mismos procesos degenerativos que el tejido nervioso cerebral.

Este método forma parte del proyecto ‘Neuroeve’ que, en colaboración con la Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO), pretende desarrollar un procedimiento no invasivo que identifique lesiones neurodegenerativas en la retina y en la córnea, para diagnosticar así enfermedades como el alzhéimer.

El profesor Jesús Merayo, director del Instituto Universitario Fernández-Vega, explicó que el proyecto utiliza algoritmos “que aprenden a reconocer patrones en imágenes ópticas de la retina y de la córnea", lo que permite desarrollar nuevos sistemas de detección temprana.

Y es que el diagnóstico precoz es esencial para prevenir enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, porque, tal y como explica el doctor Ignacio Alcalde, del IOFV, “las enfermedades neurodegenerativas se inician muchos años antes de manifestar los primeros síntomas y muchas veces cuando podemos dar un diagnóstico es ya demasiado tarde”.

El experto señaló también que la inclusión de la Oftalmología como punto inicial de la detección de enfermedades neurodegenerativas, en conexión directa con el Neurólogo, impactaría no solo en la identificación temprana de un gran número de enfermos, sino también en la mejora de la eficacia de las terapias.

En este sentido, este lunes en el Día Mundial del alzhéimer, los profesionales del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega han querido poner en valor la importancia de este proyecto como una nueva forma de diagnóstico de esta enfermedad, que solo en España padecen unas 800.000 personas.

21 de septiembre, día del alzhéimer: prevención, tratamiento y expectativas

Comienza con unas leves pérdidas de memoria que van en aumento con el paso del tiempo hasta que mantener una conversación es realmente difícil. Así es el alzhéimer, una enfermedad que afecta a 800.000 personas solo en España. Por eso, hoy día 21 de septiembre celebramos el día del alzhéimer para concienciar a la población sobre este tipo de demencia que afecta a tantas familias.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) explica que el alzhéimer es el tipo de demencia degenerativa más común. De hecho, en el mundo son 40 millones de personas las que sufren esta enfermedad actualmente. Es probable que estos datos sean, incluso, mayores. Pues desde la SEN se estima que "el 80% de los casos de alzhéimer que aún son leves están sin diagnosticar".

Aunque la edad es un factor de riesgo, ya que son las personas con más de 60 años las que tienen más probabilidades de sufrir la enfermedad, existen algunos factores que pueden contribuir a su prevención. La hipertensión arterial, obesidad, sedentarismo, fumar tabaco o tener diabetes son también factores que pueden influir en la aparición del alzhéimer en edades avanzadas.

Según el doctor Juan Fortea (Coordinador del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la SEN), "algunos estudios apuntan a que una reducción de al menos un 25% en estos factores de riesgo podrían ayudar a prevenir entre 1 y 3 millones de casos de Alzheimer en el mundo”. Estos son datos alentadores, pues un cambio en el estilo de vida podría ser clave para evitar la enfermedad.

Los síntomas del alzhéimer suelen pasarse por alto en su fase más precoz. Las pérdidas de memoria que suceden de vez en cuando o la dificultad para recordar la información aprendida que se asocia a la edad son una alerta de que la enfermedad ha comenzado. A medida que avanza, estos empeoran. La velocidad con la que esto suceda será diferente dependiendo de la persona.

Cuando se agravan, las personas con alzhéimer suelen tener cambios de humor, desorientación y sospechas de las personas que están a su alrededor (por ejemplo, creer que un familiar les roba dinero). Aunque estos síntomas pueden mejorar con el tratamiento adecuado, no existe nada que logre frenar la progresión de la enfermedad. Esta seguirá avanzando inexorablemente.

Por ahora, el alzhéimer no tiene cura, pero sí es posible tratarlo. Para ello se utilizan medicamentos inhibidores de la colinesterasa y memantina (Namenda). Lo que hacen es mejorar los síntomas y evitar que progresen a gran rapidez. Sin embargo, esto no quiere decir que la enfermedad no siga progresando a su ritmo. No obstante, estos fármacos mejoran notablemente la calidad de vida de los pacientes diagnosticados.

Pero no solo los medicamentos son una opción de tratamiento. Además de ellos, las personas con alzhéimer pueden hacer ejercicios de estimulación cognitiva que les ayude a mejorar su capacidad funcional. Esto es muy importante, ya que así se contribuye a que los síntomas no avancen a tanta velocidad.

Todavía queda mucho que investigar y estudiar para conseguir un tratamiento eficaz contra el alzhéimer. Por eso, este 21 de septiembre de 2020 en lo que se insiste es en la prevención y en el diagnóstico precoz. Esto es clave para reducir las posibilidades de que aparezca la enfermedad y para que, en el caso de que se diagnostique, el tratamiento se pueda iniciar lo antes posible para que la calidad de vida de los pacientes no se vea comprometida.

