Impacto directo e indirecto del cambio climático sobre la salud

Esta es una de las conclusiones a la que se ha llegado durante estas últimas semanas en la Cumbre del Clima celebrada en Madrid del 2 al 13 de diciembre.

A pesar de que una de las consecuencias más nefastas y directas del cambio climático es  la repercusión negativa en la salud,  “no es una prioridad en la asignación de fondos”, ha denunciado la directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira.

En esa misma línea, el presidente de Medicus Mundi, Carlos Mediano, ha manifestado que “el primer problema que hay en el mundo es la inequidad; las personas más vulnerables son las que más riesgo tienen de padecer problemas de salud, y también son las más afectadas por el cambio climático”.

Son muchas las voces que han tratado de advertir de la gravedad de expoliar la salud, porque “el cambio cambio climático es la mayor amenaza a los derechos humanos (…) y la salud humana es un derecho”, ha resaltado la ex Presidenta de Chile y alta comisionada de la ONU Michelle Bachelet.

Y es que, como ha asegurado la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar en funciones, María Luisa Carcedo, “las consecuencias del cambio climático son ya una emergencia de Salud Pública”.

cambio climático salud
En la imagen, la ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, junto con su homóloga chilena, Carolina Schmidt, que preside la cumbre, aunque se celebre en Madrid, y la secretaria ejecutiva de la ONU sobre Cambio Climático, Patricia Espinosa. EFE/Javier Lizón

Impacto directo del cambio climático sobre la salud

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la mala calidad del aire causa cada año siete millones de muertes prematuras en el mundo, el agravamiento de numerosas dolencias y un gasto sanitario multimillonario.

Las crisis climáticas generan una mayor mortalidad en la población más vulnerable; sin embargo, esto no es excluyente para el resto de la población, ya que el aumento de las temperaturas también conlleva golpes de calor en población activa.

A causa del calentamiento global, se intensifican los niveles de polen y otros alérgenos, que pueden provocar asma o dolencias que afectan a unos 300 millones de personas, según datos de la OMS.

Otro aspecto, aunque quizás más desconocido, es “la relación entre el incremento de las temperatura con mayores tasas de suicidio“, ha señalado el presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna, Ricardo Gómez Huelgas.

Concretamente la solastalgia, es un trastorno psiquiátrico que se define como la ansiedad o estrés que produce el cambio climático al distorsionar el estilo de vida de las personas que como consecuencia se sienten totalmente desubicadas.

Impacto indirecto sobre la salud del cambio climático

El cambio climático puede generar dificultades para el mantenimiento de la alimentación debido a fenómenos atmosféricos extremos como son las sequías, las inundaciones o las migraciones masivas.

En este sentido, la OMS subraya que se prevé que siga aumentando la frecuencia y la intensidad a lo largo de este siglo.
Estas lluvias causan ahogamientos, lesiones físicas, o daños en las viviendas; pero también contaminan las fuentes de agua dulce convirtiéndolas en criaderos de insectos portadores de enfermedades.

Debido al calentamiento global, es previsible que haya un cambio de vectores y que animales transmisores, como mosquitos, garrapatas o murciélagos, empiecen a migrar a zonas que eran calificadas de templadas, explica el informe “La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria”, presentado en la Cumbre.

¿Qué significa esto? Que afecciones que hasta ahora han sido consideradas tropicales, como el dengue o el zika, pueden aparecer en países en donde jamás se habían dado casos.

No obstante, la llamada de atención de los expertos, ha tenido tal recompensa, que organizaciones como la OMS ya se hacen eco, y es que la salud de la población y la calidad de vida de las persona son las grandes damnificadas por la crisis climática.

La entrada Impacto directo e indirecto del cambio climático sobre la salud se publicó primero en EfeSalud.

Los pacientes con enfermedades crónicas alertan de los riesgos de la crisis climática

La Cumbre del Clima COP25 ha puesto uno de los focos de atención en la relación entre salud y medio ambiente. Los pacientes de enfermedades crónicas son uno de los grupos más vulnerables a los efectos de la crisis climática.

La contaminación, cada vez mayor, y otros efectos de las crisis climática en la salud, junto con la elevada esperanza de vida y los cambios demográficos han provocado que cada vez sean más los afectados por estas enfermedades.

Las enfermedades crónicas no tienen edad, por lo que tanto personas mayores como niños pueden padecer estas patologías.

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes reúne a 28 organizaciones de pacientes para darles voz y representar sus derechos y necesidades sanitarias.

EFEsalud ha entrevistado a su presidenta, Carina Escobar.

¿Cómo afecta la crisis climática a la salud en general y en concreto a las enfermedades crónicas?

Las consecuencias del cambio climático son bastante variadas y afectan de una manera determinante a la ciudadanía en general, pero también especialmente a las personas que sufrimos alguna enfermedad crónica.

Por ejemplo, la calidad del agua con agentes tóxicos afectará más a las personas que sean más vulnerables. La calidad del aire tiene un riesgo mayor para la salud y es responsables por ejemplo, del cáncer de pulmón, asma, EPOC, neumonías, etc. Son complicaciones que se añaden a las enfermedades.

Al final, las personas con enfermedades crónicas vamos sumando años de vida y en esos años no hay una persona que tenga una sola enfermedad crónica. Vamos hacia el perfil de paciente más pluripatológico y más polimedicado que tiene muchas más necesidades y es más vulnerable, donde el cambio climático le afecta de manera determinante.

¿Hay datos o informes que confirmen este impacto en las enfermedades crónicas?

Ha aumentado, aunque no tengo el dato en sí. Tenemos pacientes con enfermedades inflamatorias inmunomediadas, donde el sistema inmune está más vulnerable, que se complican con el medio ambiente y se potencian de manera que tenemos enfermedades que se inician antes.

Se producen, por ejemplo, enfermedades en niños que antes tenían unas edades de inicio de la enfermedad y ahora se han adelantado. Eso es una consecuencia. Todas las patologías de riesgo cardiovascular se ven potenciadas por el cambio climático. Cuando las partículas tóxicas pasan al torrente sanguíneo complican la calidad de vida de las personas, no solo a nivel pulmonar o respiratorio, pueden tener consecuencias más importantes en otros órganos.

pacientes
Carina Escobar,  presidenta la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, durante un curso en El Escorial/EFE/Javier Liaño

¿Cómo veis desde la Plataforma el futuro de los pacientes con la crisis climática?

Primero, hay que visibilizar que un paciente crónico es más vulnerable y tiene más riesgos.

