La I Regata de Invierno BCS ‘Remando por la vida’ se celebra este domingo con el impulso de la Diputación

Organizada por la Asociación Deportiva Málaga Dragon Boat BCS y el Real Club Mediterráneo, "este evento cruza la línea de lo deportivo para mostrar la cara más social y humana de una competición que pone el foco en mujeres luchadoras y fuertes, que han sido supervivientes de cáncer de mama", ha destacado el vicepresidente primero y diputado de Educación, Juventud y Deporte de la Diputación de Málaga, Juan Carlos Maldonado.

Esta actividad es, por tanto, un evento social puesto que la categoría BCS nació para que mujeres que han padecido de cáncer de mama se recuperen de las secuelas físicas y emocionales a través del deporte. Además, "les ayuda a recuperarse antes, a prevenir las recaídas y a mejorar física y mentalmente más rápido", ha destacado.

La regata, que se realizará en la modalidad banco fijo y cuya inscripción ha sido gratuita para todas las categorías, se enmarca en el programa +deporte +mujer de la Diputación de Málaga y tendrá lugar en las instalaciones de la dársena de La Marina del Real Club Mediterráneo, en el Muelle de Levante, frente a la playa de La Malagueta, han detallado desde la institución en una nota.

La competición arrancará a las 11.00 horas y participarán un centenar de mujeres. Las salidas de las diferentes categorías se darán de media en media hora, siendo el recorrido de 750 metros, con una virada, para todas las categorías: BCS (supervivientes de cáncer de mama), veterano femenino (nacidas en 1988 o anteriores) y absoluto femenino (nacidas en 2001 o anteriores).

Desde la institución provincial han querido recalcar que las medidas de seguridad establecidas son máximas, respetándose las normas básicas del Código de Regatas en vigor de las federaciones españolas y andaluzas de remo, con las adaptaciones y restricciones de los protocolos anticovid-19, especialmente las establecidas por la organización.

El SES cita en diciembre a más de 7.000 extremeñas dentro del programa de detección precoz del cáncer de mama

Aproximadamente la mitad de las usuarias, unas 3.600, serán examinadas en las unidades móviles con que cuenta este programa, que visitarán este mes 18 poblaciones de la región. El resto, algo más de 3.300 mujeres de las localidades más pobladas, están citadas para realizarse la prueba en los centros de Atención Especializada del SES.

Como en todos los servicios del SES y en todas las actividades sociales, las usuarias citadas deben seguir las normas y recomendaciones de las autoridades sanitarias sobre higiene y distancia interpersonal como llevar mascarilla, guardar las distancias, extremar la higiene de manos, presentarse puntualmente a la hora de la cita para evitar aglomeraciones, y no acudir a la prueba si tienen problemas respiratorios, fiebre o síntomas compatibles con la covid-19.

Las unidades móviles iniciarán el martes día 1 sus recorridos en las localidades de Valle de Santa Ana, Pozuelo de Zarzón y Miajadas, y continuarán después sus itinerarios en Valdivia, Entrerríos, Zurbarán, Palazuelo, Rena, Villar de Rena, Medellín, Villa del Campo, Guijo de Galisteo, Aceituna, Zorita, Garciaz, Madrigalejo, Campo Lugar y Pizarro.

También están citadas las mujeres de otras nueve pequeñas localidades, que deberán desplazarse a alguna de las poblaciones citadas anteriormente para realizarse las mamografías en las unidades móviles. Es el caso de las usuarias de Valle de Matamoros, El Torviscal, Puebla de Alcollarín, Mengabril, Yelbes, Santa Cruz de Paniagua, Alcollarín, Alonso de Ojeda y Casar de Miajadas.

Las mujeres residentes en núcleos urbanos que participarán durante el mes de diciembre en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama serán atendidas en los centros de Atención Especializada de Badajoz (755), Cáceres (961), Mérida (410), Plasencia (204), Don Benito (293), Navalmoral de la Mata (126), Almendralejo (155), Zafra (166), Coria (195), Trujillo (36) y Talarrubias (36).

El Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama de Extremadura, que se desarrolla desde 1998, se dirige a todas las mujeres de 50 a 69 años residentes en la región, y a aquellas de 40 a 49 años con antecedentes de cáncer de mama en primer grado.

