La desaparición de anticuerpos no supone una pérdida de inmunidad frente al coronavirus

La desaparición de los anticuerpos en el sistema de una persona no supone perder la inmunidad frente al coronavirus, según apuntan los expertos. En un 14% de las personas que han sufrido la Covid-19 y que presentaban anticuerpos al comienzo de estudio de seroprevalencia del Ministerio de Sanidad han desaparecido.

Solo es posible ver una imagen parcial de nuestro sistema inmunitario, los anticuerpos, que es lo que se refleja en estos estudios sobre la Covid-19, pero aún falta investigar más a fondo nuestro organismo para extraer todas las claves de nuestra respuesta inmunitaria frente al coronavirus.

Según apunta María Pollán, directora del Centro Nacional de Epidemiología, los bloques inmunitarios no se ven en la superficie, pero permanecen latentes con una capacidad y precisión de respuesta mayores ante el virus, lo que explicaría la inmunidad ante él.

"Estamos viendo solo la parte de arriba del iceberg, solamente los anticuerpos, pero la respuesta inmune es algo mucho más sólida y compleja y está por debajo. Hay otra cantidad de la población que está protegida por sus células, tanto por inmunización directa como cruzada", asegura.

Esto es lo que explicaría que no se estén produciendo reinfecciones entre los pacientes curados que presentaban anticuerpos, aunque estos después hayan desaparecido. La Sociedad Española de Inmunología pide que se incluya el análisis, más complejo y preciso, de la respuesta celular para averiguar cómo funciona ante virus como el que provoca la Covid-19.

Junta Electoral avala que los contagiados de covid no puedan votar para «evitar la indeseada propagación» del covid

Según ha informado el Ejecutivo Vasco esta mañana, alrededor de 160 personas adultas con coronavirus activo en Euskadi no podrán ir a votar este domingo y, si lo hacen, cometerán delito contra la salud publica, que podrá ser penalizado.

La coalición Elkarrekin Podemos-IU ha recurrido el acuerdo de la Junta Electoral de Euskadi que impedía ir a votar a las personas contagiadas por la covid-19. Además, ha pedido que se habiliten "las medidas necesarias" para que todos puedan votar "en condiciones de seguridad sanitaria".

En su resolución de hoy, la Junta Electoral resalta "la eficacia y la validez" del acuerdo que ya adoptó el pasado 9 de julio en el que daba el visto bueno a las medidas del Gobierno Vasco. Aunque de forma no definitiva y hasta la resolución del recurso, este órgano electoral apunta que no existen datos que permitan entender que las decisiones adoptadas por la administración de la Comunidad Autónoma del País Vasco "tengan como fin último privar a las personas de su ejercicio del derecho al voto".

A su juicio, sus medidas, "de manera motivada, proporcionada y adecuada, responden a la finalidad de salvaguardar otro derecho fundamental esencial, el derecho inviolable a la vida e integridad física de las personas", consagrado en el artículo 15 de la Constitución Española, "derecho que también es fundamento del orden político y de la paz social", según el artículo 10.1 de la Carta Magna.

ANTE UNA ENFERMEDAD CONTAGIOSA GRAVE

Asimismo, considera que las decisiones del Gobierno Vasco pretenden "evitar la indeseada propagación de una enfermedad contagiosa grave que motivó ya la adopción de importantes medidas restrictivas de derechos fundamentales mediante la declaración del estado de alarma".

En todo caso, la Junta Electoral Central reitera al Gobierno Vasco "la necesidad de que mantenga, con especial cuidado, todas las medidas necesarias para garantizar la efectividad del derecho de sufragio, preservando la salud de los ciudadanos".

La resolución ha sido remitida a la Junta Electoral de la Comunidad Autónoma del País Vasco, al Gobierno Vasco y a todos los representantes de las formaciones políticas.

¿A qué edad se considera a una persona anciana?

Las poblaciones de todo el mundo están viviendo vidas más largas de lo que era la norma hace solo unas décadas, lo que presenta a los gobiernos importantes retos en términos de cuidado de sus crecientes poblaciones de ancianos. Según un nuevo estudio publicado en la revista PLOS ONE, comprender cómo evaluar quién es anciano es un primer paso crucial para la comprensión del envejecimiento de la población.

Los Perfiles de las Naciones Unidas sobre el Envejecimiento 2019 brindan a las personas que estudian el envejecimiento de la población una variedad de perspectivas, a saber, una relación de apoyo potencial convencional (PSR) y una posible relación de apoyo potencial (PPSR).

La diferencia entre los dos se basa en distintos umbrales de edad en los que las personas se ven por primera vez como "viejas". En el PSR, el umbral de edad es de 65 años y se fija independientemente del tiempo o el lugar, mientras que en el PPSR, el umbral de edad es la edad donde la esperanza de vida restante es de 15 años.

El primero se conoce comúnmente como el umbral de vejez convencional y el segundo como el umbral de vejez prospectivo. El umbral de vejez convencional es el más utilizado, pero tiene la desventaja de que no cambia con el tiempo y es el mismo para todos los países, independientemente de sus trayectorias de envejecimiento.

Por supuesto, este no es el caso, ya que las personas de 65 años de hoy son muy diferentes de sus homólogos hace medio siglo, y también es probable que sean muy diferentes de lo que serán en medio siglo en el futuro. Las personas también envejecen de manera diferente según el lugar donde viven y entre los subgrupos de población.

En su estudio, los autores proponen que el umbral de la vejez se determine utilizando un criterio de equivalencia, es decir, que las personas que se encuentren en el umbral de la vejez sean aproximadamente similares entre sí en cuanto a las características pertinentes, independientemente de cuándo y dónde vivan.

Utilizando datos históricos sobre las tasas de mortalidad a cinco años (la proporción de personas que mueren entre las edades x y x+5) en el umbral de la vejez como indicador de un aspecto de la salud, los investigadores evaluaron la medida en que los dos enfoques utilizados por las Naciones Unidas son coherentes con el criterio de equivalencia.

Los resultados indican que el umbral de vejez basado en una esperanza de vida restante fija es compatible con el criterio de equivalencia, mientras que el umbral de vejez basado en una edad cronológica fija no lo es. Concretamente, las tasas de mortalidad a los cinco años en el umbral de la vejez basado en una edad cronológica fija disminuyen fuertemente con el tiempo, mientras que la basada en una esperanza de vida restante fija es casi constante.

Esto implica que si el criterio de equivalencia no se cumpliera al menos de manera aproximada, las personas con una determinada tasa de mortalidad de cinco años en un país se clasificarían como ancianos, mientras que las personas de otro país con la misma tasa de mortalidad de cinco años no lo serían.

El estudio se basa en investigaciones anteriores de los autores en las que éstos elaboraron medidas del envejecimiento de la población ajustadas en función de los cambios en la esperanza de vida restante -el denominado umbral dinámico de la vejez- y proporciona argumentos adicionales acerca de por qué sería beneficioso utilizar esas medidas del envejecimiento.

Destacan que cuando este umbral dinámico de la vejez se utiliza para estudiar a personas de muchos países durante largos períodos de tiempo, en ese umbral, las personas tienen aproximadamente la misma salud.

"Queríamos proporcionar a los investigadores un argumento sólido sobre por qué las medidas de envejecimiento basadas en una esperanza de vida restante fija deben ser utilizadas y cómo los grupos similares de personas mayores deben ser definidos", explica el investigador y autor del estudio de IIASA, Warren Sanderson.

Y añade: "Queremos que la gente entienda que el uso de un umbral de edad basado en una edad cronológica fija no produce grupos de adultos cuyas características relevantes sean comparables a través del tiempo y el espacio. El criterio de equivalencia es eficaz para tomar esa decisión porque define quién es anciano de manera consistente, basándose en características relevantes para el estudio del envejecimiento de la población".

En este sentido, señala que "el cuadro del envejecimiento de la población que surge cuando se utilizan medidas consistentes con el criterio de equivalencia es marcadamente diferente de los que resultan cuando no se cumple el criterio de equivalencia. Recomendamos que las medidas de envejecimiento que no se adhieran al criterio de equivalencia sólo se usen en circunstancias especiales en las que sea intrascendente", concluye el autor del estudio Sergei Scherbov, investigador del Programa de Población Mundial del IIASA.

El Cabildo de Tenerife entrega los premios de fotografía sobre parques rurales de la isla

Los participantes debían concursar con imágenes de zonas y rincones de los parques rurales de Anaga y Teno y una frase alusiva al motivo de la celebración de este año.

Los ganadores de este certamen fueron Susana Díez Serrano, por una fotografía del Parque Rural de Anaga, y Rafael Cedrés, que captó una imagen del Parque Rural de Teno. La consejera les entregó el premio en un acto celebrado en las instalaciones del Centro de Visitantes de La Cruz del Carmen, que consistió en un paquete con material divulgativo de los parques.

García agradeció la elevada participación en este concurso que se llevó a cabo entre las personas usuarias de la red social Facebook y valoró "la excelente calidad de las espectaculares imágenes que se presentaron a este concurso, con el que hemos cumplido nuestro objetivo de dar a conocer aún más la belleza de nuestros parques rurales y, en consecuencia, contribuir a su preservación y a su cuidado por parte de quienes los visitan".

La Región registra 6 afectados más en las últimas 24 horas

Los afectados en aislamiento domiciliario han aumentado en seis, situándose en 67. Respecto al número de personas curadas se eleva en 1.508, dos más respecto al día anterior, contabilizadas con las indicaciones del Ministerio, por las que se computa únicamente los casos positivos por PCR.

Los casos de personas afectadas actualmente son 85 y la cifra de ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) se sitúa en dos, los mismos respecto al día anterior. Además, las personas ingresadas son 18, las mismas que en la jornada anterior.

En total, la Consejería ha realizado 134.281 analíticas, de las 71.967 son PCR y 62.314 de anticuerpos.