Gobierno pide aplicar con rigor las medidas contra el COVID-19, que no descarta actualizar

Así lo han expresado la ministra portavoz, María Jesús Montero, y el titular de Sanidad, Salvador Illa, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha avalado la prórroga del estado de alarma durante 15 días más, hasta el 11 de abril, tras recibir el visto bueno del Congreso de los Diputados el pasado miércoles.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, en una rueda de prensa anterior, mencionó una posible modificación de las medidas actuales para garantizar un “último empujón” para alcanzar el pico de la curva de contagios y empezar a descender.

En este sentido, Simón habló de reducir la distancia de seguridad en los ámbitos laborales y la distancia intradomiciliaria cuando hay casos con síntomas.

Preguntados los ministros por una posible ampliación de estas medidas, Montero ha dicho que son las “más drásticas de Europa” aunque ha reconocido que el Ejecutivo analiza también las actuaciones de otros países y ha incidido en que otras medidas complementarias dependerán de las autoridades sanitarias que son las que manejan los datos científicos y ven cómo va cambiando la situación.

“Es importante que los ministerios tengan claros los escenarios en los que pueden tener que jugar”, ha dicho, tras afirmar que “todos estamos a disposición de lo que marquen las autoridades sanitarias en cada momento”.

Ha recalcado que “esto no es óbice para que cada uno trabaje en todos los escenarios posibles (…) y haya medidas adicionales preparadas para que en el minuto cero se puedan dictar” y recomendado aplicar “con rigor” las medidas ya establecidas y limitar la actividad fuera de los domicilios “a lo imprescindible”.

El titular de Sanidad por su parte ha considerado que las medidas en vigor tienen un “nivel alto de exigencia” para la sociedad y que se evalúan diariamente. Y en relación a los niños, ha recordado que son un vector de transmisión y que, aunque sea duro, lo conveniente es que se queden en casa.

gobierno medidas covid-19
Zona de salidas de la terminal T1 del aeropuerto de Barcelona-El Prat donde a partir de ahora se concentrará toda la actividad después de que la terminal T2 haya ha cerrado sus instalaciones debido a la crisis del coronavirus. EFE/ Quique García

Más de 570 millones para material sanitario

Salvador Illa también ha informado de que la cantidad que ha invertido el Gobierno en la adquisición de material sanitario como respiradores y mascarillas se ha elevado ya de los 509 millones de ayer a 578 millones de euros.

Además de este contingente adquirido a China, el Ejecutivo está “organizando, optimizando y ampliando” la producción nacional de equipos de protección, de test de diagnóstico y aparatos de respiración asistida.

Hace dos días, España cerró contratos con China para la compra de material sanitario por valor de 432 millones, una cifra que ayer se incrementó a los 509 millones, y que hoy se han convertido en 578.

Además, Illa ha recordado que se han repartido 7.433.000 mascarillas entre las comunidades autónomas y que el Gobierno está reforzando procedimientos de compra de material de las mismas del que se dará cuenta cada día.

El ministro de Sanidad comparecerá una vez a la semana en la Comisión de Sanidad del Congreso para informar sobre la evolución de la pandemia.

La entrada Gobierno pide aplicar con rigor las medidas contra el COVID-19, que no descarta actualizar se publicó primero en EfeSalud.

“Cierta esperanza” ante un incremento menor de contagios y se valoran nuevas medidas

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, ha facilitado estos datos en conferencia de prensa tras la reunión diaria del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus, donde ha dicho que el  Gobierno está valorando nuevas medidas y modificaciones sobre las recomendaciones actuales para luchar contra el coronavirus y garantizar “el último empujón” a la curva de esta pandemia en España.

Simón ha constatado esta “tendencia suave” en el menor porcentaje de contagios pero ha pedido prudencia ya que puede haber falta de notificaciones de casos positivos por falta de realización de pruebas.

Respecto a las muertes (4.858), el experto ha explicado que suponen el 18,8 % más que ayer jueves (796), pero que la cifra de hoy va en la línea de los tres últimos días, lo que representa “una clara estabilización”.

Sin embargo, son ya 9.357 las personas que se han recuperado, lo que supone un aumento del 33,3 %, después de sumar 2.342 nuevas altas, y una cifra que supone el doble de fallecidos por el COVID-19.

Los hospitalizados supone un incremento del 14% y de ellos un 13% más en UCI (4.165, 486 en las últimas 24 horas), “la misma evolución” hacia una tendencia hacia el “suavizado”, según Simón.

Los sanitarios contagiados ascienden ya 9.444, un 75% más que hace tres días,”una cifra alta comparada a otros países” lo que origina “preocupación” y se está trabajando para contenerla.

Sin embargo, ha advertido que queda “mucho por hacer” ya que “nos acercamos progresivamente al pico, pero también al inicio del descenso y que este sea estable, que no vuelva a subir”.

El epidemiólogo ha reiterado que aunque haya un descenso en la transmisión, eso no va ir parejo a la presión que durante más días va a seguir soportando el sistema sanitario con la llegada de casos, en especial en ciertas comunidades autónomas como Madrid, que ha sumado en las últimas 24 horas otras 322 muertes y el total de fallecidos desde que comenzó la epidemia son 2.412, casi la mitad de los registrados en toda España.

Intensificar las medidas de distanciamiento social

Para conseguir que las cifras sigan esta tendencia hacia la abajo y se estabilicen, el representante del Ministerio de Sanidad ha pedido incidir en la aplicación de las medidas para que se sigan reduciendo la movilidad y los contactos.

Simón ha pedido a los que tienen que acudir a sus espacios laborales que reduzcan la distancia de seguridad de sus compañeros, extremen la higiene, como el lavado reiterado de manos.

“Esto no se acaba con el descenso” de casos, hay que seguir con las medidas adecuadas por cumplir el objetivo de reducir el uso de camas en las UCIs, lo que se asocia a menor letalidad.

Además, ha subrayado la distancia intradomiciliaria cuando hay casos con síntomas. Lo ideal es aislar en una habitación al afectado pero, tras reconocer que no todas las familias tienen esa posibilidad por falta de espacio, ha aconsejado una separación de unos dos metros y una “higiene escrupulosa” personal y de las superficies de las viviendas.

Estudio epidemiológico e inmunidad

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias ha anunciado que “en breve” se van a realizar estudios para analizar el impacto real de la epidemia en España, el nivel de transmisión comunitaria que puedan prever el total de casos, incluidos los asintomáticos y los leves que no son suficientemente graves como para acudir al médico.

El objetivo de esos estudios, ha dicho, es tener una idea de la transmisión real para poder valorar el posible nivel de inmunidad, de la población y el riesgo de reintroducción de la epidemia en el futuro.

El epidemiólogo ha explicado que el virus SARS, que ocasionó una epidemia en algunos países a principios de los años 2000, se conoce que la inmunidad de un ex paciente dura un año y para averiguar cómo actúa el COVID-19 se van a realizar test serológicos para ver qué tipo de inmunidad y cuánto tiempo permanece.

Preguntado por el origen del virus, que se detectó en diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan, ha asegurado que todavía no hay certezas pero que hay estudios que demuestran que sus genes son de origen animal sin poder determinan cuál y ha advertido que “elocubrar con teorías extrañas es peligroso”.

Los test fallidos serán sustituidos por otros

Los test rápidos defectuosos que ha recibido el Ministerio de Sanidad van a ser sustituidos “en breve” por otros de la misma empresa que sí han demostrado la sensibilidad adecuada al coronavirus según los estudios previos que ya se han realizado.

En breve tendremos una cantidad suficiente de test para poder hacer un incremento en los que ya se están haciendo -entre 15.000 y 20.000 PCR diarios en la actualidad-“, ha explicado Simón que ha asegurado que las nuevas pruebas, “esta vez sí con los estudios previos realizados, parecen tener la calidad que se manifiesta en su certificado de calidad”.

Ha subrayado que España, ante cualquier compra, “que se están haciendo cientos ahora mismo”, siempre trata de garantizar la calidad y la fiabilidad de todo lo que recibe y “ésta no ha sido una excepción”.

Ha detallado que Sanidad hizo un pedido de test en varias fases y el primero en llegar fue una remesa de 9.000 que se probaron “inmediatamente” en el Centro Nacional de Microbiología (CNM) y en la Comunidad de Madrid.

“Las especificaciones que venían en los certificados de estos test no coincidían con lo que se observó en los estudios, por lo tanto estos test, igual que las siguientes remesas, fueron devueltas a la empresa que los va a sustituir por otros que sí han demostrado una sensibilidad adecuada”, ha apuntado.

Un tercio de los infectados tiene menos de 50 años

Un tercio de los españoles con coronavirus tiene menos de 50 años, aunque solo un 17 por ciento están hospitalizados, y el grupo de edad con más casos de contagio es el de 50 a 59 años.

Son datos del Ministerio de Sanidad obtenidos del análisis sobre 32.816 casos notificados con información de edad y 32.807 con información de edad y sexo.

De ellos se desprende que el coronavirus ataca casi por igual a hombres, que representan el 50,1 % del total, que a mujeres (49,8 %), si bien ellas mueren menos, solo el 3 % de las contagiadas frente al 5 % de los varones.

Además, los hombres con COVID-19 ingresados en UCI representan el 10,1 % de todos los hospitalizados, casi el doble que las mujeres (5,8 %).

Por grupos de edad, el de 50-59 años es el que presenta más contagios (17,5 %), aunque no es el que acumula más hospitalizaciones (14,3 %).

Los que más ingresan en centros hospitalarios son las personas que tienen entre 70-79 años (25,2 %), seguidas de las de 60 a 69 años (19,6 %).

Los datos muestran diferencias por sexo en cuanto a la hospitalización, ya que el 48,3 % de los varones contagiados ingresan y solo el 33,6 % de ellas.

Casi la mitad de los fallecidos (44,8 %) tienen entre 80 y 89 años (46,2 % de mujeres y 44 % de hombres). Por detrás se sitúan, en el caso de ellas, las de más de 90 años (24,3 %), y en los varones, los que tienen entre 70 y 79 años (26,4 %).

En cuanto a la tasa de letalidad, es más alta en los mayores de 90 años (19,1 %), con diferencias también entre hombres (24,2 %) y mujeres (15,6 %).

La entrada “Cierta esperanza” ante un incremento menor de contagios y se valoran nuevas medidas se publicó primero en EfeSalud.

El coronavirus lleva al límite a los sanitarios y hospitales de Madrid

Efe ha recabado los testimonios de sanitarios, enfermeros en su mayoría, de siete hospitales madrileños, públicos y privados. Pese a las dificultades para desempeñar su trabajo, encuentran motivos para el optimismo en el compañerismo y en las altas médicas.

Conseguir material de protección

“Yo ayer me puse un mono de mecánico y un gorro de natación”, cuenta Delia -nombre ficticio-, enfermera del Gregorio Marañón. La falta de mascarillas, guantes o equipos de protección individual (EPIs) está forzando a los profesionales a “entrar casi a pelo a las habitaciones”, según esta sanitaria.

“Los medios llegan a cuentagotas y, como no sabes cuándo llegarán, es una especie de psicosis continua, reutilizas cosas aun a riesgo de contagiarte”, apunta Eduardo, enfermero del hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, donde Tania -nombre ficticio- admite haber usado bolsas de basura a modo de batas impermeables.

La carencia de material ha generalizado una sensación de sobreexposición al contagio entre unas plantillas que también se han visto afectadas por el coronavirus; los datos oficiales indican que el 12 % del total de contagiados en España son sanitarios.

“Hay miedo y hay frustración. Nosotros queremos trabajar, de hecho yo he presentado síntomas y, como no me he puesto malo, he seguido (…) pero no podemos ir a pecho descubierto”, declara Daniel, que en estos días hace jornadas dobles en un hospital privado de la capital y el Clínico San Carlos.

Varios enfermeros manifiestan haber recibido instrucciones para seguir trabajando pese a presentar síntomas leves de COVID-19. “Los protocolos los van modificando para que afecten menos a la plantilla. Si tienes un único síntoma leve desde hace menos de 72 horas, sigues yendo a trabajar”, explica Eduardo.

Hospitales de Madrid desbordados por el coronavirus

La incesante llegada de pacientes está empujando al límite de su capacidad a los hospitales, forzados a tirar de ingenio: Delia y Daniel comentan cómo en sus centros se ha acondicionado toda estancia posible, como salas de espera o bibliotecas, para sumar camas extra.

Muchos coinciden en que la crisis ha superado con creces sus peores expectativas. “Varios médicos del hospital expertos en enfermedades infecciosas sí tenían miedo de que esto pudiera ocurrir. Nos prevenían de que lo que nos venía encima era muy grande, pero el resto nunca pensamos que pudiera tener esta magnitud”, expone Rosana desde el hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, uno de los más afectados por la saturación.

Este problema no es exclusivo de los hospitales públicos. “En el privado donde trabajo hace ya tres días que a todas las ambulancias que vienen les decimos que se vayan porque no hay camas. Igual te viene una persona con un cólico nefrítico y no la podemos atender porque no tenemos ni medios ni sitio”, reconoce Daniel.

El suyo es uno de los centros que, además, tiene problemas para evacuar a los fallecidos. “Nosotros tenemos un mortuorio, pero hemos tenido que acondicionar otro por el aumento del número de defunciones que estamos teniendo diariamente. Están apilados; no hay sitio”, lamenta.

“Es casi medicina de guerra, se podía haber hecho mejor y eso habrá que denunciarlo a posteriori (…) Pero ahora tenemos la epidemia aquí, y cada uno está haciendo lo que puede”, sostiene Blanca -nombre ficticio-, médico residente en el hospital Doce de Octubre.

hospitales madrid coronavirus
Los servicios de urgencias en el hospital Infanta Leonor, en Madrid, durante la pandemia del coronavirus. EFE/Mariscal

Pacientes solos y asustados

“Que se muera un paciente en condiciones normales es duro, pero sabes que tiene a su familia y su apoyo emocional. Eso no está ocurriendo ahora, ahora se mueren, si puedes, dándole tú la mano. Pero otras veces cuando entras ya ha fallecido, y te vas a casa con ese estrés, con esa cara y con ese nombre en la cabeza”.

El testimonio de Rosana sintetiza la cruda realidad a la que se enfrentan los sanitarios en esta pandemia: pacientes solos, aislados, sin otro contacto presencial que el de sus médicos y enfermeros.

“Ayer una señora ingresó y se me echó a llorar. Me decía: ‘Es que yo me voy a morir ya’. ¿Y qué le dices? Se te parte el alma”, narra Antonia, que atraviesa su “peor momento” en casi 30 años de trabajo en una clínica privada.

El consuelo entre tanta tragedia está en los pacientes que se curan, ya en torno a 4.000 en toda la región. “Llevo 15 años trabajando aquí, a saber la de altas que habré dado, pero ahora cada una la aplaudimos como si no hubiera un mañana”, dice Eduardo.

Una carga psicológica “brutal”

Todo ello se acumula en una carga psicológica que Delia define como “brutal”. “Los primeros días yo me despertaba llorando por las noches”, confiesa.

“Estamos agotados física y psicológicamente, no estamos acostumbrados a que se nos mueran pacientes en tanta cantidad y de esta manera”, añade Rosana, al tiempo que Antonia apostilla: “Intentas llegar a trabajar alegremente, con un ‘buenos días’, y lo llegas a hacer, pero salimos de los turnos hechas polvo, sin decir nada, sólo hay silencio”.

La preocupación por los posibles contagios alcanza, además, a los hogares. Daniel ha tenido que pedirle a sus compañeros de piso “que se vayan a otro lado”, mientras que Antonia ha renunciado a saludar a su familia “con besos y abrazos” al llegar a casa; lo primero es “ir directa a la ducha y echar la ropa a la lavadora”.

“Estamos viendo lo más miserable que hay en la vida, que es morirte así, en estas condiciones”, resume.

Compañerismo y fuerza para salir adelante

Entre las escasas noticias positivas de los últimos días, Daniel destaca que “hay mucho compañerismo, aunque sea entre gente que no se conoce”.

“Nos estamos apoyando unas a otras como nunca. Ni siquiera para pedir mejoras laborales hemos estado tan unidas como estamos ahora”, comenta Antonia.

Blanca alega: “Yo veo gente intentando mejorar la situación actual con los recursos que tenía en ese momento (…) Veo mucho ánimo entre la gente joven, cansancio pero no miedo, mucho trabajo en equipo, todos dándolo todo y conscientes de vivir un momento histórico”.

“Cuando todo esto pase veremos que esto nos ha sacudido con la intensidad de un atentado terrorista. Será entonces cuando sintamos el estrés postraumático, por el momento sólo pensamos en intentar ayudar”, declara Rosana.

De momento, no les queda más remedio que seguir trabajando por salvar vidas mientras pende sobre ellos el temor a pasar de sanadores a víctimas. “Ojalá la gente que se dedica a ayudar fuera inmune, pero por desgracia el bicho no entiende de eso”, concluye Antonia.

La entrada El coronavirus lleva al límite a los sanitarios y hospitales de Madrid se publicó primero en EfeSalud.

Coronavirus, cómo reducir la ansiedad

La pandemia de COVID 19, conocida inicialmente como epidemia de neumonía por coronavirus, comenzó el 1 de diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan en la China Central.

Las personas hemos pasado por diferentes estados anímicos al ver como llegaba a nuestro país; en un principio se veía como algo lejano que solo sucedía a los asiáticos y aunque llegó hace un mes a nuestro entorno cercano, primero hicimos una fase de negación, “esto no puede pasar aquí”, después una fase de rabia o irá, “esto no nos puede estar pasando a nosotros”, luego una fase de depresión, “van a ser días dramáticos”, “estamos en una estado de guerra encubierta” para luego aceptar la situación y recocer nuestro miedo sin sentirnos paralizados por él.

psicología ansiedad
El psicólogo Sergio García Soriano/Foto cedida

Estas fases no siempre se dan sucesivamente, a veces, se dan a la vez en cada uno de nosotros o nos retrotraemos a alguna de ellas.

En este momento vivimos en España una cuarentena obligatoria donde debemos estar confinados en nuestros hogares para preservar la salud pública y eso genera un malestar individual, al que podríamos denominar ansiedad: irritabilidad, tensión, sensación de ahogo, falta de concentración, fantasías catastrofistas del fin del mundo, pensamientos obsesivos… ¿y quién va a sufrir mas esta angustia? Llamaremos población mas vulnerable a aquella que tiene mayor inestabilidad económica y que va a perder su trabajo, aquella que ya había padecido cuadros de trastornos psicopatológicos similares o relacionados con TOCs o hipocondríacos o aquellas personas que no saben aburrirse y no toleran la frustración o las normas exteriores.

Sin embargo, para la población vulnerable y para el resto de los confinados, es bueno que para reducir la ansiedad de estos próximos días, hagamos lo siguiente:

  • Comprender la situación, vivimos en un estado de alarma, tenemos que seguir las normas que nos dan debido a que “aguantar” este malestar nos permitirá volver cuanto antes a la “normalidad”. Igual que cuando vas al dentista y te pinchan una anestesia resultándote muy incómodo pero posteriormente agradeces no tener la boca infectada, o cuando una obra de la construcción en tu calle te impide meter tu coche en el garaje pero después compruebas que ha quedado el pavimento más moderno.

 

La economía española está saneada en la actualidad, es la crisis sanitaria la que ha generado la crisis del capital, cuanto antes salgamos de ella más fácil será para todos. Debemos ser responsables y entender la situación. Eso nos aliviará, por otro lado, cada uno de nosotros es responsable de cómo se dirige a los demás y de qué emociones les transmite, no podemos ser generadores de más incertidumbre hacia los que nos rodean.

 

  • Hazte un horario con rutinas, tenemos que tener obligaciones, levántate siempre a la misma hora, vístete, aséate… aprovecha esta circunstancia para teletrabajar o para descubrir aficiones olvidadas.

 

  • No te sobreinfomes, la información es necesaria pero en dosis que podamos procesar, quédate con los datos que generen optimismo, sin un buen estado de ánimo nuestro sistema inmune pierde defensas y es más fácil el contagio. El miedo puede ser también epidémico y puede acabar con nuestras defensas.

 

  • Hablar de otros temas, tenemos que generar conversaciones que nos distraigan y nos generen bienestar. Si nos quedamos anclados y en bucle con el tema del coronavirus aumentaremos nuestro malestar.

 

  • Sentirse útil. Es hora de participar con los demás en actividades comunes ya sea ofreciendo nuestros servicios en las redes sociales o haciendo aplausos para homenajear a los sanitarios.

 

Si estas sencillas pautas no te son útiles sería necesario que llamases a un psicólogo para que viese contigo un Plan personalizado de tratamiento para poder salir de la situación ansiógena. Vivimos una situación sin precedentes para nuestra generación y a veces, es imprescindible recurrir a los especialistas. Igual que si tengo el virus, telefoneo al médico, si la ansiedad por el virus me impide hacer una vida… debería dejarme ayudar.

 

 

La entrada Coronavirus, cómo reducir la ansiedad se publicó primero en EfeSalud.

EE.UU. supera a China como el país con más contagios de COVID-19 en el mundo

Los muertos por COVID-19 en Estados Unidos rozan los 1.300, cifra que todavía le sitúan poco detrás de Italia, España, China, Irán y Francia en cuanto a muertes se refiere.

NUEVA YORK, AL BORDE DEL COLAPSO

Los hospitales de Nueva York comienzan a estar desbordados y con importantes carencias de equipamiento en medio de un aluvión de pacientes durante los últimos días, según los testimonios de médicos y empleados en línea con las advertencias de las autoridades.

Ante un escenario que algunos describen como “apocalíptico”, un buque hospital de la Armada de Estados Unidos con capacidad para 1.000 pacientes llegará el lunes al puerto de Nueva York “cargado hasta arriba”, según dijo el presidente Donald Trump, de suministros médicos.

El USNS Comfort tiene que servir para aliviar a los hospitales neoyorquinos, que tienen a más de 5.000 pacientes ingresados por COVID-19.

“En casi todos los escenarios realistas, vamos a llegar a una sobrecarga de capacidad del sistema sanitario”, reconoció este jueves el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Al estado de Nueva York y sus 39.000 positivos, le siguen de lejos el vecino Nueva Jersey con 6.900, California con 4.000, el estado de Washington (3.200), Michigan (2.850) e Illinois (2.500).

DESEMPLEO SIN PRECEDENTES

El desempleo se ha disparado en marzo en Estados Unidos debido al parón económico provocado por el COVID-19 con un incremento sin precedentes de 3,28 millones de personas que solicitaron la semana pasada prestaciones por la pérdida del trabajo. La semana anterior las solicitudes habían sido 282.000.

El incremento superó el récord histórico de 695.000 solicitudes que se había alcanzado durante la recesión de 1982.

WALL STREET REACCIONA AL PAQUETE DE ESTÍMULO

La tramitación en el Congreso del mayor paquete de estímulo de la historia del país con 2,2 billones de dólares hizo que el Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, subiese este jueves un 6,38 % y recuperase un 20 % en solo tres días tras varias jornadas catastróficas.

Tras la aprobación del paquete por unanimidad este miércoles en el Senado está previsto que la Cámara de Representante haga mañana lo propio y que Trump lo ratifique de inmediato para que el dinero empiece a fluir en empresas, individuos y hospitales.

POSITIVOS EN AMAZON

Empleados de al menos once almacenes de Amazon en Estados Unidos han dado positivo por COVID-19, provocando en algunos casos muy puntuales que las instalaciones hayan sido cerradas en un momento en que la empresa de comercio electrónico vive un incremento de la actividad sin precedentes, con las entregas a domicilios disparadas.

Con gran parte de EE.UU. bajo órdenes de confinamiento y la mayoría de negocios de venta al por menor cerrados, el comercio electrónico -del que Amazon sigue siendo hegemónico- está viviendo una actividad incluso superior a la de las campañas navideñas (tradicionalmente, el momento de mayores ventas).

Casi 50.000 nuevos infectados en el mundo en un día

El coronavirus ha causado en las últimas 24 horas casi 50.000 nuevos infectados, con lo que la cifra global de casos se eleva a 462.684, según los datos más recientes que maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las muertes totalizan 20.834 en todo el mundo. Un aumento en esta jornada de 2.401 decesos con respecto a la anterior.

Los países y territorios que han reportado entre uno y miles de casos a la OMS son 199, lo que implica que el coronavirus está prácticamente en todo el mundo.

La propagación más rápida del virus está ocurriendo sin duda en Estados Unidos, que ha superado a China en número de casos.

China contabiliza 81.961 casos, de los cuales 113 fueron reportados en las últimas 24 horas, una gran parte de ellos de personas provenientes del exterior. Por esta razón el gobierno ha prohibido temporalmente la entrada de extranjeros, incluidos los que tienen visados y permisos de residencia.

Italia ha vuelta a registrar una subida de los nuevos casos, que ascienden a 74.386, lo que supone 5.210 adicionales, mientras que las muertes han superado las 8.100.

España está por encima de los 56.000 casos positivos y de 4.000 fallecidos.

Otro país muy afectado por la pandemia, pero de donde la información es más difícil de obtener, es Irán, donde están acreditados más de 27.000 casos y más de 2.000 decesos.

La entrada EE.UU. supera a China como el país con más contagios de COVID-19 en el mundo se publicó primero en EfeSalud.

Sanidad devuelve lotes de test rápidos para detectar el coronavirus por su baja calidad

La comparecencia de hoy de Simón con sus compañeros del Comité de Seguimiento en el Palacio de la Moncloa, ha coincido con la del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la Comisión del Congreso de los Diputados.

Simón ha admitido que lotes de test rápidos tienen la calidad suficiente: “Validados los test, hay lotes que no se corresponden con los certificados de calidad, lo que nos ha obligado a realizar su devolución”.

En la Comisión de Sanidad del Congreso, el ministro Salvador Illa ha justificado la compra de una partida de tests rápidos para detectar el contagio de coronavirus que no cumplen los estándares en que se hizo a una empresa nacional, cuyos productos tenían la marca CE, lo que dio “todas las garantías”.

Salvador Illa ha dicho: “Verificamos el fabricante” que “era un proveedor de confianza y le hemos dicho que no cumplen los estándares y hemos pedido que nos los cambien”.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad ha detallado en un comunicado que esta operación, que no está relacionada con la compra de material sanitario anunciada ayer por Illa, se inició antes de que las autoridades chinas facilitaran nuevos listados de sus proveedores al Gobierno de España.

Además, Sanidad subraya que el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) analizó la documentación aportada por la empresa respecto a los estudios clínicos realizados por el fabricante chino, así como se comprobó que no existía ninguna alerta de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) sobre este producto.

Esta mañana, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) advirtió de que los primeros test rápidos que han llegado a España tienen una sensibilidad inferior al 30 % en la detección del COVID-19, resultados que, concluyen, “impedirían su introducción en rutina”.

Así lo expone esta sociedad científica en un documento de posicionamiento sobre el diagnóstico microbiólogo de COVID-19 en el que reconoce que un diagnóstico rápido de los casos es relevante para identificar, aislar y tratar rápidamente a aquellos pacientes infectados para limitar la transmisión del virus, así como para la descongestión de las urgencias.

“Para ello necesitamos pruebas rápidas con una elevada sensibilidad”, subraya.

Sin embargo, los primeros test rápidos para la detección de antígeno del virus que han llegado a España no sirven para tal función.

Se lo ha asegurado a Efe la portavoz de la SEIMC, María del Mar Tomás, quien ha detallado que los test para la detección de antígeno están teniendo una sensibilidad muy baja, entre el 20 y el 30 %. “Con esta sensibilidad es prácticamente imposible utilizarlos rutinariamente. Tendría que tener una confirmación posterior por la técnica de amplificación RTPCR”, ha indicado.

Sin embargo, esta portavoz de la Seimc ha apuntado a otros tipo de test, los de detección de anticuerpo, que permite detectar dos tipos de anticuerpo; el M, que indicaría infección aguda, y el G que indicaría “curado”, es decir, “los que están inmunizados”.

Estos test -ha explicado- están siendo usados en varios países europeos y tienen una sensibilidad del 85 % y del 100 % para los anticuerpos M y G respectivamente.

Un inconveniente es que tardan 4 días en arrojar resultados, advierte.

El PP pide explicaciones

El líder del PP, Pablo Casado, ha instado hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que aclare la compra de una partida de test para la detección del COVID-19 que realizó Sanidad a una empresa de China que no tiene licencia para venderlos.

En su cuenta de Twitter, se ha referido a la compra de un lote de pruebas rápidas a la empresa “Shenzhen Bioeasy Biotechnology” que, según la embajada de China en España, no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos.

“Sánchez debe explicar por qué el Gobierno no ha validado los test que ha comprado y que no funcionan, y si se han adquirido a una empresa sin licencia, como dice China. Si es cierto, estamos ante una auténtica irresponsabilidad que debe tener consecuencias”, ha escrito Casado.

 

Infografía de la Agencia EFE sobre test rápidos

Mascarillas para las CCAA

El Ministerio de Sanidad ha suministrado ya más de siete millones de mascarillas al conjunto de las comunidades autónomas, en base a las compras y donaciones que ha recibido, y de ellas, más de dos millones han sido para la Comunidad de Madrid, la que presenta un mayor número de casos de coronavirus.

Lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una comparecencia en la Comisión de Sanidad, en la que ha detallado el reparto de las mascarillas entre el 10 y el 20 de marzo.

Andalucía ha recibido 789.554, Aragón, 153.294, Asturias, 107.453, Baleares, 99.016; Canarias, 192.709; Cantabria, 50.967; Castilla-La Mancha, 389.318; Castilla y León, 480.613; Cataluña, 887.073; Extremadura, 122.233; Galicia, 226.733, La Rioja, 96.042; Madrid, 1.922.068; Murcia, 135.512; Navarra, 161.008; País Vasco, 380.315; Comunidad Valenciana, 480753; Ceuta, 36.438; y Melilla. 28.128. Un total de 6.748.268.

Además, ha dicho que conforme a los contratos que se han cerrado hasta el miércoles mismo, se ha comprado material en China por valor de 509 millones de euros, para el suministro de 585 millones de mascarillas, tanto quirúrgicas como FFP2, que se van a ir recibiendo en las próximas semanas.

Al mismo tiempo, se han adquirido 11 millones de guantes; más de 5,5 millones de tests rápidos de diagnóstico y un total de 1.114 equipos de respiración asistida, para reforzar la capacidad de las UCI en todo el país, ha dicho.

Todo ello, además de los materiales que España ha solicitado a través de los procesos de compra conjunta de la Unión Europea, para recibir un total de 35 millones de mascarillas, 4.000 respiradores y más de medio millón de kits para realizar PCR.

Illa ha querido dejar claro que las comunidades autónomas han podido comprar en todo momento los suministros necesarios para el funcionamiento de los servicios sanitarios, como titulares de la gestión.

“No ha habido ni hay ninguna restricción a la compra de materiales como mascarillas, PCR y demás productos”, ha recalcado Illa que ha insistido en que “compra centralizada no significa compra única”.

En este sentido, ha precisado que el papel del Ministerio de Sanidad ha sido reforzar las compras de las comunidades autónomas para asegurar el suministro.

 

La entrada Sanidad devuelve lotes de test rápidos para detectar el coronavirus por su baja calidad se publicó primero en EfeSalud.

El rey visita el hospital de emergencia en Ifema con mascarilla y guantes

Durante algo más de una hora, el rey ha recorrido parte de las instalaciones sanitarias habilitadas en los dos pabellones del recinto junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la de Defensa, Margarita Robles.

La visita, que no se ha anunciado previamente, se ha desarrollado tomando las precauciones fijadas por las autoridades sanitarias, por lo que don Felipe no ha accedido a los espacios ya ocupados por pacientes y usuarios, han informado fuentes de la Casa Real.

El rey ha afirmado tras la visita que este hospital es una “fuente de esperanza para la moral de toda España”, por ser un “auténtico símbolo” de lo que se consigue cuando se trabaja unidos frente a un reto como este.

“España ha demostrado a lo largo de los años que cuando todos trabajamos juntos y por un objetivo común, somos capaces de vencer y superar dificultades por serias y graves que sean”, ha dicho.

A juicio del monarca, este hospital representa “el esfuerzo titánico que se está haciendo en muchos lugares de España para curar y ayudar de muchas maneras muy diferentes” a miles de ciudadanos que lo necesitan en momentos dramáticos.

El rey y las autoridades, que han mantenido una distancia de seguridad entre ellos, han asistido a una reunión en la que el director del nuevo hospital, Antonio Zapatero, les ha explicado los detalles de la puesta en marcha del centro sanitario en un tiempo récord debido a la gravedad de la crisis, que ha causado por el momento 56.188 contagiados y 4.089 fallecidos en España.

Los primeros pacientes ingresaron en Ifema en la noche del pasado sábado después de que la Comunidad de Madrid acondicionara el recinto en apenas dos días con la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Este hospital temporal ha sido habilitado para descongestionar los centros hospitalarios de la capital.

En dos pabellones, se han colocado 1.396 camas -1.300 convencionales y 96 puestos UCI- ampliables a 2.000, que podrán alcanzar las 5.500 con otros dos pabellones pendientes de ejecutar, lo que le convierte en el hospital más grande de España.

Alrededor de 400 médicos se han destinado a este centro, junto con otros tantos enfermeros y auxiliares.

Además de los ministros, han acompañado a don Felipe el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y representantes de las unidades militares que participan en el montaje del centro.

La visita de Felipe VI a Ifema ha sido su primer actividad fuera del Palacio de la Zarzuela desde que el Gobierno decretara el estado de alarma por la pandemia, que entró en vigor el pasado día 14 y que ha sido prorrogado hasta el 11 de abril.

El pasado día 18, el monarca se reunió con el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el comité de crisis en el Palacio de la Zarzuela y, tras el encuentro, pronunció un mensaje en televisión.

“Este virus no nos vencerá. Al contrario, nos va a hacer más fuertes como sociedad”, proclamó don Felipe.

También tuvo palabras de elogio para los profesionales de la sanidad, a los que definió como “la vanguardia de España y la primera línea de defensa” ante la pandemia.

“Vuestra profesionalidad, entrega a los demás, vuestro coraje y sacrificio personal son un ejemplo inolvidable. Nunca os podremos agradecer bastante lo que estáis haciendo por vuestro país”, dijo el monarca.

A su vuelta de París el pasado día 11, los reyes se sometieron al test del coronavirus, en el que dieron negativo, si bien se acordó que la reina no tendría agenda por ahora tras haber estado en contacto en días previos con algún contagiado, como la ministra de Igualdad, Irene Montero.

En los últimos días, los reyes han mantenido diversas conversaciones telefónicas desde Zarzuela con miembros del Gobierno, empresarios, sindicatos y organizaciones sociales para conocer el impacto de la pandemia en los distintos sectores.

La entrada El rey visita el hospital de emergencia en Ifema con mascarilla y guantes se publicó primero en EfeSalud.

Coronavirus en España sigue su escalada: 4.089 muertes y 56.188 contagios, pero el ministro Illa habla de inicio de estabilización

El Ministerio de Sanidad ha confirmado este jueves un total de 56.188 casos positivos de coronavirus, tras 8.578 nuevos infectados en las últimas 24 horas, lo que supone un aumento del 18 %, y 4.089 fallecidos, un 19 % más, tras sumar 655 muertos.

Según ha informado el departamento que dirige Salvador Illa, hay además 3.679 pacientes en la UCI (523 en las últimas 24 horas), un 16,2 % más, y son 7.015 las personas que ya se han recuperado del COVID-19 (1.648), con un aumento del 30,7 %.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado este jueves que España podría estar aproximándose al “pico de la curva” de contagios por COVID-19, lo que supondría iniciar una fase de estabilización de la pandemia.

Así lo ha indicado Illa durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados en la que ha explicado que los datos de los últimos días indican un cambio de tendencia, con incrementos menores a los observados en los periodos anteriores.

“De confirmarse esta tendencia general, esto indicaría que el número de casos notificados se podría estar aproximando a su máximo. A lo que coloquialmente llamamos el pico de la curva”, ha dicho.

Simón con cierta esperanza

Por su parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, ha destacado este jueves que el número de personas que superan el coronavirus es cada día mayor y es muy superior al de fallecidos, lo que hace albergar “cierta esperanza” de que el “ansiado pico” está cerca.

Simón ha hecho esta valoración en la rueda de prensa telemática posterior a la reunión del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus, en la que ha precisado, no obstante, que el pico de personas que requieren ser ingresadas en los hospitales se verá “a partir de la semana que viene”.

Y ello porque tanto el número de hospitalizados, que rozan los 32.000, como los que están en la UCI (3.679), “se está estabilizando”, con el “problema” de que el periodo que permanecen en estas unidades se alarga, lo que hace pensar en que habrá “un efecto de acumulación de casos” en los próximos días.

Los nuevos casos “siguen creciendo obviamente, pero va ralentizándose el incremento”. Mientras, el aumento de la cifra de fallecidos es hoy menor que ayer (655 frente a 738). “No sabemos si va a ser una tendencia, pero son datos que hasta cierto punto nos da cierta esperanza”, ha recalcado el epidemiólogo.

Lo que está claro es que “el número de recuperados es también cada día mayor” y es muy superior al de muertes; así, las personas que reciben el alta ya suponen el 12,5 %, que varía en función de las comunidades, ya que en Madrid esa cifra alcanza el 23% y Cataluña el 14,5%.

Pero Simón ha apelado una vez más a la prudencia porque la información disponible se basa en “datos de notificación que no son los ideales” para seguir la evolución de la epidemia, ya que “dan una imagen retrasada” de entre 7 y 10 días, aunque pueden ser indicativos de que la línea de evolución “aparentemente, y salvo sesgos, va bien”.

Incluso puede ser que “la curva real estuviera ya en ese pico. No tenemos esa certeza, hay indicios que apuntan en esa dirección, pero no tenemos la seguridad”.

“Son datos parciales que nos indican que poco a poco nos estamos acercando a los objetivos que hemos estado teniendo de llegar al pico para empezar a descender y posteriormente acabar con la epidemia” y hay que tener en cuenta que la sobrecarga asistencial se va a ver en los próximos días”, ha insistido.

 

 

.- Cuadro de contagios, ingresos en UCI, fallecidos y curados por comunidades autónomas:

CCAA CONTAGIOS UCI Fallecidos Curados
Andalucía 3.406 134 134 77
Aragón 1.116 93 48 4
Asturias 841 34 27 40
Baleares 660 43 17 39
Canarias 784 45 24 18
Cantabria 671 26 17 14
C-La Mancha 3.383 243 316 95
C- León 3.488 202 206 308
Cataluña 11.592 1.021 672 1.697
Ceuta 10 2 0 0
C.Valenciana 3.200 230 167 57
Extremadura 969 34 58 24
Galicia 1.915 86 32 47
Madrid 17.166 1.221 2.090 3.882
Melilla 39 2 1 0
Murcia 596 36 8 9
Navarra 1.411 54 49 35
País Vasco 3.946 137 180 621
La Rioja 995 36 43 48
ESPAÑA 56.188 3.697        4.089 7.015
Infografía de la Agencia EFE sobre la situación del COVID-19 en España.hoy jueves, 26 de marzo.

La entrada Coronavirus en España sigue su escalada: 4.089 muertes y 56.188 contagios, pero el ministro Illa habla de inicio de estabilización se publicó primero en EfeSalud.

Cómo actuar en caso de síntomas leves de COVID-19

Hay que tener claro que el coronavirusSARS-CoV-2 y la enfermedad que produce, COVID-19, la paramos entre todos. Es muy contagiosa, hasta límites insospechados, y la mejor forma de proteger a los demás empieza por protegernos a nosotros mismos.

Por eso, ante el más mínimo síntoma es nuestra obligación seguir al pie de la letra con las recomendaciones sanitarias oficiales, y a las que se suma Quirónsalud en estos días.

¿Cuáles son esos síntomas que pueden surgir si nos hemos contagiado?  Los más comunes incluyen fiebre, tos, y una sensación de falta de aire. En algunos casos también puede haber síntomas digestivos como diarrea y dolor abdominal, según señala el Ministerio de Sanidad.

Además, hay que tener en cuenta que la mayoría de los casos presentan síntomas leves, por lo que hay que ser especialmente cauteloso, más si tenemos a personas de riesgo cerca de nosotros (mayores de 60 años, y aquellas personas diagnosticadas de hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodeficiencias, y el embarazo por el principio de precaución).

Así, y en caso de sospechar de síntomas leves de COVID-19 lo primero que hay que hacer es ‘aislar’ dentro de la casa al enfermo, con el objetivo de que ningún miembro más se infecte.

Desde la Comunidad de Madrid aconsejan en este sentido que, siempre que se pueda, se instale al paciente en una habitación de uso exclusivo para él, e incluso con cuarto de baño de uso individual si fuera posible. Si esto no es posible, se debe ubicar al paciente en una habitación donde se pueda garantizar una distancia mínima de dos metros con el resto de ‘compañeros de piso’.

A su vez, es conveniente que la habitación mantenga en todo momento una buena ventilación con ventana, evitando las posibles corrientes de aire hacia el resto de la casa.

“La estancia permanecerá con la puerta cerrada en todo momento para evitar el contacto con el resto de habitaciones. Dispondrá de un cubo de basura con tapa automática, y bolsa en su interior con cierre hermético, para alojar cualquier desecho del paciente”, sostiene la Comunidad de Madrid.

Asimismo, y ante un caso leve de COVID-19, el Ministerio de Sanidad recomienda que el enfermo disponga de teléfono móvil en la habitación, evite salir de la misma, utilice su propio baño y, en caso de compartirlo, desinfectarlo antes de que lo usen otros, además de tener en su cuarto productos de higiene de manos.

PREVENIR EL CONTAGIO DEL RESTO DE CONVIVIENTES

A la hora de evitar el contagio del resto de convivientes de la casa, la Comunidad de Madrid estipula que se debe emplear un intercomunicador, como el que se utiliza con los bebés, o bien emplear el teléfono móvil. En la medida de lo posible, reclama limitar la circulación del paciente para minimizar el contacto con el resto de convivientes, y en caso de que la situación lo requiera, el paciente podrá circular por el entorno domiciliario haciendo un uso correcto de la mascarilla.

“Siempre se tendrá presente la higiene de manos. No se deben compartir con el paciente alimentos, bebidas, utensilios, ni otros objetos personales. Se deberá restringir cualquier visita domiciliaria que no sea imprescindible”, destaca.

Desde el Ministerio de Sanidad insisten en que, ante esta situación, es fundamental seguir las medidas establecidas a la hora de prevenir contagios, tales como taparse al toser o estornudar con un pañuelo de papel desechable que deberá tirarse a la papelera directamente, a la par que insiste en el lavado de manos con agua y jabón, principal herramienta para frenar los contagios. “Póngase la mascarilla si sale a espacios comunes o entra alguien en la habitación, y lávese las manos al salir”, resalta.

En concreto, la Comunidad de Madrid precisa que hay que lavarse las manos: Antes y después de cada contacto que se tenga con el paciente; antes de que el enfermo salga de su habitación; después de toser o estornudar y tras manipular pañuelos; así como antes de comer; o bien después de realizar la limpieza de cualquier útil o superficie.

CONSEJOS DE LIMPIEZA

De hecho, a la hora de limpiar la casa, fundamental también para evitar la propagación del coronavirus entre los habitantes de la casa, Sanidad aconseja limpiar a diario las superficies que se tocan a menudo, como el baño e inodoro con bayetas desechables y lejía (1 parte de lejía al 5 % por 99 de agua), aparte de lavarse las manos al terminar.

“Use lavavajillas o friegue con agua caliente. No sacudir la ropa, meterla en bolsa hermética. Lavarse siempre las manos después de tocar la ropa. Lave la ropa a 60-90 grados y séquela bien”, sostiene.

Desde la Comunidad de Madrid puntualizan que la toalla tendrá un único uso y se desechará a un cubo específico para el posterior lavado; después de cada uso del baño se procederá a la limpieza con lejía de uso doméstico; la ropa del paciente (también la ropa de cama) se trasladará en una bolsa hermética cerrada. Asimismo, sugiere que las superficies que se tocan con frecuencia deberán lavarse con una solución de lejía en una proporción de 1:50 y preparada recientemente.

Por otro lado, y para la persona que cuida del enfermo, el departamento que dirige Salvador Illa ve conveniente que emplee en todo momento guantes frente a cualquier contacto con las secreciones del enfermo, además de que use mascarilla cuando compartan espacio, o se lave las manos si entra en contacto, aunque haya usado guantes.

Es muy importante aquí, según concluye, que la persona cuidadora no tenga factores de riesgo de complicaciones, y debe realizar autovigilancia de los síntomas.

Si nota el empeoramiento de los síntomas, Sanidad recalca que hay que comunicarlo a su profesional de referencia, al 112, o llamar al teléfono habilitado por su comunidad autónoma.

Pincha aquí para ver todos los post del blog “Salud y Prevención”

 

La entrada Cómo actuar en caso de síntomas leves de COVID-19 se publicó primero en EfeSalud.

Que el confinamiento por el coronavirus no te quite el sueño

“La alteración del sueño es una respuesta normal ante esta situación de confinamiento y de estrés que todos estamos viviendo en mayor o menor grado con el coronavirus”, explica a EFE el coordinador del Grupo de Estudios de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la SEN, el doctor Carles Gaig.

Tras once días de confinamiento, el neurólogo considera que los trastornos más comunes consisten en tardar en coger el sueño y en despertarse varias veces durante la noche.

“El estrés y la preocupación generan un estado de hiperalerta, nos vamos a la cama cuando seguimos activados mentalmente y eso hace que nos cueste iniciar el sueño o que tengamos un sueño más ligero”, apunta el también especialista del Servicio de Neurología del Hospital Clínic de Barcelona.

Y eso hay que combatirlo “siendo estrictos en cumplir una rutina de actividad diaria, no podemos tomarlo como unas vacaciones. Hay que llevar un horario regular, levantarnos e irnos a dormir más o menos a la misma hora”, aconseja.

La importancia de la luz natural

“Tenemos un reloj interno en el cerebro que marca el ritmo circadiano, lo que dura el ciclo del día, 24 horas. Y esto significa que nos sincronizamos con la luz, cuando nos da la luz de la mañana ese reloj se pone en hora”, indica el experto.

Por eso, recomienda que aunque estemos en casa hay que procurar que nos dé la luz saliendo a la terraza, al balcón o teletrabajando cerca de la ventana.

“Ya que no siempre tenemos tiempo podríamos aprovechar estos días para dormir o descansar las ocho horas aconsejadas”, evitando trasnochar o madrugar mucho.

Saber desconectar facilita el sueño en el confinamiento

También recomienda una dieta saludable, practicar relajación o cualquier otro tipo de ejercicio dos veces al día, mañana y tarde, mejor que por la noche, así como evitar la siesta o que no dure más de treinta minutos.

Y lo que es más importante, saber desconectar dos horas antes de ir a la cama y leer, ver series o películas que nos ayuden a llamar al sueño.

sueño confinamiento coronavirus
EFE/Marina Valero

Esto supone cortar con todo aquello que nos provoque un estado de alerta, como estar pendiente de la información de la epidemia de coronavirus a todas horas.

“Tenemos que saber controlar ese exceso de información que recibimos del coronavirus por diferentes canales, desde el móvil a la televisión. Es mejor informarnos dos veces al día y el resto del tiempo dedicarnos a otras cosas”, subraya Carles Gaig.

Y advierte: “Hay quien sabe manejar ese estrés pero otras personas se van a la cama con miedo, ansiedad, preocupación o rabia y con todas esas emociones no van a poder conciliar el sueño”.

Estas recomendaciones son especialmente importantes para aquellos que están viviendo en primera persona esta epidemia, los afectados y sus familias, recalca el doctor miembro de la SEN.

Respecto a la niños, estos consejos se deben extremar. Son los que más necesitan una rutina, como si fueran al colegio, y evitar sobre todo que se vayan tarde a la cama. Esto obliga también a los padres a seguir un ritmo de actividad diaria.

“La rutina ayuda a que el cerebro esté más preparado para dormir pero también beneficia a la salud mental y psicológica ante unos días que serán largos”, considera.

El neurólogo afirma que el confinamiento puede agravar el insomnio crónico, que afecta a un 30% de la población española, y recalca que no es aconsejable aumentar la dosis de sedantes o hipnóticos ya que “poco a poco se irán adaptando a la situación”.

Todavía es pronto para conocer a fondo si el COVID-19 tiene alguna repercusión en las enfermedades neurológicas, por eso, en la SEN, se ha abierto un registro para que los especialistas comuniquen si este virus repercute de alguna manera en sus pacientes.

La entrada Que el confinamiento por el coronavirus no te quite el sueño se publicó primero en EfeSalud.