Tenemos que cuidar sobre todo al paciente cónico que vive en ciudades grandes y más expuesto al riesgo de contaminación.

En este caso, tenemos como población vulnerable los ancianos y los niños y yo añadiría a los pacientes crónicos porque al final se les complica mucho su enfermedad.

También tenemos que ser conscientes de esa complicación para poder adoptar medidas y que el sistema sanitario y social acompañe a estos pacientes. Y se necesitan medidas preventivas.

¿Crees que en esta Cumbre del Clima la salud ha estado suficientemente representada?

Quiero creer que sí. No estamos representados los pacientes en sí, y nos hubiese gustado, pero tenemos un posicionamiento bastante activo.

Los pacientes somos un movimiento social que hay que tener en cuenta; estamos alineados con lo que ha expuesto la ministra en funciones de sanidad, María Luisa Carcedo, en el planteamiento de estar todos implicados y buscar soluciones multidisciplinares y transversales porque la responsabilidad es de todos. La COP25 ha sido para escuchar expertos, generar conciencia y ojalá se tomen medidas y se lleven a cabo.

¿La POP tomará medidas ante esta situación de amenaza a la salud por la crisis climática?

Nosotros con el Ministerio de Sanidad trabajamos habitualmente. La Plataforma representa muchísimas patologías crónicas y todas ellas se ven condicionadas por el cambio climático.

También tratamos este tema con el Ministerio sobre todo porque hay que tener la prevención primaria de que nos afecte menos a la ciudadanía en general y evitar que genere enfermedades.

Por otro lado, hay que trabajar la prevención secundaria. En los cuidados de la salud tenemos que añadir todos los efectos del cambio climático y ser conscientes de cómo nos podemos cuidar mejor. Para fomentar esa parte con responsabilidad, que es en lo que trabajamos, es necesario saber cómo el tema medioambiental nos está afectando y que lo podamos medir porque es fundamental investigar y adoptar  medidas.

La entrada Los pacientes con enfermedades crónicas alertan de los riesgos de la crisis climática se publicó primero en EfeSalud.

Envases y residuos, ¿podemos frenar su impacto en el medio ambiente?

El mundo de la alimentación genera muchos residuos de envases que tienen un impacto negativo en el medio ambiente.

Laura González, responsable de nutrición y salud de Nestlé, nos explica cuál es la función de estos envases y cuál es la forma más responsable de hacer uso de ellos sin dañar nuestro entorno.

“Debemos reconocer que el mundo de la alimentación genera muchos envases y no solo aquellos que vemos cuando vamos a comprar sino muchos otros que no son visibles, pero que sirven para proteger o agrupar lotes de productos”, reconoce la nutricionista.

El mundo de la alimentación genera de forma inevitable este tipo de residuos. Estos llevan a cabo una función esencial como es la de proteger a los alimentos para impedir que se contaminen, se estropeen y evitar así que pierdan su textura, color, sabor y propiedades nutricionales.

“Los envases también tienen la función de informar a los consumidores de las características de un producto, sus beneficios nutricionales, ingredientes y procedencia.

Gracias a un correcto envasado podemos disfrutar de alimentos no autóctonos, por tanto creo que el debate no es tanto si son necesarios o no los envases sino su uso racional y cómo conseguir que sean lo más respetuosos con el medio ambiente”, explica Laura González.

Envases de plástico

Uno de los focos del debate sobre el impacto de los envases en el cambio climático está puesto en los plásticos. “Es cierto que tienen muy mala prensa y se han convertido en un símbolo de la lucha por la preservación del medio ambiente dado su impacto visual en la naturaleza”, afirma la experta.

envases y residuos
Muchos de los envases de plástico acaban contaminando los ríos y océanos. EFE

Entre todos debemos conseguir que estos plásticos no acaben en nuestros mares, ríos o vertederos. Para ello, debemos innovar en envases que sean más fáciles de reciclar y conseguir que la sociedad sea consciente de la importancia del reciclaje. Con esto conseguiremos darle una segunda y tercera vida a los envases y fomentar así la llamada economía circular, propone.

Otro de los temas a debate son los envases de un solo uso. “Estos han proliferado por las demandas del propio consumidor que necesita raciones individuales. El envase les asegura una mejor conservación de los alimentos, pero inevitablemente crece su número”,  explica.

Esta es una cuestión compleja porque la retirada total de envases de un solo uso provoca un mayor desperdicio alimentario. Laura González, ante esta situación, aboga por la investigación de envases alternativos que sean reciclables y reutilizables.

Empresas alimentarias

Las empresas de alimentación tienen también un papel importante en esta cuestión.

“Este tema es tan complejo que no solo depende de las empresas. Si queremos una solución, debemos encontrarla entre todos todos, deben implicarse los gobiernos, los agricultores y ganaderos, las empresas de alimentación, las cadenas de supermercados, las tiendas, las ONG y los ciudadanos”, defiende.

Nestlé, expone su responsable de salud y nutrición, se ha comprometido para 2025 en conseguir que todos sus envases sean reutilizables y reciclables y que todas las botellas de su marca de agua mineral se hagan con al menos un 50 % de plástico reciclado. De igual manera, esta empresa busca alternativas al plástico y desarrolla nuevos proyectos como la creación del Instituto Nestlé en Ciencias del Embalaje.

“También estamos haciendo otras cosas que son más visibles para los consumidores. Por ejemplo, en España acabamos de lanzar el primer producto que tiene una pajita de papel en Europa. Otro producto son unos snacks que ya han nacido en España en un envase en papel y que se puede depositar en el contenedor azul de reciclaje de papel y cartón”, añade.

¿Qué podemos hacer nosotros?

“Educar para concienciar y después actuar” es el lema de la nutricionista. Es muy importante inculcar a los niños la responsabilidad individual a la hora de reciclar.

“Educar en que no deben tirar nada al suelo y que cada envase tiene un lugar específico para poder ser reciclado”, explica.

Es importante que los adultos den ejemplo en casa separando correctamente los residuos y enseñando a los más pequeños cómo funcionan los diferentes contenedores básicos (amarillo para envases, azul para papel y verde para el vidrio).

Existen otros como el contenedor marrón para los residuos orgánicos y otros especiales que podemos encontrar en puntos verdes de ciudades y pueblos. Utilizar de manera adecuada estos contenedores es el primer paso para que estos materiales puedan ser reciclados, tratados y convertidos en otros objetos y no basura, concluye  Laura González.

La entrada Envases y residuos, ¿podemos frenar su impacto en el medio ambiente? se publicó primero en EfeSalud.

Las ONG médicas, en primera línea contra el cambio climático

Estas cuatro organizaciones médicas no gubernamentales han alzado su voz y han puesto su experiencia sobre la mesa en las reuniones de la Cumbre Mundial del Clima, COP25, que se clausura este viernes en Madrid.

Y en esta COP25, que congrega a representantes de la sociedad civil y a los mandatarios internacionales, un hecho ha quedado constatado: varios millones de personas mueren o enferman cada año a consecuencia de la contaminación del aire, de los fenómenos climatológicos extremos o por el aumento de las enfermedades infecciosas, todo ello derivado del cambio climático.

MSF: Debemos frenar esta crisis con actitud combativa

“Debemos enfrentarnos a este desafío con determinación y actitud combativa” ya que “la crisis climática es una crisis humanitaria” ante la que tenemos “una obligación legal, pero también moral”, argumentó David Noguera, presidente de MSF España.

Noguera pronunció estas palabras el pasado 7 de diciembre ante la Cumbre Global Clima y Salud que se celebró en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense en el marco de la COP25 ante más de 600 expertos en medio ambiente y salud.

“Nunca deberíamos pedir permiso para salvar el planeta” como “nunca solicitaremos permiso para rescatar personas, nos atendremos al derecho internacional”,  enfatizó el presidente de Médicos Sin Fronteras en alusión al rescate de inmigrantes en el Mediterráneo.

Y aseguró que, como sociedad civil organizada, “estamos llenando el vacío causado por la falta de voluntad política y falta de responsabilidad de los gobiernos y las instituciones internacionales”.

“Los líderes políticos, con visión a corto plazo y mediocres, no han podido confrontar y revertir a los populistas con argumentos abiertamente xenófobos”, agregó.

El presidente de MSF explicó que ya están respondiendo a los efectos del cambio climático que se refleja en el aumento de las enfermedades infecciosas (malaria, dengue y cólera), desnutrición derivada de escasez de agua e inseguridad alimentaria, el impacto del calor, las consecuencias sobre la salud mental que tienen los desplazamientos de la población obligadas por los desastres climáticos o la contaminación del aire en entornos urbanos.

ONG médicas cambio climático
Médicos Sin Fronteras atendiendo a los afectados por un tsunami en Indonesia en diciembre de 2017. Muhamad Suryandi/MSF

Médicos del Mundo y Medicos Mundi: Más ayuda a la cooperación

Un informe presentado en la COP25 por Médicos del Mundo y Medicus Mundi resalta que la ayuda oficial al desarrollo en España “sigue siendo escasa y continúa en el furgón de cola de la Unión Europea” quedando en el 0,20%, lejos del prometido y reivindicado 0,7%.

Y esto se produce “ante un panorama internacional más que preocupante, con un evidente riesgo de no conseguir las metas en salud a las que la comunidad internacional se comprometió en el marco de la Agenda 2030, especialmente la cobertura sanitaria universal. Lla cooperación española no ha sabido estar a la altura”.

“La inequidad en salud sigue siendo el mayor problema que tenemos en salud mundial y las personas más empobrecidas y vulnerables siguen teniendo peor salud”, apunta el documento.

La mejora de la salud mundial pasa por enfrentar el cambio climático y establecer un fuerte compromiso global con políticas coherentes que influyan favorablemente en la creación de entornos saludables, aseguran las dos ONG.

De no generarse estos entornos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) debería declarar el cambio climático una emergencia mundial de salud pública, teniendo en cuenta que algunas de las últimas epidemias (como las de los virus del ébola o del zika) han tenido lugar cuando el alcance de este cambio climático afecta a muchas más personas.

Cruz Roja: Que la COP25 tenga en cuenta a los más vulnerables

Una delegación de Cruz Roja Internacional participa como observadora en la Cumbre del Clima con el objetivo de que las necesidades de las personas más vulnerables se tengan en cuenta en las negociaciones de los países participantes.

Hasta 2050, 200 millones de personas podrían necesitar ayuda humanitaria internacional cada año, casi el doble de las 108 millones que ahora la requieren por inundaciones, tormentas, sequía e incendios forestales, señala esta ONG.

“Los recursos disponibles son ya insuficientes para prestar apoyo básico a quienes necesitan asistencia después de un desastre relacionado con el clima”, apunta Cruz Roja que estima entre 3.500 y 12.000 millones de dólares al año la ayuda procedente de donantes internacionales y que en 2030 podría ascender hasta los 20.000 millones de dólares.

ONG médicas cambio climático
Trabajadores de la Cruz Roja de Kenya transportan provisiones para las víctimas de las inundaciones del río Tana, en Idsowe, Kenia, el 3 de mayo del 2018. EFE/Str

Cruz Roja considera, en un comunicado, que “existe la oportunidad de hacer algo” a través de la medidas que forjen un desarrollo más inclusivo y reduzcan riesgos de desastres relacionados con el clima.

Pero también con inversiones para adaptación al contexto climático y para fomentar la capacidad de resiliencia de las comunidades, los países y las regiones en peligro.

“Mediante medidas firmes y ambiciosas, sería también posible la significativa reducción de la cantidad anual de personas que necesitan asistencia humanitaria debido a desastres relacionados con el clima hasta 2030 que bajaría a 68 millones, incluso, a 10 millones hasta 2050, esto es, una disminución del 90% en comparación con las cifras actuales”, señala Cruz Roja.

Reivindicaciones de las principales ONG médicas que no se quedan de brazos cruzados ante los efectos que el cambio climático ya tiene sobre los pueblos más vulnerables.

La entrada Las ONG médicas, en primera línea contra el cambio climático se publicó primero en EfeSalud.

Un vídeo y una infografía contra el cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas se produce por la aparición de células anómalas en los tejidos pancreáticos. Sus síntomas (náuseas, signos de ictericia, dolor abdominal, cambios en el hábito intestinal…) se suelen confundir con otras enfermedades más comunes y de menor gravedad retrasando su diagnóstico. La cirugía es la mejor opción, pero es imprescindible una detección a tiempo.

Este cáncer es el único tumor con una tasa de supervivencia a cinco años de un solo dígito (del 2 al 9 %). En España, el año pasado se diagnosticaron casi 8.000 casos de los cuales el 80 % no llegarán a sobrevivir en un año.

En el marco del Día Mundial de Cáncer de Páncreas, una iniciativa de la World Pancreatic Cancer Coalition (WPCC) reunió a diversas organizaciones para darle visibilidad. Esta entidad está formada por más de 80 organizaciones de más de 30 países de todo el mundo, de la que también forma parte la Asociación Cáncer de Páncreas en España.

Una campaña que sintetizamos a través de una infografía y un vídeo distribuido en redes sociales con el objetivo de concienciar e informar sobre los síntomas y los factores de riesgo de la enfermedad.

Asociación de Cáncer de Páncreas

Cristina Sandín, presidenta de la Asociación de Cáncer de Páncreas en España, expone a EFEsalud la importancia de dar voz y visibilidad a las estrategias contra esta enfermedad y a su situación.

“El cáncer de páncreas no tiene las incidencias más altas, según las estadísticas, pero su mortalidad es brutal y esto no se tiene en cuenta. Al final, de estos temas se habla en función de la cercanía que tenga la sociedad”, señala.

“Sabemos que en España en 2018 se diagnosticaron 7700 personas, pero solo el 5 % de los pacientes sobrevive a los cinco años de diagnóstico. La gran mayoría no sobrevive al año y esto es así porque este cáncer se detecta en fases ya avanzadas”, explica.

“Hay un dato dramático y es que la mortalidad del cáncer de páncreas ha superado al de mama aún siendo muchísimos más los diagnosticados en mama”, detalla.

Una de las grandes problemáticas de este cáncer tiene que ver con las necesidades específicas de los pacientes. “Los pacientes en España, aunque no debería ser así, deben tener suerte de dónde les diagnostiquen. No estás tratado de igual forma en todos los centros porque no todos tratan el mismo número de pacientes de cáncer de páncreas. No todos tienen protocolos ni sistemas internos establecidos para dar un tratamiento adecuado”, lamenta la presidenta de esta asociación.

Por ello, desde la Asociación de Cáncer de Páncreas se está abogando por tener un listado con centros de referencia para que los pacientes tengan más oportunidades.

Otro aspecto fundamental es conseguir mejorar los tratamientos disponibles y contar con el mayor número de especialistas posibles. “Necesitamos que los pacientes de cáncer de páncreas puedan tener todos los tratamientos que existen”, señala.

“Acabamos de conocer que van a dejar de servir un medicamento de segunda línea (se da cuando otros tratamientos no funcionan o hay metástasis); esto quiere decir que con los pocos tratamientos que hay, algunos ni siquiera van a llegar a los pacientes”, explica preocupada Cristina.

Asociación Española de Pancreatología

EFEsalud también ha entrevistado a Enrique de Madaria, médico especialista en Digestivo en el Hospital General de Alicante y vicepresidente de la Asociación Española de Pancreatología (AESPANC).

“De momento hay pocos avances y los más importantes han sido en modelos animales de cáncer de páncreas. Los máximos avances reales que ha habido son quimioterapias que hacen que ese pequeño porcentaje de pacientes que sobreviven a largo plazo puedan aumentarlo”, señala el experto en relación con los avances científicos.

En el caso de que lleguen a España nuevos tratamientos, el experto señala que solo serían en el seno de ensayos clínicos para experimentar si son útiles o no.

“Hay moléculas muy prometedoras, pero en los ensayos clínicos o no tienen efecto o tienen un efecto muy pequeño”, señala.

Enrique de Madaria considera que son necesarios nuevos enfoques para tratar la enfermedad. El cáncer de páncreas está rodeado por una especie de coraza (estroma) que lo protege de los tratamientos de quimioterapia. Una de las vías que el doctor propone es apostar por nuevos tratamientos que modulen este estroma y que hagan al tumor más sensible a los tratamientos.

Otra opción es apostar por una maquinaria celular (K-RAS) que está alterada en la mayor parte de este tipo de cáncer. “Hasta ahora no había medicaciones que alterasen esa vía tan importante y se está investigando mucho nuevos fármacos que puedan modular esta vía”, señala este especialista.

AESPANC es una asociación profesional (médicos, investigadores…) que promueve el intercambio de conocimientos, la investigación colaborativa entre los miembros e información rigurosa a la ciudadanía sobre las enfermedades del páncreas.

Junto con la Asociación de Cáncer de Páncreas llevan a cabo iniciativas como “La Carrera de las Ciudades”, cuyo objetivo es recaudar fondos para financiar la investigación o difundir las necesidades de esta enfermedad.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Aún no hay una respuesta que determine por qué se produce este tipo de cáncer, ya que el 90 % de los casos no están asociados a ningún factor de riesgo.

Sin embargo, se han detectado algunas coincidencias en algunos de los diagnosticados. Desde la Asociación Cáncer de Páncreas advierten que “un factor de riesgo no es suficiente ni necesario para que aparezca la enfermedad; un factor de riesgo no es una causa en sí mismo”.

Los principales factores de riesgo identificados hasta la fecha son:

  • Genes: hay constancia de que algunas mutaciones genéticas tienen relación con el cáncer de páncreas. Hay síndromes hereditarios como la pancreatitis hereditaria, lunares atípicos familiares o el síndrome de cáncer de mama que se asocian a un mayor riesgo de sufrir este tipo de cáncer.
  • Tabaquismo: el 25 % de los diagnosticados son o han sido fumadores durante mucho tiempo.
  • Edad: el riesgo de padecer esta enfermedad aumenta con la edad. Los pacientes suelen tener entre 60 y 80 años.
  • Obesidad: hay evidencia científica de que la obesidad es un factor que incrementa las posibilidades de padecer la enfermedad.
  • Pancreatitis crónica: padecer esta dolencia durante mucho tiempo aumenta el riesgo de padecer este cáncer.
  • Diabetes: puede ser una manifestación temprana de esta enfermedad.
  • Alcoholismo y alto consumo de carne roja: aunque no hay una evidencia científica clara sobre esto, también se asocian a un mayor riesgo de padecer este cáncer.

 

cáncer páncreas
Síntomas y factores de riesgo del cáncer de páncreas/ Infografía cedida por la Asociación de Cáncer de Páncreas

La entrada Un vídeo y una infografía contra el cáncer de páncreas se publicó primero en EfeSalud.

Médicos y pacientes piden a Sanidad que no sustituya los biológicos si funcionan bien

En esta mesa redonda han participado la doctora Cristina Avendaño, médica especialista en Farmacología Clínica y portavoz de FACME; Ana Vázquez, presidenta de la Liga Gallega de Reumatología; y el experto Julio Sánchez Fierro, abogado y doctor en Ciencias de la Salud. Ha sido moderada por el director de EFEsalud, Javier Tovar.

En este encuentro se ha puesto de manifiesto el enorme valor terapéutico que en los últimos años han supuesto los biológicos en el tratamiento de enfermedades inmunomediadas como son, entre otras, la artritis reumatoide, la espondilitis anquilosante, la enfermedad de Crohn, la psoriasis o el lupus, patologías crónicas muy invalidantes que afectan a 2,5 millones de españoles.

Los ponentes han opinado sobre el Plan de acción de Sanidad para fomentar la utilización de medicamentos biosimilares y genéricos, que se encuentra en fase de Audiencia Pública.

Médicos

“Los médicos -ha destacado Cristina Avendaño- estamos totalmente comprometidos con la sostenibilidad del sistema sanitario y el fomento de biosimilares y genéricos, pero su introducción tiene que pivotar sobre la prescripción médica y el acuerdo médico-paciente; cifrar el éxito en sustituciones de tratamiento es un fallo de concepto”.

Para la portavoz de FACME, este Plan tiene que sustentarse en la actuación de médicos y pacientes, que son los “protagonistas del tratamiento”.

biológicos enfermedades inmunomediadas
La doctora Cristina Avendaño durante el debate “Retos de los tratamientos biológicos en las enfermedades inmunomediadas”/EFE/Javier Liaño

La doctora Avendaño se ha mostrado contraria a un Plan que apuesta por “cambios obligados de tratamiento donde no está claro lo que suponen para el sistema sanitario, pero sí está claro lo que suponen para el paciente y su confianza en el medicamento. En los tratamientos médicos, cuando algo va bien, no se toca”.

Expertos

Julio Sánchez Fierro ha señalado que el plan carece de “transparencia”, ya que “ha prescindido de médicos y pacientes”, y ha subrayado que el medicamento “no puede ser el becerro de oro al que tiene que someterse todo el mundo. Es un instrumento para recuperar la salud, que tiene que utilizar el médico, y recibir y valorar el paciente. No se puede convertir a los medicamentos en instrumentos reguladores del mercado”.

Sánchez Fierro ha añadido: “El cambio permanente en función de una dinámica permanente de reducción de precios puede tener consecuencias muy graves cuando hablamos de medicamentos biológicos. Se tiene que imponer el principio de seguridad del paciente. No discutimos la calidad de los fármacos, pero sí las consecuencias de su cambio”.

biológicos enfermedades inmunomediadas
Julio Sánchez Fierro y Ana Vázquez en un momento del debate/EFE/Javier Liaño

Este experto ha defendido separar los planes de fomento de genéricos y biosimilares porque “son fármacos diferentes que se deben gestionar de manera diferente”.

Pacientes

Desde las asociaciones de pacientes, Ana Vázquez ha resaltado: “Los pacientes siempre decimos que queremos la sostenibilidad del sistema, por supuesto, pero por encima de lo económico está la seguridad, y si nos encontramos seguros con un fármaco, el cambio produce mucho miedo”.

“El paciente -ha proseguido- no quiere cambiar un medicamento que funciona. Yo conozco lo que es estar mal, antes de la llegada de los biológicos, y no quiero volver a ello, ni perder la calidad de vida que ahora tengo. Este es el punto de vista de miles de pacientes; nadie quiere dar un paso atrás”.

biológicos enfermedades inmunomediadas
De izquierda a derecha, Julio Sánchez Fierro, abogado y doctor en Ciencias de la Salud; la doctora Cristina Avendaño, médica especialista en Farmacología Clínica y portavoz de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME); y Ana Vázquez, presidenta de la Liga Gallega de Reumatología/EFE/Javier Liaño

 

La entrada Médicos y pacientes piden a Sanidad que no sustituya los biológicos si funcionan bien se publicó primero en EfeSalud.

Salud en Europa, cinco claves para conocer el estado actual

La Comisión Europea presentó oficialmente en Bruselas hace unos días su Informe sobre el Estado de Salud de la Unión Europea.

En él se incluyen a su vez los de los diferentes países que la integran, a partir de los cuales se extraen una serie de conclusiones a nivel global.

Tal y como afirma en el prólogo del documento el comisario europeo de Sanidad y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis,

“Europa es la región del mundo con la mayor esperanza de vida, aunque este progreso se está ralentizando a medida que las desigualdades crecen -entre los países y dentro de ellos-“.

Los desafíos a los que se enfrenta Europa incluyen el cambio climático; el envejecimiento de la población; y amenazas para la salud como la resistencia antimicrobiana, la brecha digital, que persiste, y la creciente polarización.

El coste de la inacción en la salud puede ser desastroso, en términos de vidas humanas y de impacto económico”, añade el comisario.

Para evitarlo se ha elaborado este informe cuyo fin es dar a conocer la situación de los países de la Unión Europea y de esta manera poder mejorar la efectividad, accesibilidad y resiliencia de sus sistemas de salud.

Las cinco conclusiones extraídas del documento:

Vacunas

La confianza en la vacunación está disminuyendo en toda la UE

Las dudas generadas en torno a las vacunas son una amenaza para la salud pública de todo el continente. Un problema que puede abordarse mejorando la alfabetización sanitaria y contrarrestando la desinformación con la implicación activa de los trabajadores de la salud.

La vacunación, la herramienta de prevención más poderosa y rentable de la medicina moderna, se ha convertido en una víctima de su propio éxito.

A medida que ha disminuido el número de enfermedades prevenibles a través de las vacunas, lo ha hecho también la percepción del riesgo y han aparecido las dudas sobre la necesidad de vacunarse.

Se estima que la vacunación previene 2,5 millones de muertes cada año, lo que supone una reducción de las demandas a los sistemas de salud y en los costes de los cuidados.

vacuna infantil
Las vacunas ayudan a evitar y erradicar enfermedades. EFE/GEORGE FREY

La OMS considera la desinformación con respecto a las vacunas una de las principales amenazas para la salud pública en 2019. Por ello, para ofrecer una solución efectiva y urgente, es importante entender las razones que explican esta creciente desconfianza. 

Transformación digital

La transformación digital juega un papel fundamental en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades

La transformación digital, como parte de una estrategia de promoción de la salud y la prevención de enfermedades más amplia e integral, requiere una supervisión específica y salvaguardas para aprovechar todo su potencial.

Algunas herramientas digitales como las aplicaciones, la tecnología portatil y los foros en línea tienen un gran poder para lograr estos objetivos, tal y como han demostrado diversas iniciativas puestas en marcha en la Unión Europea.

Estos instrumentos ayudan a aumentar la conciencia y empoderan a los ciudadanos en la toma de decisiones sobre su estilo de vida. 

Los portales de información de salud, los teléfonos inteligentes y las aplicaciones de salud pueden ayudar a los ciudadanos a adquirir un rol más activo en el cuidado de su salud y a cambiar sus comportamientos.

Acceso global

Es necesario fortalecer los datos sobre el acceso global al cuidado de la salud

Todo el mundo tiene derecho al acceso a una sanidad de buena calidad, asequible, preventiva y curativa. Pero surgen muchos desafíos cuando se trata de garantizar una cobertura de salud universal y encontrar la atención adecuada en el momento adecuado y en el lugar correcto.

Los datos recogidos sobre la accesibilidad de los sistemas de salud no son representativos en muchos casos y ponen en peligro la satisfacción de los ciudadanos. Y es que las necesidades clínicas y las características socio económicas de los pacientes deben tenerse en cuenta a la hora de medir el grado de acceso a la atención médica, así como sus muchas barreras.

La vulnerabilidad clínica y social suele coincidir y desencadenarse mutuamente. Las estadísticas disponibles actualmente no recogen estos problemas de acceso desde una perspectiva integral.

Intercambio de ideas

El intercambio de ideas y la mezcla de habilidades para explorar formas nuevas de proporcionar atención sanitaria

Reasignar tareas entre los nuevos trabajadores sanitarios y los ya existentes contribuye al fortalecimiento de los sistemas de salud y promueve la superación de nuevos retos. Este intercambio se ve especialmente en el caso de enfermeras y farmacéuticos.

La evidencia sobre la rentabilidad de dicho cambio de tareas es todavía limitada, pero sus impactos en términos de satisfacción del paciente y los profesionales sanitarios son ampliamente positivos.

Sin embargo, cualquier cambio de roles puede tener consecuencias de gran alcance, ya que puede desafiar las jerarquías tradicionales y las normas profesionales establecidas.

Por ello cualquier innovación en la combinación de habilidades debe ir acompañada de educación y de formación, así como de la participación activa de organizaciones de pacientes y profesionales.

El trabajo en equipo, la coordinación y la integración revelan nuevas áreas de trabajo y permiten una distribución más flexible de los roles de los trabajadores de la salud.

Integración multidisciplinar

La integración multidisciplinar  es clave para lograr medicinas seguras, efectivas y asequibles

El proceso de creación de los medicamentos revela un amplio margen para la cooperación de los Estados miembros a la hora de garantizar terapias seguras, efectivas y accesibles, incluyendo desde el gasto racional a la prescripción responsable.

faltan farmacos
FOTO EFE/ Rolex de la Peña

Esta amplia visión, que permite una mayor comprensión de los factores que influyen en la disponibilidad y accesibilidad a tecnologías médicas, es una condición previa necesaria para el desarrollo de políticas que puedan fortalecer los sistemas de salud de los Estados miembros.

Las formas más adecuadas para conseguirlo son:

  • Dotar a los Estados miembros de la capacidad para evaluar el valor de las tecnologías médicas de una manera más integral.
  • Intensificar los esfuerzos para compartir experiencias en precios y métodos de adquisición para evitar posibles efectos negativos en el acceso de los pacientes a los medicamentos.
  • Explotar el ahorro potencial en el uso de genéricos y biosimilares.
  • Centrarse en los principios de buen gobierno y el uso apropiado de medicamentos en entornos hospitalarios.

Se requiere una visión amplia sobre políticas farmacéuticas para entender mejor los factores que afectan al acceso de los pacientes a medicinas asequibles y rentables.

Los productos farmacéuticos representan al menos el 17 % del gasto total en salud de toda la UE, una cifra que no incluye todos los medicamentos utilizados en hospitales.

La entrada Salud en Europa, cinco claves para conocer el estado actual se publicó primero en EfeSalud.

Solastalgia, cuando el cambio climático afecta a la salud psicológica

Y es que el cambio climático no solo está provocando enfermedades respiratorias, cardiovasculares, oncológicas o infecciosas, también provoca solastalgia, un neologismo acuñado por el profesor australiano Glenn Albrecht, especializado en medio ambiente, quien en un estudio publicado en la revista Australasian Psychiatry la definió como la “angustia que produce el cambio ambiental en conexión con su entorno familiar”.

Miguel López-Cabanas, vocal de la división de psicología de la intervención social del Colegio de Psicólogos de España, explica a EFE que la psicología trata a quienes padecen los efectos del cambio climático sobre su salud mental, pero también ayuda a cambiar la conducta de la población para poder frenar el avance de esta crisis medioambiental.

Solastalgia o estrés postraumático

Ciclones, inundaciones, incendios, sequía…fenómenos extremos que se cobran vidas y obligan a la población a desplazarse causando en su salud mental trastornos como la solastalgia o el estrés postraumático.

Según el psicólogo Miguel López-Cabanas, “esa población necesita una atención individual, de apoyo psicológico, pero también es recomendable que se aborde el problema de manera grupal, que se trabaje con las comunidades afectadas”.

Además de solastalgia, también la ansiedad forma parte del conjunto de trastornos psicológicos derivados de esta crisis global. “Es el caso de poblaciones que viven en zonas con riesgo de impacto inminente, como los estados insulares del Pacífico ante la creciente subida del nivel de mar”, apunta.

“Estas amenazas crean estrés, las personas se sienten tremendamente vulnerables. Además de ayuda psicológica a todos los niveles, necesitan medidas políticas que eviten esos riesgos”, considera el también miembro de la Junta Directiva de Greenpeace España.

La ansiedad, asimismo, puede afectar a aquellos que, aunque no hayan sufrido un impacto directo, viven con miedo las consecuencias que la crisis ambiental puede tener sobre sus descendientes.

“En estos casos se puede intervenir para controlar la ansiedad y generar esperanza” si contribuimos con nuestras acciones a frenar ese devenir climático.

solastalgia
Vista del destrozo tras el terremoto y posterior tsunami en las calles de Palu (Indonesia) en octubre de 2018. EFE/ Mast Irham

Negar el cambio climático

Pero no todos somos conscientes de la amenaza. Sobre todo la población que habita las zonas templadas del planeta donde los riesgos del cambio climático aunque existen, no se muestran tan evidentes.

“Por eso se dan casos de negacionismo, de personas que no quieren verlo, que minimizan la situación y que no son capaces de cambiar su conducta porque les resulta más cómodo seguir igual”, señala Miguel López-Cabanas, quien fue profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid.

solastalgia
El psicólogo Miguel López-Cabanas, vocal de la división de psicología de la intervención social del Colegio de Psicólogos de España. Foto cedida

Pero además de la negación o falta de percepción del riesgo, se pone en marcha otro mecanismo que en psicología se denomina “indefensión aprendida”.

“Es considerar que el problema no depende de mi y atribuyo a otros la responsabilidad, bien sea a los poderes públicos, a las empresas o hacia quienes tienen coche y contaminan, por ejemplo, y que haga lo que haga va a dar igual porque no sirve para nada”, indica.

Por eso considera que los psicólogos pueden ayudar a cambiar esa actitud de negación y desinterés por otra de “responsabilidad compartida” y de esperanza ante la posibilidad de contribuir con nuestras conductas individuales.

En su opinión, es necesario que la sociedad reciba información científica pero también la psicología puede actuar sobre los colectivos (colegios, universidades, empresas..) y “empoderarles” para que se agrupen y ejerzan una mayor presión sobre los poderes públicos para que pongan en marcha medidas que frenen esta crisis climática.

Sin embargo, esa labor de asesoramiento y ayuda que puede ejercer la psicología frente al cambio climático no está siendo aprovechada, en opinión de López-Cabanas, por los gobiernos, las empresas o las asociaciones y mencionan otros casos de éxito en los que sí intervinieron como las campañas para dejar de fumar o de prevención de accidentes de tráfico.

La entrada Solastalgia, cuando el cambio climático afecta a la salud psicológica se publicó primero en EfeSalud.

Solitarios digitales

Silvia Congost es psicóloga y autora del libro `A solas´ (Ed. Zenith), en el que propone descubrir el placer de estar con nosotros mismos de manera sana.

“En muchos casos empezamos a enfrentarnos a la soledad en pareja, porque estamos con alguien con quien no compartimos lo que consideramos importante, que vive sin pensar en la pareja y solo se preocupa de sí mismo, o sentimos que esa relación ya está muerta”, señala.

La profunda sensación de vacío y soledad, estando acompañado, que obliga a afrontar esta situación hablándola con nuestra pareja, es lo que denomina como “soledad en compañía”. Pero no es la única.

Esta experta en autoestima y dependencia emocional también indica que existe la denominada “soledad no elegida”, que llega a raíz de una ruptura amorosa o una pérdida inesperada de alguien a quien amamos, produciendo una sensación de abandono. Indica que este tipo de soledad conviene afrontarla “desde la aceptación”.

solitarios digitales
La psicóloga Silvia Congost. Foto: Antonio Navarro Wijkmark

El tercer tipo de soledad la identifica como la “elegida”, que “es tal vez la más llevadera”, indica.

Se produce cuando una persona “da el paso de romper una relación de pareja, generalmente porque ya no funciona, o cuando decide que quiere estar sola, haya tenido o no una pareja, porque es lo que necesita o desea”, explica psicóloga.

Por último apunta la “soledad inesperada” que, según Congost, “es la de quienes llevan años sin pareja estable, teniendo amigos y vida social, ocupando su tiempo y disfrutando a solas, hasta que, de repente, algo cambia en su interior o su entorno y comienzan a temer la soledad, por lo que deben reconducir ese nuevo miedo”.

Los nuevos solitarios

Consultada por Efe-Reportajes, Congost habla de que existe “un quinto tipo de soledad que está emergiendo: la denominada “soledad de las pantallas”, fomentada por el uso inadecuado o excesivo de internet a través de distintos dispositivos”.

Según indica, la experimentan aquellas personas que canalizan sus relaciones a través de las redes sociales, el chat, el videochat y otros canales electrónicos, “relegando cada vez más el contacto personal directo, rehuyéndolo e incluso cayendo al aislamiento y el malestar psicológico”.

“Son personas que están en contacto virtual con infinidad de personas pero que, paradójicamente, se sienten solas”, incide la experta.

“A través del mundo virtual podemos inventar, tunear, maquillar y mostrar la realidad que más nos guste o apetezca, aunque no encaje con lo que estamos viviendo realmente”, señala Congost.

Explica que “hoy en día hay una tendencia a buscar el reconocimiento de los demás a través de imágenes, fotos y textos que, en muchos casos, no se corresponden con lo que de verdad sentimos o nos ocurre”.

“Al sentir la admiración de aquellos que nos leen o nos siguen, nos sentimos más importantes y valiosos y eso alimenta nuestra necesidad de amor y conexión. Pero no es la vida real“, matiza la especialista.

Asimismo, acentúa que “cuando salimos a la calle y nos enfrentamos a nuestra verdad, es cuando corremos el peligro de decepcionarnos a nosotros mismos o a sentir miedo de decepcionar a los demás y que puedan descubrir que nuestra realidad no se corresponde con lo que les vendimos a través de Internet”.

“Y eso nos puede llevar a encerrarnos cada vez más en el mundo virtual y conducir a que, esa falsa sensación de valía, se vuelva débil y dependiente de los demás”, indica esta psicóloga.

Evitar que nos ocurra

solitarios digitales
Llevarnos bien con la soledad y saber estar solos es una asignatura muy importante, según la psicóloga Congost. EFE/EPA/YOAN VALAT

Para evitar que ocurra esto, Congost aconseja utilizar las redes sociales tratando de ser nosotros mismos en todo momento, siendo honestos.

Debemos “preguntarnos porqué tenemos nuestras cuentas, qué es lo que queremos compartir en ellas, quiénes son nuestros seguidores y qué parte de nuestra vida queremos contar”, apunta.

“A nadie le va a gustar subir una foto en la que sale mal, pero debemos tener claro la razón por la que subimos la foto que elegimos. Puede que lo hagamos para que nuestros familiares y amigos sepan lo que hacemos y para estar en contacto con ellos o puede que solo sea para dar de comer a nuestro ansioso ego”, recalca y diferencia.

“También podemos utilizarlas para expresar nuestros puntos de vista sobre determinados temas o compartir cosas. Todo está bien, siempre que tengamos clara la razón por la que subimos cierto contenido”, recomienda.

Estando a gusto con nosotros mismos

Para Congost “llevarnos bien con la soledad y saber estar solos es una asignatura muy importante. La realidad es que, pese a ser seres sociales que creamos vínculos con nuestras relaciones y necesitamos a los demás, estamos solos”.

Pero aclara que “estar solos es relacionarnos con nosotros mismos. Nos hablamos y tratamos de una forma determinada con nuestros comentarios hacia nosotros mismos, nuestras conductas y elecciones. Esto no deja de ser un tipo de relación”.

La psicóloga aconseja aprender a estar solos si sentimos que no sabemos estarlo. “Se trata de tener espacios de introspección, de conexión con uno mismo y con nuestro mundo interior, nuestro silencio, con el vacío que habita en todo”, destaca.

Aclara que, al hablar de soledad, se refiere a “mejorar la relación con nosotros mismos, ayudarnos a entender los beneficios de aprender a conectar con nuestros espacios de soledad, muy sanadores y necesarios. Es una conexión con nuestro interior a modo de manantial de paz, claridad y bienestar”.

Para concluir, Silvia Congost apunta que no se refiere en absoluto al aislamiento social prolongado. “Este, a veces, va de la mano de una soledad forzada o que no llega en buen momento y acaba comportando problemas y teniendo consecuencias negativas, como el que sufren los personas mayores o quienes se han traumatizado y no se atreven a cruzarse con los demás por vergüenza o miedo”, precisa.

La entrada Solitarios digitales se publicó primero en EfeSalud.

Informe UE: Los españoles viven más a pesar de gastar menos en salud

En la mayoría de los indicadores de salud, España se sitúa por encima de los países europeos a pesar de que el gasto sanitario per cápita es más de un 15 % inferior que la media de la UE, según el citado informe.

Solo un 8,9 % de su PIB va destinado al gasto sanitario, mientras la media comunitaria es del 9,8 %. Así, el gasto medio por persona es de 2.371€ al año, mientras la media de la UE es de 2.884€.

Esto significa que el Sistema Nacional de Salud español es “muy eficiente”, como ha declarado Cristian Herrera, analista de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Este organismo ha colaborado con la Comisión Europea en la elaboración del “Informe sobre el Estado de salud en España”, enmarcado en uno más amplio sobre el estado de salud general de la UE, presentado hace unos días en Bruselas.

La salud en España

Los españoles tienen la esperanza de vida más elevada de los países de la Unión Europea. Esta aumentó más de cuatro años desde el 2000, hasta alcanzar los 83,4 años en 2017; 2,5 años por encima de la media europea.

Este aumento de la esperanza de vida se produjo principalmente por la considerable reducción de las tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares; aunque las muertes por alzhéimer se elevaron como consecuencia de este incremento en las expectativas de vida.

Además, el informe revela que las mujeres en España viven de media 5 años y medio más que los hombres, a pesar de que la diferencia entre géneros se ha reducido desde el año 2000.

informe UE salud
La esperanza de vida media al nacer en España y la media europea. Gráfico del Informe sobre el Estado de Salud en España, publicado por la Comisión Europea

Las desigualdades también existen en cuanto a la posición socioeconómica, aunque de manera menos pronunciada que en otros países de la UE.

Esto puede explicarse por la exposición a diversos factores de riesgo. Las tasas de tabaquismo y de obesidad, por ejemplo, son más elevadas entre las personas con un nivel educativo bajo.

Por otra parte, el informe expone que, a pesar de ser los más longevos de la UE, casi el 60 % de las personas de 65 años o más padecen alguna enfermedad crónica y más de uno de cada cinco afirmaba padecer alguna limitación en sus actividades cotidianas. Además, casi el 40 % afirmaba tener síntomas de depresión, un porcentaje mayor que en otros países de la UE.

Factores de riesgo

Las estimaciones sugieren que más de un tercio de las muertes en España pueden atribuirse a factores de riesgo por comportamiento. Entre ellos el consumo de tabaco -causantes del 16 % de las muertes- , los riesgos asociados con la alimentación -12 % de las muertes- , el consumo de alcohol -8 %- y la escasa actividad física -2 %-.

informe UE salud
Incidencia de los factores de riesgo en España y en Europa. Gráfico extraído del Informe sobre el Estado de la Salud en España elaborado por la Comisión Europea

Si bien las tasas de tabaquismo disminuyeron en los últimos 15 años, más de uno de cada cinco adultos españoles -22 %- seguía fumando a diario en 2017, una proporción superior a la media de la UE, que representa un 19 %.

En cuanto a los índices de obesidad, han aumentado en España: en 2017 uno de cada seis adultos -17 %- sufría obesidad, también por encima de la media europea, que es del 15 %.

Por el contrario, el consumo de alcohol es relativamente bajo, y el porcentaje de adultos que refieren una ingesta elevada está entre los más bajos de Europa con un 9 por ciento.

Sistema sanitario

informe UE salud
Gasto per cápita en sanidad en España y en Europa. Gráfico extraído del Informe sobre el Estado de Salud en España de la Comisión Europea

En cuanto al número de médicos y enfermeros, ha aumentado en los últimos años. Aun así, mientras el número de médicos por cada mil habitantes es ligeramente superior a la media de la UE (3,9 frente a 3,6), el número de enfermeros está muy por debajo de la media europea (5,7 por cada mil habitantes frente a 8,5).

La atención primaria sigue siendo el elemento central del sistema sanitario español, para el que el envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas supone un mayor nivel de exigencia.

Aun así, el gasto público destinado a la atención primaria se estanca, mientras el de los hospitales representa un porcentaje cada vez mayor.

Eficacia del sistema de salud

España cuenta con una de las tasas de mortalidad más bajas por causas evitables y tratables, lo que indica que las intervenciones de salud pública y asistencia sanitaria son, en general, eficaces a la hora de prevenir la mortalidad prematura.

Los bajos índices en las tasas de mortalidad evitable se explican por el descenso de muertes por cardiopatías isquémicas, accidentes de circulación y enfermedades relacionadas con el alcohol.

Por otra parte, las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón siguen siendo elevadas -especialmente en los hombres- y se acercan a la media de la UE, lo que refleja un modelo histórico según el cual los españoles fuman más que las españolas.

En cuanto al cáncer, las tasas de supervivencia están por encima de la de la UE para la mayor parte de estos, como el de mama, colon y próstata. La excepción es el cáncer de pulmón, ligeramente por debajo de la media.

Accesibilidad

Prácticamente todos los españoles están cubiertos por el SNS, que cubre la mayor parte de los gastos correspondientes a los servicios sanitarios prestados en hospitales y ambulatorios.

informe UE salud
Cobertura pública del gasto médico en España y en Europa. Gráfico extraído del Informe sobre el Estado de Salud en España elaborado por la Comisión Europea

Según una encuesta de la Unión Europea, las necesidades insatisfechas de servicios médicos son muy bajas en España, pero aumentan en lo referente a la atención dental, ya que la gran mayoría de servicios no están cubiertos por el seguro de enfermedad obligatorio.

Por otra parte, los largos tiempos de espera para intervenciones quirúrgicas programadas siguen siendo un problema. Un ejemplo: como media, los tiempos de espera en todo el país para la cirugía de cataratas aumentaron de unos 90 días en 2010 a 100 días en 2018.

La entrada Informe UE: Los españoles viven más a pesar de gastar menos en salud se publicó primero en EfeSalud.