Residentes de Virgen del Rocío se unen al Movember y llaman la atención sobre cáncer de próstata y testículos

En un comunicado, el centro hospitalario señala que su servicio de Urología, dirigido por el doctor Rafael Medina, cuenta con una unidad especializada en Urología Oncológica, compuesta por siete facultativos y tres médicos residentes. Tantos los residentes como los adjuntos colaboran en más de una veintena de proyectos de investigación y ensayos en esta unidad, dedicada a la asistencia, investigación y formación en tumores urológicos. Dentro de ellos, como más prevalente, el cáncer de próstata.

En el ámbito asistencial de este tumor, el servicio ofrece una amplia gama de tratamientos en todas sus fases, desde la cirugía robótica para casos localizados hasta el tratamiento en fases avanzadas con moléculas de última generación; además de colaborar en un manejo multidisciplinar en otras alternativas como la Braquiterapia. Cuenta para ello con consultas específicas para esta patología.

En cuanto a Investigación en los últimos años, destacan proyectos que se diferencian según se encuentre el paciente en una fase localizada o una fase avanzada de la enfermedad. En el primer caso, el pronóstico es más favorable y las investigaciones tratan de evaluar los resultados oncológicos y funcionales obtenidos con técnicas mínimamente invasivas (prostatectomía radical robótica versus la braquiterapia); analizar la calidad de vida tras una prostatectomía radical robótica, o la valoración de la eficacia de los ejercicios de suelo pélvico guiados pre-prostatectomía radical robótica sobre la mejoría de la incontinencia urinaria.

También hay iniciativas para estudiar la evolución de un antígeno (PSA) después de someterse a braquiterapia, dado que se produce en la próstata y se eleva cuando hay una infección o un cáncer. Este marcador indica a los especialistas si la enfermedad ha mejorado o no.

Asimismo, están participando en un ensayo clínico multicéntrico internacional sobre tratamiento focal mediante terapia fotodinámica; y en otro estudio internacional multicéntrico sobre el uso de nuevos antiandrógenos en pacientes con cáncer de próstata de alto riesgo, localizado o localmente avanzado candidatos a una prostatectomía radical.

Para cuando el paciente se encuentra en fases avanzadas de la enfermedad, hay ensayos clínicos multicéntricos e internacionales sobre el uso de nuevas moléculas en hombres con cáncer de próstata no metastásico y resistente al tratamiento con bloque hormonal de los testículos. También están evaluando la eficacia y seguridad de continuar el tratamiento con un nuevo antiandrógeno en pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración, que no han recibido quimioterapia previa, y que han experimentado progresión al tratamiento quimioterapia sistémica.

Los especialistas están además participando en un ensayo internacional multicéntrico sobre el empleo de un nuevo inhibidor de unas proteínas (PARP) implicadas en la reparación de células tumorales en pacientes con cáncer de próstata que poseen determinadas mutaciones genéticas. Y en ensayos internacionales y multicéntricos sobre nuevos fármacos en el ámbito del cáncer de próstata metastásico en una fase en la que aún responden al tratamiento hormonal.

En cuanto al cáncer de testículos, el servicio de Urología forma parte de los centros de referencia nacional CSUR en tumores germinales de riesgo alto e intermedio y resistentes a quimioterapia de primera línea en adultos, junto al Servicio de Oncología Médica. Por este motivo, reciben pacientes de cualquier punto del país que requieren un tratamiento súper especializado.

Por último, en el ámbito formativo, la unidad de Urología Oncológica participa en el programa de formación de la Asociación Española de Urología dirigido a la formación específica en uro-oncología avanzada para jóvenes urólogos, en el que el cáncer de próstata juega un papel relevante, así como en diferentes cursos y programas encaminados a la mejor asistencia y seguimiento de los pacientes con cáncer de próstata.

Educación renueva las ‘Escuelas Activas’ para combatir la obesidad infantil on ejercicio físico y dieta saludable

El objetivo fundamental del programa es dar soluciones concretas al problema del sobrepeso y la obesidad a través del ejercicio físico y una dieta saludable. Los retos se plantean como actividades, tareas o desafíos, que requieren de la implicación activa del alumnado en la búsqueda de una solución, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

El reto principal consiste en llegar a los 10.000 pasos diarios, que equivalen aproximadamente a 60 minutos de actividad física entre moderada y vigorosa. Además, la continuidad es un aspecto importante para la integración de hábitos saludables, por lo que los centros educativos que inicien este año el programa lo desarrollarán durante cuatro cursos en el caso de Educación Primaria (desde 3º hasta 6º) y dos cursos en el caso de Educación Secundaria (1º y 2º).

El director general de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad, Carlos Albaladejo, ha señalado la necesidad de "concienciar a la comunidad educativa de la importancia de la adquisición de hábitos saludables, a través de la actividad física y una alimentación adecuada, como medio para luchar contra el sobrepeso y la obesidad entre los alumnos de la Región" y ha apelado al compromiso de "contribuir al objetivo 'Salud y Bienestar' que Naciones Unidas marca para el horizonte 2030 como parte de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible".

El programa, que se inició por primera vez el curso pasado, se convoca en esta ocasión sin límite de plazas, mientras que los 25 primeros colegios del curso 2019/2020 que renueven su participación tendrán acceso a talleres impartidos por profesionales de la salud y la alimentación para los alumnos y sus familias.

'Escuelas Activas' fue de gran ayuda durante la época del confinamiento por la pandemia del Covid-19, ya que se desarrolló de forma online, de modo que sus impulsores presentaban unos retos a los alumnos a través de unos vídeos que se colgaban en YouTube, los cuales tenían que ser realizados por ellos, bajo la supervisión de sus tutor o profesor de educación física.

Estos retos consistían en juegos fáciles de realizar en casa para que los alumnos pudiesen conseguir su reto diario, paliando así el sedentarismo. Esta modalidad online supuso todo un éxito de participación, llegando algunos vídeos a las 10.000 reproducciones.

El Programa 'Escuelas Activas' surgió del trabajo de un grupo de docentes que, en el curso 2016-2017, idearon un proyecto experimental que pretendía fomentar hábitos saludables a través del ejercicio físico y una dieta saludable con alumnos y alumnas del Colegio Rural Agrupado Alzabara de Fuente Álamo.

Toda la información sobre el programa se puede consultar en '

Cómo seguir con la vida después de perder a un hijo

miradasconalma.org es una nueva manera de hablar de lo social. Con actitud y optimismo. Desde la diversidad. Y a partir de las historias de la Fundación ”la Caixa”. Queremos ser también un punto de encuentro de las infinitas realidades sociales de nuestro mundo.

Vicent tenía 8 años cuando le detectaron un tumor cerebral. Al principio, los médicos dieron esperanza a la familia, y llegaron a operar al pequeño. Sin embargo, la vida de Vicent estaba destinada a ser corta. Un mes y medio antes de fallecer, Mar y Javi, sus padres, recibían la noticia de que el tumor de su hijo mayor era maligno, y que no se podía hacer mucho por él. Tras el golpe de ese diagnóstico, que todavía duele, Mar, Javi y el propio Vicent, decidieron que lo mejor era volver a casa, acabar el cole, seguir yendo a la playa. En definitiva, vivir plenamente hasta el final.

Desde que diagnosticaron la enfermedad al pequeño, se inició un proceso de acompañamiento por parte del Equipo de Atención Psicosocial (EAPS) de la Asociación de padres de niños con cáncer de la Comunidad Valenciana (ASPANION), entidad que forma parte del Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de la Fundación ”la Caixa”. Cuando la vida del pequeño terminó, empezó la verdadera montaña para sus padres. Mar comenzó a trabajar el duelo acompañada por Javier Zamora, psicólogo del mismo EAPS, para facilitar el proceso. “La muerte de un hijo es el dolor más desgarrador que se puede experimentar”, dice Mar. “Pero el tiempo ayuda a recordar lo bueno. Y, de alguna forma, nos ayuda a nosotros a seguir viviendo”.

Mar cuenta que, al principio, la rabia y el dolor te consumen. “Todo te parece mal. Los amigos que llaman, te molestan porque te llaman. Y los que no lo hacen, te fastidia que no lo hagan”. Es en esa primera etapa tras la muerte de un hijo en la que el psicólogo Javier Zamora ha trabajado más con ella. “Es muy importante poder validar las emociones de una madre que ha perdido a un hijo, sean las que sean. Para Mar, el hecho de enfrentar el dolor de la pérdida y aceptarlo, desde la autocompasión, fue uno de los primeros pasos”.

Ambos han trabajado el proceso de duelo con el objetivo recolocar emocionalmente al hijo que se ha ido y seguir viviendo. “Y en eso Mar es un ejemplo. Dos meses después de la muerte de Vicent, con una actitud activa, quiso volver a la UCI en la que trabaja, porque sentía que su testimonio podría ayudar a otros”.

Las emociones son el pilar de trabajo de Javier. “Las emociones por la pérdida, que van desde la rabia hasta la culpa y el dolor. Pero también las emociones que generan las reacciones de las personas del entorno. Como psicólogo, he dejado a Mar un espacio en el que lo que ella siente no es juzgado, porque todo lo que expresa es válido. Sin embargo, en una sociedad en la que no sabemos cómo hablar de la muerte, y menos de la infantil, tendemos a juzgar. Sin malicia, pero con desconocimiento. La muerte sigue siendo un tema demasiado tabú como para poder hablar de ella con empatía y acompañamiento”.

Mar corrobora este silencio consciente sobre la muerte con su propia experiencia. “Al morir Vicent, hubo madres de su clase que dejaron de hablarme. Supongo que porque no sabían qué decirme. Veía cómo había vecinos de nuestro bloque que subían por las escaleras para no compartir conmigo el ascensor. Ver cómo la gente se aparta de ti, en un momento tan duro, duele”. Para esos momentos, Mar tiene un consejo. “Lo primero que necesito oír es ‘lo siento’. Después de eso, todo fluye”.

En el proceso de duelo, comenta Mar, cobró una importancia tremenda el hijo pequeño de la pareja, Guillem. En el momento en que murió su hermano, tenía dos años y medio. “Creo que Guillem fue mi condena y a la vez mi salvación”, comenta Mar. “Tener que levantarme cada día para llevarlo al cole, a la misma clase en la que había estado su hermano, era como una pesadilla. Pero esa obligación de volver a una rutina, a tener un motivo para seguir viviendo, es lo que me está ayudando a adaptarme a la situación”. Una vez asimilada la rutina, la vuelta a la vida de la familia ha sido pausada, pero segura. “Poco a poco hemos ido recuperando momentos para nosotros, abriendo proyectos vitales que nos ilusionan. Como la casa en el campo que hemos comprado hace poco, y que a Javi le hace mucha ilusión porque quiere sembrar ahí un huerto”.

Javier Zamora comenta, no obstante, que dos años es un tiempo muy corto para elaborar un duelo por la pérdida de un hijo. Pero Mar es capaz de hablar de su experiencia para ayudar a otros padres que se encuentran en una situación parecida a la suya. “Las personas como ella son un ejemplo para la sociedad, porque es capaz de conectar con proyectos sociales y humanitarios. Ha aprendido a vivir a pesar de verse afectada por el mayor dolor que existe”.

“El dolor es el mismo, pero se ve de forma distinta”, dice Mar. “Tengo momentos felices, claro que sí. Puedo estar contenta y disfrutar de una cerveza con amigos. Pero mis hijos son mi motor vital y me falta uno de ellos”. Aun así, ahora sabe que el tiempo ayuda. “Al principio, todo me recordaba a Vicent de una forma muy desgarradora, muy triste. Ahora, cuando hay algo que me devuelve a él, suele sacarme una sonrisa. Porque sé que vivió todo lo que pudo. De alguna forma, recordando que ya no está, nos ayuda a nosotros a seguir viviendo”.

Texto: Itziar Lecea

Las emocionantes palabras de Andy Molina, hija de Lydia Bosch, sobre el cáncer de su madre: «Lección aprendida»

La noticia llegaba la noche de este jueves, el mismo día que cumplía 57 años: Lydia Bosch anunciaba que padece un cáncer de piel. Hace dos semanas le diagnosticaban, ha explicado la actriz, un carcinoma basal, conocido también como epitelioma basocelular -una lesión de la piel en su barbilla fue lo que llamó su atención, pues no terminaba de cicatrizar-.

"Aunque la palabra en un principio asuste mucho, no es un cáncer peligroso como puede ser el melanoma", ha puntualizado, al tiempo que exponía que esta enfermedad "se origina en las células basales más profundas de la epidermis y crecen muy lentamente, pero debe ser tratado para evitar que continúe creciendo".

Ha ocurrido a continuación lo más lógico: su publicación se ha llenado de comentarios de apoyo y de ánimo de su círculo más cercano, de un gran número de sus seguidores (tiene algo más de 245.000 followers en Instagram) y de compañeros y compañeras del mundo del espectáculo.

Ana Risueño, Esther Acebo, Sara Escudero, Carme Chaparro, Elsa Anka, Elena Ballesteros, Irene Montalà, Sara Baras, Nuria Roca, Dafne Fernández, Lorena Gómez, Pablo Rivero, Javier Ambrossi, Martina Klein o Natalia Sánchez eran algunas de las personalidades que le ofrecían su hombro para lo que hiciera falta.

Sin embargo, si ha habido un mensaje que, no por sencillo ha significado menos para la intérprete de Médico de familia, Sin identidad o You're the One (Una historia de entonces), ese ha sido sin lugar a dudas el que ha escrito su propia hija, Andrea Molina.

Andy, como se la conoce, tiene 28 años, sigue los pasos de su madre en la actuación y es la hija de Bosch con Micky Molina. Tanto a través de su Twitter como de su Instagram, la joven ha querido dejarle bien claro a su madre cómo van a afrontar este revés de la vida.

"Vale, lección aprendida, puede usted salir para no volver jamás por el mismo sitio por donde llego. Bye bye, bicho", ha escrito Molina con varios emoticonos de mover la mano despidiéndose y uno de una bacteria. Y es curioso porque justo por el cumpleaños de su madre también dejó constancia en redes de cuánto amor le tiene.

"Hace dos semanas mi hermana nos hizo esta foto a mi madre y a mí sin que nos diésemos cuenta en un momento muy nuestro. Yo quiero seguir haciéndome un ovillo a tu lado y que me abraces fuerte toda la vida. Te quiero, te quiero, te quiero", expresó Andy Molina.

Además, añadió una larga etiqueta que no podía tener segundas lecturas: "El mejor sitio del mundo está en los abrazos de mamá". Añadió, por si quedaba alguna duda, un post scríptum por si había quien quisiera criticar el momento debido a la pandemia del coronavirus: "para los que tengáis ganas de guerra ya os digo que yo no. Por eso, aclaro que en la foto mi madre había dado negativo ese mismo día y por eso no va con mascarilla y yo un día antes y aún así me puse la mascarilla".

Portugal estudia vacunar primero contra la COVID-19 a enfermos graves de entre 50 y 75 años

Los planes de vacunación contra la COVID-19 en Portugal, aún en estudio, proponen que el grupo prioritario para inmunizar sean ciudadanos de entre 50 y 75 años que tengan alguna enfermedad grave, así como trabajadores de residencias de ancianos y profesionales sanitarios.

El grupo ha sido delimitado en un documento preliminar creado por la comisión de especialistas nombrada por la Dirección General de Salud (DGS), presentado hace días al Consejo Nacional de Salud Pública y divulgado este viernes en medios locales.

Según el texto, en una primera fase se vacunarán 750.000 personas en Portugal -que cuenta con 10 millones de habitantes-, sobre todo personas de entre 50 y 75 años con cuadros clínicos considerados graves, como insuficiencia cardíaca, respiratoria o renal, así como personal sanitario y de residencias de ancianos.

Los seguirán en una segunda fase miembros de las fuerzas de seguridad y protección civil, así como ciudadanos de entre 50 y 75 años con enfermedades crónicas como diabetes, cáncer o dolencia pulmonar. En total este grupo sumaría casi 3 millones de personas.

El plan definitivo, en el que falta por aclarar dónde se vacunará a la población, entre otras cuestiones, deberá estar definido antes de Navidad, fecha que contará con restricciones también aún por determinar.

Portugal se encuentra en estado de emergencia -el nivel de alerta más alto del país- hasta el 8 de diciembre, aunque el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, ya avisó de que podría ser necesario prorrogarlo más allá de esa fecha.

Gran parte del país está bajo toque de queda entre las 23.00 y las 05.00 horas, que durante los fines de semana y festivos es todavía más restrictivo (de 13.00 a 05.00 horas) en los municipios con una incidencia a 14 días superior a los 480 casos por 100.000 habitantes.

Desde que comenzó la pandemia en Portugal se han registrado 280.394 positivos y 4.209 fallecidos.

El cáncer fue la causa de muerte de la mitad de los fallecimientos en la población de 25 a 64 años, entre 2014 y 2018

Así queda reflejado en los datos recogidos en el último Boletín de Salud Pública sobre mortalidad y estilos de vida relacionados con la salud, en la población de 25 a 64 años.

La población adulta de Navarra ha experimentado un claro descenso del riesgo de muerte en las tres últimas décadas, salvo en las mujeres de 55-64 años, en las que la mortalidad se mantuvo estable. Un considerable porcentaje de las muertes en este grupo de edad fue por enfermedades y lesiones que podrían haberse evitado. Entre las principales causas de mortalidad evitable se incluyen la cardiopatía isquémica, el cáncer de pulmón y cáncer colorrectal, enfermedades relacionadas con el alcohol, accidentes de tráfico y suicidio.

DESCIENDEN A LA MITAD LAS MUERTES POR CÁNCER DE MAMA DESDE 1990

Las muertes por cáncer de mama se han reducido a la mitad desde 1990 en las mujeres de 25 a 64 años de Navarra. Desde ese año se oferta a las mujeres de 45-69 años el cribado mediante mamografías periódicas en el marco del programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama. Dicho programa, unido a las mejoras organizativas en el proceso diagnóstico y tratamientos más eficaces, han contribuido al fuerte descenso de la mortalidad por esta causa que era responsable del mayor número de fallecimientos por cáncer en las décadas de 1980 y 1990 en las mujeres de Navarra, y que actualmente ha sido superada por el cáncer de pulmón, ha informado el Ejecutivo.

El descenso de la mortalidad por cáncer gástrico en Navarra sigue el patrón mundial. Este descenso precedió a la reducción exitosa de la infección por Helicobacter pylori, y es probablemente atribuible a mejoras en el abastecimiento de agua y en la conservación de los alimentos, y a la mayor disponibilidad de fruta y verdura fresca.

NO DISMINUYE LA MORTALIDAD POR CÁNCER COLORRECTAL

La mortalidad por cáncer colorrectal no ha disminuido en Navarra en las últimas décadas. En los países de la OCDE, las tasas globales descendieron cerca del 10% entre 2000 y 2015, con descensos superiores al 30% en Austria, Bélgica y Alemania, y descensos ligeros en algunos países como España; sin embargo, aumentó en otros países como Croacia. La extensión de programas poblacionales de cribado dirigidos a la población de 50 a 70 años parece explicar buena parte de estas diferencias. En 2014 se inició el programa en Navarra, por lo que es previsible que su impacto se vea en los próximos años.

La generalización del consumo de tabaco en las mujeres de Navarra en las últimas décadas, la implantación de programas para ayudar al abandono tabáquico y la prevención del inicio del tabaquismo tienen impacto evidente en las tendencias de varios tipos de cáncer asociados a este hábito. En los hombres, la disminución del tabaquismo se refleja en las menores tasas de mortalidad por cáncer de pulmón, laringe, vejiga o cavidad bucal. Existe, sin embargo, un margen de mejora importante porque continúa habiendo una prevalencia de tabaquismo elevada y las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón se encuentran por encima de las de bastantes países de la UE, ha añadido.

Entre las mujeres, el tabaquismo se popularizó en las cohortes nacidas entre 1950 y 1960, que en el último quinquenio tenían alrededor de 60 años y una mortalidad por cáncer de pulmón disparada. En estas cohortes de mujeres han disminuido otras causas de muerte, como el cáncer de mama, estómago, accidentes de tráfico o enfermedad cardiovascular, pero el aumento de las muertes relacionadas con el tabaco da lugar a un estancamiento de la mortalidad total.

ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR Y POR CIRROSIS HEPÁTICA

El importante descenso de la mortalidad por enfermedad cardiovascular, incluido ictus e infarto de miocardio, se ha relacionado con cambios en factores riesgo como el tabaquismo en hombres, el control y tratamiento de la hipertensión arterial, las hiperlipemias y la mejora en el tratamiento hospitalario y en la prevención secundaria tras un primer evento cardiovascular. También han podido contribuir el aumento del ejercicio físico en el tiempo libre, mejoras en la alimentación y el mayor nivel educativo de la población.

El descenso de la mortalidad por cirrosis hepática es atribuible a la disminución en el consumo excesivo de alcohol, en la incidencia de infecciones por el virus de la hepatitis B y C, y a las mejoras de los tratamientos. En ambos sexos, entre los 25-64 años, se advierte el impacto de los programas y de los cambios legislativos destinados a disminuir la accidentabilidad, fundamentalmente la debida a los accidentes de tráfico. La epidemia de VIH produjo una elevada mortalidad en el grupo de 25-34 años en las décadas de 1980 y 1990. La prevención primaria y la mejora de los tratamientos han contribuido al descenso de las defunciones.

MÁS FALLECIMIENTOS POR SUICIDIO QUE POR ACCIDENTES DE TRÁFICO

En este grupo de causas de muerte destacan por su frecuencia los accidentes de tráfico de vehículo de motor, los suicidios y las caídas accidentales.

En el quinquenio 2014-2018 se registraron más fallecimientos por suicidio que por accidentes de tráfico de vehículo de motor, en contraposición a lo que ocurría a finales de la década de 1990 cuando la tasa de muertes por accidentes de tráfico triplicaba en hombres y duplicaba en mujeres la mortalidad por suicidio.

En el quinquenio 2014-2018, se registraron en Navarra, aproximadamente, 30 fallecimientos en personas de 25-65 años por suicidio cada año, 20 por accidentes de tráfico de vehículo de motor y otros accidentes de transporte y 10 por caídas accidentales.

Destaca el importante descenso de los fallecimientos por accidentes de tráfico de vehículo de motor en ambos sexos en las ultimas 3 décadas, de 35 a 8,5 por 100.000 en hombres y de 8,3 a 1,7 en mujeres, lo que supone una reducción a una cuarta parte las muertes debidas a estos accidentes. Tomando como referencia la década de 1980, en el último quinquenio se estima que se habrían evitado aproximadamente 60 fallecimientos por esta causa al año, es decir, 1 fallecimiento cada semana, según los datos recogidos.

La mortalidad por suicidio y caídas accidentales se ha mantenido estable, con ligeras oscilaciones durante los últimos 30 años.

Acambi entrega un donativo de 30.285 euros de la carrera solidaria para seguir investigando sobre el cáncer de mama

El acto de entrega se ha llevado a cabo en la sede de Acambi en Bilbao, con la presencia de la presidenta de la asociación, María Teresa Elorriaga, la tesorera, Ana María Cascajo, el director del Gimnasio Urtzi, Gaizka Legarreta, y la propia doctora María del Mar Vivanco, investigadora del Centro Biogune

Este año, como consecuencia de la pandemia del coronavirus, la tradicional Carrera contra el cáncer de mama, organizada por Acambi y el Gimnasio Urtzi, no se celebró de la manera que se solía hacer habitualmente desde 2014.

En concreto, la carrera se llevo a cabo los días 17 y 18 de octubre y, durante ese fin de semana, en el que se colocaron las tradicionales camisetas rosas de la carrera en ventanas y balcones, cada persona pudo realizar su propio recorrido de cinco kilómetros por cualquier zona de Bizkaia. La cifra recaudada ha sido posible gracias a los donativos recibidos a lo largo de todo ese mes. La aportación era libre en el dorsal 0000.

Esta carrera, que se celebra en Bilbao, nació en 2014 con dos objetivos, por una parte fomentar la práctica del ejercicio físico y, por otro lado, promover la investigación en torno al cáncer de mama.

En concreto, desde su primera edición, el dinero recaudado se ha destinado a apoyar el proyecto de investigación que desarrolla la doctora Vivanco bajo el título "La investigación contra las recidivas en cáncer de mama continúa". En esta edición, han sido 30.285 euros la cantidad recaudada, y, desde el inicio de esta iniciativa, han sido más de 320.000 euros.

Una investigación de Incliva sobre cáncer de mama avanza en la posibilidad de diseñar nuevos fármacos

Uno de los principales descubrimientos del estudio es la demostración de que el miR-33b -un RNA de cadena simple capaz de regular la expresión de otros genes- actúa como un miRNA, supresor tumoral en cáncer de mama HER2+, que podría inhibir la migración e invasión tumoral, en parte, al impedir la transición epitelio-mesenquima (EMT) -un proceso crucial durante el desarrollo de la tumorigénesis y la metástasis-, y abre las puertas al diseño de nuevos fármacos contra el subtipo de cáncer HER2+.

El trabajo, cuyos resultados se han publicado recientemente en 'Frontiers in Oncology', en un artículo titulado 'El microRNA-33b suprime la transición epitelial-mesenquimal reprimiendo la vía MYC-EZH2 en el carcinoma de mama HER2 +', muestra que miR-33b está menos expresado en muestras de tumor de mama HER2+ en comparación con tejidos de mama normal.

Se partía de evidencias que indicaban que EMT es responsable de la invasión y migración de las células cancerosas y supone un paso inicial de la metástasis. Por otra parte, se habían documentado niveles bajos de miR-33b en muchos tipos de cánceres y su papel en la proliferación, migración y EMT.

En el trabajo se quiso evaluar la implicación de miR-33b en la vía EMT en el cáncer de mama HER2+ y analizar el papel del gen EZH2 -un regulador clave en el control de la diferenciación de células madre y los procesos de proliferación celular- en este proceso, así como la interacción entre ellos.

Se realizaron estudios de expresión mediante PCR cuantitativa en líneas celulares de cáncer de mama HER2+ y muestras de pacientes, así como de controles sanos. También se llevaron a cabo experimentos de ganancia y pérdida de función del miR-33b y de los genes de interés para evaluar en las células de cáncer de mama los cambios en su capacidad de invasión, migración y los efectos en el ciclo celular y la apoptosis (muerte celular programada con objeto de controlar su crecimiento y que es desencadenada por señales propias de la célula).

Los resultados sugieren a miR-33b como un supresor tumoral que inhibe la metástasis y la invasión en el cáncer de mama HER2+, en parte impidiendo el proceso de transición epitelio mesénquima a través de la represión del bucle MYC (una familia de protoncogenes que en condiciones normales está implicada en la regulación de la expresión génica) - EZH2, y establecer un nuevo eje miR-33b / MYC / EZH2, como modulador del crecimiento y la progresión de las células mamarias.

Para el estudio se han utilizado los equipamientos de UCIM (Unidad Central de Investigación Médica de la Universidad de Valencia): PCR cuantitativa y servicio de citometría.

GRUPO CIENTÍFICO

En la investigación dirigida por la doctora Pilar Eroles han participado también la doctora Ana Lluch, cocoordinadora también del Grupo de Investigación de Biología en Cáncer de Mama de Incliva, y el resto de investigadores de este equipo: Birlipta Pattanayak, Iris Garrido-Cano, Anna Adam-Artigues, Eduardo Tormo, Begoña Pineda, Paula Cabello, Elisa Alonso, Begoña Bermejo, Cristina Hernando, María Teresa Martínez, Octavio Burgués, Juan Miguel Cejalvo.

Además, han intervenido los doctores Ana Rovira y Joan Albanell, del Grupo de investigación en Terapia Molecular del Cáncer del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas de Barcelona (IMIM-Hospital del Mar), y Federico Rojo, de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid.

El estudio ha sido financiado por el Proyecto PI18/01219 y el Centro de Investigación Biomédica en Red en Oncología CIBERONC (CB16/12/00481) del Fondo de Investigaciones Sanitarias, Ministerio de Economía y Competitividad.