Madrid estudia levantar hoteles para cuarentenas y ampliar peatonalizaciones en las zonas restringidas

El Ayuntamiento de Madrid está estudiando ampliar las peatonalizaciones y levantar hoteles medicalizados para guardar cuarentena en las zonas restringidas de la capital para que los ciudadanos puedan guardar cuarentena en ellos, ha indicado este lunes el regidor, José Luis Martínez-Almeida.

Desde Villa de Vallecas, donde ha acudido a visitar las obras de un centro para enfermos de Alzheimer, el alcalde madrileño ha indicado que el Gobierno regional ya trabaja "en soluciones para este tipo de casos" pues "es complicado guardar cuarentena en una casa donde hay muchas personas".

"Se trabaja en una solución de poder hacer hoteles sin poner en riesgo a aquellos en los que conviven. Se está definiendo dónde, pero la prioridad es establecerlos en la zona con peores datos" ha expresado a continuación. Si bien, pese a que no descartan cualquier medida a aplicar, ha incidido en que "lo más prudente y lo más razonable es que se permanezca en casa".

En el primer día de restricciones en 26 zonas básicas de salud de 6 distritos de la capital, Martínez-Almeida ha agradecido a los vecinos su "comportamiento ejemplar", ya que la jornada se está desarrollando "sin incidencias significativas". "Los vecinos se comportan con ejemplaridad y por ahora se cumplen las medidas establecidas por la Comunidad", ha lanzado.

"Toda la ciudad tiene una situación complicada; se han establecido medidas por criterios científicos y técnicos", ha lanzado el alcalde, quien ha llamado de nuevo a "extremar las precauciones" y a "no bajar la guardia".

Sobre la situación de las familias vulnerables en las áreas con restricciones, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha informado de que además de puntos de información Covid "sobre cómo evitar contagios", se hará "lo mismo con los centros de servicios sociales", pues tratarán de "sacarlos a la calle" para que los ciudadanos sepan que el Consistorio está "ahí", sobre todo en situaciones de extrema vulnerabilidad.

Villacís ha apuntado que quieren proteger situaciones en las que la persona "se salta el confinamiento por supervivencia". "Este Ayuntamiento estará para ayudarles. Es importante que lo vea en la calle", ha lanzado.

Además, el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha indicado que ya han comenzado las solicitudes a Tarjeta Familias y las ayudas "irán llegando de forma progresiva". "Lo importante es asegurar que todas las familias que lo necesiten, lo van a tener", ha concluido.

Primeros síntomas del Alzheimer, la enfermedad del olvido

La enfermedad del Alzheimer es un tipo de demencia que afecta a la memoria, el pensamiento y el comportamiento del paciente. Por lo general, los síntomas, que van de menos a más, se desarrollan lentamente y, cuando al enfermedad está muy desarrollada, esta interfiere incluso en las tareas cotidianas.

De hecho, el Alzheimer es la forma más común de demencia, ya que es responsable de entre un 60 y un 80% de los casos de demencia y no hay que confundir el Alzheimer con una característica normal del envejecimiento, tal y como indican desde Alzheimer's Association.

Sin embargo, esta enfermedad tiene como factor de riesgo conocido más importante el aumento de la edad, ya que la mayoría de las personas con Alzheimer son mayores de 65 años. También hay personas menores de 65 años que padecen Alzheimer de inicio precoz.

La mayoría de las personas, con el paso de los años y el envejecimiento, nota una capacidad de pensamiento más lenta y problemas para recordar. Sin embargo, las personas que padecen Alzheimer tienen problemas graves de memoria, confusión y otros aspectos del comportamiento, lo que puede significar que las células del cerebro están fallando.

Así, uno de los primeros síntomas del Alzheimer es la dificultad para recordar información nueva, ya que los efecto del Alzheimer normalmente comienzan en la parte del cerebro que afecta al aprendizaje.

Después, se van agravando los síntomas. Se produce desorientación, cambios en el humor y el comportamiento, confusión cada vez más grave en relación con eventos, horas y lugares, pérdida de memoria y cambios en el comportamiento más graves y, por último, dificultad para hablar, tragar y caminar.

Estos síntomas suelen ser más visibles para las personas del entorno del paciente y no tanto para él mismo, ya que los afectados por Alzheimer pueden tener dificultad para reconocer que tienen un problema.

Entre los primeros signos o síntomas del Alzheimer que señalan desde Mayo Clinic se encuentran los siguientes: